Las Cuevas de Postojnska Jama (Postojna), en Eslovenia

No sé quién se sorprendió más cuando entramos, si Dino o Tahiel. El más grande de la familia no paraba de repetir lo espectacular, maravilloso e increíble que era el lugar. El más pequeño, no podía abrir más los ojos y no paraba de decir «uuuuuuuu» mientras miraba para todos lados y ponía la boca en forma de cucurucho.
Es que el paisaje subterráneo de las cuevas de Postojnska (Postojna), en el sur de Eslovenia, es realmente impresionante. Cuando uno viaja mucho a veces corre el riesgo de sentir que ya no encontrará lugares que lo sorprendan o de pensar que todos los lugares son iguales a otros que ya conoce. Puede ser que a veces eso sea cierto, pero también es cierto, por suerte, que en el mundo nos quedan miles de lugares por conocer y seguir sorprendiéndonos.

IMG_0113

cuevas

Las cuevas se descubrieron en 1818 y apenas un año después, en 1819, se recibieron los primeros turistas. El primero en visitar las cuevas fue el archiduque de Austria, Fernando I. En ese primer año, 104 personas tuvieron el privilegio de conocer una de las cuevas más impresionantes de todas las que presenta el región de Krast en Eslovenia. Con el transcurso de los años y por el boca en boca, las cuevas se fueron convirtiendo en uno de los lugares más visitados del país, llegando a recibir 36 millones de turistas en 2015.
A veces me pregunto si estas obras de arte de la naturaleza van a soportar la presión de tantas visitas y hasta donde llega la responsabilidad de quienes las visitamos.

Llegamos a la ciudad de Postojna en tren. Nos bajamos y corrimos hasta el complejo de las cuevas porque la última visita salía a las 17 y faltaban pocos minutos para esa hora. Desde que viajamos con Tahiel nos pasa que muchas veces hacemos las cosas «corriendo». No es que le quiera echar toda la culpa al viajerito, pero la verdad es que antes no nos pasaba.
Por suerte todavía tenemos la suficiente energía como para caminar muy rápido y llegamos a tiempo. Lo que más lamenté de no haber realizado el recorrido tranquilos fue que no pude dedicar el tiempo que me gusta a observar lo que me rodea y tomar fotografías. Pero el paisaje era tan lindo y el pueblo, encantador, que algo de ese ambiente igual pude percibir. Cuando llegamos, el chico que nos recibió nos dijo que la salida era 17.30 y nos invitó a conocer el museo.

IMG_0045

IMG_0047

Si tienen tiempo, no dejen de darse una vuelta por ahí. Además de conocer a los primeros habitantes de las cuevas y las especies de animales que las habitan es posible comprender cómo se formaron y cómo sigue trabajando la naturaleza en esta obra de arte. También pueden ver cómo fueron evolucionando los trenes que se adentran en las cuevas con los visitantes y cómo fueron las diferentes publicidades de este atractivo turístico. Mientras Dino estaba fascinado con las infografías interactivas que explicaban el origen de las cuevas, yo estaba encantada con los afiches de las publicidades antiguas. Tengo una debilidad por esas cosas.

Las publicidades y afiches que me encantaron.

IMG_0053

Parte del museo.

IMG_0048

Uno de los primeros «trenes» que se adentraban en las cuevas.

IMG_0052

 

Una vez en la puerta de las cuevas, te dividen en grupos según el idioma (no siempre hay en español) y comienza la aventura. Primero se realiza un trayecto en un tren abierto de unos 10 minutos que da la sensación de estar ingresando al interior de la tierra. El recorrido atraviesa varias galerías iluminadas y cientos de formas diferentes de estalactitas. Con Dino nos mirábamos y no parábamos de comentar el espectacular lugar que estábamos teniendo la posibilidad de conocer. Lamentábamos un poco que Tahiel sea tan chico, porque es ideal para que los niños más grandes lo vivan, es como estar en el escenario de una película de ciencia ficción o en las páginas de un libro de aventuras y naturaleza.

Ingreso a las cuevas y complejo con bares, restaurantes y diversos comercios.

IMG_0059

En el tren, a punto de salir!

IMG_0060

IMG_0062

 

Después del tren, comienza el recorrido de 4 kilómetros a través de caminos construidos de tal manera que mires para donde mires estás rodeado de ese paisaje y esas formaciones naturales. A medida que caminamos, la gente se detiene para tomar fotografías y admirar la belleza, mientras el guía explica el origen y formación de cada sector por el que circulamos.
Luego de más de una hora, llegamos a la zona conocida como anfiteatro, donde hay una acústica especial y donde nos espera el tren para regresar. Ya nuestras pupilas están llenas de naturaleza y nuestro corazón, de emoción. A veces es difícil entender cómo un simple paisaje, algo tan «normal» para la naturaleza, puede provocar esas sensaciones emotivas en las personas. A veces solo es mejor disfrutar y no pensar. Y eso hicimos en los últimos 10 minutos de recorrido en tren.

 

IMG_0068

IMG_0074

IMG_0085

IMG_0087

IMG_0104

IMG_0093

IMG_0112

IMG_0116

 

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en instagram acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama «Magia es Viajar» y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

 

Información práctica

A 9 kilómetros de las cuevas de Postojna se encuentra el Castillo de Predjama, que se puede visitar en el mismo día. Nosotros no llegamos a visitarlo.

El precio de la entrada a las cuevas de Postojna es de 22,90 euros (2015) y la visita dura aproximadamente una hora y media.
El precio de la entrada a la cuevas más el castillos es de 31,90 euros (2015).
Pueden ver otras opciones de tickets en este link.

¿Cómo llegar a las cuevas?
Pueden consultar en este link toda la información.
Si llegan en bus o en tren, desde ambas estaciones es posible ir caminando a las cuevas, que quedan en las afueras del pueblo.

El tren es abierto y en las cuevas hace frío, por lo que recomendamos que vayan bien abrigados.

Pueden corroborar precios, horarios y actividades en la web oficial de las cuevas de Postojnska.

Las visitas no siempre son español, por lo que si tu inglés no es muy fluido a lo mejor es buena opción sumarte al grupo de los italianos. Además, lo bueno es que suelen ser menos cantidad de personas y la visita se hace más personalizada.
También se pueden alquilar audioguías en la entrada al complejo.

Si quieren conocer más sobre la historia de las cuevas, les recomendamos leer este post de turismo en Eslovenia.

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

2 thoughts on “Las Cuevas de Postojnska Jama (Postojna), en Eslovenia

  1. Lastima que se perdieron del guía Argentino que esta en las Grutas de Postojna y los puede llevar a Predjama también.!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.