Split (o cuando la imaginación te miente a medias)

El tren disminuye la velocidad. Miramos por la ventanilla y solo vemos edificios altos e industrias. Solo a lo lejos se divisa un pedacito de mar. Pienso que nos equivocamos. ¿Habremos tomado el tren correcto? El paisaje que esperaba ver estaba muy lejos de lo que pasaba delante de mis ojos. El imaginario que tenía sobre Split no se asemejaba en nada a la de la segunda ciudad más poblada de Croacia, con más de 250.000 habitantes, rodeada de astilleros, fábricas de cemento e industrias madereras. Muchas veces pasa eso con la imaginación. Nos juega una mala pasada. O, simplemente, nos miente un poco.
Esta vez me mintió a medias. Porque en el medio de esa urbe, casi como un oasis blanco, se encuentra la ciudad antigua, que creció a partir de la casa de descanso del emperador Diocleciano. Esa ciudad antigua, construida en piedra caliza, que supo albergar a más de 9000 personas, es en la actualidad un centro turístico muy importante en la costa Dálmata sobre el Adriático. No solo porque es posible conocer parte de la historia del imperio romano o porque desde allí salen los ferrys hacia las hermosas islas croatas, sino también porque brinda un ambiente relajado para disfrutar las vacaciones.

IMG_0001

IMG_0013

IMG_0107

IMG_0160

 

Eso sentí los tres días que pasamos recorriendo sus callejuelas y su hermoso paseo marítimo: un ambiente relajado. Las personas llegan a la ciudad para disfrutar de sus vacaciones, de su viaje o de sus días de descanso (llámenlo como quieran). Y eso se percibe. Están relajadas, piensan solo en dónde van a comer o en qué bar van a tomarse la cerveza al atardecer. Buscan el mejor souvenir para recordar ese viaje cada vez que quieran. Miran los mapas. Recorren los monumentos y atractivos turísticos. Se toman fotografías. Se sacan selfies. Aprenden algo de la historia del lugar. Visitan los palacios. Caminan. Descansan. Disfrutan. Al fin y al cabo, de eso también se trata viajar!
Tuve esta pequeña reflexión/pensamiento una noche en la que salimos a caminar por el paseo costero. Los bares y restaurantes estaban llenos de parejas, amigos y familias. En la pared costanera propiamente dicha había varias parejas observando el mar y las embarcaciones que llegaban y partían hacia las islas. Los puestos de postres y chocolates estaban rodeados por pequeños niños que demandaban algo dulce antes de irse a dormir. En el centro de la peatonal había un escenario. Como en muchos centros turísticos, el gobierno local ofrecía espectáculos para entretener a los visitantes. Tahiel estaba sentado en los hombros de Dino y apenas empezó la música quiso mirar de qué se trataba. Era un baile típico de la región con una mini orquesta formada por personas de varias edades. Era música alegre que parecía cerrar el círculo perfecto de una noche cálida de verano en un centro turístico.

Paseo marítimo de día.

IMG_0148

IMG_0145

IMG_0138

IMG_0131

IMG_0126

IMG_0122

IMG_0120

IMG_0012

IMG_0119

 

El Palacio de Diocleciano

Antes de llegar a la ciudad sabía que uno de los lugares más emblemáticos era el Palacio de Diocleciano.  No había tenido mucho tiempo de leer sobre Split, pero lo poco que había visto y que había contribuido a esa imaginación que me estaba mintiendo a medias, hacía referencia a ese lugar. Como buena amante de los mapas, lo primero que quise hacer cuando nos perdimos por las callejuelas del casco antiguo fue buscar el sitio de información turística para que me dieran un mapa y ubicar donde estaba el famoso palacio. Preguntando llegamos a la oficina y una simpática chica me dio un mapa. No era precisamente el mapa que me esperaba. Era como una doble hoja de papel de diario y en una de sus caras había un plano esquemático en color marrón. Lo miré varias veces y no llegué a entender lo que estaba viendo. Con un poco de timidez le pregunté a la chica dónde estaba el palacio y con una sonrisa algo cómplice hizo un enorme círculo con la mano que abarcó todo el mapa.
No sabría si decirles que la ciudad es un palacio o que el palacio es una ciudad. Estábamos parados sobre las ruinas del palacio. La mayor parte del casco antiguo de Split estaba sobre el palacio que Dioclesiano mandó a construir para retirarse y descansar. Me maravillé. Estaba sorprendida. Salí del recinto y le dije a Dino: “Esto es el Palacio”.

IMG_0161

IMG_0089

IMG_0087

IMG_0077

IMG_0075

IMG_0074

IMG_0073

IMG_0071
Di un giro de 360 grados y por un momento no supe bien dónde estaba. Mientras Tahiel se escapaba y quería bajar y subir las escaleras yo pensaba sobre lo inocente de su juego. Él no se imaginaba que estaba pisando las escaleras del Peristilo, punto de encuentro de los habitantes de la ciudad, antes y ahora.
Para entender cómo era el palacio es necesario visitar la subestructura de ese espacio. Para eso, se accede bajando unas escaleras desde la Riva, se ingresa a un recinto convertido en mercado artesanal y desde allí los carteles nos indicarán qué camino seguir. Si continuamos caminando en línea recta saldremos a las escaleras donde Tahiel jugaba y desde donde se ingresa a monumentos como el antiguo mausoleo de Diocleciano.

IMG_0072

 

IMG_0067

IMG_0066

IMG_0065

 

La ciudad antigua nos gustó mucho y pudimos caminarla bastante bien con Tahiel corriendo por todos lados. Al igual que casi todos los cascos antiguos de este tipo de ciudades, es ideal para perderse entre sus calles y descansar en sus bares. (Muchos de los que lo hicieron los días que nosotros estuvimos tuvieron la suerte de verlo a Dino haciendo magia en vivo y en directo).
Les compartimos algunas escenas más de la vida en este pedacito del mundo. Y les recordamos que no importa el tipo de viaje que hagan, lo importante es que lo disfruten de la manera que a ustedes más les guste. Al fin y al cabo, hay tantos tipos de viajes como personas que viajan. Así que lo bueno es concentrarse en disfrutar de la magia que tiene el camino y que la imaginación de cada uno no les mienta (ni a medias).

 

IMG_0007

IMG_0055

IMG_0048

IMG_0047

IMG_0063

IMG_0118

IMG_0146

IMG_0140

IMG_0127

IMG_0105

 

Además de su historia, otro motivo que atrae a muchos turistas a esta ciudad es la posibilidad de realizar excursiones a las islas croatas. Desde el puerto de Split salen embarcaciones hacia varias de las islas cercanas a la costa y hacia Dubrovnik. Nosotros no tuvimos la posibilidad de visitar las islas en esta oportunidad, pero hicimos nuestro primer barcostop! ¡Llegamos en barco hasta Dubrovnik! Pero eso se los cuenta mejor Tahiel en el próximo post.

 

barcostop

 

Información práctica

En Split es muy común la oferta de departamentos para alojarse. Muchas de las casas viejas del casco antiguo se reciclan como departamentos. Nosotros nos alojamos en uno que estaba muy bien ubicado, de Rose and Margaret Apartments. Pueden darle una mirada si quieren.

Si tienen interés en realizar un tour por las islas les recomendamos que se acerquen a los puestos que hay sobre la avenida costanera y consulten ahí. También, en la calle donde está la ofician de turismo y la estación de trenes/buses. Es una de las calles laterales de la ciudad antigua.

Las playas a las que se pueden ir están un poco alejadas del centro de la ciudad. Consulten en información turística cómo llegar a ellas, ya que a veces hay buses directos.

Para tener una vista general de la ciudad se puede subir al monte Marjan.

 

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

 

Aldana Chiodi
Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

Latest posts by Aldana Chiodi (see all)

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

5 thoughts on “Split (o cuando la imaginación te miente a medias)

  1. Querida Aldana: De aquí vino mi bisabuelo… Verlo me emociona. Ojalá pueda visitarlo algún día y si no es así, la magia de tu camino me permitió conocerlo.
    Un abrazo y sigan el camino de su brújula…
    Besos por tres.
    Maru

  2. Siempre es lindo leerlos. A nosotros también nos sorprendió. Fue la primera ciudad donde decidimos jugar a lo grande: hicimos la búsqueda del tesoro y la ciudad fue nuestro gran escenario. Nos dividimos en dos equipos: Mati por un lado y Dante y yo por el otro y nos pusimos a buscar cosas asombrosas: un picaporte extraño, un mensaje escrito en un papel, un árbol especial, y muchas cosas más. Lo súper recomiendo para hacer con amigos, pareja o hijos. Cuando Tahiel sea un poco más grande seguro van a poder ponerlo en práctica. Es una forma lúdica y poco tradicional de conocer cualquier sitio. ¡Besos viajeros!

    • Hoolaaa!! Muchas gracias por leernos!!
      Qué bueno que hicieron la búsqueda del tesoro ahí!! Sí, es un gran juego para hacer en un lugar donde uno no conoce!!
      Ya tenemos planeadas unas cuantas con Tahiel! (y ya están para publicar en breve en la nueva sección de juegos viajeros, ia que sea anos contar mejor ustedes esa experiencia!). Gracias por acompañarnos!
      beso grande!
      y por muchos sueños más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.