Vieja y Nueva Delhi

 
Muchas Gracias por los mensajes de cumpleaños en el blog y los que me enviaron por mail!! Gracias! Los tengo siempre a todos presentes y los extraño mucho. La pasamos muy lindo ese día.
Ahora los dejo con la primera entrada sobre India! Es larga… pero creemos que les va a interesar… Besos!

Edificios altos, casas bajas, casas de chapa, ranchos, centros comerciales, avenidas anchas, calles angostas y serpenteantes, ricos, pobres, muy ricos, muy pobres, basura, mucha basura, bocinas, muchas bocinas (a veces dejan de sonar…), colectivos modernos, colectivos muy viejos, tuc tucs nuevos, tuc tucs viejos, rickshaws, metro moderno (ampliado para los juegos Comenwalth 2010 y con muchas medidas de seguridad), personas con deformidades, saris coloridos, ropa fashion, celulares, olores a la mejor comida del mundo, olor a podrido y mucha, pero mucha contaminación… esto es Delhi.
Un simple ejemplo que podemos contarles: recién llegaditos a la ciudad y esperando a nuestro couch en la puerta de un centro comercial, vemos que se acerca un toro tirando un carro de madera con 2 chicos arriba. Nada anormal para cualquier país pobre o “en vías de desarrollo”, lo increíble es que entraron al estacionamiento cubierto del shopping (al lado de la puerta principal) como si nada. Delhi, como toda India, es la biblia junto al calefón.
En estos días por India no vimos casi nada que, lamentablemente, no hayamos visto en países de Latinoamérica o del sudeste asiático, pero la diferencia acá es la cantidad. La basura, la suciedad, la pobreza, todo es mayor que en los otros lugares.
Es tan difícil describir esta ciudad que todo lo que escribamos estará incompleto. Es tan grande esta ciudad que toda generalización es errónea. Es tan caótica esta ciudad que estar cinco días es más que suficiente para decidir “huir” hacia la “otra” India. Es que toda India, al igual que su capital, es tan variada que vamos a tratar de “mostrárselas” lo mejor que podamos, aunque inevitablemente será de manera subjetiva.

La ciudad tiene dos sectores bien diferenciados: la vieja Delhi y la nueva Delhi.
La primera es la más caótica, sucia y presenta una intrincada red de callejuelas en las que se puede comprar cualquier tipo de producto y de comida. Cada calle se especializa en algún producto, como las joyas o los repuestos de autos. En cierto sentido se parece a algunas de las medinas de Marruecos, como la de Rabat.

Vista de Chandni Chowk, una de las calles principales de la vieja Delhi.

En la vieja Delhi se encuentra el fuerte rojo que se remonta a la época del imperio mongol. En la puerta principal, la puerta de Lahore, se alzó por primera vez la bandera india luego de la independencia de los ingleses, en 1947. Hoy es el lugar desde donde habla el primer ministro cada 15 de agosto, día que se conmemora la independencia del país.
En las calles de la vieja Delhi también se pueden encontrar templos jainíes, sijs, hindúes, iglesias y mezquitas. Sobre los jaínies y los sijs les contamos en otras entradas.

En la Nueva Delhi también uno puede encontrar partes más modernas y otras más viejas, algunas más cuidadas y otras, muy descuidadas. La presencia de avenidas anchas favorece la circulación del transporte. Uno de los lugares más concurridos es el Connaghut Place, una zona típicamente comercial, donde se pueden encontrar desde las marcar mundialmente conocidas hasta las baratijas típicas de cualquier mercado.

Templo del loto
Luego de respirar mucho, pero mucho smog arriba de un tuc tuc llegamos al Templo del Loto, en el sur de Delhi, para respirar mucho pero muuuucho olor a pata. La particularidad de este templo, además del olor a pata, es que fue construido por los seguidores de la filosofía bahai, que gira entorno a la paz universal y a la eliminación de los prejuicios. La idea es que sea un lugar de meditación y rezo para los seguidores de todas las religiones, entonces, no hay figuras representativas de ninguna religión. La gente reza de la forma que acostumbra y está prohibido hablar para no interrumpir la meditación de nadie. Eso sí, sería de buen gusto que permitan entrar con zapatos para poder disfrutar un poco más de un lindo momento en silencio y no querer salir tan rápido.

Gandhi Smriti
Una tarde fuimos a visitar el lugar donde Mahatma Gandhi pasó sus últimos 144 días. Era una casa sencilla con un gran jardín. Como todos los días, el 30 de enero de 1948 salió de su casa hacia el lugar donde acostumbraba rezar y cuando estaba por llegar un fanático hindú le disparó. En el lugar donde cayó asesinado se levanta hoy un monumento. Fue realmente emotivo estar ahí.

En este sector de la casa Gandhi pasó sus últimos días. En su interior pueden observarse sus pocas pertenencias.

Con estas “pisadas” están representados los últimos pasos de Gandhi.

Detrás de la casa se puede visitar un museo muy interesante con toda su obra. Allí aprendimos, por ejemplo, que el símbolo que hoy tiene la bandera india en su franja blanca es una rueda, que representa la máquina de hilado que Gandhi enseñaba a usar a las mujeres de varias aldeas para que pudieran tener una herramienta y trabajar.

Casa museo Indira Gandhi
También fuimos a la casa donde vivió y fue asesinada Indira Gandhi, primer ministro de India desde el año 1980 hasta el año 1984. Dos de sus guardaespaldas le dispararon el 31 de octubre de 1984 cuando salía de su casa. Era una mujer muy comprometida con su actividad política. Visitar la casa museo es de lo más interesante y nos despertó la curiosidad de leer una buena biografía sobre ella.
Queremos aclarar que, a diferencia de lo que mucha gente cree, Mahatma Gandhi e Indira Gandhi no eran familiares.

Vista de la casa desde la salida.

En Delhi nos alojamos en la casa de Sameer, quien con su mujer, Dipita, nos recibió muy bien. Todas las mañana nos despertaba con un té con leche. La particularidad de este té es la leche. Cada mañana tocaba a la puerta del departamento un señor que traía la leche recién ordeñada de las vacas de la calle. Dipita la hervía lo suficiente como para poder tomarla y nada nos pasó.
Compartimos con ellos magia, cenas y charlas. Una tarde intentamos hablar con él sobre el tema de las castas y de las mujeres, pero cuando las concepciones sobre las cosas son tan diferentes es complicado llegar a un acuerdo.

Las vacas que nos daban la leche.

La magia.


Vista de la contaminación de la ciudad desde el balcón de la casa de Sameer. El tema de la contaminación atmosférica en el mundo es terrible. A veces pensamos que en un futuro no muy lejano vamos tener que utilizar oxígeno para caminar por las ciudades (como en uno de los capítulos de la serie Fringe).

¿Usar o no usar rickshaws?
Cuando vimos los famosos rickshaws, bicicletas de tres ruedas traccionadas por un hombre, nos acordamos automáticamente de lo que nos contó Agostina, hermana de Aldana, cuando estuvo en India. La contradicción que te invade es si tomártelos o no. Por un lado, te produce cierta “cosa” que una persona tenga que hacer semejante fuerza con sus piernas para llevarte a vos de un lado a otro, pero por otra parte, es su forma de ganarse la vida. Las rupias que gana por día haciendo viajes cortos en su “tricicleta” le permiten satisfacer algunas de sus necesidades. Además, con la sobrepoblación que tiene la ciudad y con la cantidad de mendigos que hay, que una persona pueda al menos trabajar de esto evita que haya más mendigos.

Los sabores de India

Nuestro paladar ha tenido la suerte de probar infinidad de sabores, pero la verdad es que los de la comida india son increíbles! No paramos de sorprendernos con los sabores que descubrimos día a día.
Es difícil de explicarlos, pero prometemos tratar de cocinar algo indio cuando volvamos… aunque no creemos que nos vaya a salir tan bien como lo preparan acá.
Cada provincia de India tiene sus especialidades, por lo que es casi imposible probar todo. Además, algunas cosas son tan picantes que no son aptas para nuestro paladar. Si bien hemos logrado un grado de adaptabilidad a lo picante, todavía nos falta mucho para alcanzar a un paladar indio.
Uno de los platos más tradicionales del norte del país es el Thali, que consiste en una fuente con arroz, chapatí (pan) y salsas o curries. Algunas de esas salsas son a base de lentejas, otras a base de papas y otras de distintos vegetales. Pero el secreto son las especias.

Una de las noches que estuvimos en Delhi, Sameer decidió llevarnos a un mini tour gastronómico en la vieja Delhi. Así, hicimos tres paradas en tres puestitos distintos de la calle. El primero consistió en trozos de pescado carnoso, fritos de una determinada manera con una salsa riquísima. No sabemos muchos más detalles que esto, pero estaba buenísimo.

La segunda parada fue para comer lo que acá llaman “occidentalizado” Chicken butter. Es pollo cocido previamente, luego puesto a la parrilla y luego sumergido en una salsa que consiste, básicamente, en manteca derretida con especias. INCREIBLE! Está, junto con el angú bahlano que Luis nos cocinó en Río de Janeiro a principios de este viaje, en el top five!! Un sabor totalmente nuevo y exquisito.
Por último, paramos en un puesto de bebidas. Nos hizo probar una especie de milkshake de dátiles. Era rico, pero era tan espeso que ya estábamos llenos, así que no lo pudimos terminar.

He hecho muchos trabajos en mi vida pero jamás imaginé que iba a trabajar una temporada de cuida culo. El tema es que una particularidad que tienen los hombres indios, al menos en Delhi, es la de mirar, mirar y mirar a las mujeres no indias, pero no a sus ojos, sino directamente a sus curvas que por suerte, Aldana tiene y muchas.
Las miradas son sostenidas durante minuuuuutos hasta que se les devuelve la mirada y ahí cesan con su actividad hasta medio minuto después que la retoman. Cómo es imposible evitar este fenómeno onanista, he decidido por pararme y caminar siempre detrás de Aldana y dentro de lo posible si quieren mirar un culo importado, que miren el mío. Es altamente recomendable que las mujeres que viajen a India lo hagan con ropas holgadas y no ajustadas, porque además son toquetones. Sameer, nuestro couch, y demás amigos del camino nos advirtieron sobre esto, pero es ver para creer. La verdad es que tanto hombres como mujeres y chicos se sienten invadidos por la curiosidad de mirar al extranjero, pero la mirada permanente se torna un poco densa.

Delhi es India, pero todo India no es como Delhi.

Saludos a todos!! Ya está lista la galería de fotos de Sri Lanka! Los invitamos a que la miren.

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino y a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Es muy fácil. Tienen que escribir su correo en el recuadro donde dice “suscribite”, ir a la bandeja de entrada en su mail, buscar un mail de feedburner (puede caer en no deseados) y hacer click en el link que está en ese mail. Gracias!

Aldana Chiodi
Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

11 thoughts on “Vieja y Nueva Delhi

  1. Muy buen articulo nos dejo claro varios temas que no conocíamos, consulta nosotros vamos a fin de mes a Delhi, como me puedo contactar con tu coach vamos por dos días a delhi y después nos vamos a Rishikesch

    • Hola Miguel!
      Muchas gracias!
      A nuestro couch lo podés buscar en la web de couchsurfing. Nuestro perfil es público y lo podés ver. Es Aldana y Dino. Está en nuestros amigos o referencia. Buen viaje!

  2. ay.. si tenia ganas de conocer ese maravilloso país.. se han incrementado exponencialmente desde que leo estas entradas!!! que lindo.. que increible.. Gandhi.. su historia y su enseñanza.. un templo que reuna seres de diversas creencias.. faa.. !! tanta diversidad.. tantas contradicciones y sentimientos encontrados.. siii!!! a mi tb me recuerda a bastante Marruecos ..
    Definitivamente tengo queconocer India..
    los abrazoooo….

  3. Hola Chicos,

    Totalmente deacuerdo, cualquier descripcion de Delhi que se intente
    hacer se queda corta.
    Encontramos esa ciudad absolutamente abrumadora,interesante si,
    pero aveces demasiado para los sentidos.
    Esta entrada me hizo recordar todo el caos,miseria etc…los olores de Delhi vinieron mi mente!!! Mmmmmm la comida!

    Abrazo a los dos,

  4. Hola chicos! Muy buena la entrada. Me hizo acordar mucho a mi flash tour por Bangalore. Es muy dificil de describir la India: es un mar de contradicciones y sensaciones encontradas. Y del olor a pata puedo dar fe. Cuando estuve en el templo mas grande los Hare Krishna (cerca de Bangalore) era realmente poco agradable. Pero son costumbres dificiles de aceptar para nuestra forma de vivir. Lo mismo que con el tema de las castas y las mujeres. Pero es bueno siempre ver otras cosas, no? Pone las propias costumbre y creencias en perspectiva.
    Un abrazo.

  5. hola chicos,
    ESPECTACULAR LA ENTRADA, muy descriptiva como todas las entradas, me imagino el olor a patas y ma muero de la risa,
    si la sigen molestando a aldana que se acuerde lo que hizo en RACING Y LISTO, no la joden mas

  6. que contrastante todo !!!! y que aguante hay que tener para estar en algunos sitios. Lindisimas fotos besos!!!!

  7. Qué lugar increíble. Me imagino el sabor de esos currys de la India -que además son tan famosos- En relación con el tema de la sección posterior del cuerpo, bin en cuidar la integridad de Aldana, pero… ojo! no sea que empiecen a ver el tuyo Dino Ja! Besos! Quiero más de la India
    J

  8. hola!!! yo no vi ese pescado ni ese pollo!!!!! Donde lo vendiaaan!??! thali, thali y thali comí, hasta morir y pasar al arroz blanco ja! siis, cuando vuelvan cocinen así resignifico mi recuerdo de la comida india!!
    Me alegra tanto que esten ahi!! ojalá la intensidad de este país les atraviese el alma como lo hizo conmigo.
    Que la pasen muy lindo, y les recommiendo ir a bodghaya, está medio trasmano, pero vale la pena! Es el lugar donde está el árbol bajo el q se iluminó budha. besotes! los quiero

  9. Muy interesante entrada.
    Es increible el contraste que hay entre las callejuelas de la Vieja Delhi y las amplias avenidas de la Nueva Delhi.
    Muy bueno el templo del Loto,no sólo por su filosofia, sino también por su arquitectura.
    Espero que hayan aprendido algunas de esas ricas comidas, así a su regreso, nos las enseñan.
    Mucha gracia me causó la nueva profesión de Dino”cuidaculo” buenísima…

    Muchos besos…

  10. La manteca que usaron para freír el pollo es la misma manteca clarificada que se llama Ghee?

    Según tengo entendido, casi todas las preparaciones gastronómicas en India se preparan con Ghee.

    Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *