Guía para visitar las Cataratas del Iguazú (lado brasileño)

Cada vez que nos preguntan de qué lado es mejor conocer las Cataratas del Iguazú, les respondemos que de los dos. Si ya visitaste las Cataratas del Iguazú del lado argentino, no deberías dejar de visitar las Cataratas del Iguazú del lado brasileño. ¿Por qué? Porque son dos vistas diferentes y complementarias, que te ayudarán a tener una idea más global de lo imponente que es este lugar y entender por qué fue nombrado como una de las 7 maravillas naturales del mundo.

 

El recorrido por las cataratas del Iguazú del lado brasileño es más corto que del lado argentino y se puede realizar en una mañana (o menos).

 

¿Cómo es el recorrido?
Los vehículos llegan a la entrada del Parque Nacional do Iguazú, donde se ubica el centro de visitantes. Allí es posible sacar el ticket de ingreso (si van en excursión, el guía se encarga de todo eso), comprar algún recuerdo (o capa para la lluvia) en la tienda de souvenirs y conseguir información turística. Una vez que se abona el ticket hay que hacer la fila para ingresar, como se muestra en la siguiente fotografía. Una vez en el interior del parque, los que viajan en excursión, deben buscar su micro y subirse. Los que viajan por su cuenta, deben subir a los buses de dos pisos, como el azul que se ve en la segunda imagen. En ambos casos, los buses tienen paradas en Sendero del Poço Preto, Sendero Macuco, Senda de las Cataratas y en la estación Porto Canoas, como muestra el siguiente mapa.

 

 
Sendero del Poço Preto y Sendero Macuco
Son las dos primeras paradas del recorrido, desde donde se pueden realizar caminatas ecológicas hasta los ríos y, desde allí, disfrutar de paseos en lancha. El Sendero del Poço Preto es un camino de 9 kilómetros que se puede recorrer a pie, en bicicleta o en auto. Se hace acompañado por guías que ayudan con la observación de la fauna y la visita a la laguna del Pozo Negro. También se puede hacer un paseo en bote hasta la Isla Taquara y paseos en kayacs. En el Sendero Macuco se realiza un recorrido en vehículo eléctrico y una caminata hasta llegar al río Iguazú para subirse a una lancha. En la lancha se recorre un camino hasta las Cataratas. Las actividades nos esta incluidas en el precio de la entrada al parque y se abonan en el lugar.
No todos paran en estos senderos, porque el objetivo final es la siguiente parada, la de las Cataratas. Si quieren hacerlo, no olviden avisarle al conductor o al guía.

 

Senda de las Cataratas

Es la tercera parada y la más concurrida. Aquí comienza el sendero de unos 1000 metros hasta la Garganta del Diablo. En el camino hay tres miradores que nos muestran las Cataratas con toda su fuerza. Nosotros fuimos un día de lluvia y de mucho caudal del río y, realmente, se veían imponentes. En el camino hay baños y un pequeño centro para comprar agua o algo para comer. Hay que tener paciencia para tomarse las fotos desde los miradores porque, a veces, hay mucha gente.

 



 

Casi al final de la Senda de las Cataratas se llega a dos plataformas que te permiten llegar bien cerca de la Garganta del Diablo (lo más que se puede). El camino está “sobre” el agua. Hay que ir dispuesto a empaparse y preparados para ello. Además, si llevan cámara de fotos o videos, no olviden protegerla porque no volverá en buenas condiciones. El día que nosotros fuimos llovía mucho y había mucho viento, por lo que Tahiel y yo llegamos hasta la mitad del recorrido y volvimos. Dino, en cambio, disfrutó del viento y la lluvia hasta el final. Lo ideal, para poder apreciar esas increíbles vistas es, por supuesto, un día soleado, pero las Cataratas son tan lindas, que a cualquier día uno puede verle el lado bueno.

Al final de la senda se llega al llamado Espacio Naipi, donde hay dos miradores (a los que también pueden acceder aquellos que no hicieron la caminata porque se puede llegar en el bus) desde donde se aprecian unas hermosas vistas del Salto Floriano. Un ascensor une el mirador inferior con el superior. Cuando nosotros fuimos había mucho tiempo de espera para ascender al superior, por eso no lo hicimos, pero si uno está con tiempo, se puede esperar y disfrutar de las vistas. Además, el lugar cuenta con tienda de souvenirs, baños y quiosco.

El último punto donde llegan los buses y donde uno llega caminando luego de hacer la Senda de las Cataratas es el Espacio Puerto Canoas. Allí termina el recorrido y podemos encontrar una zona de servicios, con restaurantes, cafeterías, baños, tienda de souvenirs, servicios médicos, etcétera.

¿Cómo llegar a las Cataratas del Iguazú del lado brasileño?

Se puede llegar en el bus de alguna empresa que hayamos contratado para la excursión. En este caso, conviene que los buses tengan patente brasileña porque los trámites de migración son más rápidos. El bus llegará a la frontera y tendremos que esperar mientras el guía hace los trámites correspondientes. Para hacerlo más rápido, previamente nos pedirán los documentos y el dinero (en efectivo) para pagar la entrada al Parque Nacional do Iguazú.
También podemos llegar en un bus “de línea”, de la empresa Río Uruguay, que sale desde la estación de buses de Puerto Iguazú.
También se puede llegar en auto particular, taxi o remis. En noviembre 2017, el precio del taxi a las Cataratas del lado brasileño era de 500 pesos.
En todos los casos, conviene ir temprano por el tema de los tiempos en migraciones, sobre todo los fines de semana largos o en temporada alta (aunque, últimamente, todo el año parecería ser temporada alta). Si se va de manera particular y se tiene disponibilidad de tiempo, a veces conviene ir más tarde porque la mayoría de los buses de las excursiones van temprano (pero, claro, hay que tener en cuenta que el sol y el calor suelen “molestar” más).

 

¿Qué documentos necesito para cruzar a Brasil?

Si son argentinos (o de otro países del Mercosur), solo con presentar el DNI es suficiente.
Si son extranjeros, el pasaporte válido.

¿Cuánto cuesta la entrada al Parque Nacional do Iguazú?

En la siguiente imagen pueden ver los costos.
La entrada general incluye el transporte entre los senderos. Para los argentinos es de 51,30 reales. Tengan en cuenta, además, el precio del estacionamiento.

¡Esperamos que tengan un muy lindo recorrido!

Si van a viajar a Puerto Iguazú a lo mejor les interese leer Qué hacer y ver en Puerto Iguazú (más allá de las Cataratas).

Muchas personas, antes de regresar a Puerto Iguazú, visitan el Parque de las Aves, frente al Parque Nacional do Iguazu. Nosotros no pudimos visitarlo por las fuertes lluvias de ese día, por eso no podemos tener una opinión sobre el paseo, pero muchas personas lo recomiendan.

 

Agradecemos a Andes Líneas Aérea y a Cuenca del Plata turismo por acompañarnos en este viaje y en nuestro proyecto social por Misiones. Si están pensando en contratar excursiones, no dejen de consultar precios y servicios con Cuenca del Plata.

¿Te gustó el post? ¿Ten fue útil? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi
Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *