El hito de las tres fronteras y el paseo por la costanera en Puerto Iguazú

“Quiero ir a la frontera”, nos repetía todos los días Tahiel mientras estuvimos en Puerto Iguazú. Lo que quería era ir al llamado hito de las tres fronteras, porque quería volver a divertirse y a matarse de risa con los chorros de agua, como lo había hecho la primera tarde en la ciudad.

El hito de las tres fronteras es un lugar turístico que se formó en el sitio donde se unen los ríos Paraná e Iguazú, que hacen de límite entre Paraguay, Argentina y Brasil. En cada uno de los países hay un pequeño obelisco pintado de los colores nacionales correspondientes, que identifica esa triple frontera.

 

En el lugar hay un mirador natural desde donde se aprecia la unión de los ríos y los tres territorios. Si se tiene buena vista, también es posible ver los obeliscos en cada punta. Además hay un monumento con tres mástiles donde suelen flamear las tres banderas y un sector de venta de artesanías y productos regionales, desde yerba mate y remeras hasta peluches de guacamayo y monos. Los precios no son más caros que en la ciudad, algunos incluso son más baratos. Allí compramos al nuevo integrante: Igu, un papagayo rojo de peluche.

 

Pero sin dudas, lo más divertido para los chicos es empaparse y correr entre los chorros de agua que salen del suelo alrededores del obelisco pintado de celeste y blanco. En esta plaza de agua, todos los días desde aproximadamente las 18 horas, comienzan a surgir del suelo pequeños y grandes chorros de agua que los niños corren muertos de risa para taparlos o, simplemente, empaparse. Es un espectáculo verlos disfrutar tanto. Tahiel estaba fascinado y no quería dejar de correr. La risa contagiosa de los niños es una de las cosas más lindas de la vida.
Les recomendamos llevar una pequeña toalla y ropa para cambiarlos, salvo que haga mucho calor.

 

 

Luego, a las 19.30 (aunque puede variar este horario según la época del año) se realiza un espectáculo de agua, luces y sonidos en la Plaza de Agua. En el show se representan las tres culturas de la triple frontera a través de distintos ritmos musicales.

 

En la Argentina, el hito de las tres fronteras se ubica a unas pocas cuadras de la ciudad de Puerto Iguazú y es ideal para ir caminando por la costa del río al atardecer. En el camino se puede ver el puente internacional Tancredo Neves, que une las ciudades de Puerto Iguazú (Argentina) y Foz do Iguazú (Brasil), hay bancos para descansar y hasta un sector con juegos para niños.

 

La mejor opción para visitar este paseo es hacerlo caminando desde la ciudad. Lo que nos pareció más lindo fue caminar desde las llamadas 7 esquinas o 7 bocas (donde se concentran los restaurantes y bares) por la calle que bordea la Plaza San Martín y tomar la Avenida Eduardo Arrabal (que bordea el río). Derecho por esa avenida se llega al hito de las tres fronteras.
Para volver, pueden hacerlo por Avenida Tres Fronteras, que termina en otro costado de la Plaza San Martín y llega, nuevamente, a las 7 esquinas.
Si tienen el equipo de mate, no dejen de llevarlo. Siempre van a encontrar un lindo lugar para disfrutar de unos buenos mates.

¡Buen viaje!

Pueden leer más sobre consejos, ideas y experiencias de viajar con niños en Todo para viajar en familia.

 

¿Te gustó el post? ¿Ten fue útil? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *