Llegamos a Mongolia!!

Esta primera entrada sobre Mongolia está dedicada a Rodrigo (nuestro vecino) y a Taco (hay uno sólo).

Si todo salió bien, en el momento en que se publique esta entrada nosotros vamos a estar en el noreste de Mongolia, en la zona donde supuestamente nació Genghis Khan (Temüdjin), compartiendo cinco días con algunas familias seminómadas.
Dejamos de lado a Lenin y nos encontramos en todas partes con Genghis Khan.
Pero antes, la llegada a Mongolia…

Desde Ulan-Ude (Rusia) teníamos pensado tomarnos el transmongoliano, pero al conocer el precio y el tiempo que demora decidimos cambiar de idea. El transmongoliano es un tren “internacional”, por lo tanto no tiene tercera clase, sólo segunda y primera. Esto hace que sea mucho más caro de lo que veníamos pagando por los pasajes en tercera en el transiberiano. Al enterarnos que en bus costaba menos de la mitad y que demoraba 12 horas, preferimos esta opción. De las 12 horas, casi tres las pasamos en la frontera (media hora por nuestra culpa…), mientras que el tren puede demorarse hasta 10 horas en la frontera!

Cruzar la frontera

Paso 1: El bus llega a un complejo fortificado y con varias edificaciones. Se detiene en la puerta. Sube un policía ruso (que no inspiraba tanto respeto como el que nos recibió al entrar al país) y revisa todos los pasaportes, uno por uno.

Paso 2: El bus avanza hasta un segundo puesto. Nos indican que nos bajemos con nuestros bolsos de mano y con las mochilas. Lo que nos molesta bastante…
Entramos a una sala, donde pasamos nuestras mochilas para que le saquen la radiografía y fuimos a hacer la cola para que nos controlen el pasaporte.

Paso 3: Control de pasaporte. Cuando nos tocó a nosotros, la oficial de turno nos inspeccionó el pasaporte por todos los costados. Parece que algo no le gustó porque nos separó y nos hizo esperar. Llamó por teléfono para que alguien que hable inglés la venga a ayudar, pero tardaron en venir a socorrerla.
Nos imaginamos que quería la registración y se la mostramos. Pero no era eso. Entonces me acordé que posiblemente estaba buscando la visa, por lo que le mostramos un papel (que nos escribió un amigo del couch) que dice en ruso: “Los argentinos no necesitan visa desde 2009”.
Obviamente no nos creyó, entonces se llevó los pasaportes, se metió en un cuarto y apareció después de varios minutos. Revisó no sé qué cosa en una computadora y nos sonrió. Era verdad, no necesitábamos visa. Es increíble que un oficial de migraciones no sepa qu’e países necesitan visa y cuáles no.

Paso 4: Volvimos a guardar nuestras mochilas en el bus y subimos. El bus avanzó unos metros y se detuvo de nuevo. Esta vez subió un oficial mongol, revisó que todos tuviéramos la visa en el pasaporte y se bajó. Luego, nos indicaron que otra vez teníamos que bajar con todos los bolsos y entrar a otra sala.

Pasó 5: Ya en la nueva sala, otra vez nos hicieron pasar las mochilas por la cámara que “todo lo ve” y revisaron los pasaportes. Esta vez, todo fue más fácil. Ya estábamos en Mongolia!

Mongolia es un país que tiene sólo una ciudad grande e importante: Ulan Bator, su capital. Un tercio de la población se concentra en esta ciudad, mientras que el resto del país está habitado, en su mayoría, por familias nómadas y seminómadas. El país cuenta con muy pocas carreteras en buen estado que son, principalmente, las que unen Ulan Bator con las fronteras china y rusa. El resto del país sólo tiene malos caminos de tierra y pocas ciudades.

El camino desde la frontera hasta la capital fue a través del típico paisaje mongol: grandes extensiones de territorio vacío, con pastos duros y gran cantidad de ganado vacuno, ovino y equino. Además, hay un extraño animalito que se llama yak, pero que todavía no tuvimos el gusto de conocer, aunque a lo mejor sí lo comimos.

Además, desde que pasamos la frontera comenzamos a ver la típica casa de los nómadas en Mongolia: los gers. Este tipo de tienda tiene forma circular y resiste, según dicen, tanto las bajas como las altas temperaturas (a la vuelta de nuestra primera travesía les contamos si es verdad). Son fáciles de armar y de desarmar y no tiene separaciones internas. Este tipo de casas se ven diseminadas por toda la estepa, pero también en medio de pequeños pueblos o en las laderas de las montañas que rodean a Ulan Bator.

Ulan Bator, merece un capítulo aparte. Es una ciudad sucia y con mucha polución. El desorden es notable y los conductores son peores que en Argentina. En Rusia o en los países de Europa del Este que pudimos visitar, nos habíamos acostumbrado rápidamente a que si uno se para en la senda peatonal, donde no hay semáforos, los coches se detienen para que uno cruce. Acá es todo lo contrario, cruzar una calle o una avenida es de locos, los conductores quieren pasar sí o sí. Hay que bajar, poner la mano, mirarlos y rezar, todo al mismo tiempo y corriendo. No es la primera ciudad en el mundo que vemos que es así, pero en esta nos parece mucho peor.

Ya puteamos a varios y nos dimos cuenta que los locales ni advierten lo mal que está. Evidentemente es muy fácil acostumbrarse a lo bueno o a lo malo, somos animales de costumbre. Ahora bien, si uno puede comparar, ya no es tan fácil volver a acostumbrarse a lo anterior.

La ciudad está rodeada por montañas, tiene algunos templos budistas y muchos restaurantes de comida china y coreana. Además, aparecen varios carteles en inglés, cosa que en Rusia los habíamos olvidado.

Todos los viajeros paran en esta ciudad para organizar las visitas al interior del país y hacer varios trámites, como la visa de China (nuestros pasaportes están en la embajada china por siete días).

El símbolo nacional de Mongolia se conoce como Soyombo y aparece en todas partes, desde la bandera hasta las patentes de los autos. Si quieren conocer su explicación pueden leer algo acá.

Nos vemos en la próxima entrada con lo más interesante de Mongolia: nuestra primera visita al interior del país y la vida de las familias nómadas y seminómadas.

Saludos!!

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino y a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Es muy fácil. Tienen que escribir su correo en el recuadro donde dice «suscribite», ir a la bandeja de entrada en su mail, buscar un mail de feedburner (puede caer en no deseados) y hacer click en el link que está en ese mail. Gracias!

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

14 thoughts on “Llegamos a Mongolia!!

      • Hola, que tal. El articulo dice que no necesitaban visa desde el 2009. Hoy, 2017, se necesita visa? Muchas Gracias.-

        • Hola Agustín!
          Para Mongolía si se necesita visa si sos argentino. Para Rusia no se necesita. Hasta donde nosotros sabemos sigue siendo así, pero podes corroborarlo en el Ministerio. Buen viaje!

  1. hola chicos, un saludo desde buenos aires, aun con la descripcion que hacen de la ciudad, tiene un toque de mistica el relato de estar en Mongolia. la gente como es? amable, es un ambiente hostil para el turista? bueno suerte con su travesia.

    • Hola Rober!
      Nosotros estamos ahora en buenos aires también! No es un ambiente hostil, la ciudad capital no es muy linda y la gente no está pendiente del turista (salvo los carteristas y los que te quieren vender excursiones). Es un país con hermosos paisajes y una interesante cultura. Lo que pasa es que no está preparado para viajar por tu cuenta y eso dificulta los trayectos, pero es muy recomendable!
      saludos!
      Aldana y Dino

  2. Hola Dino y Aldana!

    What an honor to have an entry dedicated to me!! Reading your stories really makes me think back of my trip to mongolia. It was and still is one of the moste mysterious countries of the world and I hope you enjoy it as much as I did!

    Un abrazo enorme!

    Taco

  3. Hoy me di un panzaso de Magia en el Camino!! Hacía mucho que no me conectaba y ya los estaba extrañando!
    Un beso grande y que la experiencia mongola sea más que buena!

  4. Hola chicos,como estan??? hoy a la mañana cuando lei que era dedicado a Rodrigo me emocione y lo llame urgente para que entre y lo lea jajaja,la verdad que si se no me acuerdo porque esta dedicado a el jaja pero igual es emocionante saber que se acuerdan de sus vecinos.Se sentiran como en casa con respecto al transito es como Gral paz no???cada vez esta peor!!!!Yo que pense que eramos el único pais con transito desastrozo.
    Pero como dicen ustedes nos acostumbramos a todos y no nos queda otra!
    Les mandamos un abrazo.
    Caro y Rodri.

  5. A mi me hubiera agarrado un pánico tremendo en esa salita, porque más que dudar de los funcionarios de inmigraciones me hubiera puesto a pensar si no habrían cambiado las reglas en Argentina mientras uno está dando vueltas… Que lo sigan pasando bien!

  6. Hola Chicos!
    Tengo siempre ganas de leyer las entradas nuevas. sobre el transito, el mas loco que nosostros conocemos es el de Sicilia (en Italia). Este no es violento, pero no hay reglas para estacionar ni tampouco tienen cuidado con los coches. Todos son quebrados. Fue mucho divertido conocer esta situacione. Estoy muy curiosa para saber sobre la vida de los nomades. Principalmente sobre baños. Sera que tienen este costumbre? Como es sobre la higiene? La escuela para los niños? Que hacen las mujeres? Como son? Y los hombres? Quanto tiempo se quedan en un sitio?
    Bueno, creo que sea suficiente. Desculpem tantas preguntas.
    Yo estoy siempre torcendo para ustedes. Me gustaria tener tanta corajem como tienen para viajar asi.
    Veo que mio portuñol esta malo, jejeje
    Abrazos

  7. Hola chicos :Me alegra saber que siguen con sus planes ,me parece que lo desordenado del tránsito en Mongolia ,no debe ser mucho peor que aquí ,ya que desde que se fueron ustedes ,esto empeora ,ahora parece que se puso de moda que ,todos los días nos levantamos con la noticia que un colectivo mató a una persona,pareciera que es algo ya común,lo escuchamos y por desgracia ya es algo que ni llama la atención de nadie.Está buenísimo que compartan unos días con familias nómades ,eso si que es todo un cambio de vida .Se los ve muy bien en la foto.Siempre esperamos noticias de ustedes .Muchos cariños .
    Adriana (mamá de Silvana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.