Qué hacer en Boquete y alrededores: volcán Barú y otras opciones

Boquete sonaba como una bocanada de aire fresco después de los días de color y humedad en Ciudad de Panamá. Nos subimos al auto que alquilamos por Sixt (una de las mejores opciones para viajar por Panamá es hacerlo en auto) y emprendimos rumbo a Boquete, un pequeño pueblo que muchos conocen como el centro de turismo aventura en Panamá.
Nosotros no hicimos mucho de turismo aventura porque llovió varios días de los que estuvimos, pero queremos compartirles algunas actividades de las que sí hicimos y de las que pueden hacer ustedes. Algunas opciones son ideales para hacer con niños.

Boquete es una localidad que se ubica en las tierras altas de Chiriquí, en el oeste de Panamá, junto al río Caldera. Está rodeada de plantaciones de café y de montañas, que le brindan un clima más fresco que en el resto del país. La impronta de pueblo de montaña, los paisajes y su tranquilidad atrajeron a más de un extranjero que, en los últimos años, eligieron alguna de las pequeñas poblaciones de la zona para instalarse y hacer negocios, muchos relacionados con el turismo y la gastronomía.
Una de esas montañas cercanas es el volcán Barú, dentro del Parque Nacional Barú, que constituye una de las principales atracciones del lugar.
En enero se celebra una de las principales fiestas de la zona, conocida como La Feria de las Flores y el Café y es un buen momento para visitar la ciudad.

QUÉ HACER EN BOQUETE Y ALREDEDORES

DAR UNA VUELTA POR BAJO BOQUETE

El pueblo de Bajo Boquete, que es la localidad principal, cuenta con una plaza central (Parque Domingo Médica) donde suele haber una feria artesanal. Como en toda plaza de este tipo, los jóvenes suelen juntarse al atardecer y los niños corretear por ahí acompañados de una banda de aves con un canto muy agudo y fuerte. Alrededor de la plaza se ubica la municipalidad, el mercado, algunos lugares para comer (que les mencionamos al final del post), varias agencias de turismo que ofrecen excursiones desde Boquete y un vagón de tren que recuerda que por allí pasaba el Ferrocarril Nacional de Chiriquí.
A muy pocas cuadras de la plaza principal, sobre la calle 6 sur, se encuentra el Parque Tropezón, donde hay juegos para niños y una cancha de fútbol. Es ideal si viajan con niños a Panamá. En esa misma dirección, a una cuadra de la plaza, está la estación de buses de Boquete que, simplemente, es un espacio donde maniobran los buses de distintos tamaños.
La calle principal es Vía Boquete/Av.Central y ahí pueden encontrar muchos bares/restaurantes/cafés/cervecerías y negocios donde venden ropa usada, tipo feria americana.

 

 

VISITAR LOS DISTINTOS SENDEROS HACIA LAS CASCADAS 

A unos 8/9 kilómetros de Bajo Boquete se puede llegar a la Cascada San Ramón, que está casi sobre la ruta. Los días de Sol van a identificar la cascada porque unos metros antes ya hay puestos de ventas de artesanías y bebidas. Si les toca un día de lluvia como a nosotros, solo van a ver la cascada, crecida.
Además, hay un sendero para hacer que se llama Sendero Pipeline o la Cascada Escondida. Para ingresar hay que pagar 3 dólares y se atraviesan puentes de madera y un bosque muy húmedo.
Unos metros más adelante se puede llegar a las Cascadas Perdidas (The Lost Waterfalls). El trayecto es un poco más complicado que el anterior, sobre todo para llegar a la tercera cascada porque es muy empinado y con terreno resbaloso, pero dicen que vale la pena. Nosotros no las hicimos porque el día estaba muy lluvioso, pero queda para la próxima.
Se puede hacer por tu cuenta, pero muchos recomiendan hacerlo con guía para ir por los caminos correctos y, además, aprender de la flora y la fauna. Para ingresar a las Cascadas Perdidas hay que pagar una entrada de 7 dólares (fines de 2018).

 

 

VISITAR EL PARQUE NACIONAL BARÚ y LA RUTA DE LOS QUETZALES

Subir al volcán bar y hacer la ruta de los Quetzales son dos de las excursiones más populares desde Boquete. Nosotros no las hicimos porque nos tocó mal tiempo y porque preferimos hacer otras más preparadas para los niños, pero ambas son muy recomendables si les gusta el senderismo.
El sendero o ruta de los Quetzales es un recorrido de unos 6 kilómetros hasta el Cerro Punta desde donde se puede observar el volcán Barú. Se supone que en el recorrido se pueden ver quetzales, pero muchos de los que fueron dicen que solo vieron mariposas. Recomiendan hacerlo con un guía, pero eso ya es una decisión de cada uno. El trayecto puede durar unas 5/6 horas y el camino es bastante duro en algunas partes, sobre todo cuando está muy resbaloso.
El camino a la cima del volcán Barú son entre 14 y 16 kilómetros. Todos recomiendan empezar a media noche para llegar a la cima y poder disfrutar del amanecer. Dicen que las vistas son muy lindas, pero también dicen que hay unas antenas que contaminan un poco la visión. En estos casos, como siempre decimos, si son de los que les gustan los trekkings y la naturaleza, solo tienen que experimentarlo y sacar sus propias conclusiones. Vayan preparados con abrigo, agua y algo de comida.

 

VISITAR LOS CANGILONES DE GUALACA

Los Cangilones de Gualaca son un cañón que se formó en el río Estí, debido a la erosión del agua. En la zona cercana al pueblo de Gualaca se creó una especie de balneario, pero sin infraestructura, por lo que es necesario llevar todo lo que uno crea que puede necesitar. También, claro, es necesario regresar a nuestro alojamiento con la basura que generemos, ya que tampoco hay lugar donde dejarla.
Cuando nosotros fuimos (principios de octubre) no había mucha gente, pero nos dijeron que los fines de semana suele llenarse de familias que aprovechan las aguas frescas del río para darse un chapuzón. Algunos se animan a subirse a las rocas más altas, tirarse al agua en la parte más angosta y dejarse llevar por las aguas hasta la zona más tranquila.

Gualaca se ubica a unos 40 kilómetros de Boquete y lo más práctico es ir en auto. Se tardar una hora aproximadamente por las carreteras 41 y 10 (recomendamos usar google maps o waze para llegar sin problemas). También se puede ir a dedo, pero no pasan muchos vehículos, y está la opción de bus local, pero para eso les recomendamos chequear los horarios una vez que estén en Boquete, porque no hay mucha frecuencia y suele cambiar.

 

CONOCER LA BIBLIOTECA DE BOQUETE

Si viajan a Panamá con niños les recomendamos pasar por esta biblioteca porque suelen tener actividades para toda la familia y porque tienen un hermoso sector de libros y lectura para niños. Nosotros ahí hicimos una de las presentaciones de Magia solidaria en Panamá y nos encantó. También hay un pequeño café.

 

 

DARSE UNA VUELTA POR EL JARDÍN TEMÁTICO EL EXPLORADOR

Los días de lluvia y de poco Sol nos coartaron un poco las posibilidades de paseo y senderismo con Tahiel, entonces, una tarde que se despejó, nos hicimos una escapada a un jardín temático porque pensamos que era una buena opción para hacer con niños en Boquete. No sabíamos muy bien de qué se trataba, pero fuimos. Es una casa, donde vive una familia, que tiene un enorme jardín en el que armaron algunos senderos con esculturas y objetos hechos con productos de reciclaje. En el camino van a a poder ver flores, esculturas, carteles con frases motivadoras y/o divertidas y algunos juegos tipo plaza.
No es nada del otro mundo, pero por una colaboración de 5 dólares, se puede pasar con los niños un lindo rato. Lo importante es motivarlos para que exploren lo que están viendo, que no solo pasen por al lado. El camino desde Bajo Boquete a este jardín temático es muy bonito y se tienen muy lindas vistas.

 

Estas son algunas de las opciones para hacer y ver en Boquete y alrededores. Además, pueden contratar algún tour de café, que los ofrecen en los hoteles. Nosotros hicimos dos tours, pero ambos en Costa Rica, por eso no podemos recomendarles alguno en este lugar.

 

DÓNDE DORMIR EN BOQUETE

Nosotros nos alojamos en el Oasis Hotel y Restaurante, que funciona en una hermosa casa con varios jardines, donde Tahiel corrió y se pasó varios minutos mirando flores y peces. Hay habitaciones privadas para varias personas y tiene el desayuno incluido (muy rico y abundante). Además, las personas del lugar siempre estuvieron atentas a nuestras necesidades y eso, con niños, se agradece.

 

 

Si quieren buscar algún otro alojamiento en Boquete, pueden probar en el siguiente banner. Si reservan algo por acá (o por el link del hotel anterior) a ustedes les sale lo mismo y a nosotros nos dan una pequeña comisión que nos ayuda a seguir con el blog.



Booking.com


 

DÓNDE COMER EN BOQUETE

Los lugares más baratos para comer son los que van los locales. Entre ellos, nosotros fuimos a Central Park Restaurante, frente a la Municipalidad, que ofrece el plato del día a buen precio. Casi siempre constaba de arroz, plátanos, alguna carne, frijoles y ensalada. Otro lugar fue El Sabrosón 3, a una cuadra de la plaza, que es tío buffet porque uno se puede servir lo que desea y el precio es por peso y por tipo de comida. También fuimos a la pizzería The Ricos Little Italy y nos gustó mucho a un precio razonable.
Y, ya en la ruta, les recomendamos mucho que hagan una parada en Pastelería Alemana. Hacen unos licuados de frutilla espectaculares y unas tortas riquísimas. Sabemos que esto es algo subjetivo, pero podemos decirles que nos encantó. Además, no era caro.

 

 

Si viajan a Panamá, posiblemente les sea útil leer todos nuestros artículos sobre Panamá.
También pueden mirar todas las opciones de excursiones en Panamá.

 

Acá les dejamos un video que sobre cómo se ve la ciudad durante la feria de las flores

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

 

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi
Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.