Últimos días en Sri Lanka

Si bien ya hace una semana que estamos en India, no queríamos dejar de contarles nuestros últimos pasos por Sri Lanka y alguna que otra curiosidad más. Las fotos de esta entrada no son las mejores, pero por distintos motivos son las únicas que tenemos…

En la región montañosa del país, donde se encuentran las plantaciones de té, nos alojamos en la localidad de Nuwara Eliya, una ciudad establecida por los ingleses en el siglo XIX. A la ciudad no le queda mucho de su pasado esplendor, pero todavía se pueden apreciar algunas construcciones de la época inglesa.

Nosotros nos alojamos en la guesthouse de Wasantha ubicada en una de las colinas con unas vistas re lindas a la ciudad y al valle. Nos quedamos cinco días y ya estábamos como en nuestra casa. Hasta le instalamos wifi!!

Subiendo a la Guesthouse.



Vista desde la Guesthouse.


Nuestro nuevo amigo, feliz!

Luego del Adam’s Peak volvimos a Colombo, la ciudad capital del país de la que no les habíamos contado casi nada. Igual, tampoco hay mucho para contar. Nos alojamos en un hotel “estrellado” con vistas al Hilton (la biblia y el calefón) ubicado en la zona conocida como Fort. Este distrito es ahora el centro financiero de la ciudad y en él se encuentran las llamadas “torres gemelas” de Colombo. Son los edificios más modernos y altos de toda la ciudad, aunque eso no signifique mucho (como diría Groucho…). En este distrito también se encuentra la residencia presidencial y el puerto. Toda esa zona está cerrada al paso y llena de militares armados (verlos, en cualquier lugar del mundo, siempre te produce cierto escalofrío).

Si bien la ciudad tiene algunas partes más lindas que otras, en general es caótica, desordenada y un poco sucia.
Una de las partes más caóticas es la zona conocida como el Pettah. Al igual que los bazares de las medinas de Marruecos o de la vieja Delhi, cada calle está especializada en algún producto.

Otra de las zonas más concurridas es la avenida principal o Galle Road, que corre paralela al mar y donde se encuentran algunos centros comerciales, embajadas, librerías, templos, etcétera.
Un día, mientras visitábamos la zona de parques y de casas recicladas en una parte de la ciudad nos encontramos con el Che Café. Aunque hicimos un gran esfuerzo por imaginarnos al Che sentado en una de sus sillas de diseño, no lo conseguimos. Tanto en este viaje como en los anteriores hemos visto la imagen del Che repetida hasta el cansancio en las formas más inverosímiles que se les puedan ocurrir. La forma en que los empresarios juegan con la imagen capturada por Alberto Korda es increíble. Mejor dicho, es bien capitalista. Siempre nos preguntamos lo mismo: ¿cuánto saben sobre Ernesto Guevara todos los que utilizan su imagen? Además de su imagen estampada en bolsos, remeras, tazas, vasos, ceniceros, botellas, cajas de cigarrillos y de fósforos, carteras, cuadros, gaseosas, cuadernos, tuc tuc, camiones, tobillos, brazos, etcétera, etcétera, etcétera… también lo encontramos en un café/restaurante moderno, fashion y caro. No sólo su imagen sino también los símbolos de la lucha comunista. Si el Che se levantara de su tumba…

En varias fotos sobre Sri Lanka habrán visto una bandera de cinco colores, es la bandera budista. Estos colores representan a los colores que emanaron del cuerpo de Buda cuando alcanzó la iluminación. Para los que les interese, les pasamos el significado de cada uno:

– El azul emanó del cabello de Buda, simboliza la Compasión Universal por todos los seres vivientes.
– El amarillo, que salió de su piel, representa el camino medio que conlleva al balance y a la liberación.
– El rojo, que emanó de su carne, se refiere a la bendición de las enseñanzas de Buda
– El blanco, que se desprendió de los huesos y dientes de Buda, se refiere a la liberación y pureza de sus enseñanzas: la pureza del Dharma.
– El naranja, que salió de sus palmas, talones y labios, representa la inquebrantable Sabiduría de las enseñanzas de Buda.
Los colores en su conjunto, simbolizan la verdad que, según sus seguidores, contienen las enseñanzas de Buda.

Un movimiento de cabeza

Los habitantes de Sri Lanka, al igual que los de India, tienen un gesto corporal muy particular para asentir cuando uno les pregunta algo. Es un movimiento de cabeza que no es el que estamos acostumbrados para decir sí o no, sino que es una especie de más o menos. Para explicarlo de alguna manera, es un balanceo de cabeza hacia los costados utilizando la nariz como eje. Es sumamente confuso al principio, pero divertido después.

Un partido largo…

Hace unos días nos enteramos que un partido de cricket puede durar entre 8 y 10 horas (o más), por lo que, por ahora, decidimos no ir a verlo para no quedarnos dormidos. Como les habíamos contado en otra entrada, el cricket es el deporte que más se practica en el país y en estos momentos se está desarrollando el mundial. Ante la llegada del mundial, la publicidad en las calles y en la televisión es similar a la que podemos ver cuando está por comenzar cualquier competencia futbolística: tocan las fibras del “patriotismo” como si lo que se estuviese jugando fuera el orgullo de lo «nacional».
También, al igual que el fútbol en otros países, el cricket se practica en cualquier lugar. Además, cuando hay un partido podés ver a los hombres parados frente a los televisores de los bares, los shoppings o los restaurantes.

Esta es nuestra última entrada sobre Sri Lanka, un país que nos sorprendió gratamente y al que volveríamos.
Ahora estamos recién llegaditos a Jaisalmer, en el Rajastán occidental, India, después de pasar cinco días en la caótica y contaminada Delhi. Pero todo esto y mucho más en las próximas entradas. Saludos a todos!

Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

4 thoughts on “Últimos días en Sri Lanka

  1. Muy lindo el lugar ,en Nuwora Eliya, donde se alojaron .Me encantan esas construcciones de estilo inglés, y si están sobre las colinas, mucho más.

    Un beso grande….

  2. Hola chicos
    Los sigo siempre, esta bueno sentir que no perdemos contacto.
    Algún día espero que me expliquen como hacen para recorrer el mundo con dos mochilas y a mi no me alcanza un auto con portaequipaje para 5 días en la costa.
    Jaja jaja

    Un gran abrazo Sergio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.