Qué hacer en Gibraltar con niños

Una de las características que más nos sorprendió de nuestra visita a Gibraltar fue la cantidad de propuestas para hacer y ver en un espacio de unos 7 km cuadrados. Uno podría pensar que allí hay pocas cosas que hacer en familia, pero por suerte no es así, por eso, queremos compartirles esta completa guía para que sepan qué hacer en Gibraltar con niños y organicen su próxima visita.

Otra cosa que nos llamó la atención (y nos gustó mucho) es la presencia de varios parques infantiles cerca de los distintos puntos turísticos. Esto puede no ser importante para todos, pero para las familias con niños que visitan Gibraltar es genial!

Ahora sí, te compartimos nuestros elegidos sobre qué hacer y ver en Gibraltar con niños.

 

Conocer el Punto de Europa y su faro

Los faros siempre son una atracción para los niños porque permiten inventar historias de piratas y barcos, por eso, cuando hay uno siempre nos gusta conocerlo. A veces, Tahiel pregunta sobre cómo funcionan o qué hace la persona que vive en las casas del faro. En esos casos, siempre es bueno tener una historia para contarles.

El Europa Point o Punto de Europa se ubica en el extremo de la peninsula de Gibraltar y no solo es lindo por el faro sino por los paisajes que se ven desde allí. Hay un paseo costero para caminar, una cafetería, un parque infantil y, de fondo, una mezquita y el imponente peñón.

 

 

Recorrer las playas de Gibraltar

Las principales playas de Gibraltar se ubican sobre el Mediterráneo y en verano suelen estar muy concurridas. Allí se pueden hacer las actividades típicas de playa, como jugar con el agua y la arena, animarse a algún deporte acuático y descansar.

Como nosotros fuimos en noviembre, solo disfrutamos de sus paisajes. Las que más nos gustaron fueron Sandy Beach, una playa que está rellena con arena del Sahara, y Catalan Beach (conocida como La Caleta). Esta última tiene un encanto especial por sus construcciones coloridas.

Pero si viajan en primavera-verano a Gibraltar, no se olviden los bañadores para pasar unas horas en la arena y el mar. Siempre es un buen plan para los peques (y no tan peques) de la familia.

 

 

Pasear por el Jardín Botánico y «conversar» con los animales

También nos gustó de Gibraltar que a pesar de ser pequeño tiene varios espacios verdes y uno de ellos es el Jardín Botánico. Uno de las curiosidades que descubrimos fue el árbol llamado drago, que se conoce como «sangre del dragón» (lo ven en la foto). Se llama así porque su recina es roja y se usaba en medicina. En verano tiene unas flores blancas y en invierno un fruto naranja.

Allí, además de pasear por caminos rodeados de vegetación, pueden visitar el Alameda Wildlife Park, un centro donde se cuidan animales exóticos que fueron usados como mascotas o que fueron retenidos en la Aduana.

Más allá de lo simpáticos que puedan ser los animales, aprovechamos para charlar con Tahiel sobre la importancia de cuidarlos y de no usarlos como mascotas cuando no lo son. Una cuidadora nos contaba que había un cerdo enfermo porque cuando era bebé, una familia lo tenía como mascota y le daba chocolates y galletitas. Claro, el cerdo creció, no lo podían tener más y lo abandonaron, enfermo.

Tahiel se divirtió mucho hablando con un pájaro y observando cómo se movían los «perros monos».

 

 

  • La entrada al Alameda Wildlife Park cuesta 6 libras los adultos y 3,50 libras los niños.

 

Navegación para ver delfines, un imperdible para hacer en Gibraltar con niños

Los peques tienen una atracción especial por los animales. No sé la explicación «científica», pero lo veo día a día, tanto en Tahiel como en sus amigos. Por eso, una buena idea para hacer en Gibraltar  con niños es navegar por la Bahía de Gibraltar para ver delfines en su hábitat.

Nosotros hicimos la excursión con dolphin adventure y pasamos una hora de pura emoción. Tahiel se sorprendió con la cantidad de delfines que había y con los movimientos que hacían.

En la Bahía de Gibraltar se pueden ver tres tipos de delfines, pero además, si van en la época justa también pueden ver orcas! Nosotros en noviembre vimos a los delfines comunes (common Dolphin).

 

 

 

Subir al Peñón en teleférico, conocer los monos y otras actividades

Gibraltar es un territorio británico que se ubica en un extremo de la península ibérica. Allí, casi todo su paisaje está dominado por el Peñón de Gibraltar, una formación de piedra caliza cuyo punto más alto llega a los 426 metros. Y esa roca es una atracción para los niños más pequeños: ¡nos encantó ver el peñón desde todos los ángulos!

Los monos del Peñón de Gibraltar (Macacos de Berbería) son famosos y casi todos los visitantes quieren conocerlos. Hay alrededor de 270 monos en el peñón y seguro los verás trepar, comer, dormir al costado del camino o «limpiar» a su compañero.

Es muy importante que entendamos que son monos salvajes y que, si bien están acostumbrados a la presencia de personas, no formamos parte de su hábitat. Por eso, se pide no tocarlos, no darles de comer ni molestarlos. Claro que podemos sacarles fotos, pero lo que más les recomiendo es que observen sus comportamientos con atención: ¡a los peques les encantará charlar sobre eso!

Con Tahiel observamos cómo elegían la comida, cómo se rascaban y sacaban «las pulgas» de uno al otro, cómo dormían la siesta bajo la sombra y hasta cómo un mono le abrió la cartera a una chica, le sacó un jugo, rompió la caja de cartón y se tomó el jugo. Esto último nos dio risa y nos sorprendió al mismo tiempo, pero deberíamos evitar que suceda.

Para subir al Peñón y a sus atracciones nos tomamos el teleférico. La base del teleférico se ubica en uno de los extremos del Jardín Botánico La Alameda. Luego de unos 6 minutos estarán en la cima, donde podrán acceder a tres miradores. Desde allí se tienen unas vistas espectaculares de todo el paisaje que rodea a Gibraltar.

En la base superior del teleférico se encuentran el Top of the Rock Café y el restaurante Mons Calpe Suite. Nosotros almorzamos allí y la comida es exquisita. Además de las hermosas vistas, tienen algo que deberían tener todos los restaurantes: papeles con dibujos y lápices para colorear. En este caso, eran todos dibujos de monos. Ya lo guardamos para nuestro diario de viaje familiar.

  • El costo del teleférico es de 17 libras los adultos y 8 libras los niños.

 

Una vez arriba del Peñón se pueden hacer una serie de actividades para todas las edades. Muchas de ellas están relacionadas con la historia militar del lugar, las que posiblemente puedan interesarle a los niños y niñas más grandes, o a los adultos. También se puede visitar la Cueva Baja de San Miguel (solo para mayores de 10 años), para la cual se debe contactar antes con alguno de los guías que se mencionan en la web oficial.

A continuación les comparto las actividades que hicimos nosotros, que están incluidas en el pase Reserva Natural Peñón de Gibraltar. Y más abajo, les dejo una lista de todo lo que está incluido en ese pase.

  • El pase tiene un costo de 13 libras para los adultos y 8 libras para los menores de 5 a 12 años.  Los menores de 5 años ingresan gratis.

 

Animarse al skywalk o mirador de cristal

El skywalk es un pequeño mirador con piso transparente desde donde se puede apreciar el peñón y todo lo que lo rodea. Tuvimos suerte que ese día había poca gente para la tradicional foto.

 

Descubrir las Cuevas de San Miguel 

Últimamente, Tahiel está interesado en el tema de rocas y minerales, por lo que todo lo que se relacione con eso, le llama la atención. Así que la visita a las Cuevas de San Miguel fue una linda experiencia.

El paseo es corto, pero uno se puede sentar en unas gradas para disfrutar por unos minutos de un espectáculo de luces y sonidos. Nos dedicamos a adivinar qué efecto querían representar en cada caso, por ejemplo, la lluvia, una cascada, el temblor del suelo, etc.

En el ingreso a las cuevas hay un bar y baños, por si quieren hacer una «parada técnica».

Si viajan con niños más grandes pueden contratar la experiencia de las Cuevas bajas de San Miguel, donde tienen que ir con casco, linterna y un guía.

 

 

Atravesar el puente colgante de Windsor

Luego del mirador de cristal y la visita a las cuevas, seguimos por un camino donde no sabías si mirar a los monos para estar atentos que no saltaran a nuestras mochilas o el paisaje. En ese trayecto, pasamos por el lugar donde les dejan las frutas a los monos, por algunos senderos estrechos y, finalmente, por el puente colgante.

Si tienen vértigo, no se preocupen porque apenas se mueve. No sé por qué, pero los puentes colgantes tienen algo que me gusta.

 

¿Qué incluye el pase de la Reserva Natural Peñón de Gibraltar?

  • Guarida Monos de Berbería.
  • La ciudad bajo el asedio (City Under Siege) es una muestra donde se pueden ver escenas de la situación de los colonos británicos a principios del siglo XVIII. Nosotros no fuimos esta vez, pero lo tenemos en mente para la próxima. Parece interesante para los amantes de la historia, sobre todo la parte de los grafitis que dejaban los soldados mientras hacían guardia.
  • Túneles del gran asedio (fueron escavados a mano).
  • Túneles de la Segunda Guerra Mundial.
  • Reserva Natural de Gibraltar, Upper Rock.
  • Senderos naturales en la reserva Upper Rock. Los amantes del senderismo se van a encontrar con un cartel donde indica las rutas que pueden hacer y sus tiempos.
  • Cementerio de la Puerta de los Judíos.
  • Un camino de escaleras de piedras para bajar/subir por la reserva (Mediterranean Steps).
  • Centro de Patrimonio militar.
  • O’Hara’s Battery.
  • Skywalk o mirador de cristal.
  • Cueva de San Miguel (St Michael’s Cave). No está incluida la cueva baja, para la que es necesario, com dijimos, ir con guía y reserva previa.
  • Horno de cal (el único que queda).
  • Castillo árabe, que formaba parte de fortificaciones árabes.
  • Puente colgante de Windsor.

 

Divertirse en el King´s Bastion

El Kings Bastion o Baluarte del Rey es un centro comercial y de ocio, que encierra también parte de la historia de Gibraltar (pueden verla en fotografías, muestras y leyendas). Si viajan con niños, sobre todo si lo hacen varios días o en invierno, es una buena opción para proponerles algo divertido y diferente: pueden jugar al bowling (bolera), practicar escalada o perderse en los juegos electrónicos más clásicos.

 

 

Pasear por el centro de la ciudad

Todavía no conocemos Londres, aunque está en nuestra lista de lugares a conocer «pronto», pero dicen los que la conocen, que el centro de la ciudad de Gibraltar, sobre todo su calle principal, se parece mucho a algunos sectores de la capital británica.

Nosotros dimos un paseo corto, pero es el lugar ideal para una merienda o cena, ya que van a encontrar una amplia oferta de lugares. Además, claro, es donde están concentrados los demás locales comerciales.

 

Cómo llegar a Gibraltar desde España

Desde España, solo se puede llegar a Gibraltar en auto/coche. Bueno, claro que también se puede llegar en autobus a la ciudad de la Línea de la Concepción, que limita con Gibraltar. Por ejemplo, desde la terminal de buses de Málaga son un poco más de dos horas y media.

Por avión solo se puede llegar a Gibraltar desde el Reino Unido.

Nosotros viajamos en auto desde Alhaurín el Grande (Málaga) y tardamos una hora y media. Les recomiendo que usen el GPS del móvil o el auto para ver las opciones de ruta. Hay una con peaje y otra sin peaje. Claro que también se puede llegar desde otras ciudades andaluzas.

Si viajan en auto, hay dos opciones: entrar con el auto a Gibraltar y estacionarlo en algún parking allí o aparcar en la Línea de la Concepción, que limita con Gibraltar. Allí, pueden buscar un lugar de zona azul, con parquímetro por hora (lo cual es algo complicado, porque tendrían que salir a poner más horas y no tiene mucho sentido) o dejar el auto en alguno de los parking privados que se ubican al lado de la frontera.

En el mapa tienen indicados los sitios mencionados en cómo llegar a Gibraltar.

 

El día que fuimos nosotros optamos por la última opción. Dejamos el auto en el parking Santa Clara y pagamos 15 euros de estadía.

Caminamos hacia la frontera, pasamos los controles (que fueron muy rápidos) y ya estábamos en Gibraltar. En verano, el pase de los autos suele ser lento, por eso es preferible dejarlo en la ciudad fronteriza. Una vez que ingresan, se pueden tomar un bus para que los acerque al centro, pero les recomendamos que lo hagan a pie. Sigan a las personas que todas van para el mismo lugar.

En el camino hacia el centro van a pasar por la pista del curioso aeropuerto de Gibraltar. Si justo está por aterrizar o despegar un avión, tendrán que esperar a que pase. Si bien demora, debe ser un lindo espectáculo verlo. Están construyendo un túnel para que esto ya no sea así.

¿Les gustó Gibraltar? ¿Conocen? ¿Qué otra experiencia agregarían para hacer en Gibraltar en familia? Todo lo que quieran sumar pueden dejarlo en los comentarios, así otros lectores se enteran.

Para más información no dejen de mirar www.visitgibraltar.gi 

 

 

Aldana Chiodi
Seguime en:
Últimas entradas de Aldana Chiodi (ver todo)

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.