Jaisalmer, la ciudad dorada

Miramos por la ventanilla del tren y no vemos nada. El paisaje es árido, llano, polvoriento, ventoso y presenta sólo algunos pastos y arbustos bajos. Estamos en el desierto de Thar. Un señor nos dice que en cinco minutos...