Llegada a China: Erlian y Datong

A las 6.30 de la mañana, la encargada del vagón nos despertó a los gritos, prendió las luces y comenzó a guardar las sábanas de los que ya estaban despiertos. Faltaba poco para llegar a Zamyn Uud, la última ciudad de Mongolia antes de cruzar la frontera con China. En menos de dos minutos teníamos al lado nuestro una cola de mongoles esperando para ir al único baño del vagón (seas del país que seas, cuando te levantás tenés ganas de hacer pis y de lavarte los dientes), que estaba inmediatamente después de nuestras literas. Así que nos levantamos y esperamos nuestro turno para ir al baño.
Sin darnos cuenta, al final nos habíamos tomado el transmongoliano, pero como no cruzamos la frontera en tren, el pasaje fue realmente mucho más barato.

Apenas bajamos del tren, las hordas de mongoles y chinos se abalanzaron sobre los jeeps y buses que se encuentran esperando a la salida de la estación. Luego del regateo pertinente nos subimos a un jeep destartalado junto con una chica francesa y un chico alemán sin saber que íbamos a participar en una carrera de la formula 1. El cruce de frontera fue en sí tranquilo, pero nos llamó la atención la carrera desenfrenada y en la que “vale todo” para llegar primero a la zona de los controles migratorios. Vale todo incluye chocar y que te choquen con tal de ganar el lugar, nunca entendíamos por qué pero fue de lo mas entretenido, claro, no somos los dueños de los jeeps.

Una vez del lado chino, en la ciudad de Erlian, averiguamos que nuestro bus hacia Datong salía al otro día a las 8 de la mañana, así que decidimos pasar la tarde y la noche recorriendo esa ciudad de frontera (que de ciudad de frontera no tiene mucho porque es enorme) y descansando. Estábamos felices de estar en China por segunda vez.

Después de pasar una linda tarde y noche en Erlian, recordando el viaje anterior y comiendo rico y barato, nos fuimos en bus hacia Datong, capital de la provincia de Shanxi. En China, cuando te tomás los buses locales, quien dice 5 dice 7 u 8, así que de las 5 horas que iba a durar el trayecto se hicieron unas 8 por lo que se hizo bastante tarde. El bus paró en todos los pueblos, ciudades y edificación que apareciera en el camino. Mientras había un recambio permanente de gente, nosotros éramos los únicos que seguíamos de largo. Al final, llegamos a Datong, una de las tantas ciudades industriales de China que contribuye al efecto invernadero, ya que la cantidad de gases que eliminan las industrias es increíble, mejor dicho, es bien creíble, ya que desde la ruta sólo se ven chimeneas con humo blanco.

Un solo día en China y ya vivíamos otra vez la comida china riquísima y super barata, los hotelitos con agua caliente para el té, la gente queriéndote ayudar aunque no hablen ni una palabra de ingles, los baños desastrosos, las avenidas amplias y los carteles con letras chinas enormes, los carritos motorizados que llevan de todo, los nenes con los pantalones abiertos en la parte de atrás y el culito “al aire”, las escupidas en cualquier lugar (una fue derecho al pantalón de Dino), el viaje en los buses acompañados de todo tipo de animal muerto o vivo, la voz alta de los chinos que parece que siempre se van a pelear y el fumar en cualquier parte. Y como corolario… la madre que le hace hacer pis al nene en el pasillo del bus.
No sabemos por qué, pero nos sentimos muy bien en China, con lo enquilombados que son y todo.

Ese fideo que vuela terminó en uno de nuestros platos preferidos: fried noodles with vegetables and pork!

La ciudad en sí no tiene mayores atractivos, pero es el punto de partida para conocer las cuevas de Yungang y el templo colgante.

Como en todas partes, podés ir en una excursión o podés hacerlo por tu cuenta. En la primera opción siempre es más caro (a veces muchísimo más caro), pero tenés todo resuelto. En la segunda opción, siempre es más barato, pero tenés que arreglártelas vos solo con algunas cosas, sobre todo si no hablás el idioma. ¿Adivinan qué opción elegimos? SÍ, la segunda. Sabíamos que nos teníamos que tomar el bus 4 desde enfrente de la estación de buses para ir a las cuevas, pero cuando salimos del hotel con dirección a la parada del bus 4 nos detuvimos a comprar agua y nos encaró un taxista para llevarnos a cualquiera de los lugares que se pueden visitar desde Datong. Terminamos arreglando para ir a ver el templo colgante de las montañas Hengshan (porque realmente es bastante lejos de la ciudad) por una módica suma que incluía ida, espera y vuelta. Mucho más barato de lo que nos ofrecía la agencia de turismo chino (cits), que nos quiso “robar” con todo lo que le preguntábamos. Todo salió bien, pero por supuesto antes de volver intentó subir a otras dos personas y también cobrarles. Obvio que le dijimos que no había drama, pero que la plata era menos, esto era un taxi y no un bus. Al final volvimos sólo nosotros respetando el trato original y el taxista nunca cambió su buen humor.
A las cuevas, vamos otro día en el bus 4.

Les dejamos algunas fotos del templo colgante, construido hace más de 1500 años, que realmente es impresionante.


Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino y a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades a su correo electrónico. Es muy fácil. Tienen que escribir su correo en el recuadro donde dice “suscribite”, ir a la bandeja de entrada en su mail, buscar un mail de feedburner (puede caer en no deseados) y hacer click en el link que está en ese mail. Gracias!

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

20 thoughts on “Llegada a China: Erlian y Datong

  1. Buenas, Estoy planeando un viaje largo (de Marzo, Abril y Mayo de 2015), mi idea es salir de Moscu y pasar a China desde Mongolia, mas o menos como hicieron ustedes. Les quería preguntar como hicieron con la visa China, ya que para sacarla desde Bs As te piden que tengas los pasajes de ida y vuelta, y como no tengo idea cuando voy a volver del viaje (ni siquiera si voy a volver de China, seguramente siga camino) obviamente es difícil tener un pasaje de vuelta. Saludos desde Haedo!!

    • Hola Hernan!
      La visa de China la podés sacar en Mongolia, en Ulan Bator. Muchos viajeros la sacan ahí, así que podés consultar en el hostel que te alojes en la ciudad e ir a sacarla sin problemas. Demora unos días, pero mientras podés conocer algún otro lugar del país. Buen viaje!!!

  2. Hola chicos! estamos preparandonos para China nos quedan solo 10 días. Queríamos preguntarles sobre Datong.. en especial si pueden pasarnos el precio estimado para hacerlo en taxi (tal como lo hicieron ustedes) y sobre las cuevas también. Escuche que era algo de 240 para hacer el tour completo en taxi. Está bien?
    Gracias!

    • Lau!! Estamos en mendoza ahora y no tengo el cuaderno con todos esos datos, pero apenas pueda te los paso. Creo que si no recuerdo más negociamos con el taxista 200 yuanes para ir al templo colgante (ida y vuelta), pero a eso le tenés que sumar la entrada que es cara.
      A las cuevas podés ir en bus público por 1 yuan.
      Qué bueno que se van a Chinnaaaaa!!!! Uno de los mejores destinos!
      Que la pasen re bien!!! No se van a arrepentir!!
      besos

  3. Hola chicos:Yo pensaba que viajar en los trenes del Roca era lo más horrible del mundo ,claro,lo comparaba con Suiza o Alemania,pero cuando cuentan que las madres por allá ,hacen orinar a los chicos en los pasillos de los colectivos,veo que han caído más bajo .Mal de muchos consuelo de tontos ¿no?.El templo colgante es una maravilla .Por lo visto soportan algunos inconvenientes pero vale la pena,para luego disfrutar de cosas hermosas.SIEMPRE ESPERAMOS NOTICIAS
    Cariños
    Adriana(mamá de Silvana)

  4. Me alegra mucho que estén bien y que haya pasado el mal momento que vivieron en Mongolia ( a veces lo barato sale caro ), muy bueno el templo colgante y supongo que las cuevas deben ser espectalurares.-
    besos

  5. Yo tengo mi teoría de por qué se sienten tan comodos en China…es un país que ya conocen…a veces se necesita tener un ratito algo conocido cerca, como para no extrañar tanto, no?…
    BEsos,
    Pri
    (me mató lo de la escupida en el pantalon de Dino…puaj!)

  6. Alucinante el templo colgante!! Por que lo habrán hecho ahí? Menos mal que terminó todo bien en Mongolia!! Todo sirve como experiencia, se están desarrollando sus habilidades negociadoras a full!
    Abrazo

  7. Hola chicos, estuve medio desconectada pero ya llegaron a China que bueno!!!! me encantó la descripción de cómo los recibió ese país. Que buenas las fotos del Templo. Realmente China es otro mundo y me encanta descubrirlo a través de sus relatos y el ojo de vustras cámaras. Un placer.
    ahora sí no me pierdo nada más
    Besos

  8. hola viajeros!
    barry, un canadiense que conocí en el hostel golden gobi de Ulaan Bataar, me contó que no era la única argentina en mongolia… y me pasó su sitio web!
    yo también vuelvo para china, rusia me queda muy caro y muy frío… y quiero volver a comer con palitos! 😉
    buenos viajes siempre!
    paula

    pd: les paso mi blog: viajeconp.com.ar
    nos vemos en la ruta!

  9. hola chicos!!! increible el templo.. que mejor lugar para construirlo .. allí arriba.. impresionante!! Me encantaaaaa todoooooo… un beso enorme.. lo quiero ..

  10. Qué lindo lugar! Qué increíble, cómo habrán hecho para construir ese templo allí??!!!
    Qué bárbaro lo de las costumbres chinas!!!
    Pásenla lindo!
    Besos!

  11. Qué loco dónde está construído ese templo! Cosa de chinos! Pero, es hermoso. Y se ve muy rico el plato de “fried noodles with vegetabes and pork”. Bueno, por fin, aunque en algunas cosas son “especiales”, en China se sienten más cerca de la civilización. Cuídense!

  12. wwow chicos geniallll ! 🙂

    y eso de la escupida iiuuuu guacalaaaaa jeje pobre Dino..

    y como que no tiene casi nada atractivo ? ?JODERRR ese templo es de las cosas mas bacanas que he visto carajo !!
    besos

  13. Qué hermosura de lugar ese templo! Después de las aventuras por la estepa de Mongolia y las calles de Ulan Bator, y a pesar de que no estoy allá, siento que me vuelve el alma al cuerpo. Me alegra que estén bien y disfrutando. Muy bueno el video del transmongoliano. Está bueno verlo en vivo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.