Qué hacer en Nueva York con niños

¿Viajas a Nueva York con niños? ¿Pensás que no es una ciudad para ellos? En esta guía te compartimos varias opciones para saber qué hacer en Nueva York con chicos, más allá de las tradicionales (que también las enumeramos al final del post).

 

IDEAS  PARA ORGANIZAR UN VIAJE CON NIÑOS A NUEVA YORK

Nueva York es una ciudad enorme, vibrante y atractiva. Cuando nos preguntan si es apta para viajar con niños, siempre decimos que sí, porque nos impresiona la cantidad de propuestas que tiene para toda la familia.

  • Te recomendamos ir con paciencia, como en cualquier viaje con niños, pero un poco más, y disfrutar de cada momento. Si no se pudo conocer un museo famoso, pero hicieron un súper picnic en el Central Park está bien igual.
  • Una buena idea es que cuando prepares el itinerario para viajar a Nueva York con niños, no incluyas muchas actividades por día, porque vas a ver que con solo caminar por ciertos barrios ya encontrás cosas para hacer y para ver.
  • Además, tené en cuenta de que siempre haya cosas «para adultos» y «para niños». ¿Qué quiero decir? Que si, por ejemplo, una mañana van a estar en un museo que no es exclusivo para ellos, después pueden ir una o dos horas a una plaza con juegos. Como te cuento más adelante, tené en cuenta que hay plazas (playground) y parques con buenos juegos, en todos los barrios de la ciudad.
  • Otra buena idea es hacer partícipes a los niños de la previa del viaje. Si son más grandes ya pueden participar del armado del itinerario. Otra idea es que miren películas infantiles que transcurran en la ciudad o adquirir alguna de esas guías de viaje para pequeños exploradores. Nosotros usamos la de Lonely Planet para niños.
    Entre las películas pueden ver: Una noche en el Museo, Pets (las imágenes del Central Park en otoño son hermosas), Balto, Madagascar, Quisiera ser grande, entre otras. De esta manera, mientras pasean, pueden recordar partes de las películas.
  • Te invitamos a leer Se puede viajar a Nueva York con niños, donde vas a encontrar varias ideas y consejos generales para que el viaje a Nueva York sea una buena experiencia para toda la familia. ¡No te lo pierdas!

 

TOMAR EL BUS TURÍSTICO

Una de las primeras actividades que pueden hacer en Nueva York con los niños es tomarse el bus turístico, el del hop on- hop off. Algunos piensan que no es una buena opción o que es una pérdida de tiempo, pero si viajan en familia nos parece una buena idea para que los niños (y adultos) tengan una idea general de cómo es la ciudad, cómo se distribuyen los barrios y, de paso, aprovechan y se bajen en algunas paradas para recorrer ciertos sitios. Por ejemplo, nosotros nos bajamos en Battery Park y nos quedamos recorriendo toda esa zona, incluido el Sea Glass Carrusel, que les cuento más abajo, y el monumento al 11-S.

Sugerencia si se toman el bus turístico de Nueva York con niños: pueden darle a los niños una cámara de fotos para que saquen imágenes «desde arriba». También, otra actividad que pueden ofrecerle a los niños es darles un mapa y que ellos vayan identificando el recorrido que hace el bus y los lugares por los que pasa.

Pueden leer nuestra experiencia en Bus turístico hop on hop off en Nueva York.

TOMAR EL TELEFÉRICO A LA ISLA ROOSEVELT 

Todo lo que sea «por el aire» a los niños suele gustarle mucho, por eso, ofrecerles un paseo corto (3 minutos ida y 3 minutos vuelta) en teleférico para unir la isla de Manhattan con la de Roosevelt, seguro que les va a parecer una gran actividad para hacer en Nueva York. El teleférico a la isla Roosevelt se toma en 1132 2nd Av (entre 59 y 60), muy cerca del Central Park (por lo que pueden combinar la salida).
El teleférico corre paralelo al puente de Queensboro y, tanto en su recorrido como una vez en la costa de la isla de Roosevelt, podrán apreciar la densidad de los edificios y la movida de algunas de sus calles.

  • El ticket para el teleférico cuesta lo mismo que un pasaje de metro (3 dólares en billete simple o 2,75 con la metrocard). Se saca en la entrada al teleférico.
  • Si tienen tiempo, les recomendamos recorrer la isla a pie, lo que puede hacerse en menos de una hora. También hay un bus rojo gratuito que recorre toda la isla y sale de la terminal del teleférico.

A Tahiel le encantó ver cómo los autos y las personas se iban haciendo cada vez más pequeños.

 

CRUZAR EL PUENTE DE BROOKLYN

El puente de Brooklyn es uno de los iconos de Nueva York, por lo que les va a encantar tanto a ustedes como a los niños. Sobre todo si vieron alguna película infantil que transcurre allí! Paren a sacar con paciencia varias fotos, miren la ciudad desde el puente, miren cómo pasan los autos, observen los barcos ir y venir… todo es como en una película.

Sugerencia si visitan el puente de Brooklyn con niños: les recomendamos cruzarlo varias veces, una que sea en bicicleta. Ustedes también lo van a disfrutar! Y después, siguen en bici por los parques de Brooklyn. Y pueden volver a Manhattan por otro puente.

 

DUMBO Y JANES CARRUSEL

Si ya cruzaron en bicicleta el puente de Brooklyn pueden darse una vuelta por el barrio de Dumbo, a la izquierda del puente, sacarse la típica foto en Water Street con el puente detrás (que no es el Puente de Brooklyn, sino el Manhattan Bridge) y dar una vuelta con los niños en Jane´s Carrusel. Es uno de los carruseles más lindos de la ciudad y se tienen unas hermosas vistas de la isla de Manhattan.
Una de las veces que cruzamos el puente de brooklyn, volvimos por el puente Manhattan y nos encantó. No es tan turístico, pero también vale la pena.

VISITAR MUSEOS PARA NIÑOS EN NUEVA YORK (o con actividades para ellos)

Una de las cosas que más me gustó de la ciudad de Nueva York para viajar con niños fue la cantidad de museos y centros culturales para disfrutar en familia. Y, sobre todo, que los museos que se supone no son para niños, siempre tienen alguna propuesta para ellos. Uno puede pensar que, por ejemplo, el Guggenheim de Nueva York no es un museo para niños. Efectivamente, no lo es a priori, pero todos los fines de semana organizan actividades para las familias. Nosotros nos anotamos en una y pudimos conocer el museo desde otro lugar.
Pueden leer nuestra experiencia en Un niño suelto en el Museo Guggenheim de Nueva York.

Además, los museos más «turísticos», como el MET, tienen actividades impresas para hacer con los niños durante el recorrido.

Algunos museos tienen un día por semana lo que se llama «Pay as you wish», algo así como pagá lo que quieras. Es decir que no hay un precio estipulado por entrada, sino que cada uno puede dejar lo que crea conveniente. Les recomendamos que lo chequen en cada página oficial. El único problema de estos días es que suele haber mucha mucha gente y con niños no se disfruta tanto.

MUSEO DE LOS NIÑOS

El Museo de los Niños de Nueva York es, como su nombre lo indica, un museo para ellos. Son cinco pisos donde los pequeños pueden aprender y dejar volar su imaginación mientras juegan a ser médicos, enfermeros, arquitectos, maestros o constructores de pistas, entre otras actividades. Hay talleres de arte y música y actividades especiales algunos días.
Les contamos nuestra experiencia en el Children´s Museum of Manhattan.
También hay un museo similar, pero más chico, en Brooklyn, el Brooklyn Children´s Museum.

MUSEO DE ARTE DE LOS NIÑOS

Si los peques son fanáticos de pintar, dibujar y crear, otra de las actividades que les recomendamos para hacer en Nueva York con niños es visitar el Museo de Arte de los Niños (Children´s Museum of Art). Allí van a tener siempre una muestra de arte y un montón de propuestas artísticas y creativas. Ideal para un día de lluvia.

MUSEO DE RIPLEY

Este es un museo tanto para grandes como para chicos, así que se los recomendamos de acuerdo con sus gustos y las preferencias de sus niños. En nuestro caso, como a Dino le gustan mucho estas curiosidades, lo disfrutaron mucho con Tahiel. Pueden leer nuestra experiencia en el Museo de crease o no.

MUSEO METROPOLITANO DE ARTE (MET)

Este es otro de los museos más grandes y famosos de Nueva York, por eso, para visitarlo con niños les recomendamos organizar bien la visita e ir con tiempo. Al ingreso de varias salas hay fichas con actividades para los niños, también hay una biblioteca en el subsuelo donde pueden encontrar más actividades y el museo tiene una web muy bonita para mirar antes de la visita. Se llama MetKids.

MUSEO DE HISTORIA NATURAL

El Museo de Historia de Natural es uno de los que más disfrutarán los niños un poco más grandes en su viaje a Nieva York. ¿Por qué digo los niños un poco más grandes? Porque realmente es un museo enorme, con más 40 salas, con mucha información donde los más peques pueden sentirse un poco abrumados. No es que no lo van a disfrutar (siempre es interesante ver animales a tamaño real!) pero seguramente los más grandes le sacarán más provecho. Sobre todo si vieron la película Una noche en el Museo.
Les recomendamos ingresar a la web Ology, una web del museo especial para los niños, y así saber bien con qué se van a encontrar en el museo para aprovechar mejor la visita.


El MET y el Museo de Historia Natural están incluidos en la CityPass. Si comprás tu CityPass haciendo click en este banner, a vos te sale lo mismo y a nosotros nos das una mano para seguir adelante con nuestro blog.

GULLIVER´S GATE

Gulliver´s Gate es una especie de museo con réplicas de muchas ciudades del mundo en miniatura. Cuando ingresás, te dan una llave con la que podés hacer funcionar algunos monumentos o espectáculos en las maquetas. Esto es lo más divertido para los niños. Además, de ser una buena oportunidad para «conocer» algunas de las más lindas ciudades del mundo.
Pueden leer nuestra experiencia en el Museo de las ciudades en miniatura.

MUSEO DEL TRÁNSITO

Este Museo se encuentra en Brooklyn y es ideal para los fanáticos de los trenes y de los medios de transporte en general. Suele tener actividades para la familia los fines de semana, por eso, no dejen de visitar su web oficial.

OTROS MUSEOS Y CENTROS CULTURALES

Es tan amplia la oferta de museos y centros culturales para visitar en nueva York con niños que en este otro artículo les resumimos unas 20 opciones recreativas en Nueva York. Hay de todo y para todas las edades, desde el Planetario y el Museo Intrepid (naval) hasta el Museo del Espionaje y juegos de escape. No dejen de leerlo si es lo que están buscando para su viaje a Nueva York con chicos.

Antes de ir a un museo o a cualquier otro sitio con actividades, revisen la web oficial de ese sitio, porque puede haber cambios de último momento o pueden encontrar interesantes propuestas para las que se necesite inscripción previa.

A lo mejor les interesa leer Consejos para visitar museos con niños. Van a encontrar mi experiencia «casi» frustrada en el MOMA con Tahiel.

 

Si aún no tenés alojamiento en Nueva York, probá buscando en el siguiente banner. Si reservas algo por acá a vos te sale lo mismo y a nosotros nos das una mano para seguir con el blog.



Booking.com


DISFRUTAR DE LA VARIEDAD DE PARQUES PARA NIÑOS EN NUEVA YORK 

Además de la variedad de museos, otra de las cosas que más disfrutamos fue la variedad y cantidad de parques que hay en Nueva York para niños. Están los parques más conocidos, como los que mencionamos a continuación, pero también hay muchos playgrounds (plazas) con juegos muy muy lindos, que están distribuidos por toda la ciudad. Por eso, cuando planifiquen las actividades de cada día, tengan en cuenta estos lugares al aire libre para descansar y que los chicos se diviertan a su manera.
En este artículo sobre los Parques y plazas de Nueva York para ir con niños van a encontrar todo más detallado y cuáles son algunos de los parques que se encuentran en las zonas turísticas. Por ejemplo, si visitan la zona de East Village está el Tompinking Park o si visitan el barrio chino está el Hester Park. Entonces ya saben a dónde pueden ir unas horas con los peques antes o después de conocer lo que ustedes planificaron.

Sugerencia  si van a las plazas parques de Nueva York con niños: Muchos parques en Nueva York tienen mesas y sillas, donde las personas se sientan a comer o beber lo que compraron en los negocios cercanos. Por eso, si quieren aprovecharlas para hacer una parada «técnica» con los niños, comer y tomar algo, mientras también juegan, es una buena idea usar esos espacios.

CENTRAL PARK

El Central Park es el parque más famoso de Nueva York. Es tan grande que podemos visitarlo varias veces. En sus alrededores se encuentran algunos museos a los que seguro van a ir, como el de Historia Natural, por eso, pueden combinar la visita al museo con un rato de paseo por el parque. También, les recomendamos ir otro día para pasear en bicicleta, tomar un bote que recorre el lago y hacer un picnic. Además, hay varias estatuas para descubrir, como la de la leyenda del perro Balto y muchas áreas de juegos infantiles.
El Central Park se puede disfrutar tanto en invierno como en verano. En invierno se habilita la pista de patinaje sobre hielo. En verano se habilita el parque de diversiones y los recitales.
También hay un zoológico (no somos partidarios de este tipo de lugares, pero si tus niños son fanáticos de Madagascar a lo mejor les interese asomarse a verlo) y un carrusel. Si tienen que elegir un carrusel para visitar en la ciudad de Nueva York, no elegiría este. Me parecieron mucho más lindos el Sea Glass Carrusel (en Battery Park) y el Jane´s Carrusel (en Dumbo), de los que les cuento más adelante.

Sugerencia si visitan el Central Park con niños: seguro que a los peques les va a gustar hacer un súper picnic ahí. Además, pueden jugar a contar ardillas o a buscar estatuas, como la de Alicia en el País de las Maravillas o la del perro Balto.

DOMINO PARK Y EAST RIVER PARK

Es uno de los parques públicos que se inauguró hace unos años donde funcionaba una antigua refinería de azúcar. Se ubica en Brooklyn, en el barrio de Williamsburg, justo a la izquierda del punte del mismo nombre. Tiene una zona de juegos infantiles que Tahiel disfrutó mucho, lindas vistas de la isla de Manhattan, espacio verde para hacer algún picnic y zonas de descanso para adultos. También tiene una zona exclusiva para mascotas.

Muy cerca del Domino Park, también sobre la orilla del río, se encuentra el East River Park, donde los sábados se realiza la feria Smorgasburg, de 11 a 18, una feria gastronómica ideal para probar comida de todo el mundo. En el parque hay algunas canchas deportivas, pero no siempre están abiertas al público. También hay algunos juegos para niños, pero son pocos y no están tan buenos como en los otros parques.

BATTERY PARK (Sea Carrusel y los chorros de agua)

El Battery Park es uno de los parques de Nueva York más lindos para ir con niños en verano, porque tiene unos chorros de agua con los que se pueden entretener horas y un carrusel que es una belleza. Además, hay puestos de comida rápida, sillas y mesas de hierro, conciertos de música y alguna otra propuesta al aire libre.
Seguramente conocerán este parque porque es desde donde salen los ferry hacia la Estatua de la Libertad, por eso, si están paseando con niños por Nueva York, no dejen de dedicarle un rato una vez que llegan de la excursión.
Vayan preparados con el precio del Sea Glass Carrusel, porque la vuelta cuesta cinco dólares (a nosotros nos pareció caro), pero vale la pena que den una vuelta en las figuras de peces luminosas, que giran al compás de la música y crean un ambiente sereno.

BROOKLYN BRIDGE PARK

El Brooklyn Bridge Park es ideal para ir con niños un domingo, porque van a verlo lleno de familias y de grupos de amigos que van a pasar el día, sobre todo en verano. Se ubica apenas bajan del puente de Brooklyn, pero muchas personas solo se quedan a conocer los alrededores del puente, desde donde salen barcos, está la fábrica de helados y algunos puestos más, pero si pueden les recomendamos conocer los seis muelles que abarca el parque. Al final, hay zonas de juegos y, en verano, zonas de juegos con agua.

Pueden leer toda la información sobre este parque y nuestra experiencia en Visitar el Brooklyn Bridge Park un domingo.

BRYANT PARK

El Bryant Park es otro de los parques más visitados de Nueva York y es ideal para ir en familia. Tiene una zona para hacer picnic, tiene mesas y sillas, un espacio para comprar comidas y bebidas, un carrusel pequeño, mesas de ping pong y cancha «de bochas». Además, tiene un espacio donde en verano suele haber espectáculos (nosotros vimos uno hermoso de malabares) y clases de gimnasia. En invierno se abre el mercado navideño y la pista de patinaje sobre hielo.
Se ubica «detrás» de la Biblioteca Pública Nacional, un lugar que también vale la pena conocer.

 

MADISON SQUARE PARK Y OTROS

El Madison Square Park es el parque que van a ver cuando estén de paseo por el Flatiron bilding (el edificio angosto característico de varias postales de Nueva York), es uno de los que les decía más arriba que van a cruzarse cuando anden de paseo por las distintas zonas. Si quieren descansar un poco allí, los peques van a encontrarse con un muy lindo espacio de juegos. También es buena opción por si alguno de los adultos quiere ir a hacer compras (por la zona están las principales casas) y el otro adulto se queda con los niños en el parque.

HACER UN TOUR EN BICICLETA POR NUEVA YORK

Otra de las actividades que se pueden hacer en Nueva York con niños y que toda la familia disfrutará mucho es andar en bicicletas. Pueden alquilarlas por su cuenta o contratar algún tour. Nosotros hicimos dos: un tour en bicicleta por el Central Park y un tour por Manhattan, que nos llevó a recorrer parte de la costa del río Hudson (ahí está el Hudson River Park y algunos museos como el Intrepid), parte del bajo Manhattan (la city) y cruzar el puente el de Brooklyn.
Nos encantó la experiencia y la recomendamos. Las bicicletas tienen asientos súper cómodos para los niños y son seguros. Pueden leer nuestra experiencia de Recorrer Nueva York en bicicleta.

ASISTIR A UN ESPECTÁCULO DEPORTIVO

Nueva York, como todas las grandes ciudades del mundo, se destaca por la presencia de eventos deportivos. Nosotros coincidimos con un partido de los Nicks en el Madison Square Garden y fue una experiencia increíble. Más allá de que te guste el básquet o no, ver un partido de la NBA en un escenario tan legendario como ese, sin dudas vale la pena como una experiencia con los niños. Más allá del partido propiamente dicho, todo es un show. Hay algunas entradas que no son tan caras.

 

Si quieren comprar entradas para ver partidos de NBA, pueden consultar precios y comprar tickets utilizando el siguietne banner:
Partidos destacados de la NBA

ASISTIR A UN ESPECTÁCULO TEATRAL

Otra actividad para hacer en Nueva York en familia que seguro los niños, sobre todo los más grandes, recordarán siempre, es asistir a un musical. Lo bueno es que hay horarios en matiné, por lo que pueden organizar el día sin tener que esperar a las funciones de noche. En cartelera suele haber una gran variedad de opciones, pero las que todo el mundo quiere ver son El Rey León y Aladín. También se suman Frozen y Escuela de Rock, entre otras. En este caso, si los niños ya vieron las películas, van a poder entender la trama aunque no sepan muy bien inglés.
Otra obra que les recomendamos es STOMP, que suele ser más barata que las otras y no se necesita saber inglés, ya que son distintos tipos de ritmos de percusión hechos con distintos objetos. Además de la música, llama la atención la manera en que coordinan los movimientos. Impecable.

EXPLORAR EL ARTE URBANO

En esta familia somos fanáticos del arte urbano y Nueva York es una ciudad ideal para eso. Podría hacerles una lista de dónde encontrar cada obra, pero lo mejor es que lo descubran ustedes mismos. En Manhattan, las principales zonas con street art son el Soho, ChinaTown, Little Italy y East Village, aunque no son zonas exclusivas.
Fuera de Manhattan, van a encontrar muchos en el Bronx y en los barrios de Williamsburg y Bushwick, en Brooklyn. En estos dos últimos barrios hasta se armaron tours exclusivos para recorrerlos.
A nosotros nos encantaron las obras de Eduardo Kobra en Nueva York.

 

Sugerencia para recorrer el arte urbano de Nueva York con niños: pueden darles una cámara de fotos para que ellos elijan cuáles son los murales que más les interese retratar. Pueden pedirles que los fotografíen enteros o que decidan solo fotografiar una parte y, con esas imágenes, hacer un mural, por ejemplo, en su diario de viaje. También, si tienen más tiempo, pueden buscar fotos de los murales en la web, imprimirles miniaturas, pegarlas en una hoja y que ellos vayan tachando los que van encontrando.

LEGO STORE, DISNEY STORE Y OTROS 

No somos de shopping donde vivimos ni cuando vamos de viaje, pero sabemos que muchas familias sí lo son y, seguramente, en Nueva York no van a querer dejar de hacerlo. Si sus niños son como ustedes, seguramente en Nueva York no van a querer dejar de conocer los negocios/comercios casi exclusivos para los niños. Entre ellos podemos destacar el Lego Store, que hay uno en el Rockefeller Center, el Disney Store, el M&M store (este es para toda familia, porque a casi todos les gustan los chocolates) y la juguetería Fao Schwarz, una de las más famosas. Esta juguetería volvió a abrir en 2018, pero en otro lugar diferente al original. Ahora se encuentra en el Rockefeller Center. Es una de las jugueterías más grandes de la ciudad, tiene dos pisos y una réplica del piano en el piso que usó Tom Hanks en la película Big (Quisiera ser grande). Si van, pueden usar ese piano.
Nosotros no entramos, pero vimos una fila enorme para hacerlo. Los precios son muy altos, así que tengan esto en cuenta si van a entrar con los niños.
Otra cosa, tengan cuidado con lo que compran «por peso» porque cuando uno llega a la caja, se asusta!

VISITAR CON LOS NIÑOS OTROS ÍCONOS DE NUEVA YORK

 

MIRADORES DE NUEVA YORK 

Seguramente que los niños disfrutarán mucho de los miradores de Nueva York. Es una de las ciudades más fotogénicas del mundo y una forma de captar su esencia es desde sus miradores. Pero no solo desde los más conocidos, como el Empire State (el «edificio de King Kong» para Tahiel), el Top of the Rock (se ve mucho más el Central Park) o el One Observatory, sino que también es muy lindo verla desde otras perspectivas, como desde el río o desde los puentes.
Si tienen la CityPass, pueden subir dos veces en el mismo día al Empire State, por lo que es ideal para hacerlo de día y de noche.
Además, les aconsejo visitar el Hamilton Park para tener otras hermosas vistas de Manhattan (la de la segunda foto).

Si comprás tu CityPass haciendo click en este banner, a vos te sale lo mismo y a nosotros nos das una mano para seguir adelante con nuestro blog.

 

 

Sugerencia  si van a las plazas parques de Nueva York con niños: En los miradores, pueden jugar con los niños a descubrir/identificar lugares de la ciudad que ya hayan visitado. Pueden marcarlos en un mapa o, simplemente, señalarlos.

LA ESTATUA DE LA LIBERTAD

Sin dudas, conocer la estatua de la Libertad es otra de las actividades que se pueden hacer si viajan en familia a Nueva York. No solo porque es un ícono mundialmente famoso que, seguramente, los niños habrán visto en películas o dibujos animados, sino también porque para llegar hay que tomar un barco y esto a los niños les suele encantar.
La estatua de la Libertad se encuentra en Liberty Island. El ferry que sale en excursión desde Battery Park pasa también por Ellis Island, donde se encuentra el museo de la inmigración. Nosotros recorrimos el museo con Tahiel (tenía más de 4 años), pero a pesar de que siempre intentamos que le quede algo de los museos, en este caso no le gustó mucho. Creo que es muy bueno para hablar del tema de los inmigrantes si los niños son más grandes.

  • Se puede subir al pedestal y a la corona de la estatua. Para ambos casos se necesitan entradas especiales. Las que hay que sacar con mucha anticipación son las que sirven para subir a la corona, porque se ingresa en grupos pequeños (y después de subir 393 escalones).
  • Se puede ver la estatua de la libertad de cerca, sin bajar en la isla, cuando se toman el ferry gratuito a Staten Island. Muchos se lo toman solo para ver el monumento.
  • El verdadero nombre de la estatua es La libertad iluminando al mundo.

 

ROCKEFELLER CENTER

El Rockefeller Center es otro de los iconos de Nueva York y está compuesto por un conjunto de edificios con estilo art decó, donde se instalaron oficinas, negocios, estudios de radio y televisión y muchas tiendas. Es famoso por su árbol de navidad y su pista de patinaje sobre hielo en invierno, porque allí se encuentra el edificio donde está el mirador Top of the Rock y porque es el lugar donde están las tiendas de Lego, Nintendo Store, American Girl (tienda de muñecas) y Fao Schwarz, como les conté más arriba.

 

TIME SQUARE, de día y de noche

Time Square es uno de los lugares más emblemáticos de Nueva York donde, seguramente, los niños la pasarán muy bien deslumbrándose con los carteles, las luces de neón y el frenético movimiento de algunos momentos del día. Muchas atracciones están ahí cerquita, por lo que casi inevitablemente van a pasar por Time Square. Igualmente, nuestro consejo es que vayan de día y de noche, que observen todo a su alrededor y que dejen que los niños se sorprendan y pregunten. Tahiel no dejaba de mirar los carteles. Una tarde que no había mucha gente, nos sentamos en las famosas escaleras rojas, abrimos el mapa que previamente habíamos pedido en la oficina de turismo cercana y nos pusimos a marcar todo lo que veíamos. Una noche nos quedamos escuchando música y bailando junto a unos artistas callejeros.
Una sugerencia: si sus niños son de querer sacarse fotos con los personajes disfrazados y ustedes no van a querer darles dinero por esas foto, hablen primero con los peques para explicarles la situación.

 

MEMORIAL y MUSEO del 9-11 – OCULUS

Nosotros fuimos al Museo del 9-11 y no nos pareció un lugar para Tahiel (tenía cuatro años y medio) porque no hay nada preparado para los más pequeños. No por la temática en sí misma, sino porque no hay ninguna guía para niños, ni ninguna explicación a su media. Es más, nos costó encontrar el video del momento del impacto de los aviones, porque queríamos mostrárselo a Tahiel para que pudiera tratar de entender algo al verlo en la pantalla. Eso sí, le llamó la atención el camión de bomberos.
Igual, pueden dar una vuelta por el Memorial y por la estación del path del Worl Trade Center: Oculus, que es obra del arquitecto Calatrava. En esa zona van a encontrar murales muy interesantes para observar con los peques y es una de las paradas que pueden hacer si toman el bus turístico.

HIGH LINE, CHELSEA MARKET y HUDSON YARD-VESSEL

Nueva York es una ciudad que no para de transformarse. Todos los meses hay cambios e inauguraciones. En los últimos años y con el objetivo de revalorizar algunos barrios como la zona de Hudson Yard y de Chelsea, se construyeron y remodelaron distintos sectores. Entre las novedades se encuentra el High Line, que es un parque urbano en altura construido sobre antiguas vías de tren. Este recorrido peatonal empieza en la zona donde, recientemente, se inauguró el Vessel y termina en la zona del Chelsea Market. El Vessel es una obra del arquitecto Thomas Heatherwick, que consta de una red de escaleras en forma de vasija. Al lado de esta obra está el nuevo centro cultural The Shed y un mercado donde venden comida española, que, al parecer, se está poniendo de moda. Subir al Vessel es gratis, pero hay que reservar entrada en la web oficial para que no haya más de 700 personas por vez.
Por su parte, el Chelsea Market es un mercado urbano con puestos gastronómicos para comer allí o llevar y con otras tiendas (hay una de libros y juguetes infantiles con cosas muy lindas) que se encuentra en un edificio reciclado donde funcionaba una fábrica de galletitas. En ese edificio también hay oficinas y estudios.

 

ESTACIÓN CENTRAL

Si bien no es de los iconos más buscados de Nueva York, es la estación más famosa y tiene varios secretos guardados que pueden descubrir junto a los niños. Seguro van a pasar por allí (está muy cerca de Bryant Park) y vale la pena entrar unos minutos para ver su movimiento. Más allá de ver el movimiento de un día ajetreado, hay mercados, espacios para comer y una sucursal del Museo del Tránsito donde pueden ver una increíble maqueta.
Nosotros nos pusimos a observar el techo, con sus figuras del zodíaco, pero no nos dejaron estar mucho tiempo acostados en el suelo.

 

CONEY ISLAND

Sin dudas, otra de las actividades ideales para hacer con niños en Nueva York durante el verano es visitar Coney Island. Lo ideal es ir durante la semana, porque los fines de semana realmente se llena de gente. Pero vale la pena. Allí verán lugares que, seguramente, vieron en varias películas (no infantiles). Hay playas, paseo marítimo con lugares irónicos para comer hoy dogs, parque de diversiones (Luna Park) y un ambiente de antaño.

 

TOUR DE CONTRASTES EN NUEVA YORK CON NIÑOS

El tour de contrastes en Nueva York es de esos tours que algunos aman y otros «odian». A nosotros nos pareció una experiencia interesante y que se puede hacer con niños perfectamente, sobre todo si son más grandes porque les permite entender más sobre todo lo que explican los guías. Por eso, si van con niños pequeños les recomiendo que les lleven algo para entretenerlos en los tiempos de viaje en combi (no hace falta que sea una pantalla, puede ser algún juego como los de la «búsqueda del tesoro» que les cuento en el post sobre ideas para viajar a Nueva York)  y algo para comer porque el tiempo de almuerzo suele ser tarde.
Pueden leer nuestra experiencia en el tour de contrastes.

 

BARRIO CHINO, LITTLE ITALY, SOHO

Estos tres barrios son ideales para caminar, así que si van a recorrerlos con niños les sugiero que tengan en cuenta el tiempo y que busquen actividades para ellos. Puede ser descansar en alguna de las plazas cercanas o sentarse a comer, por ejemplo, un helado. Si son pequeños, lleven carrito o fular. Si son un poco más grandes les recomiendo, por ejemplo, el monopatín (nosotros lo usamos un montón!).
Tengan en cuenta que, posiblemente, ustedes quieran entrar a muchos negocios (en el Soho hay algunas tiendas de diseño muy tentadoras), pero que los niños no, así que tengan a mano opciones. Pueden, por ejemplo, comprarles un libro de Nueva York para pintar, entonces, mientras alguno de los adultos entra a un negocio, el otro puede quedarse con los peques pintando. También pueden armarles una lista con cosas que tienen que encontrar mientras caminan y que las vayan tachando (en Little Italy buscábamos banderas italianas), etc.
Son solo sugerencias, pero piensen que a los niños puede aburrirles estar horas caminando por un barrio. Nosotros, a veces, nos parábamos un rato en «cualquier lado» y Tahiel jugaba con su autito. Vayan preparados para detener el paso seguido, sobre todo en el barrio chino…

 

Espero que les haya sido útil esta guía para viajar con niños a Nueva York y que disfruten mucho de la ciudad. Si pueden, no dejen de compartirla con quien necesite la info.
El artículo tiene algunos enlaces de afiliados, esto quiere decir que si ustedes compran algo a través de esos enlaces, a nosotros nos dan una pequeña comisión que nos ayuda a seguir con el blog. ¡Gracias!

Si aún no tenés alojamiento en Nueva York, probá buscando en el siguiente banner. Si reservas algo por acá a vos te sale lo mismo y a nosotros nos das una mano para seguir con el blog.



Booking.com


¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama «Magia es Viajar» y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.