Vacaciones familiares en Cervia, Italia

Siempre escucho por ahí que los lugares los hacen las experiencias y las personas que conocemos en el camino. Yo no tengo muchos años de viajero, pero en estos pocos meses me pude dar cuenta de que es verdad. Si me preguntan cuáles fueron las mejores experiencias de este #europamagica2015 les haría una lista y en los primeros puestos incluiría nuestro paso por Cervia (se pronuncia “Chervia”). ¿Saben por qué?
Porque fue uno de los lugares donde parecía que todo estaba pensado y preparado para mí. Fueron cinco días en los que disfruté todo lo que hicimos, desde la mañana hasta la noche. Y, claro, no me quería ir. A diferencia de lo que pueden pensar, una de las cosas que más me gustó y ordenó fue tener una “mini rutina”. Algo que mientras viajamos de un lugar a otro y cambiamos de horarios, de comidas y de casas es casi imposible lograr. Además, cuando yo estoy tranquilo y disfruto, mis papás también lo están y es como un “círculo de felicidad”. A veces la escucho decir a mi mamá en voz baja (creo que no quiere que yo me entere) que algo de razón deben tener todos los libros, webs y pediatras cuando dicen que es bueno lograr que los bebés mantengan una cierta rutina, aunque sea en algunos aspectos. Igual, siempre agrega, que cree que no es tanto por el bebé, sino por la salud mental y física de los padres!

cervia28

Cervia es una pequeña localidad en la costa adriática de la región de Emilia Romagna donde todos los veranos llegan miles de familias para pasar sus vacaciones. Tiene una playa extensa con varios balnearios que ofrecen todas las comodidas que suelen ofrecer los balnearios: sombrillas, reposeras, duchas, bar, restaurante, vestuario y ¡juegos! Una de las cosas que más me gustó es que los balnerarios tenían muchos juegos para mí!
Si bien no estábamos en un balneario, casi todas las tardes pasábamos por el Begno Ben 191 para visitar a Ana y Fabio. Mientras mis papás conversaban con ellos yo me la pasaba jugando en “mi mundo”. Ana es una chica argentina que vive y trabaja con Fabio, su novio italiano en el balnerario familiar. Cuando Pablo, un amigo viajero de mis papás (¡y mío también!) se enteró que estábamos en Cervia nos escribió un mensaje para que vayamos a conocer a su amiga Ana. No podíamos creer que había una argentina viviendo en Cervia!

 

cervia9

cervia11

Nosotros estábamos en el hotel Giuliana, un típico hotel familiar del que siempre voy a tener hermosos recuerdos. No solo por las cosas que hacíamos sino también por lo bien que me trataron. A veces sentía que solo se preocupaban por mi bienestar, como si nadie más estuviera en el hotel (y les juro que no exagero).
En el hotel hacíamos vida de “vacaciones de hotel familiar”. Mis papás decían que les recordaba mucho a sus vacaciones de la infancia en la costa de Buenos Aires y en las sierras cordobesas. Yo no sé muy bien de qué me hablaban pero si hacían lo mismo que yo seguro que la pasaban muy bien!!

cervia23

cervia25

cervia4

cervia26

 

Todas las mañanas desayunábamos en el restaurante y siempre las camareras tenían una sonrisa para regalarme. Después del desayuno, casi siempre yo me iba a la pileta con mi papá y mi mamá se quedaba trabajando en el lobby. A eso de las 12 ya estaba listo el almuerzo. Siempre comíamos en la misma mesa, que era la que tenía el número de nuestra habitación.
Después del almuerzo me quedaba dormido. No dormía mucho de siesta porque yo quería seguir jugando, pero una hora o una hora y media les regalaba a mis papás.
Cuando me levantaba, mis papás ya estaban listos para salir. A veces volvíamos a la pileta, otras veces íbamos a andar en bicicleta por las calles arboladas de la ciudad o por la costanera, otras veces pasábamos a visitar a Ana y Fabio por el balneario (el papá de Fabio se llama Dino, como mi papá, y me regaló un perrito amarillo que todavía tengo!) y otras veces me quedaba corriendo y trepando en la zona de los juegos del hotel y hacía manualidades con una chica que siempre tenía actividades interesantes para los más pequeños. ¡Había días que hacía todo eso junto!
El horario de la cena era de 19 a 20, por eso teníamos que volver temprano para bañarnos y estar listos para cenar. Mis papás estaban asombrados por la cantidad que comía. Yo no sé cómo todavía no se dan cuenta que cuando la comida está rica yo como mucho. Si no como es porque hay algo de la comida que no me gusta. Y en el hotel la comida estaba muy rica. Comía de todo: la entrada, el plato principal y el postre. No me quería perder de nada. Sabía que no iba a durar para siempre…
Después de cenar, casi todos se iban a dar una vuelta por el casco antiguo de la ciudad y nosotros también. Había mucha gente en los bares tomando un café, un helado o una cerveza. Había mucha gente paseando por la plaza principal y observando la feria artesanal y había mucha gente, sobre todo chicos, en los locales de juegos electrónicos. Ahí también íbamos todas las noches. Yo solo me subía a la calesita, a la pista de autos y a un caballo que se movía mucho. Creo que estas últimas actividades de la noche eran las que más les recordaban a mis papás cómo eran las vacaciones en la costa atlántica bonaernese. Al fin y al cabo, las vacaciones familiares en las localidades balnearias son muy similares en varias partes del mundo. Ahora estamos en Portoroz, Eslovenia, y es igual.

cervia20

cervia17

cervia3

Cervia es famosa también por sus salinas en las que hasta 1959 la recolección de la sal se hacía manualmente. Luego se implementó maquinaria y comenzó una producción más indutrial. En el casco histórico es posible ver las casas de los “salinaris” (los trabajadores de las salinas) y muy cerca de allí se encuentra el Museo de la Sal que se puede visitar todos los días. También es posible hacer excursiones a las salinas o verlas desde la ruta.
Nosotros no las hicimos, pero ya lo agendamos para la próxima.

cervia8

cervia7

cervia6

cervia5

cervia10

cervia22

cervia

Cervia fue una linda experiencia de “vacaciones familiares”. Mis papás estaban felices, tranquilos, y yo estaba en mi salsa! Ojalá que hagamos más miniviajes como estos!
Gracias por acompañarnos!

 

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

 

Agradecemos a Emilia Romagna Tourism por la organización del blogtrip y de estos hermosos cinco días en Cervia. Pueden seguir el viaje nuestro y de otros bloggers bajo los hashtag #inemiliaromagna o #viaemilia. Magia en el Camino mantiene todo el control editorial de lo publicado en este sitio.
Para los que quieran conocer un poco más sobre el hotel Giuliana acá les dejamos el sitio web.
Desde Cervia se pueden realizar varias actividades en el Parque Natural de Cervia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Tahiel

Tahiel

Soy Tahiel, el tercer integrante de Magia en el Camino. Soy muy nuevo en esto del blog y las redes sociales, pero ya tengo mi propia columna. Espero que les guste!
Tahiel

5 thoughts on “Vacaciones familiares en Cervia, Italia

  1. Hola Tahiel!!! como estas? como estan tus papás? Te escribo porque sigo tus aventuras todo el tiempo, veo las fotos y me dán mas y mas ganas de viajar!!
    Que afortunado sos de tener a tus papas que te llevan por el mundo aprendiendo de cada lugar y que afortunados son ellos de compartir cada experiencia con vos!! La verdad son un ejemplo a seguir, te cuento que cada vez que me pongo negativa y me dejo llevar por el que dirán leo el libro que hicieron con tanto amor y leo la dedicatoria de tu papá, o miro el video de la charla tedx, entonces ahi me vuelven las ganas de creer que es posible cumplir mis sueños. Intento contagiar al resto pero muchos no se dan cuenta de lo que significa esta experiencia de la magia en el camino.
    Siempre me alegran las fotos y las ” travesuras” que vas haciendo por ahí, en fin… este post era para agradecerte, a vos y a tus papás, me transmiten una muy linda energía,
    les mando un beso grande y los seguiré como siempre por estos medios 🙂
    Disfruten y G R A C I A S!!

    • Hola Mailen!!!
      Muchas gracias por tu hermoooosooooo mensaje!!! Me hiciste emocionar mucho. A mí y a mis papás. A ellos les hace muy bien leer estos mensajes porque les da muchas energías para seguir adelante! Claro que se puede! A veces es complicado y duro, pero lo importante es seguir adelante. Vos seguí luchando por tus sueños que la magia del camino te va a acompañar. Gracias otra vez y espero que sigas disfrutando de mis aventuras. Beso grande!!
      El viajerito, Tahiel.

  2. Hola, muy lindo blog. Pues la verdad que las vacaciones y viajes familiares siempre son la mejor manera de volver a integrar a los mas cercanos, de volver a ser parte de sus vida y poder disfrutar de cosas pequeñas en grande.

  3. Qué lindooooo! estaba esperando este post!!!! Siempre creí que iba a ser el primer bloguero escribiendo sobre Cervia jejejejeje pero bueno, me dieronla oportunidad de conocer un poco más donde viven mis queridos amigos! Todavía tengo pendiente la vistia a Cervia y viendo lo lindo que se ve,más ganas tengo ahora!!! beso enorme!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *