Miradores de Nueva York: Top of the Rock, Empire State y otros menos conocidos

Nueva York es una ciudad fotogénica y uno de los lugares más lindos para fotografiarla es desde sus miradores. Algunos son muy conocidos y nos permiten tener lindas vistas desde las alturas, como los miradores del Top of the Rock, el Empire State o el One World Observatory. Otros, en cambio, nos regalan vistas desde lo bajo, pero no por eso menos espectaculares. Les compartimos esta guía con los mejores miradores de Nueva York.

Los miradores de Nueva York en altura más conocidos son tres: el Top of the Rock, el Empire State y el nuevo One World Observatory. Además de estos, se pueden ver sectores de la ciudad desde las alturas en otros lugares, como desde el teleférico a la isla Roosevelt.

TOP OF THE ROCK

El mirador del Top of the Rock se encuentra en el Comcast Building, en el Rockefeller Center. Lo bueno de este mirador es que se ve bastante bien el Central Park y el icónico edificio del Empire State.

  • El mirador se encuentra entre los pisos 67 a 70 del edificio. En los pisos 67 a 69 hay espacios cubiertos y al aire libre, pero rodeados de vidrio. El mirador del piso 70 no tiene vidrios.
  • Hay que pagar un suplemento de 10 dólares para subir al atardecer. Nosotros teníamos la City Pass y no tuvimos que pagarlo. Solo nos acercamos al mostrador de City Pass y presentamos los dos cupones del talonario. Recomendamos consultar previamente, porque en los momentos de mayor cantidad de gente es necesario reservar un turno.
    También se puede subir a la tarde y esperar allí a que anochezca. No hay límite de tiempo para permanecer en el mirador. Suele haber mucha gente, así que lo mejor es ir con tiempo y paciencia, porque muchos eligen este mirador para ver la ciudad de noche.
  • Antes de llegar a los miradores, se pasa por controles de seguridad, colas en los ascensores y exposiciones donde te ofrecen tomarte una fotografía con la imagen de obreros almorzando sobre una viga. Una imagen que se hizo famosa en la construcción del edificio. El precio de la fotografía no está incluido en la entrada.
  • El precio de la entrada general es:
    Adultos: 36 dólares
    Niños de 6 a 12: 30 dólares
    Mayores de 62: 34 dólares
    Menores de 6 años gratis.
  • El mirador se ubica en 30 Rockefeller Plaza, New York, y está abierto desde las 8 de la mañana hasta la medianoche, todos los días del año.
  • La entrada al mirador del Empire State está incluida en la CITY PASS, la New York Pass, la Explorer Pass y la Sightseeing.

 

También pueden comprar la entrada para subir al Top of the Rock sin hacer largas colas en este link. Si lo compran a través de ese link, a nosotros nos dan una comisión que nos ayuda a seguir.

 

EMPIRE STATE

El Empire State es uno de los edificios más emblemáticos de Nueva York y durante 40 años fue el más alto del mundo. Entre 1931 y 1972 fue el edificio más alto de Nueva York. Para Tahiel era “el edificio de King Kong” (por la película donde se ve al gran gorila escalar el edificio) y cada vez que lo veíamos desde cualquier lugar de la ciudad lo nombraba así. Viajar con niños a Nueva York tiene plus como estos: jugar a ver al Empire State desde cualquier lugar.

  • El Empire Satate tiene dos miradores. Uno que se ubica en el piso 86 y otro en el piso 102. El mirador del piso 86 tiene una parte cubierta y una terraza. El del piso 102 es al aire libre (chequeen porque estaba en obra hasta julio 2019).
    Suele haber mucha gente, así que lo mejor es ir con tiempo y paciencia.
  • No hay límite de tiempo para permanecer en el mirador.
  • El Empire State se ubica en la 5ta Avenida, entre las calles 33 y 34.
  • El horario para subir a los miradores es desde las 8 de la mañana hasta las 2 de la mañana del otro día.
  • El precio de la entrada general es:
    Adultos: 37 dólares
    Niños de 6 a 12: 31 dólares
    Mayores de 62: 35 dólares
    Menores de 6 años gratis.
    La entrada al mirador del Empire State está incluida en la CITY PASS, la New York Pass y la Explorer Pass.

Si tienen la City Pass pueden SUBIR DOS VECES EN EL MISMO DÍA, una vez con luz solar y, otra, a la noche para disfrutar del atardecer. Para eso, tienen que presentar cada uno de los tickets que figura en el talonario de la City Pass.

  • Si quieren ver el atardecer, tengan en cuenta que se pueden demorar más de una hora en llegar hasta los miradores, porque hay que pasar algunos puntos de seguridad y esperar el turno en los ascensores. En general, todo está muy organizado, pero cuando hay mucha gente las demoras son importantes.

Nosotros no tuvimos mucha suerte con el día que lo visitamos porque estaba bastante nublado (creo que por eso había poca gente), pero las vistas son igualmente increíbles.

También pueden comprar la entrada para subir al Empire State sin hacer largas colas en este link. Si lo compran a través de ese link, a nosotros nos dan una comisión que nos ayuda a seguir.

Si comprás tu CityPass haciendo click en este banner, a vos te sale lo mismo y a nosotros nos das una mano para seguir adelante con nuestro blog.

 

ONE WORLD OBSERVATORY

El One World Observatory se ubica en el nuevo edificio del One World Trade Center, que se construyó luego de los atentados a las Torres Gemelas y es el edificio más alto de la ciudad.

  • El mirador se ubica en el piso número 100 y es interno.
  • Con el ingreso a este edificio se pueden disfrutar, además de las vistas en 360 grados, de otras atracciones como el See Forever Theatre (donde se proyectan imágenes de Nueva York), el City Pulse (donde se puede interactuar con los barrios neoyorquinos y sitios que se observan desde el mirador) y el Sky Portal (con imágenes en HD y en tiempo real de lo que ocurre en las calles que se ubican debajo del edificio).
  • Existen distintos precios para ingresar, que varían según sea sin cola o con cola para entrar, sin guía o con guía y según se trate de adultos, mayores de 65 años o niños entre 6 y 12 años. Los menores de 6 años entran gratis.

En este link, podes comprar la entrada para subir al mirador del One World Observatory sin hacer colas y elegir la opción que más te convenga. Si lo compran a través de ese link, a nosotros nos dan una comisión que nos ayuda a seguir.

 

TELEFÉRICO ROOSEVELT ISLAND

El teleférico rojo que une la isla de Manhattan con la isla de Roosevelt no les regalará las mejores vistas de los edificios emblemáticos, pero sí de otro perfil de Manhattan tan interesante como el anterior. El teleférico corre paralelo al puente de Queensboro y, tanto en su recorrido como una vez en la costa de la isla de Roosevelt, podrán apreciar la densidad de los edificios y la movida de algunas de sus calles.

  • El ticket para el teleférico cuesta lo mismo que un pasaje de metro (3 dólares en billete simple o 2,75 con la metrocard). Se saca en la entrada al teleférico.
  • El trayecto dura 3 minutos ida y 3 minutos vuelta.
  • Si tienen tiempo, les recomendamos recorrer la isla a pie, lo que puede hacerse en menos de una hora. También hay un bus rojo gratuito, que sale de la terminal del teleférico, que recorre la isla.
  • El teleférico se toma en 1132 2nd Av (entre 59 y 60).

 

 

 

 

COSTA DEL EAST RIVER: Brooklyn Bridge Park, Domino Park y East River State Park

En el extremo oeste de Long Island se ubica Brooklyn, uno de los cinco distritos en que se divide la ciudad de Nueva York. En la costa de Brooklyn, sobre el río Hudson, hay varios parques muy concurridos desde donde se tienen unas hermosas vistas de la ciudad.
Uno de ellos es el Brooklyn Bridge Park, que se extiende hacia los laterales del puente de Brooklyn y cuenta con varias atracciones para hacer en familia. Nosotros lo visitamos un domingo y fue una buena experiencia porque Tahiel pudo hacer varias cosas: desde comer helado y andar en monopatín, hasta divertirse con los chorros de agua en el pier 6. Desde distintos puntos del recorrido es posible ver el perfil de la ciudad. Además, allí también se ubica el Brooklyn Heights Promenade, un paseo en altura sobre parque. Al ser en altura, las vistas valen la pena.

 

Otro es el Domino Park, un espacio recuperado, donde funcionaba una antigua refinería de azúcar. Se ubica en el barrio de Williamsburg, muy cerca del puente del mismo nombre. Es ideal para recorrerlo con los niños porque tiene un playground grande, con juegos muy divertidos para ellos. Además, hay espacio para caminar, descansar, leer, comer y tomar algo, y hasta jugar con los perros.

 

Otro famoso parque y desde donde también se puede apreciar el perfil de Manhattan es el East River State Park, donde los fines de semana funciona el mercado de Smorgasburg (ideal comer algo rico en el mercado, mientras se contempla la ciudad).

 

 

DESDE EL AGUA: LOS FERRIES

Existe una gran cantidad de ferries que circulan por los alrededores de la isla de Manhattan y llegan a los distintos distritos de Nueva York.
La empresa que los agrupa es NYC Ferry, que tiene seis líneas, las que unen distintos puntos de la costa del East River. En la web oficial pueden ver las rutas.
Lo bueno de estos ferries es que son económicos, porque cuestan lo mismo que un billete de metro, pasan por lugares no tan turísticos y tienen vistas del skyline desde diferentes ángulos. Además, se puede llevar la bicicleta por 1 dólar.
Los pasajes se compran en las máquinas expendedoras que se ubican en las zonas de embarque o a través de la aplicación que se descarga de la web oficial.

Otro ferry que ofrece una buena vista del downtown de Manhattan es el ferry gratuito que sale desde Battery Park y llega hasta Staten Island. En este link pueden corroborar los horarios de salida y llegada.
Otro ferry desde donde se tienen vistas similares al anterior es el que lleva a los turistas hasta la Estatua de la Libertad. En el camino es posible apreciar el skyline de Nueva York, sobre todo el downtown.

 

DESDE NEW JERSEY: PASEO MARÍTIMO DE HOBOKEN Y HAMILTON PARK

La costa del Estado de New Jersey, justo frente a la isla de Manhattan, ofrece (para mi gusto) las más lindas vistas del skyline.
El paseo marítimo de Hoboken es de esas visitas que muchos dejan para un segundo viaje a la ciudad, pero si pueden hacerlo en el primero, no se lo pierdan. Se llega a la estación Hoboken en el tren PATH, por el precio que cuesta un pasaje en metro (2,75). El lugar cuenta con una pasarela, bancos para descansar, espacios verdes y juegos para niños.
Si continúan hacia el norte, van a llegar al Hamilton Park, uno de los puntos más altos desde donde las vistas, sobre todo de los atardeceres, son un espectáculo. Si bien cuál es la mejor vista de la ciudad es algo muy subjetivo, nosotros elegimos las que se tienen desde el Hamilton Park. No dejen de ir a ver un atardecer desde allí. Pueden tomarse un bus desde Port Authority (cerca de Time Square), que cruza el túnel Lincoln, y bajarse en la tercera parada. Caminan una cuadra y tendrán estas vistas.

 

DESDE LOS PUENTES

Si bien el puente más famoso y el que todos cruzan es el de Brooklyn, existen otros similares que también valen la pena visitar. Casi todos se pueden cruzar a pie, en bicicleta o en vehículo. Desde cualquiera de estos puentes se puede apreciar el perfil de la isla de Manhattan. Si pueden, no dejen de cruzar todos los puentes. Nosotros cruzamos algunos puentes en bicicleta y la experiencia fue muy buena.

 

 

Si aún no tenés alojamiento en Nueva York, probá buscando en el siguiente banner. Si reservas algo por acá a vos te sale lo mismo y a nosotros nos das una mano para seguir con el blog.



Booking.com


¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

 

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

 

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.