El Rosedal en los Bosques de Palermo, un oasis en la ciudad

El Rosedal es solo una partecita de los Bosques de Palermo, como se conoce al Parque 3 de febrero en Buenos Aires, uno de los pulmones verdes más grandes de la ciudad y otro de los Rincones de Buenos Aires ideal para visitar con niños.
Un jueves de mayo tuve que hacer unos trámites cerca de allí. Cuando me di cuenta de que el día estaba tan lindo y soleado pensé: ¿por qué no aprovechar e ir a ver este rincón de Buenos Aires al que tantas veces visité de niña? Hacía mucho tiempo que no recorría el Rosedal y me encantó. Mis recuerdos siempre fueron del Planetario, de los espacios verdes que lo rodean, de las familias usando patines y bicicletas o de las personas ejercitando sus cuerpos al ritmo de la música de moda. Hacía mucho que no me sumergía entre rosas.

 

La ventaja de visitarlo un día de semana es que parece que lo armaron para que uno lo recorra lentamente y se siente a descansar en cada banco. Si bien los fines de semana se llena de familias, no deja de perder su encanto porque es lo suficientemente grande como para que todos puedan disfrutarlo.

 

 

Cuando Buenos Aires era un ciudad de unas pocas manzanas edificadas alrededor de la actual Plaza de Mayo, estas tierras estaban abandonadas, sucias y anegadizas. Pero hacia 1830, el entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, construyó muy cerca de aquí su residencia. La casa estaba rodeada de jardines y cultivos. Cuando Rosas fue derrocado en la Batalla de Caseros el 3 de febrero de 1852 (por eso se llama así el Parque, 3 de febrero), Sarmiento apropió estas tierras y las convirtió en el primer parque público de la ciudad. El Parque se inauguró en 1875, pero fue a partir del 1900 que distintos paisajistas plasmaron su arte en el diseño del parque en general y en el del Rosedal, en particular.

 

Carlos Thays, Benito Carrasco y Eugenio Carrasco fueron los responsables de los trazados geométricos y de la arquitectura. Así es que encontramos un Patio Andaluz, donado por la ciudad de Sevilla en 1929; una pérgola, que bordea una parte del lago; una glorieta y el puente de los enamorados, de estilo griego.
Además, hay un escenario flotante, donde el Gobierno de la Ciudad organiza conciertos gratuitos en algunas épocas del año, y un pequeño embarcadero donde se pueden alquilar botes a pedal para disfrutar del paseo por el lago.
También cuenta con el Paseo de los Poetas, en el que se observan una serie de 26 bustos de poetas y escritores, como José Martí, Jorge Luis Borges y Rubén Darío.

 

 


En 2012, el Rosedal, con sus 3,4 hectáreas y más de 18.000 rosas, recibió el premio internacional “Garden Excellence Award” (Jardín de excelencia) por la Federación Mundial de las Sociedades de Rosas.
En mayo, que fue cuando recorrí este Rincón de Buenos Aires, todavía había algunas rosas, pero no estaban en su máximo esplendor. Este nivel lo alcanzan recién en octubre, previa poda en julio. En el mes de julio, muchos vecinos que ya conocen esta tradición, se acercan al lugar para que los jardineros les den alguna rosa o gajo. Algunos solo las colocan de adorno en sus casas, pero otros se dedican a reproducirlas en sus jardines.
Si bien no pude ver el jardín en su máxima expresión, sentí que caminar por sus senderos fue una especie de bálsamo, que cualquiera que quiera escaparse un poco del ajetreado día de la ciudad puede hacerlo y disfrutar de la naturaleza.

 

Información práctica.

El horario es de 8 a 17 en invierno y de 8 a 19, en verano. Aunque pueden cambiar los horarios.
No se puede ingresar con mascota ni con bicicleta ni patines.
No se puede ingresar al lago.
No se pueden arrancar las plantas.
Es ideal para desconectarse un día de semana o para visitarlo en familia un fin de semana, en el mismo circuito para conocer todo el Parque 3 de Febrero.

 

¿Ya conocés nuestra Guía Digital para Conocer Buenos Aires en familia? Además de toda la información práctica para conocer la ciudad en familia, tiene una sección especial con CURIOSIDADES y ACTIVIDADES CREATIVAS para los niños. El costo es de 100 pesos argentinos (o 6 dólares). Para conocer de qué se trata y saber cómo conseguirla hacé click aquí.

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Aldana Chiodi

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

One thought on “El Rosedal en los Bosques de Palermo, un oasis en la ciudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *