Museo de Barcos Vikingos en Roskilde, Dinamarca

¡Sí! Hay un museo de barcos vikingos en Dinamarca y se encuentra bastante cerca de Copenhague. Por lo tanto, si a vos o a tu familia les gusta esta temática y están de visita por la capital danesa, seguro que pueden hacerse una escapada desde Copenhague.

Es muy fácil llegar (lo cuento más abajo) y pueden pasar toda la mañana allí.

Qué hacer y ver en el Museo de barcos de vikingos de Dinamarca

El museo se divide en dos partes:

  • Una parte interna, donde están expuestos los restos de cinco barcos vikingos originales hayados a finales del siglo XX en la profundidad de los fiordos de Roskilde. Este descubrimiento es el que dio origen al museo.
  • Y otra parte externa, donde está el embarcadero, los talleres, el restaurante/café y un espacio verde con actividades para niños (las cuento más abajo).

 

Visitar los restos de los barcos vikingos originales

En el museo propiamente dicho se hace un recorrido circular, se pueden ver los restos acomodados sobre estructuras de metal con la forma del barco, hay paneles explicativos sobre la historia de los vikingos y lo importante de los barcos para ellos. Una de las frases en un panel dice: «sin barcos no hay vikingos».

Además, hay una zona pensada para los más pequeños porque se pueden subir a una réplica de barco y también pueden ver cómo era la ropa que usaban los niños vikingos, los juegos (había uno parecido al ajedréz), las monedas que usaban, etc.

También hay una sala de proyección donde hay un video introductorio interesante (está también en español y se puede pedir que lo pasen cuando llegas) y, al final, como todo museo, cuenta con su shop.

Prácticar técnicas vikingas

Frente al edificio del museo hay un espacio verde muy amplio y allí verás algunas tiendas con armas y escudos similares a los que usaban los vikingos. Puedes acercarte, la persona que está a cargo del sitio te explicará algunos movimientos y luego tienes que ponerlos en práctica.

Si viajas con niños al museo de barcos vikingos seguro que les gusta disfrazarse y simular una batalla.

 

Construir un barco vikingo en madera

Después de recorrer el museo propiamente dicho lo primero que hicimos fue ir al lugar donde estaba el taller para construir un barco. No sé quién se enganchó más, si el padre o el hijo, la cosa es que salimos de allí con dos barcos vikingos.

Hay varios puestos de trabajo, con herramientas y pedazos de madera, donde puedes ir y construir tu barco. Me pareció muy buena la idea y se pasaron allí un buen rato. Ten esto en cuenta si estás con poco tiempo.

Además, puedes visitar el verdadero astillero donde, también durante el verano, podrás ver cómo se hacen los barcos con las mismas técnicas y materiales que usaban los vikingos hace más de 1000 años. Quienes trabajan ahí son muy amables y siempre están dispuestos a contarte algo de su oficio.

Dar un paseo en un barco vikingo

Si bien es una actividad que se paga aparte, puede que te guste la propuesta y sea un buen plan para hacer con niños. En el embarcadero del museo hay réplicas de barcos vikingos construidas con las mismas técnicas y maderas que los originales (se puede ver el taller), entonces la propuesta es navegar unos 50 minutos como si fueras un vikingo.

Todos los que suben al barco participan en el remo, en colocar las velas y en algunas otras actividades más. Nosotros no lo hicimos porque no nos coincidían los horarios de las salidas, pero si te interesa puedes fijarte en este enlace que están los horarios actualizados cada semana. Claro que todo se puede suspender por el mal tiempo.

Consejos para visitar el museo de Roskilde

  • Si viajas con niños al museo de barcos vikingos de Roskilde, lo ideal es hacerlo en verano, porque se proponen otras actividades al aire libre a las que se pueden sumar y seguro que les va a gustar mucho. A Tahiel le encantó armar su propio barco con madera (¡todavía lo tenemos en casa!).
  • A nosotros nos pasó que pensábamos que solo era la visita a los barcos que se habían descubierto. Pero, como hay otras propuestas, te aconsejo que tengas en cuenta el tiempo que vas a estar para organizar el resto del día. Además, la zona es muy linda para dar un paseo a pie. Al final, estuvimos toda la mañana.
  • Cuando compres la entrada al museo, dile a la persona que te atiende si se puede ver el video introductorio en español. Seguramente te indique a qué hora se podrá proyectar en ese idioma. Vale la pena verlo porque te ayuda a entender lo que verás después (o lo que ya viste). Dura 14 minutos.
  • Para los que quieran conocer más sobre la historia vikinga, el museo ofrece audioguias para escuchar en tu propio móvil o tablet. Tienes que llevar tus auriculares (cascos). Sino tienes móvil, ellos te proveen de una tablet. Debes descargarte la app y luego escanear los distintos códigos que encuentres en el recorrido por el museo. Aquí tienes el enlace para descargar la app (es la web del museo). Además, los audioguías están preparados también para los niños porque escucharán historias.
  • En los alrededores del museo hay algunos sitios verdes con mesas y bancos. Si visitas el museo de barcos vikingos a la mañana, puedes hacer un picnic con tu comida allí. Sino, también hay un restaurante/café para almorzar, pero con precios daneses, claro.
  • El museo también ofrece la posibilidad de descargarte un juego para usar en el móvil. Está pensado para los mayores de 6 años. Nosotros no lo usamos, pero puedes darle una mirada acá.

Cómo llegar al Museo de barcos vikingos en Roskilde

Desde Copenhague, que es desde donde fuimos nosotros, se puede llegar en auto, por la ruta 21 y se tarda menos de 40 minutos. Nosotros lo hicimos así porque alquilamos un auto para ir a Billund (para visitar Legoland y LegoHouse) y quedaba casi de camino, así que fue un acierto.

Aquí puedes ver opciones de alquiler de autos en Dinamarca.

También se puede ir en transporte público y es bien directo. Hay que tomarse el tren desde la estación central de Copenhague y luego de cinco paradas y unos 35 minutos ya están en la estación de Roskilde. Desde esta estación de tren hasta el museo se demora unos 20 minutos a pie. Esos mimutos se pasan pronto, porque mientras conocen el lugar, que también es bonito. Este es el enlace de la web oficial de trenes de Dinamarca para que vean horarios y precios. Recuerden cuando busquen que Copenhague se escribe así København.

 

Si prefieres ir en grupo, con un guía que te cuente la historia de la ciudad y del museo, puedes contratar esta Excursión a Roskilde desde Copenhague. Dura unas 3 horas.

Zona de restaurante en el Museo de barcos vikingos, Roskilde, Dinamarca.

Cuánto cuesta la entrada y cuáles son los horarios del museo de barcos vikingos

La entrada al museo es gratis para los menores de 18 años. Los mayores de 18 pagan lo siguiente:

  • 1 de enero al 30 de abril: adultos 125 dkk (corona danesa); familiar 230 ddk (que implica 2 adultos y los niños que sean).
  • 1 de mayo al 23 de octubre: adultos 160 dkk; familiar 300 ddk
  • 24 de octubre al 31 de diciembre: adultos 125 dkk; familiar 230 ddk

En 2022, 125 ddk son 16,80 euros y 160 son 21,52 euros, aproximadamente.

Los horarios del museo son:

  • En verano:
    Del 1 de mayo al 23 de octubre: Lunes – Domingo 10:00 – 17:00
  • Invierno:
    Del 24 de octubre al 31 de abril: Lunes – Domingo 10:00 – 16:00

 

Si estas de viaje por Dinamarca, a lo mejor te interesa leer 20 cosas que hacer en Copenhague o si viajas en familia, puede que te sirva leer Qué hacer en Copenhague con niños o Qué hacer en Billund con niños. Además, a continuación puedes ver algunas otras propuestas de excursiones o visitas guiadas para hacer en Copenhague. ¡Buen viaje!

 

 

 

¿CONOCES NUESTRO EMPRENDIMIENTO «VIAJA JUGANDO»?

Te invito a conocer nuestro emprendimiento: VIAJA JUGANDO. Tenemos tienda online en Argentina y tienda online en España. En estas imágenes un resumen de lo que encuentras allí.

Aldana Chiodi
Seguime en:
Últimas entradas de Aldana Chiodi (ver todo)

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.