Valparaíso: arte urbano y gatos

La ventaja de visitar por segunda (o tercera, cuarta, quinta…) vez un lugar es que lo miramos con otros ojos. En la primera visita solemos dedicarle más tiempo a «lo que hay que ver o hacer» y solo destinamos un porcentaje menor de nuestra estadía a descubrir otras cosas o a mirar con otros ojos. Obviamente que hay excepciones, ya que muchas veces son los propios lugares los que inclinan la balanza hacia alguna de las dos opciones: ver y hacer lo tradicional o descubrir cosas nuevas.
Nuestra primera vez en la ciudad de Valparaíso, Chile, fue en 2009, cuando hicimos nuestro último viaje en auto antes de venderlo para destinar ese dinero al «gran viaje». En esa oportunidad, solo estuvimos en la ciudad un día (desde muy temprano hasta muy tarde). Caminamos mucho, visitamos la Sebastiana, una de las tres casas de Pablo Neruda, tomamos los ascensores que suben a los cerros, nos asomamos a algunos de los edificios más emblemáticos y recorrimos el puerto (todo esto, se los cuento mejor en otro post). En nuestra segunda visita, casi que solo nos dedicamos a observar las paredes.

graffitivalparaiso

Ciudad para caminar, ciudad económica

Valparaíso es una ciudad económica. No porque sea barato comer o dormir, al contrario, tiene precios internacionales (aunque, como saben, siempre se puede conseguir algo más barato). Digo que es una ciudad económica porque uno puede disfrutarla y conocerla sin necesidad de pagar para ver o hacer algo. Se la puede conocer sin ir a ningún museo o sin tomar ningún medio de transporte. Se la puede conocer solo caminando. Y qué mejor que caminar para conocer y descubrir un lugar y sus detalles. Así que nos pusimos calzado cómodo y nos dedicamos a caminar durante dos días.
Una de las cosas que más me gusta observar mientras camino son las paredes. Hace años que tengo una atracción especial por el arte urbano en todas sus manifestaciones y, sobre todo, por los murales y los graffitis. Esa atracción me llevó a elaborar un documental y a escribir varios artículos sobre el tema. Cuando llegué a Valparaíso por primera vez había colores, había murales y había graffitis, pero no me habían llamado tanto la atención como ahora. En los últimos años hubo una explosión de colores en la ciudad y, gran parte de eso, se lo debemos al arte urbano en sus máximas expresiones. Por eso, las paredes de Valparaíso no tardaron en convertirse en unas de mis favoritas.

12-10

12-9

12-8

12-7

12-6

12-5

12-4

El señor estaba cansado de subir la cuesta…

12-3-2

12-2

Miren lo que es este mural…

12

 

Las paredes y los gatos

Después de caminar y de observar las paredes me di cuenta de algo: había muchos gatos. Pero no solo animales (de carne y hueso), sino que había muchos gatos… en las paredes!! Los que me conocen un poco más o los que hace ya tiempo que leen el blog saben que no soy muy amante de los animales y, menos, de los gatos, pero debo confesar que en Valparaíso me atraparon. Evidentemente, los gatos se convirtieron en un ícono de la ciudad, ya que los propios dueños de los locales y grafitteros decidieron retratarlos en todas partes!

Algunos gatos «de verdad»…

12-10

12-2

12

Y algunos gatos «de mentira»…

12-2-3

12-4-3

12-6-2

12-3-3

12-7-2

12-8

12-5

12-6

12-9-2

12-10-2

Así, entre gatos, caminatas, cafecitos y arte urbano redescubrimos la ciudad por segunda vez. Ojalá sean muchas más y ojalá siga teniendo tantos colores.

En el próximo post más fotos, datos y actividades de Valpo: la ciudad de los cerros, los gatos y los colores.

 

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama «Magia es Viajar» y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

6 thoughts on “Valparaíso: arte urbano y gatos

  1. Cuando llegué a Valparaíso hace unos 4 años me asombré de ver gatos en los negocios, tiendas y casas, vengo de otra región y allá no se ven gatos en las tiendas.
    Debo decir que los gatos de Valparaíso soy muuuy cariñosos y perezosos, super distintos a los que estaba acostumbrada a ver.

  2. Hola!!!

    que buenas imagenes!!… tambien soy un degustador del arte urbano y de las paredes rayadas!!… me gustaron mucho las fotos!!..

    Gracias por compartir esta experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.