Y la magia… en el camino se presentó

 

Cómo recién habíamos llegado desde Río en bus, estábamos cansados y mal dormidos, pero el plan de Luis y sus padres no nos permitía bajar la guardia. El camino nos llevó a la primera escuelita rural. Allí, los alumnos tienen entre 4 y 8 años y se dividen en dos aulas.
La primera actividad mágica fue para los más chiquitos. Nos miraban como bichos raros y se reían cuando hablábamos en español.

Fue Luis quien rompió el hielo y con su alma de docente escondida en algún lugar de su corazón llevó adelante la actividad como si la hiciera todos los días de su vida. Era muy lindo ver las caritas de asombro cuando los “mininos” decían los meses o los números en portugués y nosotros en español.

Cuando Luis les habló del viaje, del océano y de tantas otras cosas les contó también de la “Mágica”, como se dice en portugués. Ellos sabían de qué se trataba, pero probablemente nunca habían visto magia y mucho menos de cerca. Hice 4 juegos bien visuales: usé pañuelitos, bolitas de goma espuma y una soga. En todos, participaron los chiquitos. Nada grandilocuente para lo que podemos estar acostumbrados a ver de magia en una fiesta o en televisión, sin embargo, nunca vi unos ojos tan abiertos y redondos como esos. No hablaban, sólo llevaban sus manitos a la cabeza y abrían la boca, pero nada decían. Mi entusiasmo no me entraba en el cuerpo, me aplaudían y yo no podía asimilar tanta emoción. Sé que ese día no lo van a olvidar al igual que yo, ese día algo sucedió, algo mágico sucedió en una montaña de Brasil.

Luego fuimos al segundo salón de clase con mininos un poquito más grandes y lo mismo ocurrió, era mucho para asimilar y por suerte cuando salimos Paulo nos llevó a ver una cascada y ahí me recuperé un poco, en la energía que la naturaleza brinda.

Ya más recuperados salimos para la última escuela del día en un lugar más inaccesible aún. Una de las maestras es prima de Paulo, se llama Conceição, vive en la escuela durante la semana por lo inaccesible del lugar, tiene un escarabajo (autito muy conocido) y con él recoge y lleva a los nenes de la casa al colegio ida y vuelta cada día. Gana muy poco y parte de su sueldo lo gasta para poder hacer su trabajo. Hasta ahora los buenos les ganan por goleada a los malos en este mundo. La magia se hizo presente otra vez este día. Aunque estaba nublado había sol dentro del aula.
Luego tomamos café con las 2 maestras y jugué a la pelota con los chicos como broche de oro.

Al regresar a la finca, las emociones continuarían. Merendamos y los papás de Luis me pidieron que haga el show para su familia y así se hizo. Cuando Xéu, con sus 88 años, cortó la soga y luego la recompuse, fijó su vista en mí con una mirada difícil de explicar. Entre sus arrugas de una cara llena de vida de campo había un gesto dibujado, rígido, como grabado con cincel. Nada me dijo. Todos aplaudieron y él me dio la mano, me abrazó y se fue con los demás. Sólo respiré hondo y el resto ya no lo recuerdo. Creo que hice otro juego más y nos fuimos.

Mas tarde, Luis me contó que Xéu dijo “cómo puede ser que yo haya trabajado toda la vida en el campo y que venga él y repare una soga así como si nada. Me gustaría verlo cuando se corta una soga llevando animales para ver qué hace”.

Al otro día fuimos a repetir la experiencia a un colegio secundario en la ciudad de Timóteo. Acá sí que nos asustamos, no era lo mismo seducirlos a ellos, adolescentes hasta los huesos. Luis otra vez dejó a su talento fluir y la charla del viaje los enamoró. Las preguntas llovían y nuestro entusiasmo también. Luego sólo pude hacer dos juegos por falta de tiempo ya que la charla se lo llevó todo. Fue increíble, los del fondo del salón se levantaron para poder ver mejor, todos reían y disfrutaban. Estábamos muy felices.

Quiero dedicar esta entrada a mi profesor de magia, Sérpico, que durante los 5 años que compartí con él supo contagiarme el amor que él siente por este arte.

Gracias Mago por todo.

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Dino Feldman

Dino Feldman

Desde 2009, junto con Aldana, decidí cambiar mi estilo de vida: dejé la ingeniería en sistemas para dedicarme solo a la magia y a los viajes. Desde ese momento disfruto de conocer y compartir otras culturas, de escribir y de llevar magia por el mundo mientras arrancamos muchas sonrisas.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés contactarme en las redes sociales.
Dino Feldman

About Dino Feldman

Desde 2009, junto con Aldana, decidí cambiar mi estilo de vida: dejé la ingeniería en sistemas para dedicarme solo a la magia y a los viajes. Desde ese momento disfruto de conocer y compartir otras culturas, de escribir y de llevar magia por el mundo mientras arrancamos muchas sonrisas. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés contactarme en las redes sociales.

17 thoughts on “Y la magia… en el camino se presentó

  1. Bueno, bueno… realmente me hicieron piantar un par de lagrimones con este relato. De alegría y emoción por supuesto. Se de esas caritas que dice Dino y que tan lindas fotografió Aladana… y son imborrables (a mi me pasó con los títeres que también son mágicos). No les parece que todos deberíamos vivir alguna experiencia así al menos una vez en la vida? Creo que serían aún más los buenos del mundo… Un abrazo grande!
    Vivi

  2. Es muy emocionante tevivir a través del relato la emoción de ese encuentro de almas, más allá del idioma. ¡Felicitaciones!

  3. Queridos,
    aqui quem fala é a amiga do Luís de Belo Horizonte.
    Mensagem pra lembrá-los que aqui do Brasil também estamos acompanhando cada aventura ao longo deste caminho.
    Estou imaginando que daqui alguns meses teremos aqui no blog mensagens em vários idiomas.
    Sorte. Abraço forte.
    Helga

  4. Hola chicos! que alegría y emoción ver las fotos y leer el relato de lo que están viviendo. Me pone realmente feliz porque ademas esto es solo el comienzo…
    Gracias Dino por la dedicatoria y creo que ahora podes empezar a entender algo mejor mi sentimiento hacia este Arte.
    Un abrazo de corazón, mis felicitaciones por lo que están haciendo y mis mejores deseos para lo que vendrá…

  5. Hola chicos!!!! La verdad todo es muy emotivo desde aca puedo sentirlo lo que debe ser estar ahi,esta muy bueno compartir todo lo que estan viviendo.
    Un abrazo y seguiremos en contacto.

  6. Hola aldana y dino soy alicia de la oficina de tu papa, me gustaria saber quien es andrea barros por que conozco una persona con el mismo nombre. Los felicito por las vivencias que estan teniendo y que la magia los guie en este recorrido

  7. Gracias por compartir sus hermosas experiencias!
    Me dan a pensar que, con esos pequeños gestos, el mundo, realmente, puede ser un lugar mejor.
    Estas cosas también deberían salir en las noticias, para cargar a todos de pilas y esperanzas.
    Un beso grande

  8. ¡Eso es un 10!
    En la escuela todos, o muchos de nosotros nos hemos sacado un “10” alguna vez, pero el “10” que ustedes se han ganado en este hermoso día es de los que verdaderamente importan.
    Sin duda habrá más de estos días de “10” que les harán tener un viaje y una vida de “10”.
    Saludos

  9. Hermoso, simplemente HERMOSO, me corrio por todo el cuerpo una emoción increible, con todo el relato de los “mininos”… sin palabras Dino….
    Besos a los dos y desde acá sigo sus experiencias!!!!!

    Abrazos muchos

  10. ” QUE EXPERIENCIA MAGICA E INOLVIDABLE “, FANTASTICO.

    Un abrazo para los 3 “MAGOS”

    Rosalia y Papà.

  11. Me encantó el relato y las caras de sorpresa de los nenes.
    Es emocionante!!!!!!
    Les mando un beso grande y sigan transmitiendo y recibiendo tanta magia!!!!!
    Caro.

  12. ¡Qué hermosas las caras de esos chicos! Y es cierto que nada se compara con el asombro de la ingenuidad (tanto en los chicos como en los grandes) que no dudan de la magia porque no les interesa el mecanismo de las cosas, sino disfrutar de los sentidos y de todo lo que los pone a prueba.
    ¡Y eso es magia!

  13. Creo que con este relato todos vivimos un poco lo que viven ustedes……..
    Se me cayó alguna lagrimita de leer esto y ver estas HERMOSAS!!! fotos.
    Besossss Los quiero mucho!!!!

  14. hola aldy y dino! bueno, recien llego de madrid, y por tanto, recien puedo ver el blog y recorrerlo un poco… me encanta! los felicito!
    chicos, pensar que este viaje recien empieza y ya estan viviendo emociones tan fuertes!!! les entrarà todo en el alma?! que fantastico! las caras de esos chicos me hacen acordar a mi expresion la primera vez que vi a dino hacer magia en china, te acordas? fue magico, cuak.
    Me parece hermoso la forma que tienen de transmitir lo que viven! que bien escribis che! gracias por compartirlo! sigan asi…asi puedo viajar con ustedes!
    los quiero mucho, y espero noticias! un abrazote fuerte fuerte a ambos.
    agos.

  15. Yo también sentí la magia viendo esas fotos por un momento me imaginé estar ahí, que lindo, cuando alguien se presenta a regalar algo de su tiempo y ganas a los chicos ellos saben recompersartelo, si que lo sé. Hasta la próxima…
    Hemilce

  16. Noooooosssssaaaa! É assim que se dice quando nos quedamos anonadados aqui en Brasil.
    Las fotos de los niños estan muy, muy lindas. Ellas expressan toda la magia que nosotros pudimos ver en aquelle momento. El relato está fantastico. Me gusta muchissimo leer-lo. Con todas las personas que conosco les commento sobre este blog. Creo que ustedes estan haciendo o que a nosotros nos gustaria hacer. Pero es casi lo mismo leer e “partilhar” con ustedes.
    Con Paolo lo leo todos los dias.

    Gracias por este regalo.

    Abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *