K de Kilo

 
Con kilo no nos referimos a los que estamos aumentando nosotros por la ansiedad ni a lo que aumenta Tahiel cada mes y nos sorprende, sino al peso del libro. Sí,aunque suene algo poco común, al querer hacer todo de manera independiente el peso del libro es muy importante. ¿Por qué? Por el envío por correo.
Cuando comenzamos a averiguar todo lo relacionado con la impresión del libro, como el tipo de papel, su gramaje, tamaño y otros detalles, apareció el peso del libro.
Después de averiguar en el correo nos agarró una especie de desesperación cuando vimos que, en algunos casos, el costo del envío superaba al posible precio del libro.

Las opciones que nos presentaron son dos: encomienda o  “impreso”.
En la encomienda, la cota del peso es 1 kilo. Esto quiere decir que salta de precio cuando el libro (o lo que sea) pesa más de 1 kg. Pero es más caro que el «impreso». Para que sea económico hay que enviar 50 bultos juntos, lo cual no va a suceder en mucho tiempo. El impreso, que es el que se usa para enviar todo tipo de publicaciones, es más barato que la encomienda pero salta de precio en medio kilo. Aquí viene el problema. Si el peso final del libro ya envuelto supera los 500 gramos, el valor del envío prácticamente se duplica y, obviamente, atentará contra la propia venta. Los valores aumentan según la distancia e, incluso, cambia para algunas provincias dentro del país. Además, aumenta para el resto de América y resto del mundo.
Por lo tanto, el libro sí o sí debe pesar menos de 500 gramos. Por eso, debimos ajustar el tamaño, el gramaje del papel y de la tapa en función del peso, pero además, debimos modificar la cantidad de páginas. Es aquí donde se atenta contra el contenido o, más bien, contra la cantidad de texto que podemos incluir. Lamentablemente hubo que quitar historias y vivencias. Y entonces apareció otro tema a tener en cuenta: optimizar la cantidad de pliegos de papel para no tener desperdicio y no encarecer el costo del libro en la imprenta.

Conclusión: Nuestro libro tendrá una tapa de 300 gramos y 384 páginas de papel bookcel de 65 gramos. En realidad, queríamos que sea un papel de 80 gramos, pero no solo se encarece el costo de la imprenta, sino que además, hubiésemos quedado al borde del precipicio y al pegar la estampilla nos hubiésemos caído.
No fue fácil escribirlo ni editarlo ni ilustrarlo, pero acotar esto a un factor externo como las condiciones del correo fue algo que no nos gustó mucho. Pero son las reglas del juego.

 

balanza

Balanza en el mercado de Sapa, Vietnam.

 

Pueden leer toda la serie de la A a la Z en este link.

 

¿Te gustó el post? Los invitamos a seguir viajando con nosotros y a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino y a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Es muy fácil. Tienen que escribir su correo en el recuadro donde dice «suscribite» (a la derecha de la pantalla), ir a la bandeja de entrada en su mail, buscar un mail de feedburner (puede caer en no deseados) y hacer click en el link que está en ese mail (para corroborar su dirección de correo). También los esperamos en twitter acá. Gracias!

Seguinos en:

Magia en el Camino

Gracias por visitar la Tienda de Magia en el Camino.
Seguinos en:

Latest posts by Magia en el Camino (see all)

One thought on “K de Kilo

  1. Que tema este del peso… cómo hacer para acortar todas esas vivencias y relatos? Cuáles dejar afuera? Bueno, las que quedan afuera ya encontrarán un espacio para ser leídas 🙂 Eso seguro!

    Adelante chicos!!! Muchos éxitos!
    Abrazo enorme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.