Qué hacer en Copenhague con niños, consejos e ideas

Viajar a Dinamarca con niños es una muy buena idea y conocer su capital, ¡también! Por eso, en este artículo quiero compartirte algunas ideas y consejos para saber qué hacer en Copenhague con niños. ¡Hay para todos los gustos!

Copenhague es una ciudad que, si bien algunos de los principales atractivos están cerca unos de otros y se puede ir a pie (eso sí, vas a caminar bastante), otros de ellos están un poco más alejados y se necesita de algún medio de transporte para llegar. Por eso, cuando vean el mapa y organicen sus días, tengan en cuenta las distancias porque a lo mejor les conviene alquilar bici (más adelante les cuento sobre esto) o comprar la Copenhague Card, que incluye todo el transporte ilimitado y la entrada a muchos atractivos (más adelante en al artículo les cuento los beneficios).

Otro tema a conciderar es que en Dinamarca, los menores de 12 años no pagan transporte. Es bueno saberlo para hacer cuentas al momento de desplazarse por el país o por la propia ciudad de Copenhague.

Ahora sí, les dejo algunas ideas para saber qué hacer en Copenhague en familia.

Hacer un free tour por Copenhague o tomarse el bus turístico

Hay dos maneras de darle un vistazo a la ciudad para tener una idea de con qué nos vamos a encontrar o para conocer algunas curiosidades o parte de su historia. Y esas dos maneras son: hacer un free tour o dar la vuelta con el bus turístico hop on-hop off. A mí me gustan las dos opciones y hemos hecho las dos en distintas ciudades.

El free tour tiene lo bueno que suele ser por el centro y suele estar más centrado en contarte parte de la historia de la ciudad. Muchas ciudades, como Copenhague, tienen varias opciones de free tour. Recuerda que solo tenés que reservar tu sitio en el enlace que sigue y que se aconseja darle propina al guía, según cómo te haya parecido el servicio.

Con respecto al bus turístico, a mí me gusta porque recorre sitios más alejados del centro y suele incluir algunos que, seguramente, no irías por tu cuenta porque quedan lejos. Además, tenés la posibilidad de bajarte en esos sitios más alejados, recorrerlos, y volver a subirte al bus. También cuentan con audio guía que te describe varios detalles de la ciudad.

 

Alquilar bicicletas, un imperdible para hacer en Copenhague con niños

¡Si! No se pueden perder la experiencia de desplazarse un día en bicicleta por la ciudad de Copenhague. Nosotros alquilamos tres bicicletas, una para cada uno, y nos fuimos hasta el Museo Experimentarium (unos 8 km de ida y otros tanto de vuelta). A la vuelta, pasamos por la escultura de la Sirenita y recorrimos la zona del Palacio Amalienborg, pero ustedes pueden armarse el itinerario que quieran. Realmente, toda la ciudad está preprara y todos las usan.

Si tus hijos todavía no usan su propia bicicleta, podrás alquilar alguna con sillita trasera o las llamadas Cristiania, que son las que tienen como un «cajón» adelante, donde pueden ir los niños (aunque también lo usan para transportar todo tipo de cosas, como las compras del supermercado o muebles pequeños). Alquilar estas bicis es más caro, pero es una linda experiencia para los más peques ir allí.

¿Dónde alquilar bicicletas en Copenhague?

La verdad es que me costó bastante decidirme dónde alquilar las bicicletas, porque hay mucha información en las redes y un poco ya te marea. Te comento algunas opciones y te digo cuál usamos nosotros.

  • Primero, pregunta en el hotel donde te alojes si alquilan bicicletas, porque la mayoría lo hace. El tema es que suelen tener una cantidad limitada y, en general, no tienen para chicos.
  • Otra opción es hacerlo por la aplicación Donkey Republic, una empresa que tiene un sistema de alquiler de bicicletas que se hace online, a través de una aplicación. Hay muchas bicicletas naranjas en la ciudad y mucha gente que usa esta opción. Te sugiero que leas su web para saber bien cómo funciona y si te gusta el sistema.
  • También, puedes elegir alguna de las muchas empresas que alquilan bicicletas en la ciudad. En la web oficial de turismo pueden ver dónde alquilar bicicletas en Copenhague. Nosotros alquilamos en Baisiqueli (la que tiene el arcoiris pintado debajo de un puente) y todo fue de maravillas.
  • Si prefieres, puedes darle una mirada a este tour en bicicleta por Copenhague, de 3 horas. Solo ten en cuenta que es solo para mayores de 12 años.

Aprender y divertirse en el Centro de Ciencia Experimentarium

A nosotros nos encanta visitar museos con nuestro hijo y los de ciencias están entre nuestros preferidos (aunque intentamos ir a todo tipo de museos). Por eso, cuando escribo estas guías me gusta sumar la propuesta de visitar museos a la lista de qué hacer en Copenhague con niños. En la capital danesa hay un Centro de Ciencia que se llama Experimentarium, que nos encantó.

Pasamos allí más de 4 horas y nos hubiéramos quedado más tiempos sino fuera porque teníamos que devolver las bicicletas.

Puedes leer nuestra experiencia en el Museo Experimentarium. Allí tienes toda la info de cómo llegar, el precio y demás detalles. La entrada a Experimentarium también está incluida en la Copenhague Card.

Consejo: si no quieres gastar en almorzar en el museo, puedes llevar tu comida porque el museo tiene una zona de picnic. Sino, a pocos metros hay un supermercado Netto, que tiene comida ya lista.

 

Visitar el Children´s Museum, en el Museo Nacional de Dinamarca

Como comentaba antes, tratamos de visitar distintos tipos de museo y este me llamó la atención porque tenía una parte especial dedicad a los niños. Así que fuimos.

En el Museo Nacional de Dinamarca emcontrarás la historia de Dinamarca a lo largo de los distintos momentos históricos. Entre las exposiciones hay algunos objetos que seguro llamarán la atención de tus peques, como un sable que usó un pirata y una sala dedicada a las las casas de muñecas y a los juguetes antiguos.

También hay un sector pensado para que los más peques juegan y aprendan, es el Children´s Museum. Este lugar se encuentra en la planta baja del edificio. Si les gusta la temática vikinga, allí podrán disfrazarse, subirse a un pequeño barco y armar alguna batalla. Además, el museo tiene hasta junio de 2023 una muestra especial sobre los vikingos.

No dejes de leer nuestra experiencia y la info más completa en Museo Nacional de Dinamarca con niños.

 

 

Otros museos para visitar en Copenhague con niños

Si bien nosotros no fuimos por falta de tiempo, los teníamos en nuestra lista de qué hacer en Copenhague con niños. Por eso se los comparto, por si los quieren sumar. Esos museo para ir con niños son:

  • Museo del circo. Un museo donde se muestra el  mundo cirsense y donde los peques pueden disfrazarse y tocar los distintos elementos.
  • El Museo de los récord Guinness. Es el único museo de este tipo de Europa. Es interactivo y te vas a enterar de muchas curiosidades. A este seguro que vamos la próxima vez en la ciudad.
  • Museo de Ripley, believe it or not! Este museo es muy divertido si les gustan las curiosidades. Nosotros visitamos hace unos años el de Nueva York y estuvo entretenido.

Estos tres museos están incluidos en la Copenhague Card (más info, al final del post).

¡No viajes a Copenhague con niños sin tu SEGURO DE VIAJE! Puedes mirar en IATI Seguros de viaje (que hay un 5% de descuento) y tienen un tipo de seguro para cada necesidad (familia, mochilero, estándar, escapada, etc) o darle una mirada a Asegura tu viaje, que es un comparador de seguros (sobre todo su vives en Argentina, porque tiene precios en pesos). ¡No dejes de contratar uno!

 

Sacarse fotos en el canal Nyhavn (¡y navegar!)

Si hay una postal que nos traslada a Copenhague, esa postal es la imagen del canal Nyhavn, el más famoso de la ciudad. Claro que no es el único, pero sus casas de colores vivos, sus barcos que van y vienen y los muchos bares y restaurantes que se isntalaron en su orilla lo hacen especial (y fotogénico).

Así que una de las cosas que hacer en Copenhague con niños es pasear por allí y sacarse la típica foto familiar, esa que irá a algún portaretratos, alguna pared con fotos y al álbum/diario del viaje (si quieren ideas para hacer un diario de viaje con niños, miren este enlace).

Además, claro, pueden dar un paseo en barco, que a los niños suele ser una actividad que les gusta mucho. Si bien verán varias empresas que hacen los paseos y pueden contratar el tour ahí mismo, siempre es mejor ya tener la reserva y el ticket (sobre todo en temporada alta). Pueden reservar este paseo en barco por los canales de Copenhague, que dura 1 hora y es el tiempo justo para hacerlo con niños. Si tienen la Copenhague card está incluido un paseo en barco por los canales.

Idea: cuando hagan el paseo en barco, puedes darle una cámara de fotos o un celular viejo que funcione la cámara, para que vaya fotografiando aquello que ve desde el canal. Yo suelo hacerlo en varias oportunidades cuando paseamos por las ciudades y es algo que le gusta.

 

Hacer un picnic y jugar en alguno de los parques, un imperdible en qué hacer en Copenhague con niños

La ciudad de Copenhague tiene varios parques y en todos ellos puedes hacer un picnic y pasar unas horas de juegos. A continuación te dejo algunos datos de los más conocidos. Nosotros fuimos varias veces a Ørstedsparken, porque tiene un espacio verde bien cuidado, varios juegos para niños (en los parques de estos países suelen dejar juguetes para que todos usen) y un lago.

En otra oportunidad fuimos al parque Østre Anlæg, a la zona de juegos con mesas y bancos que hay detrás del Museo de Arte, pero no estaban en muy buenas condiciones. Igual, había muchas familias haciendo lo mismo que nosotros: un picnic.

Otros parques para visitar con los niños en Copenhague son:

  • Superkilen. Es el parque con las líneas blancas sobre cemento, que pueden llegar a ver en algunas fotos. Tiene juegos, pero no está en muy buenas condiciones (eso nos dijeron unos amigos que viven allí cerca). Nosotros no llegamos a visitarlo, pero nos quedamos con las ganas porque es un parque que a través de los objetos que muestra pretende dar cuenta de la variedad étnica del barrio donde se encuentra.
  • Norrebro Parken.
  • Churchill park (en la zona del Kastellet).

 

Subir al mirador de la Torre Redonda

La Torre Redonda o Rundetårn se construyó en 1642, con 43 metros de alto y con la función de observatorio. Puedes subir al mirador por una amplia rampa en espiral (se dice que por ahí subían con caballos…) y disfrutar de hermosas vistas.

Una actividad para hacer con los niños desde los miradores es tratar de identificar los distintos lugares de la ciudad en los que ya estuvieron. Y, claro, sacarse muchas fotos.

A la torre pueden llegar mientras caminan por las principales calles comerciales y peatonales de la ciudad. Nosotros tomamos la calle Strøget, la más famosa, con muchos comercios, bares y bonitos edificios, y doblamos en la calle Købmagergade, otra bonita calle con las mismas características que desemboca en la torre. Ten en cuenta que en la primera calle está el local de LEGO y, seguramente, querrán pasar a visitarlo.

El costo para subir es de 40 coronas danesas los adultos y 10 coronas danesas los niños entre 5 y 15 años. Los menores de 5, gratis. Si tienes la Copenhague card, la entrada a está incluida.

Tomarse una foto con la Sirenita y recorrer Kastellet

La escultura de la sirenita es, junto al canal, otro de los íconos de la ciudad, por eso es buena idea acercarse con los niños hasta allí y tomarse alguna otra fotografía familiar. También pueden ir solo a verla, claro (nosotros nos olvidamos de tomar la foto!).

Justo al lado (o frente) a la escultura se encuentra el Kastellet, una zona fortificada en forma de estrella, que se construyó como área defensiva del puerto. Si bien todavía sigue cumpliendo roles de defensa, actualmente es un espacio público al que se puede acceder a pie o en bicicleta y donde encontrarán mucho espacio verde para descansar o hacer un picnic. Si están con tiempo, pueden recorrer la zona y pedirle a los niños que encuentren: un molino, cañones viejos, fuentes y estatuas.

Además, si les gusta ver el cambio de guardia, pueden estar allí a las 12 del mediodía para verlo.

 

Divertirse en el Parque Tívoli

El Parque de atracciones Tívoli es todo un ícono de Copenhague, porque es el más antiguo (de 1843) y un símbolo de la ciudad. Se ubica en el medio de la ciudad, frente a la estación central de trenes. Además de juegos mecánicos tiene un parque muy bonito para pasear, lagos y construcciones que llaman la atención, como una pagoda y un edificio con estilo árabe.

En la época de Navidad, es aquí donde se montan los hermosos mercados navideños.

Puedes comprar la entrada general a los Jardines del Parque de Tívoli (si quieres subir a los juegos, tienes que sacar cada ticket aparte una vez que estés en el lugar) o también puedes ver esta opción de Tour por Copenhague + Entrada a los Jardines de Tívoli.

Nota: si prefieres, a pocos kilómetros de la ciudad, hay otro parque de atracciones en el que no se paga entrada, sino que se paga para subirse a cada atracción. Se llama Bakken y es el parque en funcionamiento más antiguo del mundo. En la web del parque pueden ver toda la información práctica.

 

Conocer alguno de los castillos de Copenhague (aunque sea por fuera)

Para algunas familias puede ser muy interesante pasear por el interior de los castillos y conocer cómo era (o es) la vida real en ellos. Pero para otras familia, puede resultar aburrido. Por eso, como en Copenhague hay varios castillos/palacios que se pueden visitar, mi consejo es que aunque sea los vean por fuera y, si quieren/pueden elijan uno para conocer por dentro.

Estos son los que se pueden visitar:

  • Palacio Amalienborg. En este palacio vive la familia real danesa desde el siglo XVIII y es un complejo formado por cuatro edificios, que rodean una plaza. Puedes hacer una visita guiada por el Palacio Amalienborg o visitarlo por tu cuenta. En ambos casos, la entrada al palacio cuesta 95 coronas danesas y los menores de 17 entran gratis. Si tienes la Copenhague card también está incluida la entrada.
  • Castillo de Rosenborg. Rodeados por unos extensos y bellos jardines, este castillo se construyó en el siglo XVII por orden de Christian IV. En el recorrido se ven, entre otras cosas, las joyas de la Casa Real Danesa, algunas de las cuales utiliza del reina de Dinamarca en los actos oficiales. Puedes hacer una visita guiada al Castillo de Rosenborg o visitarlo por tu cuenta. En ambos casos, la entrada al castillo cuesta 110 coronas danesas y los menores de 17 entran gratis. Si tienes la Copenhague card también está incluida la entrada.
  • Palacio de Christiansborg. Este enorme palacio es la sede del Parlamento Danés y algunas sectores todavía son utilizados por la familia real. Se pueden visitar algunas habitaciones reales y una colección de tapices. Además, se puede subir al mirador, que es el más alto de la ciudad (y es gratuito). Puedes hacer una visita guiada al Palacio de Christiansborg o visitarlo por tu cuenta. En ambos casos, la entrada cuesta 60 coronas y los menores de 17 no pagan. También está incluida la entrada en la Copenhague Card.

Hay otros palacios y castillos cerca de la ciudad, pero creo que para una visita en familia, conocer alguno de estos ya está bien. Aunque, como siempre decimos, cada familia es un mundo y si en tu familia son fanáticos de los palacios y castillos… ¡pues a conocerlos todos!

Dar un paseo por el barrio de Christianshavn y la Ciudad Libre de Christiania

En esta guía no les hablo de barrios, porque no es el objetivo del artículo, pero este lo menciono porque puede ser que les interese particularmente, sobre todo si viajan con niños más grandes. Este barrio se construyó sobre una isla artificial y en mientras camines por allí podrás sentirte en algún lugar de Ámsterdam (esto es así porque, según nos contaron, tuvieron a la ciudad de Ámsterdam como modelo al momento de construirlo.

Si bien fue un barrio pesquero hoy es un barrio de moda, con restaurantes famosos, tiendas y callejuelas para caminar y sacar muchas fotografías. En este barrio, además, puedes ver con tus hijos dos «curiosidades»:

  • la primera es la iglesia de San Salvador que tiene la particularidad de una cúpula en espiral.
  • la segunda es la ciudad libre de Christiania, un barrio independiente de la ciudad, donde hay un autogobierno.  Nosotros nos quedamos con muchas ganas de visitarlo, pero no pudimos hacerlo por falta de tiempo (es que ¡Copenhague tiene muchas cosas para ver y hacer!). En la actualidad, tiene un aspecto de «suburbio», con algunas casas coloridas sobre la márgen del río y algunos murales artísticos interesantes. Además, hay una calle (Pusher Street) donde se venden drogas blandas y por eso no está permitido hacer fotografías.
    Unos amigos fueron con niños pequeños una semana antes que nosotros y nos dijeron que se podía ir perfectamente, pero claro que si no te gustan esos ambientes, mejor no ir. Nosotros somos de la idea de ir con niños porque siempre son buenos momentos para conversar sobre temas varios.

Puedes apuntarte a este Free Tour por Christianshavn y enterarte de la interesante historia de este barrio. Nosotros ya lo agendamos para la próxima visita!

 

Hacer una escapada a Legoland y a Lego House, en Billund

El objetivo principal de nuestro viaje a Dinamarca era conocer Legoland y Legohouse. Ambos lugares se encuentran en la ciudad de Billund, a unas 3 horas de Copenhague. Y ambos son muy recomendables para pasar los días jugando en familia. En las dos guías que menciono a continuación está toda la información práctica para llegar, precios, horarios, alojamiento, comida, etc.

Legoland, en Billund

El parque de Legoland en Billund es el primer parque de atraccciones de la marca, ya que los legos son originarios de esa ciudad. Es un parque que tiene atracciones para todas las edades, algunas son más «vertiginosas» y otras son ideales para los más pequeños de la familia. Se puede pasar uno o dos días allí, dependiendo de la fecha en la que vayas y del interés de la familia. Este año (2022) sumaron un sector con legos para armar (Brick Street). Tienen TODA la información en la Guía para visitar Legoland Billund.

 

Lego House, en Billund

En Lego House los amantes de los legos encuentran su lugar en el mundo. LegoHouse es un edificio moderno, con 13 terrazas en muchas de las cuales hay juegos para niños, con más de 25 millones de lego distribuidos en distintos ambientes para que puedas explorar, armar, crear y jugar sin límite. También hay grandes construcciones hechas con millones de legos, como dinosaurios y el árbol de los deseos.

Cuando ingesas, te dan una pulsera con un chip que te servirá para hacer y descubrir muchas cosas durante tu estadía. Además, con ese chip, después vas a poder bajar tus creaciones para que te queden de recuerdo. ¡Genial! Te explico TODO mucho más detallado en la Guía para visitar LegoHouse en familia.

 

Además, de estas dos grandes opciones, la ciudad de Billund cuenta con otras atracciones para la familia, que te las cuento en Qué hacer y ver en Billund, capital de los niños en Dinamarca.

Pasar una mañana en Roskilde, para ver barcos vikingos

Claro que en este viaje no podían faltar los vikingos. Mi nene, Tahiel, está con este tema desde hace un tiempo, así que aprovechamos el día que alquilamos el auto para ir a Billund y, de camino, pasamos la mañana en Roskilde. Pensábamos solo estar un rato en el Museo de Barcos Vikingos, pero estuvimos toda la mañana. Después de la experiencia, puedo decir que vale la pena sumarlo a la lista de Qué hacer en Copenhague con niños, en este caso, una escapada a unos 40 minutos de la ciudad.

En el Museo de Barcos Vikingos de Roskilde vas a ver los restos de cinco barcos vikingos originales que se encintraron en unos fierdos cercanos. Pero además, fuera del edificio del museo, hay algunos espacios con actividades que pueden gustarle mucho a la familia.

Por ejemplo, puedes dar una vuelta en un barco vikingo y aprender algunas de sus técnicas, puedes construir un barco con madera y herramientas de verdad (aclaro lo de «de verdad» porque sé que a los peques les encanta usar martillo y clavos de verdad) o sumarte a una explicación de espadas y escudos. Puedes ver toda la información completa en Museo de Barcos Vikingos en Roskilde, Dinamarca.

Además, la ciudad es bonita para dar un paseo y visitar su catedral, que es famosa en la zona. Si tienes la Copenhague Card, tienes incluida la entrada a la catedral de Roskilde.

Algunas consideraciones generales para visitar Copenhague con niños

  • Recuerda que muchos comercios cierran temprano (entre las 18:00 y las 19:00), sobre todo durante los meses de invierno. En cuanto a los lugares para comer, siempre encontrarás alguno abierto más tarde pero muchos también cierran sobre las 20:00). Por su parte, algunos supermercados cierran a las 20:30, mientras que otros extienden su horario hasta las 21:30 durante el verano. Consejo: la primera vez que vayas al súper pregunta los horarios de esa cadena.
  • En la mayoría de los parques con juegos infantiles encontrarás juguetes o rodados que están disponible para su uso.
  • No olvides que los menores de 12 años viajan gratis en los transportes.
  • Debes estar muy atento a las bicicletas, tanto para manejar como para caminar por la ciudad, porque tienen prioridad.

Conviene sacar la Copenhague Card, ¿sí o no?

La única manera de saber si conviene o no conviene comprar la Copenhague Card es hacer el itinerario de lo que quieren ver en uno o dos días, sumar cuánto saldría pagar todas esas entradas y el costo del transporte para llegar a cada una y comparar.Pueden ayudarse por el mapa que les dejo al final del artículo y por los precios que les comparto.

Lo del transporte es muy importante porque si bien los niños no pagan, los adultos sí. Y para llegar a más atracciones en dos días es mejor moverse en transporte público (aunque varias atracciones están cerca unas de otras).

Si se visitan en dos días los tres castillos, el Experimentarium, la Torre Redonda, el Parque Tívoli y el paseo por los canales en barco, ya compensa. Y quedan más cosas que se pueden hacer. En este enlace puedes ver todas las atracciones que incluye. Claro que puedes ser que prefieras hacer las cosas más tranquilamente y no ver tanto en dos días. Eso ya es el estilo de viaje de cada familia. Lo importante es que el viaje a Copenhague con niños sea inolvidable para todos los miembros de la familia, que todos disfruten.

Si te decides, no dejes de comprar la Copenhague Card en este enlace. A vos te sale lo mismo que comprarla en otro sitio y a nosotros nos dan una pequeña comisión. ¡Gracias!

Ayuntamiento de Copenhague. La entrada al mirador está incluida en la Copenhague Card.

Mapa con las principales cosas que hacer en Copenhague con niños

 

Dónde dormir en Copenhague con niños

Además de saber qué hacer en Copenhague con niños tenemos que saber dónde dormir con ellos! Buscamos bastante antes de decirnos, porque no encontrábamos nada económico que fuera apto para ir con un niño. Pero al final, encontramos.

Nosotros nos alojamos en dos lugares, porque estuvimos al inicio y al final de nuestro viaje por Dinamarca. La primera vez dormimos en Next House Copenhague, un hostel que nos encantó (y a Tahiel, mi niño, también). Tiene todo automatizado, es moderno, con entretenimientos (aunque la mayoría se paga aparte) y tiene una cocina grande y cómoda para cocinar allí y ahorrar (una de las cosas más caras de Copenhague es la comida). Además, puedes pagar el desayuno que, aunque no es gran cosa, es más barato que tomarlo fuera.

Tiene habitaciones privadas, pero suelen estar ocupadas. Entonces, tienes la opción de reservar como privada una habitación compartida de 4 camas (con baño privado). Son habitaciones pequeñas, pero la verdad es que ni estás en la habitación. Puedes reservar en el Next House Copenhague aquí (haz la búsqueda nuevamente según las fechas y la cantidad de personas que viajen). Se ubica a pocos metros de la estación central de trenes.

No tengo muchas fotos del lugar (pueden ver fotos en el enlace), pero acá ven a Tahiel preparando «la batalla naval».

El segundo lugar fue el Cabinn City, casi en frente del anterior. Este lugar es un hotel (no funciona com hostel) con habitaciones familiares (la nuestra tenía una cama doble y una simple, pero tipo litera, arriba de la doble). También tiene desayuno, que se paga aparte y, si bien es más caro que el del anterior, pareciera ser más completo (no lo pudimos verificar). Puedes reservar en el Cavinn Hotel Copenhague en este enlace.

Si prefieres otras opciones, puedes buscar en este mapa. Recuerda hacer una búsqueda personalizada.


Booking.com

 

 

¿Te sirvió esta guía sobre qué hacer en Copenhague con niños? Espero que sí y que puedas compartirla. Este artículo tiene enlaces de afiliados, es decir que si compras algo a través de los mismos, a vos te sale igual y a nosotros nos dan una pequeña comisión. Gracias!

 

 

¿CONOCES NUESTRO EMPRENDIMIENTO «VIAJA JUGANDO»?

Te invito a conocer nuestro emprendimiento: VIAJA JUGANDO. Tenemos tienda online en Argentina y tienda online en España. En estas imágenes un resumen de lo que encuentras allí.

Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

2 thoughts on “Qué hacer en Copenhague con niños, consejos e ideas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.