10 años después

Hace 10 años decidimos tomar la pequeña/gran decisión de dejar lo que estábamos haciendo para dedicarnos a lo que queríamos hacer en ese momento: viajar sin fecha de retorno y conocer el mundo a través de la gente.
Hace 10 años tomamos esa pequeña/gran decisión y aunque no sabíamos muy bien qué queríamos, sabíamos lo que no queríamos.

– No queríamos que los días fueran todos iguales e intrascendentes. Queríamos irnos a dormir cada noche con algo del día que valga la pena recordar (Dino siempre hace un ejercicio: todas las noches, cuando se va a dormir, piensa en lo que hizo ese día y trata de diferenciar lo que valió la pena. Si tus días no tienen muchos de esos momentos, si no sabés qué recordar a la noche, algo anda mal. En la actualidad, jugamos a algo parecido con Tahiel: todas las noches, ponemos en un frasco bolitas de colores por cada momento o situación del día que nos haya despertado algún sentimiento positivo y hacemos lo mismo en otro frasco con los negativos).
– No queríamos renegar de cada lunes y esperar ansiosos cada viernes. No queríamos que nuestra vida pasase por esperar el fin de semana. Queríamos que todos los días fueran «cualquier día». Que podamos elegir nosotros cuándo sentirnos de “fin de semana”.
– No queríamos formar una familia y no tener tiempo suficiente para estar con nuestro hijo.
– No queríamos arrepentirnos de no haber intentado ir por nuestros sueños.

Y como no queríamos nada de esas cosas decidimos tomar esa pequeña/gran decisión. Y así nació Magia en el Camino.

 

El primer logo de Magia en el Camino. Teníamos postales y señaladores.

 

En julio de 2009, cuando estaba por empezar Magia en el Camino, Dino escribió este por qué: 

Porque la vida no es permanecer y transcurrir, porque lo importante al cumplir años es mirar atrás y encontrar algo, porque cada noche antes de dormir es bueno que haya algo trascendente del día para recordar, porque el mundo no termina en una oficina, porque hicimos lo más difícil: tomar la decisión.

El mundo está lleno de cosas por descubrir y gente por conocer a cada paso… y allá vamos.

Un poco de historia

De chiquito mi papá me decía que yo le recordaba al Cometa Halley ya que mi cuerpo seguía a mi cabeza por el sólo hecho de estar pegado a ella. Siempre fui inquieto, ansioso y curioso, siempre desarmaba todo para ver como había nacido y mi viejo era quien lo volvía a armar. También crecí viendo documentales y soñando despierto algún día poder pisar esos lugares, ver a esos animales pero nunca en un zoológico, mezclarme y comunicarme con personas que no tienen nada en común conmigo: ni mi cultura ni mis creencias ni mi idiosincrasia ni nada… excepto que vivimos en el mismo planeta, casi nada, ¿no?

Hace no mucho más de un año leí un libro titulado «Atrapa tu sueño» de donde que sólo mencionaré dos cosas: la primera dice que el momento más difícil es siempre el primero: comenzar. La segunda dice “no te cargues demasiado porque no te deja mover”. Ambas están repletas de significado, cambiaron algo en mi cabeza y me impulsaron a atrapar mi sueño.

Tengo todo lo necesario, tengo la idea, tengo las ganas, tengo al amor de mi vida que se prende en todo y tengo la magia, la magia en todo sentido, como herramienta para ir ganándonos unos pesos para sobrevivir, la magia de creer que se puede, la magia de irme a dormir cada noche con Aldana, la magia de soñar despierto y tanto mas. Nunca mejor dicho que para seguir adelante tendremos que hacer magia.

El viaje

La idea es ir viajando sin tiempo que nos apresure o «sin fecha de retorno» (mi eterna definición de libertad), durmiendo en casa de gente buena onda (couchsurfing), trabajando, organizando shows de magia, siguiendo al viento y a los vuelos baratos. Queremos conocer Polonia y algo más de Europa, viajar en el transiberiano desde Moscú hasta Beijing pasando por Mongolia, algo del sudeste asiático, visitar Egipto, Turquía, Jordania, Israel, Kenya y la sabana africana. No sé cuánto de todo esto será posible pero la idea está y veremos qué sale.

Comenzaremos el viaje en mayo de 2010 hacia Belo Horizonte, Brasil. Allí nos esperan Luis y su familia. Recorreremos el estado de Mina Gerais y luego viajaremos a Río de Janeiro. Unos 10 días después iremos a la casa de unos amigos (Anita y Taco) en La Haya, Holanda, justo para su casamiento. La idea es quedarnos allí dos meses y desde ahí… a atrapar nuestro sueño y cumplir mis 40 donde el destino depare. Este es nuestro momento y ojala que la magia nos acompañe. Nos deseo suerte.

Los invitamos a compartir nuestras vivencias en este blog. Los saludan y los quieren. Dino y Aldana.

Los 40 de Dino en el Lago Baikal, Rusia.

 

10 años después mejor volver a empezar

En diciembre de 2019, hicimos público que decidimos dar otro paso. Tomamos una nueva decisión que puede parecer similar a la de hace 10 años, pero no lo es tanto. Las causas son más o menos las mismas, pero se suma las ganas de querer tener la experiencia de vivir en otro país.

Acá estamos, a punto de empezar la nueva década de Magia en el Camino en otro lugar y con otros proyectos. Y al mirar para adelante vemos un camino bastante incierto, pero no podemos dejar de mirar para atrás, que también era un camino así cuando empezamos a transitarlo. La cantidad de cosas que le siguieron a esa pequeña primera gran decisión fueron muchísimas. Algunas salieron como las fuimos pensando y otras no, algunas nos demandaron muchísimo esfuerzo y perseverancia mientras que otras se fueron dando más fácilmente. Nunca sabemos hacia dónde nos llevan los pasos que damos, pero sino los damos no sabremos si avanzamos. Cuando termina el año suele ser momento de balances y de propuestas. Nunca fuimos buenos haciendo eso, pero en este caso, al casi terminar una década (sí, ya sé, la década termina en diciembre de 2020), nos dio ganas de hacer un recuento de todo lo que implicó Magia en el Camino para nosotros.
Si pudieran ver la cantidad de carpetas en la computadora con proyectos e ideas que quedaron en el tintero, no lo podrían creer. Ni yo puedo creerlo. Siempre, detrás de lo que se logra o de lo que se muestra hay mucho más que no se ve y que no se logra.

Resumen de los 10 años de Magia en el Camino

  • En 2009 vendimos el auto y alquilamos nuestro departamento. Renunciamos a nuestros trabajos estables.
  • En 2010 salimos e hicimos un viaje de 18 meses que incluyó algo de Europa, mucho de Asia (el transiberiano, Mongolia, algunos países del Sudeste Asiático, India y Sri Lanka) y un viaje de 6 meses a dedo desde Venezuela a la Argentina.
    Fue el año en que empezamos a aparecer en muchos medios de comunicación con entrevistas radiales, de prensa escrita y hasta de televisión. Nunca nos imaginamos tanta exposición. Con el pasar de los años ya no nos llamaron tanto, aunque siempre aparece alguna, pero ya no es lo mismo que hace 10 años. Tampoco las buscamos, si salen, salen.
  • En 2011 volvimos a Buenos Aires. Hicimos dos presentaciones de una muestra de fotos, que se llamaba «Asia y sus mundos».
    Hacia fin de año nos fuimos a San Luis para presentarnos con nuestro proyecto educativo-mágico.
  • En 2012 llevamos nuestro proyecto por primera vez a Puerto Madryn (Argentina);
    y nos fuimos de viaje 3 meses al sur de África. Recorrimos Sudáfrica, Botswana, Mozambique y Swazilanda a dedo y nos presentamos en muchos lugares con el proyecto social.
    También fuimos en blogtrip a Colonia, Uruguay, y a La Plata, Argentina.

  • Desde el 2011 hasta hace unos años (ahora ya nos cansa un poco más) participamos y organizamos varios encuentros viajeros (con charlas, talleres, exposiciones, mates, picnics, etc.)
  • En 2013 llevamos nuestro proyecto social a Chaco (una experiencia que nos encantó) y a Córdoba;
    fui a un blogtrip en Sudáfrica;
    Dino fue a un blogtrip a Atacama, Chile, y a otro en La Rioja, Argentina;
    juntos fuimos a un blogtrip en Mendoza;
    inauguré (después de muchas vueltas) mi blog personal de fotografía y periodismo, pero lo pude ir actualizando mucho menos de lo que me hubiera gustado;
    quedamos embarazados;
    dimos una charla TEDx en Ciudad de Corrientes,
    y empezamos/seguimos con la escritura de nuestro libro «Magia es Viajar». No es recomendable tener un hijo y escribir un libro al mismo tiempo.
    Ah… y nació Tahiel.
    ¡QUÉ AÑO Y CUÁNTAS ENERGÍAS!

Así anunciamos la llega de Tahiel a Magia en el Camino.

  • Desde el 2012 que escribo artículos para varias revistas de viajes impresas y online. Empecé a cumplir el deseo de poder dedicarme al periodismo de viajes. Algunos años tuve mucho trabajo y llegue a publicar muchos artículos en Travelers, de National Geographic para Latinoamérica, pero otros años fue muy difícil concretar las publicaciones.
  • En 2014 y con Tahiel en una de sus etapas más demandante editamos y publicamos nuestro libro de viajes «Magia es Viajar» de manera independiente.
    Hicimos presentaciones del libro en Buenos Aires, Rosario, Mar del Plata y Córdoba.
    Y una escapada a Carmelo, Uruguay.
    Tuvimos un accidente de auto en el que volvimos a nacer.
    Nuestro proyecto fue declarado de interés educativo y cultural por los respectivos ministerios.

  • En 2015  nos fuimos siete meses de viaje con Tahiel por Europa y aprendimos mucho sobre viajar en familia. Incluyó países como España, Portugal, Croacia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina y Holanda, entre otros. Volvimos a alquilar nuestro departamento.
    Estuvimos en el Travel Blogger Meeting de Plasencia.
    Dimos una charla en las Jornadas de los Grandes Viajes en Madrid.
  • En 2016 hicimos viajes y presentaciones del proyecto mágico con Tahiel en Salta y Jujuy. También nos fuimos a Italia, en un blogtrip por los caminos de San Francisco.
    Nació la idea y empezamos a concretar «Viajá Jugando, objetos para viajar mientras jugás y jugar mientras viajás». Un emprendimiento que nos dio muchos dolores de cabeza (con la mayoría de los proveedores, con la tienda online, con los presupuestos, etc.), al que todavía le estamos encontrando la vuelta y en el que cada pasito nos demandó mucho esfuerzo.
  • En 2017 hicimos viajes y presentaciones del proyecto mágico con Tahiel en Puerto Madryn y Misiones;
    también nos fuimos a Brasil. Allí, fuimos a las primeras escuelas rurales donde siete años antes se había plantado la semilla del proyecto social. Además, conocimos en familia varios lugares del país vecino.
    Fue el año que más recorrimos Buenos Aires como turistas y más posteos hicimos en el blog sobre la ciudad.
  • En 2018 hicimos viajes y presentaciones del proyecto mágico con Tahiel en la Patagonia (Bariloche, El Bolsón, Villa La Angostura, Esquel, Puerto Madryn).
    Viajamos con Tahiel tres meses a Costa Rica, Panamá y Nueva York. En los dos primeros destinos también hicimos el proyecto social. La experiencia de Nueva York en familia fue muy enriquecedora.

  • En 2019 nos motorizamos y sumamos al equipo a Ohana, una EcoSport, con la que recorrimos una vuelta de dos meses por algunos lugares de la provincia de Buenos Aires (Epecúen-Carhue) de la patagonia argentina (Las Grutas, Puerto Madryn, Bariloche, Esquel, Villa Pehuenia, etc.) y cruzamos a Chile para conocer la isla de Chiloé.
    También la llevamos a los Esteros del Iberá y a la termas de Chajarí.
    Publiqué «Viajá Jugando por Buenos Aires», un proyecto que tengo desde el 2015. Si bien no quedó como estaba planificado (por cuestiones de presupuesto), el hecho de que esté en la calle ya me puso contenta. Espero poder reeditarlo pronto en su formato original y con todas las actividades que había pensado.
    Tomamos la decisión de dar otro salto.
    Personalmente, a principio de año tomé la decisión de no dedicarle tanto tiempo a las redes. No me engancho en ninguna locura para «ganarle a los algoritmos», porque no quiero que mi vida pase por eso. El tiempo que me demandaría hacer, por ejemplo, stories todos los días o sumarme a los grupos en los que tenés que ir a comentar cada vez que un integrante hace un posteo prefiero dedicarlo a estar con Tahiel. No es una crítica a quienes lo hacen, porque si lo disfrutan y es parte de su trabajo, está perfecto. A mí me angustiaba mucho porque sentía que era una nueva «oficina». Me gusta hacerlo a mi modo y cuando estoy viajando, es decir, cuando tengo algo que compartir sobre los viajes o lugares que conozco.
  • El 2020 es una incógnita, que espero que sea muy feliz.
    Volvimos a alquilar del departamento. Volvimos a vender varias cosas. Volvimos a vender nuestro auto.

 

Así lo fuimos adelanto por las redes, por si quieren conocer algunos motivos y motivarse a intentar dar ese salto que andan buscando (que no tiene que ser irse de viaje o cambiar de país, puede ser cualquier otra cosa: empezar un emprendimiento, estudiar una carrera o un oficio, pintar la casa, etc).

POST 1

LEER el cartel con atención. HACE BIEN.
A partir de ahora y hasta fin de año vamos a compartir una serie de fotos (no muchas 😂) con frases que se relacionan con el nuevo proyecto que tenemos, con la nueva decisión que tomamos. ¡Sí!
Hay decisión tomada,
hay cambio de rumbo,
hay “empezar de nuevo”, hay “dejar otra vez lo que estaba armado para armarlo en otro lado y de otra manera”,
hay ansiedad,
hay miedos,
hay valentía,
hay amor,
hay proyectos.
.
.
Pronto, les contamos todo. .
No somos de compartir muchas frases, pero a veces, algunas, dicen más de lo que muestran. Y si las escribió el genio de @tanoveron mucho más! (De paso, no dejen de conocer su cuenta y su trabajo).

 

POST 2

Llamalo sueño, proyecto, metas, ganas, objetivos, planes o como quieras, pero hacé algo para que se concreten.
Inténtalo. No te quedes con las ganas.
En la charla TEDx que dimos en 2013, quisimos dejar ese mensaje: andá a buscar la magia en tu camino. No tiene que ser el mismo camino que los demás, no tienen que ser siempre el mismo, pero no te quedes con las ganas de saber qué hubiera pasado si…
Esta obra de @tanoveron me recuerda a esa idea y a la letra de una canción, que también usamos en esa charla y en nuestro libro “Magia es Viajar”: “No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca, jamás, sucedió” (Sabina).
.
Hace un tiempo largo que venimos sintiendo la necesidad de hacer otra cosa, de cambiar otra vez, de probar, de seguir con lo que más nos gusta, pero paso a paso.
No sabemos cómo nos va a ir.
No sabemos si nos vamos a adaptar.
No sabemos si todo lo que pensamos se va a concretar.
Pero lo vamos a intentar.
No nos queremos quedar con la duda de qué podría haber sido si…
Así como hace 10 años dimos el primer paso para que nazca Magia en el Camino (en un contexto muy diferente al actual, en todo sentido) y no nos imaginamos todo lo que vino después, hoy nos animamos a dar otro paso sin saber lo que va a pasar mañana.
.
.
Le estamos metiendo fichas.
.
¿A qué le estás metiendo fichas vos?

 

 

POST 3

No sé si es precisamente sin red, pero que vamos a dar otro salto sin saber muy bien cómo será la caída, lo vamos a dar.
Nos vamos a “vivir” al sur de España, a un pueblo cerca de Málaga.
Nos vamos a cambiar de base.
Hace mucho tiempo que tenemos ganas de tener la experiencia de “vivir” en otro país y no queremos quedarnos con el “qué hubiera pasado si…”. Decimos “vivir” entre comillas, porque la idea no es instalarnos allí para siempre, sino como paso previo a otros movimientos, a otros lugares. Una de nuestras prioridades sigue siendo viajar en familia como una manera de educación para los tres y apuntamos a que desde allá sea más fácil. Posiblemente al principio sean viajes “cortos”, pero después esperamos poder hacer uno de esos viajes “largos” que tanto nos gustan.
.
Lo que no fue fácil fue tomar la decisión.
Hace 10 años cuando nació Magia en el Camino estábamos nosotros dos, no sabíamos muy bien qué queríamos, pero teníamos en claro lo que NO queríamos. En cambio ahora somos tres, sabemos que con nuestra decisión se entristecen algunas personas, pero lo bueno es que ahora, además de saber lo que NO queremos, también sabemos lo que SÍ queremos (o eso suponemos). Y eso está bueno.
No sabemos cómo nos va a ir, ni si nos vamos a adaptar, ni si vamos a poder viajar pronto, ni si la escuela Montessori a la que Tahiel irá en algunos momentos será como la imaginamos, ni esto ni lo otro. Pero sabemos que si lo hicimos una vez lo podemos hacer de nuevo. Que si “nos va mal”, nos volvemos (o seguimos viaje) y que la vida es una y hay que intentar vivirla como uno quiere. ¿Estamos contentos?
Sí!
¿Tenemos miedos?
Claro!
Pero si no los tuviéramos, no sería “normal”.

 

 

10 años después…

Las similitudes son varias:
– dejamos lo que ya teníamos armado.
– nos siguen diciendo que estamos locos y no vale la pena. Aunque ahora mucho suman la idea de que somos «valientes».
– nuestros progenitores no están muy de acuerdo (aunque, por suerte, van cambiando su mirada y empiezan a ver el vaso medio lleno).

Las diferencias son varias también:
– Ahora sí sabemos lo que queremos (y también lo que no queremos).
– No estamos solos, somos tres y eso implica que estamos tomando decisiones por Tahiel también.
Pero eso pasa siempre. Todos los padres y las madres toman decisiones por sus hijos e hijas. Desde la escuela a la que van, las actividades que realizan, el tipo de comida que le dan, el barrio donde viven y los viajes que hacen.
Nosotros apuntamos a que sea lo mejor para él. A veces nos preguntamos si es correcto y otras veces estamos convencidos de que lo es.
– Viajamos con internet y celular (los primeros viajes no tuvimos celular). Las redes y el blog se convirtieron en una parte de nuestro trabajo y, lamentablemente, cambiaron algunas cosas. Por ejemplo, los primeros artículos eran mucho más vivenciales y la gente seguía nuestro blog como un diario de viajes. Teníamos muchísimos comentarios porque lo que publicábamos sorprendía más (hoy no es tan raro ver cosas de otros países) y no poníamos casi nada de información práctica. En la actualidad, los blogs pasaron a brindar mucha información. Y si bien seguimos brindando nuestras vivencias y experiencias, predomina el SEO y lo práctico. No sé si es mejor o peor, es diferente y  a mí me gustaba más lo otro.

 

¡Qué post tan largo y aburrido! No creo que muchos hayan llegado hasta acá, pero quería escribirlo igual, porque cuando vayamos por los 20 años será lindo releer qué pasaba 10 años antes. ¿Qué red social «habrá» que seguir? ¿Nos pasaremos «todos» a los podcast, como viene ocurriendo hace unos años? ¿Dejarán de existir los blogs de viajes porque todo estará en Google? ¿Seguiremos viajando?

Pueden ayudarnos a seguir con la compra de nuestro libro…

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama «Magia es Viajar» y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi
Seguime en:
Últimas entradas de Aldana Chiodi (ver todo)

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.