Aunque no lo veamos… el sol siempre está

 

 

 

¿Cómo podía ser que ya llevávamos más de dos meses y medio recorriendo el sudeste asiático y aún no habíamos ido a ninguna playa? Teníamos que ir a alguna sí o sí. Buscamos a cuál podíamos ir dentro de nuestro presupuesto y acá estamos, en Lankawi.

Lankawi es una isla al noroeste de Malasia. Vinimos acá decididos a tomarnos vacaciones de las vacaciones y en eso estamos. Elegimos esta isla entre otras posibles porque las que se encuentran al este de Malasia están afectadas por los monzones en esta época del año, llueve todo el tiempo y la mayoría de los negocios y hoteles están cerrados.

De este lado, no llueve tanto, pero el sol… bien gracias. Sale a cuenta gotas y el viento se hace notar seguido. Así y todo hace calor, el agua es transparente y su temperatura, bastante agradable pero aún no pudimos apreciar su color real ya que para eso necesitamos a nuestro amigo “el Sol”.
Nosotros estamos en Pantai Cenang, que es el lugar donde se encuentra una de las playas públicas más lindas y donde podés encontrar lugares baratos para dormir y comer.

En cuanto a la comida descubrimos un lugar, llamado Tomato, donde se prepara comida india y malaya y al que nos hicimos adictos. No sólo se come muy bien (y picante, obvio), sino que además es muy económico. Para los que extrañaban la comida, algunos ejemplos.

 

Nasi compur: es un plato que consiste en arroz y una selección de curries (de Kari, salsa en tamil), verduras, pescados y otras carnes. En general, te sirven el plato con el arroz y vos te servís el resto de los ingredientes.

Roti: es un pan de harina de trigo que se acompaña con distintas salsas de curry. Existen muchas variedades, pero el roti de manteca y el de queso se llevan todos los premios.

En muchos lugares tienen, en vez de pileta y canilla, este tipo de artefactos para lavarte las manos, ya que la mayoría de las personas comen con la mano derecha (la izquierda se usa para otra cosa) al igual que otros países con el mismo origen.

A la noche, en la playa, permanecen abiertos varios bares en los que se puede disfrutar de una cerveza o un jugo mientras los pies descalzos juegan con la arena suave y finita.

La isla es muy agreste y no muy grande lo cual hace que recorrerla sea placentero y sencillo. Uno de los días alquilamos una moto y salimos a conocerla. Atravesamos colinas, densa vegetación y cascadas. Imaginamos que con sol todo se ve más lindo.

Hasta los monos miran…

Una de las sorpresas que nos llevamos en la recorrida es que las mejores playas son privadas y no podés entrar. Una verdadera injusticia, pero así funciona el capitalismo. En las playas públicas fuera de Pantai Cenang, muy angostas y no tan lindas como las otras, ves principalmente gente local disfrutando del lugar.

La isla encierra un montón de leyendas y una de las más conocidas es la de Mahsuri, una princesa malaya que fue injustamente acusada de adulterio y muerta a puñaladas. Con su último aliento maldijo la isla durante siete generaciones y murió. En ese momento comenzó a salirle sangre blanca como muestra de su inocencia, por eso se dice que el color blanco de la arena se debe a esa sangre. Poco tiempo después la isla fue invadida por el imperio Siamés y sólo cuando pasaron siete generaciones la isla se transformó en un destino turístico.

A pesar del cielo nublado y el viento, vamos a quedarnos unos días más en la isla. En la próxima entrada, novedades sobre nuestro destino después del sudeste asiático! Saludos a todos!

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino y a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Es muy fácil. Tienen que escribir su correo en el recuadro donde dice “suscribite”, ir a la bandeja de entrada en su mail, buscar un mail de feedburner (puede caer en no deseados) y hacer click en el link que está en ese mail. Gracias!

Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

9 thoughts on “Aunque no lo veamos… el sol siempre está

  1. Hello guys!
    We are the Greeks from Lankawi. We could not find you the day after
    we met. We hope you found a nice place to stay.
    We are back to Greece and started to work although the jet lang. We remember you with love and hope you have great time!
    Your photos are awesome!
    Kisses and hungs
    Dimitris & Maria

  2. Qué lindo el lugarcito de playa donde comían con los pies sobre la arena. Se ve muy rico el pan roti. Es como si fuera un pan relleno horneado? En cuanto al clima, en cualquier momento aparece el sol, como titula esta entrada.!! Besos

    • Hola!
      El roti no es horneado, sino que se cocina tipo panqueque, sobre una plancha lisa y muy caliete. El pan que sí se cocina al horno de barro es el nam o naam, pero eso queda para la próxima. Besos!

  3. hola chicos, feliz año, nosotros estamos muy bien igual que uds, no comente las ultimas veces xq tenia mucho laburo pero igual los leia y me encanta sus definiciones,loe saludamos desde saint michel, los acosta chico
    pd para dino, ortega otra vez en dope,(lo rajaron) e hicieron una gran incorporacion, BORDAGARAY!!!!!!!!!!!! JAJAJAJAJAJAJAAJA
    como siempre: A LA PROMOCION, A LA PROMOCION, A LA PROMOCION GALLINA, A LA PROMOCION!!!!!!!!!!!!!!!! DE ONDA!!!!

  4. holaaaaa!!!! muuy lindo.. descansen descansen!! para que salga el sol tienen que hacer el canto de las siete palomas.. !!! besooo

  5. Hermosas playas a pesar de las nubes. Me gusta eso de comer mientras hacés dibujitos en la arena con las patitas! Hoy viajo, chicos!
    Beso grande,
    Gui

  6. Hola chicos!!

    Se los ve muy bien a los dos, a pesar de lo delgado que esta Dino.
    Esas colinas arboladas,las playas de arena blanca,y el agua cristalina, me recuerdan un poco las playas de Brasil.
    La cocina, parece bastante apetitosa…
    Bonito lugar para relajarse.
    Esperamos novedades.

    Besossss.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.