Medicina del viajero V: mal de altura, síntomas y consejos

Cuando viajamos al norte argentino, Bolivia, Perú o cualquier otro destino con montañas podemos sufrir el mal de altura o mal agudo de montaña, conocido también como soroche, apunamiento, yeyo o mal de páramo. ¿Qué es el mal de altura? ¿Cómo se puede prevenir? ¿Qué hacer en caso de sufrir mal de altura o apuntamiento? Estas y muchas otras preguntas más nos respondió la Dra. Susana Lloveras, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero. Tuve la posibilidad de conversar con ella sobre estos temas y en base a sus respuestas organizamos la información en  una serie de publicaciones bajo la categoría Medicina del viajero. En esta oportunidad los invitamos a conocer un poco más sobre el mal de alturas, pero antes les recomendamos leer La salud en los viajes: qué saber antes de viajar.

 

¿Qué es el mal de altura?

El mal de altura es un conjunto de reacciones que tiene el cuerpo por la falta de oxígeno en la sangres (hipoxia), es decir, por no adaptarse a esa falta de oxígeno que se produce a medida que subimos. Las personas que viven a nivel del mar y no están acostumbradas a las alturas, los síntomas pueden aparecer a partir de los 2500 msnm.

¿Cuáles son los síntomas del mal de altura?

Dolor de cabeza.

Mareos.

Náuseas.

Pérdida de apetito.

Trastornos del sueño.

En los casos más graves: edema agudo de pulmón y edema cerebral.

 

Consejos para evitar el mal de altura

  • Primero, como antes de cada viaje, consulta a un especialista en medicina del viajero y coméntale en la consulta si tenés alguna enfermedad crónica y cuáles son los medicamentos que consumís regularmente.
  • No hacer mucha actividad física ni esfuerzos físicos durante los primeros 2 o 3 días de estar en la altura, para así lograr que el cuerpo se acostumbre (o aclimate) a la nueva realidad.
  • Si van a hacer una caminata en altura o escalar deben estar alertas a los síntomas del mal de altura y respetar, por ejemplo, los tiempos de aclimatación. Por ejemplo, si uno sube a tanta altura durante el día, debe dormir por debajo de la altura máxima alcanzada en ese día.
  • Consumir hidratos de carbono (azúcares) en raciones múltiples y pequeñas.
  • No fumar ni beber alcohol.
  • Estar hidratados y descansar bien.
  • No tomar medicamentos que provoquen sueño.

¿Respecto a la ingesta de azúcar como consejo para menguar los efectos de la altura, qué sucede con la gente diabética? ¿Cómo la pueden reemplazar?

No tienen que “comer azúcar” sino hidratos de carbono que aporten energía rápidamente. Los diabéticos deben hablar sobre este tema con su médico de cabecera.

¿Cuál es la diferencia en los síntomas o tratamiento del mal de altura en niños respecto de adultos?

En niños y adultos los síntomas del mal de altura son inespecíficos y pueden confundirse con otros problemas de salud asociados con el viaje. Muchas veces, los niños no expresan claramente lo que sienten, por eso, al ascender con niños es prudente asumir que cualquier síntoma que presenten estaría relacionado con la altitud hasta que se demuestre lo contrario. Los niños y los adultos necesitan un tiempo similar para la aclimatación. Cualquier trastorno del sueño, apetito, actividad y estado de ánimo hay que prestarle atención en la altura.

¿Se puede tomar algún remedio para el mal de alturas?

Para evitar el mal de altura se recomienda ingerir, bajo indicación médica, Acetazolamida 125mg (1/2 comprimido) cada 12 horas. Lo debe indicar el médico, NO AUTOMEDICARSE. No siempre es necesario tomar medicamentos y además hay que hacer una diferencia entre los turistas en zonas de altura y los deportistas o personas que escalan montañas.

También se pueden consumir los té o mate de coca, que los habitantes de Perú, Bolivia, Argentina o Ecuador suelen utilizar para el soroche o mal de altura.

SIEMPRE antes de viajar, de tomar algún medicamento o de aplicarse alguna vacuna recomendamos consultar con un profesional en Medicina del Viajero. En cada ciudad grande del país (y en algunas más pequeñas) hay centros especializados en este tema. Muchas veces, podemos estar expuestos a situaciones peligrosas solo por no averiguar sobre cuestiones básicas.

En la Ciudad de Buenos Aires, el lugar indicado es:

Hospital Francisco J. Muñiz CEMPRA – MEDICINA TROPICAL
USPALLATA 2272 (1282) BUENOS AIRES ARGENTINA
Tel: (54)(11) 4304 – 2180 / 3380 Interno 231 (Sala 9)
Fax: (54)(11) 4305-3161
e-mail: [email protected]

Antes de ir, pedir un turno por teléfono para visitar al especialista en Medicina del Viajero.

SEGURO DE VIAJE

Más allá de esta primera consulta y de las medidas que tomemos como prevención, siempre recomendamos contratar un seguro médico de viaje. No solo porque para ingresar a ciertos lugares, como Europa, lo piden como requisito, sino también porque ante cualquier emergencia estaremos cubiertos. En el siguiente artículo les contamos, basado en nuestras experiencias, por qué es importante contratar un seguro médico en los viajes.
Además, en este link pueden acceder a un comparador de seguros del viajero, cotizar y comprar el que más se adapte a tu viaje. Si lo hacen a través de este link, a ustedes les sale lo mismo y a nosotros nos ayudan con una pequeña comisión. No dejen de mirarlo porque suele haber ofertas muy buenas y promociones.

Agradecemos profundamente por su tiempo y excelente predisposición a la Dra. SUSANA LLOVERAS – MN74121 – Médica especialista en Enfermedades Infecciosas – Médica certificada en Medicina del Viajero por la Sociedad Internacional de Medicina del Viajero (ISTM) – Docente de la Universidad de Buenos Aires – Presidente de la Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero.

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

 

Dino Feldman
Seguime en:

Dino Feldman

Desde 2009, junto con Aldana, decidí cambiar mi estilo de vida: dejé la ingeniería en sistemas para dedicarme solo a la magia y a los viajes. Desde ese momento disfruto de conocer y compartir otras culturas, de escribir y de llevar magia por el mundo mientras arrancamos muchas sonrisas.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés contactarme en las redes sociales.
Dino Feldman
Seguime en:

About Dino Feldman

Desde 2009, junto con Aldana, decidí cambiar mi estilo de vida: dejé la ingeniería en sistemas para dedicarme solo a la magia y a los viajes. Desde ese momento disfruto de conocer y compartir otras culturas, de escribir y de llevar magia por el mundo mientras arrancamos muchas sonrisas. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés contactarme en las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.