Image Alt

libros Tag

  ¿Se imaginan adquirir y leer un libro en Vietnam, dejarlo en la mesa de un café en India y enterarte de que alguien lo está leyendo en Rusia? Comiencen a imaginarlo! “Un libro no es sólo un amigo, también te ayuda a hacer amigos. Cuando has poseído un libro con la mente y el espíritu, te has enriquecido personalmente. Pero cuando se lo pasas a alguien te has enriquecido por triplicado.” Henry Miller Los viajes son un momento especial para la lectura, sea un viaje corto o largo, suele ser el momento en que muchas personas eligen leer aquella historia que tienen anotada para leer y que siempre, por una cosa o la otra, postergan. En los viajes uno suele dedicarle más tiempo a la lectura "por placer". Cuando es un viaje corto es fácil llevarse uno o dos libros en la mochila o en la valija, pero cuando es un viaje más largo hay que controlar un poco más el peso que llevamos y suele ser una buena idea "aprender" a despegarse de ellos. Si bien a los amantes de los libros nos cuesta un poco desprendernos de los mismos... existe una iniciativa que propone compartir los libros, dejarlos en algún lado o regalárselo a un desconocido para que esa persona lo lea y lo vuelva a dejar en otro lugar del mundo. Así, a medida que pasa el tiempo, podemos hacer el seguimiento del libro y ver quiénes fueron las personas que lo leyeron, dónde lo encontraron, dónde lo dejaron y qué opinan de esa lectura. Descubrimos esta iniciativa a través de una amiga holandesa en Mongolia y la queremos compartir con todos ustedes: se llama bookcrossing.com