Jaipur y Amber: otras dos ciudades del Rajastán

La llegada a Jaipur fue como casi todas las veces que llegamos a una ciudad grande en India: el bus te deja en cualquier lugar de la ciudad, te bajás y en dos minutos tenés a cinco o seis conductores de tuc tuc ofreciéndote llevar a cualquier lado, mejor dicho, a donde ellos quieran llevarte. Una vez que los esquivás y mientras las bocinas del tránsito descontrolado te taladran el oído, te dirigís hacia la parte trasera del bus a recuperar tus mochilas. Te cargás las mochilas y caminás esquivando basura hasta algún lugar un poco más alejado del caos donde te dejó el bus. Ahí, comenzás a pelearte con dos o tres conductores de tuc tuc hasta que alguno te propone un precio razonable para llevarte a dónde vos querés ir. En este caso, al casco antiguo de Jaipur desde donde nos teníamos que tomar un bus local que cubre los 11 km que separan a Jaipur, la actual capital del estado de Rajastán, de Amber, la antigua capital rajastaní.
Al lado del caos de Jaipur, Amber es un paraíso, una pequeña localidad rodeada por montañas y custodiada por un gran fuerte-palacio. Por suerte, Ankit, nuestro Couch, vive en Amber. Así que pasamos cinco días muy tranquilos en su casa, con su familia.

Algunas fotos de Ámber.


Pileta municipal en la que solían darse un baño algunos habitantes del palacio. En la actualidad, cuando se llena, la puede usar quien quiera.

 

Lo que ven en el medio de la entrada al templo es uno de los cientos de monos que hay por todas partes…

 

Vista de la ciudad desde el palacio.

 

El palacio de Ámber se puede visitar en una mañana y es muy interesante alquilar el audio guía. Como el palacio se encuentra en una pequeña montaña, para llegar hasta él podés optar por subirte a un elefante o simplemente usar tus lindas piernitas, dejando que los elefantes hagan su vida. El 90% de los visitantes optan por subir en elefante… y así ves cómo estos enormes bichos suben y bajan cien veces para dejar a los cómodos viajeros en la puerta del palacio… como si fueran los antiguos reyes…

Las personas se suben a los elefantes en esta plataforma.

 

La gente esperando para subir a los elefantes.


Los elefantes suben con gente y bajan sin peso para ir a recoger a otras personas que esperan ansiosos por ellos.

 

Algunas fotos del palacio.

El “dibujo” que tiene el jardín es el mismo que tienen algunas de las puertas originales del palacio.

 

Hablando de elefantes… un día antes de Holi se celebraba en Jaipur el Festival de los Elefantes. Nos imaginábamos algo totalmente diferente a lo que vimos. El festival se realizó en el estadio de polo de la ciudad y estaba pensado más para extranjeros que para locales. Hubo un desfile de elefantes, juegos entre los espectadores y elección del elefante mejor decorado.

 

La familia de Ankit es una familia de clase media, comerciantes, y de mentalidad bastante abierta ya que le permiten a su hijo mayor ser parte de couchsurfing y alojar a “extraños” en su casa. Nos recibieron como si fuéramos un miembro más de la familia, nos cocinaron todos los días comida india y no paraban de ofrecernos chai.
Debido a esta “apertura” nos sorprendió que todavía mantengan ciertas tradiciones que, a nuestros ojos, son inentendibles, como por ejemplo que la hermana y la mamá de Ankit tengan que esperar a que termine de comer el papá para poder comer ellas. Son costumbres y sabemos que se siguen al pie de la letra en muchas familias, tanto en India como en otras partes del mundo, pero nos resultó extraño que sea así en su familia, ya que nos había dado otra impresión.


La última cena en la casa de Ankit. La mamá nos preparó unos bocados típicos del Rajastán que estaban para chuparse los dedos! Gracias por todo!!

El chico de remera celeste es Alberto, un chico mexicano que también se alojó en lo de Ankit por couchsurfing.

 

A la ciudad de Jaipur le pasamos bastante de costado… sólo estuvimos una tarde y visitamos (de afuera) el Hawa Mahal o Palacio de los Vientos, el edificio emblemático de Jaipur.

 

 

Desde fines de febrero hasta el 2 abril se jugó el mundial de Cricket (ganó India) y casi todas las propagandas de gaseosas hacían referencia al mundial y utilizaban como figuras a los jugadores nacionales.

 

En Jaipur vimos algunas de las imágenes que más definen al mundo en el que vivimos. Una de ellas fue la presencia de un acoplado de camión transformado en negocio ambulante, pintado de rojo, con la marca de una compañía telefónica resaltada en letras blancas y al que uno podía acceder a su interior para usar las super computadoras con Internet que te ofrecía la compañía. De esta manera podías probar la velocidad de navegación que obtenías comprando un simple dispositivo para conectar a tu computadora. Este pequeño negocio estaba puesto delante de un terreno baldío, repleto de basura y lleno de carpas armadas con bolsas y sogas donde viven varias familias muy pobres, de las que las estadísticas dicen que viven con menos de un dólar diario. Lamentablemente esta imagen no se ve sólo en India, sino en cualquier país de Asia, América Latina o África. Es que cuando las malditas estadísticas dicen que más de la mitad de la población mundial vive con menos de uno o dos dólares diarios… no es mentira. Y uno no llega a tomar conciencia de la real dimensión de esa afirmación. Dejando de lado las grandes ciudades de esos continentes, la mayoría de la población vive mal, muy mal, y los que tienen que hacer algo no hacen nada…

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También los esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi
Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

13 thoughts on “Jaipur y Amber: otras dos ciudades del Rajastán

  1. Hola, viajeros:
    Estuve en Jaipur en noviembre; fui a Amber con el bus 29 (20 rupias) desde Rambagh Circle donde llegué caminando desde mi alojamiento “couch”. En el fuerte realmente sólo vi 3 elefantes y sin carga ni cola de turistas esperando para montarse en ellos. Estuve ahí algunas horas y bajé por el lado del parking, abarrotado de taxis, autos particulares y combis turísticas.
    En otras ciudades también estuve en casas de familias y, como huésped, comí con el hombre de la casa, mientras su esposa (toda una profesional) nos servía para comer sola más tarde. Con otro couch en Delhi, la visita de la madre, el hermano y la cuñada del esposo hizo que comiéramos juntos (quizá porque les dije que quería comer con las mujeres), cuando la primera noche también cené con los hombres mientras las mujeres comieron después.
    Soñando en volver a India.

    • Hola Cristina!
      Qué lindas experiencias. Sí, puede ser que hayas tenido alguna diferentes a nosotros, pero eso es lo lindo de los viajes, de que cada uno tenga sus experiencias. Qué bueno que disfrutaste de India! Ojalá puedas volver pronto!
      Besos! Y gracias por leernos!

  2. Extraído y traducido de lonely planet sobre el uso de los elefantes en Amber: “Asociaciones protectoras de animales han criticado el mantenimiento de los elefantes en Amber. Las recientes inspecciones gubernamentales han revelado las condiciones de alojamiento inadecuado y el abuso de los animales, por lo que es posible que desee pensar dos veces antes de tomar un paseo.” Horrible ¿no? También lo de la feria de los elefantes me parece espantoso (como el abuso turístico que también se hace de ellos -y de los cocodrilos- en Tailandia, que vi en directo.) Claro, muchos dirán, “pero así se ganan la vida.” Conflictivo.

  3. Me dan mucha pena los elefantes 🙁
    Por otro lado, los lugares que muestran son hermosos. Pronto visitaré la India. Gracias por la información que comparten. Un beso.

  4. Eii.. buenisimo chiocoosss!!
    si.. el final es así.. creo que no tomamos conciencia de la magnitud de como son las cosas realmente.. podemos tener conciencia social y saber que existe.. pero creo que te cambia y mucho ver este otra realidad así…
    beso enorme.. los quierooo
    y los extraño!!

  5. y que pasaba si ustedes llegaban a pedir por ejemplo “bueno como hoy es la ultima noche nos gustaria que pudieramos comer todos juntos” lo toman como una ofensa?

    • Hola Meli!
      De hecho, cuando estábamos comiendo les preguntamos por qué no comían ellas con nosotros que ya nos íbamos y fue ahí que nos enteramos cómo eran las cosas.
      Ni se plantean la concepción de comer “en familia”. Igual, sabemos que en las ciudad más modernas y occidentalizadas es un poco diferente.
      besos!

  6. Hola viajeros del mundo! Cuanto viaje que hay en este blog, madre mía!
    Nosotros también optamos por usar nuestras piernas y dejar que los elefantes cargaran con los turistas más adinerados ;P bueno el motivo real era que lo del elefante lo queríamos hacer en Tailandia ahora que lo pienso jeeje

    Nos encanta vuestro blog, hemos leido vuestra travesía de Nong Khiaw a Luang Prabang, jaja nosotros también nos sentamos en los mini-bancos de madera en el lateral… fue duro para nuestros traseros ;P

    Un abrazo y pasarlo bien en Mc Leod Ganj. Aquí os dejo el link a nuestra entrada:
    Un trozo del tíbet en la India

    pd. el corte de pelo por 40 o 50 rupias no estuvo nada mal jeje

  7. Impresionante!!!!!
    Al, estás relinda!!! Nunca te vi tan quemadita!!!!
    Una pregunta, vos también tuviste que esperar a que el pater familias termine de comer????
    Muchos besos!!!!!

    • Hola Caro!
      Gracias!!! es el color de las fotos! jaja
      No, yo no tuve que esperar a que él termine de comer, a mí me sirvieron con los demás…
      besos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.