Cape Town: amor a primera vista (o 10 razones para visitar la ciudad)

Me enamoré de Cape Town (Ciudad del Cabo) apenas la vi. Es de esas ciudades fotogénicas que tienen todo lo que me gusta que tengan las ciudades y que logran que te quieras quedar más tiempo del pensado.
Si la vemos desde un avión, la ciudad aparece como encerrada entre el mar y la montaña. El área construida se expande como una mancha entre los recovecos que dajan las montañas y la geografía física la marca para siempre. Son pocas las ciudades en el mundo que tienen esa combinación de urbanismo, montañas, mar y modernidad. Ciudad del Cabo es una de ella.
A veces me pregunto qué tienen las ciudades que me gustan tanto. La respuesta sobre Cape Town, ya la tengo.

_MG_0008-1

_MG_0571-1

 

Tiene montañas

Y no cualquier montaña, sino una de las siete nuevas maravillas del mundo: Table Mountain o Montaña de la Mesa. Esta montaña forma parte del Parque Nacional Montaña de la Mesa (Table Mountain National Park), ubicado en la provincia occidental de El Cabo, y establecido en 1998. El Parque no solo presenta el atractivo de la Montaña de la Mesa, sino que también incluye la montaña conocida como Cabeza de León (Lion´s head), los 12 Apóstoles y el famoso e histórico Cabo de Buena Esperanza.
Desde casi cualquier punto de la ciudad es posible observar alguna de estas formaciones rocosas. Y eso es una de sus características que más me atrapa. Caminar por un centro urbano moderno y, al mismo tiempo, levantar un poco la vista y disfrutar de un hermoso paisaje montañoso.
Para visitar la Montaña de la Mesa se puede llegar en taxi o aprovechar el recorrido del bus turístico y bajarse en la parada 13. Una vez allí, se accede al teleférico que nos lleva hasta la cima, desde donde es posible apreciar unas hermosas vistas de la ciudad, el mar y las demás formaciones rocosas pertenecientes al parque. Si el cielo está despejado hasta es posible divisar Robben Island.
Los carros del teleférico tienen la particularidad de que giran durante el ascenso y el descenso, de manera que todos los visitantes puedan tener una vista panorámica.
Para los más aventureros existe la posibilidad de practicar rapel y de subir a pie por senderos que se fueron marcando en las laderas, tanto de la Montaña de la Mesa como de la Cabeza de León.
Por su parte, los 12 apóstoles se aprecian desde las playas como la de Camps Bay.
Para observar el Cabo de Buena Esperanza, donde aventureros como Vasco da Gama comprobaron que pasando ese cabo se podía seguir navegando hacia el otro lado del continente, es necesario llegar a la reserva de Cape Point, que también forma parte del Parque Nacional Montaña de la Mesa. Allí, es posible disfrutar de un paisaje agreste y magnífico, con acantilados, playas de arena dorada y olas que acompañan el paso de las ballenas australes. Cape Point se encuentra a unos 60 km de Ciudad del Cabo y abarca una superficie de 7.750 hectáreas en las que es posible realizar senderismo y observar una gran diversidad de especies animales y vegetales.

Una de las vistas desde la cima.

_MG_1183-24

El carrito giratorio (no se peleen por estar en la ventana).

_MG_1217-26

Cabeza de León.

_MG_1172-22

 

 

Tiene mar y playa

 Para los que prefieren la playa y el mar en lugar de las actividades que pueden realizarse en las montañas, la ciudad ofrece playas de arena blanca y agua transparente, aunque algo fría y no siempre apta para sumergirse. Las principales playas son las de Camps Bay, Clifton, Bantry Bay y Sea Point. Frente a ellas, en la costanera, hay hoteles, casas privadas con tentadoras terrazas, bares, cafés, heladerías y restaurantes que muchos eligen para terminar el día y apreciar el atardecer.
En el mar es posible realizar deportes acuáticos, como surf, pero siempre se debe estar atento a las señales que advierten cuáles son los lugares y los momentos adecuados para hacerlo.

_MG_1248-31

 

_MG_1242-29

 

_MG_1375-36

 

Tiene huellas del pasado

Si bien algunos sectores de la ciudad podrían pertenecer a cualquier ciudad europea, Ciudad del Cabo se encuentra en Sudáfrica y no estuvo ajena a la historia del país. Las huellas del Apartheid se perciben, por ejemplo, en el lado oriental de la Montaña de la Mesa donde se formaron los townships de Cape Flats. Los townships eran zonas destinadas a las viviendas de las personas de raza negra durante la época del Apartheid.

El Distrito 6

El Distrito 6 era una zona de la ciudad donde vivían esclavos, comerciantes, artesanos, obreros e inmigrantes, muchos de los cuales practicaban diferentes credos. En la década de 1960 fueron obligados a desalojar la zona y a desplazarse hacia los townships de Cape Flats. En la actualidad se puede visitar el Museo del Distrito 6 donde se recrea la vida de este barrio.

_MG_1119-19

 

Robben Island

Desde la existencia de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales esta isla fue utilizada para aislar a distintos grupos de personas. En su prisión estuvieron detenidos varios prisioneros políticos durante el régimen del Apartheid. El más famoso fue Nelson Mandela, quien permaneció preso allí 18 de los 27 años que estuvo detenido. Vale la pena realizar la visita a la isla y a la cárcel para conocer más de cerca la historia de Mandela y de otros presos políticos. Las excursiones a la isla parten desde el Nelson Mandela Gateway, en el Waterfront.

Castillo de Buena Esperanza

El Castillo de Buena Esperanza es una fortaleza de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, construido en el siglo XVII. En la actualidad se puede visitar y se desarrollan exposiciones de arte y eventos culturales.

_MG_1135-20

 

Tiene arte urbano

Ciudad del Cabo no podía quedar afuera de la revolución del arte urbano que se vive en muchas grandes ciudades del mundo. En 2010, el artista callejero Freddy Sam decidió revolucionar el distrito de Woodstock con su arte. Comenzó a pedir autorización a los dueños de las paredes para pintar murales. Para conseguir la autorización, primero les mostraba en un papel cómo iba a quedar la obra finalizada. Las respuestas fueron positivas y hoy es posible recorrer un sector del barrio visitando más de 40 obras de artistas callejeros. Woodstock es de esos barrios donde viven blancos y negros, donde todavía algunas enormes fábricas abandonadas en la década de 1990 generan mal ambiente a su alrededor, pero a mismo tiempo, un barrio que supo hacerse un lugar entre la movida gourmet, de diseño y arte que atrae cada vez más a sudafricanos y a extranjeros. Un barrio con zonas a las que posiblemente no iremos de noche, pero con otras que te enamoran. Una mezcla de juventud y experiencia. Una mezcla de culturas, con influencias de todos los rincones del mundo. Un rincón de Cape Town que parece más sudafricano que el resto de la ciudad. Pueden ver un poco más de qué se trata en este link.

 

Tiene cafés, ferias, artesanías y mercados

Long Street es el centro de la movida viajera. En esta calle, decorada con edificios victorianos, se concentran los hoteles y hostels, los cafés, los bares y discotecas, las casas de diseño y las librerías de segunda mano. La zona más concurrida es entre las calles Buitensingle y Strand. Si bien suele haber seguridad policial, no se recomienda caminar solo por esta y otras zonas de la ciudad de noche.

_MG_1357-35

 

_MG_0637-9
_MG_0639-10

 

A unas pocas cuadras de Long Street y Longmarket Street se encuentra GreenMarket: una plaza de cemento, al mejor estilo europeo, con piso de adoquines, bares y hoteles alrededor. En el centro, varios puestos de artesanías le dan color al lugar. Allí es posible perderse entre una infinidad de productos con sello africano y es casi obligación practicar el regateo.

La ciudad cuenta también con sencillos mercados para degustar comida local al paso y modernos mercados donde comprar y degustar comida orgánica, como el Old Biscuit Mill, que abre todos los sábados en el renovado distrito de Woodstock. Este mercado, donde además es posible conocer el trabajo de artistas, músicos y artesanos funciona en una antigua fábrica reciclada.
En 2014, la ciudad fue declarada Capital Mundial del Diseño.

 

_MG_0646-11

 

_MG_0608-5

 

_MG_0632-7

 

_MG_0606-4

 

_MG_0635-8

 

Tiene parques y viñedos

En el centro de la ciudad se encuentran los Gardens Company´s, 6 hectáreas arboladas e ideales para pasear bajo la sombra y respirar aire fresco. A este espacio verde se le suma el Jardín Botánico de Kirstenbosch, ubicado en la ladera oriental de la Montaña de la Mesa y considerado uno de los más lindos del mundo. Abarca una superficie de más de 500 hectáreas en las que se conservan más de 2000 especies. Además, tiene un centro de investigación, un centro educativo, una biblioteca y allí se encuentra la sede central del Instituto Nacional Sudafricano de Biodiversidad. Cuando lo visitamos nos sorprendió la cantidad de gente que estaba descansando y leyendo un libro en sus cuidados espacios verdes.
Desde este jardín es posible realizar varias caminatas por senderos señalizados y visitar el distrito de Constantia, uno de los más antiguos de la ciudad, famoso por sus viñedos. Una de las fincas que se puede conocer es Groot Constantia, establecida en 1684.

 

_MG_0659-12

 

Tiene mezcla de sabores

 (Y de precios). En Ciudad del Cabo se puede comer desde comida rápida tradicional hasta preparaciones gourmet. Así, encontramos comida de Etiopía, de Malasia, de India y de Marruecos. Hamburguesas gourmet de avestruz y platos con carne de cocodrilo o de jabalí. Pero también pizzas, sándwiches y sawarmas. Es posible comer en puestos de la calle, en bares “de barrio” y en restaurantes de lujo.

_MG_1335-18

 

Tiene un paseo marítimo reciclado

La zona portuaria llamada Victoria y Albert Waterfront o, simplemente, Waterfront, es un paseo marítimo en el que se mezclan las actividades del puerto propiamente dicho con las actividades recreativas. Entre las atracciones figuran bares, restaurantes, cines, un acuario, centros comerciales, hoteles, paseos en cruceros y locales de artesanías, entre otras. Además, sobresale la Torre del Reloj y las estatuas de la Nobel Square, con estatuas de Nkosi Albert Luthuli, Nelson Mandela, Desmond Tutu y De Klerk.

En esta zona se encuentra el Nelson Mandela Getaway, desde donde parten los barcos hacia Robben Island.

_MG_1270-32

_MG_1278-34

 

Tiene colores

 Los colores saltan ante nuestros ojos en el barrio de Bo-Kaap, también conocido como barrio malayo, que se encuentra sobre la ladera de Signal Hill. Los habitantes originarios de este barrio eran los inmigrantes que llegaron como esclavos de Malasia, Sri Lanka, India e Indonesia, entre otros países.

En la actualidad, se convirtió en uno de los barrios de moda: se reciclaron muchas casas antiguas, se inauguraron bares y se instalaron locales de diseño. Además, es el barrio elegido por artistas y bohemios. Del pasado quedan las mezquitas y los locales donde venden especias y comida con toques asiáticos. En el Museo de Bo-Kaap es posible conocer cómo vivían los habitantes del barrio en el siglo XIX.

Pero no solo los colores están en este barrio. También los vemos en algunas esculturas que encontramos al caminar por las avenidas de la ciudad y por sus zonas recicladas.

_MG_1309-10

 

_MG_1318-12

 

 

_MG_1338-21

_MG_1340-22

 

_MG_1342-23

_MG_1344-24

 

Tiene buen clima

 En la ciudad es posible distinguir las cuatro estaciones y en ninguna de ellas hay temperaturas extremas. Esto hace que cualquier época del año sea ideal para visitarla. Eso sí, en los meses de verano suele ser ventosa, pero eso ayuda a que el calor sea más soportable.

 

_MG_1092-17

 

_MG_1047-14

 

Ciudad del Cabo es, definitivamente, fotogénica. Y las ciudades fotogénicas son ideales para caminar. Y si caminás, pasan cosas. Por ejemplo, podés enamorarte de la ciudad.

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También los esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi
Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

2 thoughts on “Cape Town: amor a primera vista (o 10 razones para visitar la ciudad)

  1. Dino, Aldana,

    Buenísimo que estén en Sudáfrica. Ya me marqué esta nota para leerla en el avión cuando viajo para allá el domingo que viene.
    Con mis dos hijos Martín y Marina, haremos el viaje que nunca pudimos por diferentes motivos.

    BsAs.-Sao Pablo-Johannesburg — Durban — East London — Plettenberg Bay — Cape Town — Bloemfontain — Johannesburg.

    Avisen si siguen allá la semana que viene y vemos si nos juntamos en algún lado.

    • Hola Juan!
      No estamos en estos momentos, pero estuvimos dos veces y nos gustó mucho.
      En la categoría de sudáfrica en el blog hay más info sobre algunos lugares de tu recorrido. Que lo disfruten mucho!
      Besos
      Aldana y Dino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.