Tomate 5 minutos… tomate un té

 

Se levantan temprano y trabajan entre 9 y 10 horas diarias. No importa si el día está soleado o cae un chaparrón. Su piel es oscura y áspera, pero sus ojos son grandes y brillosos. Casi siempre te reciben con una sonrisa. Son ellas: las recolectoras de hojas de té en Sri Lanka.

Sin ellas, el circuito productivo del té estaría incompleto. Son las encargadas de recolectar, aproximadamente, 16 kilos de hojas de té por día, excepto los domingos. Bajo la mirada atenta de un supervisor, arrancan las hojas y van llenando una bolsa que cuelga en sus espaldas sostenida desde sus cabezas. Por cada 16 kilos cobran LKR 280 (280 Rupias de Sri Lanka), unos U$S 2,5 diarios. Pero no se les paga por día o por semana, sino que reciben su salario a fin de mes por todo lo recolectado. La plantación en la que nosotros «nos metimos» pertenece a una empresa llamada Mackwoods y cuenta con una plantilla de 2000 trabajadoras. Con 16 kilos de hojas se producen alrededor de 4 kilos de té listos para la venta.

Una vez que la bolsa está llena (o cuando termina el turno), las recolectoras comienzan el camino hacia donde se encuentran las balanzas. Allí, uno de los supervisores se encarga de anotar en sus libretas la cantidad de kilos que recolectaron esa vez.

 

Algunas mujeres vacían las bolsas sobre una lona y otras colocan las hojas de té en unas bolsas más grandes, que también pesan. Estas bolsas son las que pasará a recolectar un camión para llevarlas a las fábricas de té que se localizan en la zona montañosa de Sri Lanka, al sur de Kandy.

 

 

No es necesario «meterse» de contrabando en una plantación perteneciente a una empresa para ver a las recolectoras de té, porque ellas están al costado de cualquier camino en la zona montañosa de Sri Lanka.

Un poquititito de historia…

En 1824 se plantó la primera hoja de té en Sri Lanka y fue en un jardín botánico. Para que el cultivo de té pasase a ser comercial hubo que esperar a la década de 1860, en la que la crisis del café le dejó un lugar al cultivo del té. La primera plantación comercial fue establecida en 1867, cerca de Kandy, por un británico llamado James Taylor. En poco tiempo, muchos campesinos que antes se dedicaban al café decidieron cambiar su especialidad y comenzaron a cultivar té.
La nueva forma de hacer rápidas fortunas atrajo a otros empresarios británicos a comprar tierras para cultivar hojas de té. Es así como aparece en escena Thomas Lipton, quien hizo famoso al té de Ceilán en todo el mundo. Lipton ya era un empresario al que le iba muy bien en Inglaterra, así que decidió invertir en un nuevo negocio y vio al té de Ceilán como una buena oportunidad. Su empresa fue la primera en vender el té envasado en cartones separados para asegurar así una mayor calidad del producto. Hoy en día, su marca es una de las más conocidas.

¡¡Los invitamos a que se tomen un rico té!! Nosotros los acompañamos desde la distancia. ¡Saludos a todos! Que tengan buen día! (o buenas noches…)

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama «Magia es Viajar» y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

15 thoughts on “Tomate 5 minutos… tomate un té

  1. holaaaaaaaaaa chicos…realmente no puedo creer los lugares bellisimos que han recorrido me encantaron las fotos los felicito,realmente un viaje de sueños(al menos para mi) quede fascinada..les mando un beso enorme ¡¡¡¡hasta la proxima

  2. hola chicos, por un lado soy fanàtica del te, pero el saber de la explotaciòn de estas mujeres me saca un poco las ganas,en fin ….. Que experiencia.

  3. Es la verdadera explotación… Les alcanzará para vivir o sobrevivir? Están haciendo un flor de viaje chicos. Vacaciones en Sri Lanka… nunca se me hubiera ocurrido. Que sigan bien. Besos
    J

  4. bajo el salario ma.. ??!! las explotann….mal!!! papa anduvo gugleando.. uff que fea palabra!! .. yo me compre en el barrio chino te de oloong y es un ascoo.. y encima me compre como medio kilo !! ni con miel, ni con jengibre.. ni con muucha azucar, ni con nada se puede tomar .. y no tengo otro te porque es verano y hace calor.. (aunque hoy lleve) pero cuando hace calor uno sí toma mate .. pero no té.. (?) en fin no puedo ahora tomarme un té.. igual el de cylon es mas rico me parece. Bueno aldy.. te olvidate de mi.. y de averiguarme lo de los Monzones… no me gusta nada eso.. te lo dije.
    besoooo.. como los quierooo y como los extraño..en estos tiempos.. incluso en estos tiempos… aaaa

  5. Mackwoods tiene la distinción de ser la segunda más antigua sociedad mercantil en Sri Lanka, fundada en 1841 por el capitán William Mackwood. La empresa se mantuvo en la familia Mackwoods hasta 1956, cuando la propiedad pasó al Sr.NSO Mendis, visionario de Sri Lanka. La tradición de Mackwoods continuo con la señoa Sriyani Nonis, hija del Sr. NSO Mendis que dirigió la empresa como Director, Vicepresidente y Presidente durante un período de 40 años y era la única mujer de Sri Lanka a la cabeza de una empresa de plantaciones.-
    Hoy por hoy la empresa se encuentra involucrada en productos farmacéuticos, equipos médicos, negocios agr´colas y obviamente las plantaciones que son aproximadamente 27000 hectáreas.-
    Muy lindas las fotos y muy rico el té de Ceilán.-
    muchos besos

  6. Ahhhhh
    Estuvimos en el campo en el fin de semana, donde ustedes estubieron. Todos preguntaran por ustedes. Aun estan viajando? Como estan? Donde estan? Estan bien? etc. Enviaremos unas fotos, ok?
    Abrazos

    • Hola Andrea! Qué bueno!!! Mandales nuestros saludos a todos! Siempre los recordamos con mucho cariño! Pasamos muy lindos momentos!
      Mandá las fotos! besos y saludos a toda la familia!

  7. No tengo tenido tiempo de leer sus comentarios, pero a partir de hoy vuelvo a ler e escribir. Tengo apenas mirado las fotos e comentado com Luis e Paulo. Me gustan mucho las historias de um povo como el de Sri Lanka. Pobres mujeres. Sus trabajos son muy duros e cansativos. Sabemos que quando lhegan a casa tienen mucho mas trabajo aun.
    Gracias por la historia e por el té.

  8. Hola chicos!!!
    Muy interesante!!! La recolección del té es todo un arte, y en cierta forma debe estar relacionada con su calidad.
    Es un trabajo demaciado delicado,( por eso lo deben hacer las mujeres),eso si, me parece muy poco el salario que reciben.
    Las plantaciones parecen un gran bosque de plantas chiquitas sobre las laderas de las montañas…muy pintoresco.
    Bueno…ya, estoy preparandome un té.

    Muchos besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.