Cinque Terre, un sueño cumplido

La primera vez que vi esa imagen de Cinque Terre fue en un rompecabezas. Mi papá nos inculcó la hermosa costumbre de armar rompecabezas y era una actividad que él disfrutaba mucho, sobre todo junto a mi hermano menor. Podían pasarse horas sumergidos en su mundo tratando de que esas piezas cobraran forma. Uno de los tantos rompecabezas que armaron cien veces tenía una fotografía hermosa. Casas de colores, que parecían estar incrustadas en la pared de la montaña, eran testigo de un mar azul y un cielo celeste. Mi hermano les cuenta su historia en este post (y tiene una fotografía del lugar más linda porque la juventud hizo que se metiera en las rocas para tomarla).

La segunda vez que vi esa imagen de Cinque Terre fue en un power point. Esos que llegan en las cadenas de mails que nunca abro. Pero que ese día abrí y quedé impactada. Sabía que las fotos estaban retocadas y que los colores no eran los reales, pero igualmente me deslumbró.

La tercera vez que vi esa imagen fue en vivo y en directo. En Riomaggiore, uno de los cinco pueblos que forman Cinque Terre, uno de los lugares más lindos que visitamos. Fue con Dino y Tahiel. Cumplí otro sueño.

IMG_0126

Esta es la imagen de la que les hablé. La imagen del rompecabezas y del power point.

 

¿CÚALES SON LOS PUEBLOS DE CINQUE TERRE?

Cinque terre está formado, como su nombre lo indica, por cinco tierras o pueblos. Juntos forman el parque nacional Cinque Terre en la región de la Liguria italiana. De este a oeste, los pueblos son Riomaggiore, Manarola, Conigglio, Vernazza y Monterroso.

Si bien son parecidos entre sí, cada uno tiene sus particularidades. Nosotros visitamos los cinco en dos días y nos quedaron las impresiones, ideas y consejos que les compartimos. El primer día visitamos Riomaggiore y Manarola, que para nosotros fueron los dos más lindos. El tercer día recorrimos Monterroso, Vernazza y Corniglia, en ese orden.

Los pueblos están unidos por las vías del tren y por un sendero que bordea la costa. En estos momentos, debido a algunos deslizamientos de rocas y a los aluviones sufridos, el llamado Sendero o Vía del Amor está cerrado. Es el sendero más tranquilo (en cuanto a dificultad) y une Riomaggiore, Manarola y Cornigglia. Esperamos que la próxima vez que visitemos este lugar, con Tahiel más grande, esté abierto y podamos hacerlo. Hay otro sendero, que une los otros pueblos, que está abierto, pero al ser por caminos un poco más complicados no pudimos hacerlo.

 

Riomaggiore

Luego de 9 minutos de tren desde la Spetzia (una de las localidades más cercana al parque nacional), las ventanillas del tren dejan ver la inmensidad del mar azul y en el vagón se escuchan exclamaciones de asombro. No importa que sean japoneses, italianos, franceses o argentinos. Todos exclaman en el mismo idioma. La sorpresa ante la belleza natural del lugar los impacta a todos. Y eso que solo se ve el mar azul y las montañas.
Dos minutos más tarde el tren se detiene y la masa de gente desciende. Estamos en verano, la temperatura es alta y el lugar está lleno de personas. A pesar de eso, apenas bajamos del tren cada uno se dirige hacia algún rincón y no se hace tan pesada la multitud. La mayoría optamos por seguir el túnel que nos deja en la marina porque ahí está el agua y es la imagen que todos queremos ver. Cuando llegamos, Dino se arrepiente de no haber llevado traje de baño. El agua está hermosa y es ideal para darse un chapuzón. Con Tahiel no podíamos caminar mucho por las empinadas callejuelas, pero si pueden, no dejen de hacerlo.

IMG_0047

Esto es lo primero que se ve por la ventanilla que provoca el suspiro de muchos (o de todos).

 

IMG_0053

Este es el túnel que nos lleva a la marina.

IMG_0133

IMG_0058

IMG_0082

IMG_0070

IMG_0101

IMG_0102

Detalle de algunas casas.

IMG_0105

Las personas suelen buscar refugio bajo la sombra durante la hora del almuerzo.

IMG_0106

IMG_0119

Esos locales que me gustan.

IMG_0123

¿Qué pensará la vecina al ver tanta gente diferente todos los días?

 

Manarola

Después de pasear y descansar un rato por Riomaggiore consultamos los horarios del tren y nos fuimos a la estación. Esperamos al tren y en tres minutos estábamos en el segundo pueblo, que también nos enamoró. Manarola es hermoso. Sus calles, sus piletas naturales para darse un buen chapuzón y sus vistas. Lo más lindo es caminar por la parte que pertenecía al Sendero del Amor (que se puede pasar) y ver el pueblo desde esa perspectiva. Un sueño.

IMG_0139

 

IMG_0141

Túnel por el que hay que caminar para llegar a la costa.

IMG_0142

Calle principal.

IMG_0159

Partecita de la «Vía del Amor».

 

IMG_0176

IMG_0181

Dino llevó a Tahiel para mojarse los pies.

IMG_0190

IMG_0209

 

Monterroso

Monterroso, el último de este a oeste, fue el pueblo que menos nos gustó. No porque no sea lindo, al contrario, sino porque no lo sentimos tan «pueblo» como los demás, sino que nos pareció una «ciudad balnearia». Apenas bajás de la estación del tren el color del agua te encandila, pero las playas están llenas de sombrillas, vestuarios y algunos bares. Claro que no deja de ser lindo, el tema es que pierde, para nosotros, el encanto de los pueblos. Es, de los cinco, el que muchas familias y amigos elijen para pasar algunos días de sus vacaciones. Aquí hay más alojamientos y muchos alquilan departamentos. Si nos alejamos de las playas más concurridas encontramos la zona histórica, con sus calles empinadas, restaurantes y una plaza para chicos que Tahiel aprovechó mucho a pesar del calor. Fue el primero de los pueblos que visitamos el segundo día por la zona.

IMG_0011

IMG_0015

IMG_0023

IMG_0031

IMG_0043

IMG_0049

IMG_0052

IMG_0069

IMG_0070

IMG_0068

En la pared de la iglesia principal están estos carteles que indican la altura máxima a la que llegaron cada uno de los aluviones que afectaron al pueblo. La de 2011 era de más de dos metros y medio.

IMG_0073

IMG_0074

 

 

Vernazza

Desde Monterroso nos tomamos el tren hasta Vernazza y en cinco minutos estábamos en nuestro cuarto pueblo. Este pueblo también nos gustó mucho, pero es el que sentimos que más deteriorado estaba. Cuando vimos la enorme fotografía que da la bienvenida, con las imágenes de lo que fue el gran aluvión de 2011, entendimos la causa. Al parecer, fue en el que menos se invirtió para remodelarlo. Las mejores vistas de Vernazza se obtienen subiendo a un mirador de pendiente pronunciada. Desde allí se aprecian las casas multicolores que «bajan» hacia el mar azul, la Iglesia Santa Margarita, con su torre amarilla, y el torreón del castillo. Nosotros estábamos muy cansados y con Tahiel y su carrito es una subida complicada, por eso les debemos las fotografías. Lo lindo de este pueblo es que tanto Dino como Tahiel disfrutaron un poco del agua.

 

IMG_0076

IMG_0089

IMG_0091

IMG_0104

IMG_0111

IMG_0113

Corniglia

Ya estaba llegando el atardecer y decidimos pasar por el último de los pueblos que nos faltaba conocer: Corniglia. Es el pueblo «del medio» y el único que no tiene «salida» al mar. Cuando bajamos del tren tuvimos que subir una larga escalera que Tahiel se la subió a pie, solito! Tenía más pilas que nosotros dos. El pueblo tiene una plaza central (donde para el bus y donde hay un mrcadito mucho más barato que en la parte antigua) y algunas calles angostas que desembocan en un mirador. Hay bares, restaurantes y la posibilidad de hacer senderismo.

IMG_0135

Esta es la escalera que Tahiel subió solo.

IMG_0136

Desde arriba se ven ls vías del tren y, a lo lejos, Manarola.

IMG_0138

Plaza principal.

IMG_0145

IMG_0153

IMG_0157

IMG_0164

IMG_0165

IMG_0169

Esperando el tren para volver.

IMG_0170

 

 

Información práctica

¿Cómo visitar los pueblos en Cinque Terre?

La mejor manera de hacerlo es con el tren. Pero no hay un tren especial que solo pasa por los pueblos, sino que son los trenes interurbanos comunes que unen otras ciudades y paran allí. No todos los trenes paran en todos los pueblos. Por eso, antes de salir es conveniente conseguir el papel con todos los horarios. Si no lo consiguen, no importa porque esa info está en todas las estaciones.

Como el alojamiento y la comida en los pueblos suele ser más caro (aunque siempre se pueden encontrar opciones accesibles al presupuesto de cada uno) les recomendamos alojarse en alguna ciudad cercana. Nosotros decidimos alojarnos en un Bed and Breakfast en la Spetzia, una de las ciudades más cercanas al parque nacional. Allí conseguimos una habitación en B&B Suit 53, un lugar  muy lindo, limpio y en precio, a unas 20 cuadras de la estación de tren y con un jardín donde Tahiel podía correr. Además, la dueña era muy simpática y se enamoró de Tahiel, por eso, el último día nos llevó en auto a la estación para que el bambino no tuviera calor! Lo bueno era que desayunábamos todas las mañanas con esta imagen…

IMG_0006

 

spetzia

Vista de la calle donde se encuentra el B&B Suite 53.

spetzia1

Tahiel desayunando!

 

Si todavía no tienen alojamiento, pueden buscar opciones en este recuadro. Si reservan algo desde nuestro blog, a ustedes les sale lo mismo y a nosotros nos ayudan con una pequeña comisión. ¡Gracias!



Booking.com


En la estación de trenes hay un local donde venden los tickets y te dan planos e información turísitica (incluido el papel con los horarios del tren). Ahí mismo venden unas guías por 3 euros con información sobre los pueblos y las iglesias y monumentos que hay en cada uno. Además, cuenta con un plano de cada uno de los pueblos con las calles principales. Nosotros no lo compramos, pero para el que quiere conocer más allá de solo caminar y disfrutar el paisaje, puede ser un buena opción.

Opciones de tickets

Existe un ticket que cuesta 12 euros por día y que incluye todos los tramos de tren, wifi en las estaciones, ingreso gratuito a los caminos peatonales  (la parte habilitada) y los buses que te llevan desde las estaciones hasta las partes más altas de los pueblos. Se llama Cinque Terre Card. Se compra, por ejemplo, en el centro de información turística de la estación de trenes de la Spetzia.
Otra opción es comprar el ticket individual de tren por tramo que cuesta cada uno 2,5 euros. Si se van a tomar más de dos trenes no les conviene.
Una tercera opción es comprar un ticket de 4 euros que vale por seis horas (desde el momento en que se valida en las máquinas) y que sirve para una sola dirección. Por ejemplo, podemos sacar uno por 2,5 euros hasta el último pueblo y el de 4 euros nos sirve para ir regresando en sentido hacia la Spetzia. En la estación de trenes de la Spetzia lo venden los dos kioscos de diarios y tabacos que hay en el andén principal.
A nosotros nunca nos pidieron el pasaje, pero en muchos casos vimos que los pedían.

 

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama «Magia es Viajar» y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

14 thoughts on “Cinque Terre, un sueño cumplido

  1. Gracias!!! por tomarte tu tiempo para las explicaciones, de hecho muy buenas!!! ya tomo nota de todo, pues estaré conociendo la zona en mayo de este año.Otra vez muchas gracias!!!

    • Hola Adriana!
      Muchas gracias!
      La verdad es que no sabemos de ninguna en particular, pero sé que la mayoría salían desde La Spetzia, así que una vez en esa ciudad seguro que encontras algo. Buen viaje!

    • Hola Silvana!
      La verdad es que depende de lo que quieras hacer. Se puede visitar en un día, desde temprano hasta tarde (para verlo de noche) ya que el tiempo en tren entre un pueblo y otro es de 2 o 3 minutos. También podes dormir en la Spetzia y tomarte el tren dos o tres días y estar más tiempo en cada pueblo o podes elegir uno de los pueblos con playa y quedarte más días. La verdad es que es muy lindo y depende del tiempo que tengas. Cualquiera de las opciones te va a encantar. Buen viaje!

  2. Hermosa descripcion…me encanto…y no veo la hora que llegue mayo , para estar ahi…nos sirvio muchisimo… leerlo..ya que tenemos tomando hotel en La Spezia…gracias

  3. El lugar es un cuento de hadas!!, me encantó! , aaaaggggg con tantos lugares espectaculares que visitar creo que me esta comenzando a dar un ataque ansioso jajajajaja. Un abrazo Aldana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.