La mística del Camino de Santiago

–¿Cómo no querés que me emocione? Si le prometí a mi mamá que lo iba a hacer y lo hice. –le dice Ana a Carmen, su mejor amiga y se funden en un abrazo eterno. –Gracias por esperarme y recibirme. –termina la frase mientra...

A los 16

Cansada de que la tratasen como una «sirvienta» dijo: Basta. Tomó sus cosas y se fue de la casa que compartía con su padre, su madrasta y sus medios hermanos. Se subió a un barco y después de un largo y cansado...