Tips viajeros

Cuando hace unos años nos decidimos a escribir sobre los tips viajeros nos vinieron a la mente un montón de cuestiones, pero muchas de ellas se hacen un poco repetitivas en la red, por eso, en esta oportunidad, decidimos escribir algunos consejos que no son “tan comunes” para todos, aunque con el tiempo lo irán siendo o ya lo serán para los más experimentados. Este es un post destinado, principalmente, a los que recién empiezan en este “mundo” de los viajes.
En la sección de preguntas frecuentes van a encontrar muchos más datos sobre visas, vuelos, alojamientos, autostop, couchsurfing, dinero, itinerarios y demás cuestiones necesarias a la hora de organizar un viaje.  Iremos actualizando y “subiendo” más información, por eso, no dejen de visitar esta página para conocer las novedades.

Esperamos que les sean útiles!

Mucha Magia en el Camino!

Documentos. Es buena idea tener una fotocopia del pasaporte con nosotros para movernos en la ciudad o salir de excursión y dejar el original en un lugar seguro. Siempre tenemos que tener en cuenta de que la actividad que vayamos a realizar durante el día no requiera del pasaporte original, pero es muy raro que esto suceda si estamos paseando en una ciudad o disfrutando de la naturaleza.

Otra buena idea relacionada con los documentos, y no sólo con el pasaporte, sino también con los certificados de vacunas, las copias de las trajetas de crédito, los pasajes aéreos (las aerolíneas suelen enviar un ticket electrónico), etcétera es tenerlos escaneados y “subidos” al ciberespacio. No precisamente en un correo electrónico, ya que es de más fácil acceso para los que se apropian de las cosas ajenas, pero sí en algún ftp o similar.

En un viaje largo, con respecto a las visas (abajo está el link al post sobre este tena) es bueno tener en cuenta llevar siempre varias fotos carnet para evitar pagar más por ellas en otros países. Es más, podemos averiguar antes de salir de viaje los requerimientos de las fotos en cada visa (por ejemplo, fondo blanco, fondo celeste, frente, perfil, etcétera)

 

Agua. En muchos países no se puede beber agua de la canilla o grifo y es aconsejable no hacerlo. De esta manera, comprar agua mineral se transforma en una rutina y en un gasto. Algunos deciden colocarle al agua de la canilla unas gotas potabilizadoras, (esto es lo más barato, pero al mismo tiempo es más trabajoso). Una buena idea, que siempre es más económica, es comprar el agua grande de 5 litros e ir llenando una o dos botellas pequeñas que sean fáciles de transportar (o tener esos “termos” de plástico en forma de botella. Obviamente que debemos comprar o conseguir esas botellas o “termos”, pero será una sola vez. La diferencia de precio es increíble. Como ejemplo, les ponemos dos. Uno en Perú (de agosto de 2011) y otro de Portugal (junio 2015) En el primero, la botella de 3 litros de agua cuesta 2,60 soles, mientras que la botellita de medio litro cuesta 1,20 soles. En el segundo, la botella de 5 litos de agua cuesta alrededor de 0,45 euros, mientras que una botellita de medio litro cuesta 1 euro en la calle. Si esta diferencia de precio la multiplicamos por todos los días que nos quedamos en un lugar, el ahorro es importante. Ustedes nos podrán decir que no toman tanta agua, pero si están en plan ahorro, hasta pueden llevarse las botellas pequeñas con agua cuando van a cenar o almorzar y en dos días ya no tienen ni una gota de esos 3 litros que compraron. Claro está que esto se puede hacer si se quedan por lo menos dos o tres días en un lugar. Si son de los que se quedan un día en un lugar o de los que no tienen problemas de dinero o prefieren ahorrar en otra cosa, este consejo no aplica.

 

Guardar para la próxima. Si seguimos en plan de ahorro (sino este consejo no aplica), una sugerencia es que siempre que tengamos la oportunidad nos guardemos los sobres de té, café y azúcar que nos ofrecen. Muchas veces pueden ser una salvación para el desayuno, tanto en los lugares donde los desayunos “occidentales” son muy caros (por ejemplo en China o algunos lugares del Sudeste Asiático) o cuando tenemos que salir muy temprano para tomar un bus o un tren y no hay ningún lugar abierto para desayunar. En este último caso, podemos comprar un paquete de galletitas, pedir un poco de agua caliente en el lugar donde nos estemos alojando (nadie nos niega un poco de agua caliente) y desayunar algo para no subirnos al bus o al tren con el estómago vacío. Para algunos este punto puede no ser importante, pero para otros, como yo, que no puedo salir sin desayunar algo, es casi fundamental!
Relacionado con lo anterior, si tienen lugar, es bueno llevar un pequeño termo.

 

Bolsas de plástico. Llevar siempre algunas bolsas de plástico de distintos tamaños. No ocupan casi nada de lugar y pueden ser muy útiles en muchas ocasiones. Por ejemplo: un lugar donde tirar la basura, cubrir los objetos de valor si comienza a llover y no tenemos una mochila resistente a la lluvia, cubrirnos los zapatos, etcétera.


Fundas para las mochilas. Relacionado con lo anterior, no olviden de llevar fundas para las mochilas, porque puede llegar a considerarse un gasto innecesario al comienzo del viaje, pero luego, estaremos agradecidos de tenerlas. Sobre todo en los viajes más largos que pasamos por varias estaciones climáticas. Lleven tanto para las grandes, como para las de mano.

 

Otros objetos: La lista de pequeños objetos a llevar en un viaje varían de acuerdo con el tipo de viaje, pero por ejemplo, siempre es útil tener una linterna de cabeza; pilas de repuesto o cargador de pilas; enchufes multipaíses y multiformas; un cortapluma con las funciones básicas como navaja y abridor de latas; batería de repuesto para la cámara de fotos; cargador de batería, entre otros.

 

Taxistas o conductores de mototaxis. No nos gustan para nada las generalizaciones, pero en este caso vamos a darnos el permiso de hacer una. Cada vez que se tomen un taxi o un mototaxi (tuc tuc) asegúrense de conocer el destino al que van y, de ser posible, cómo llegar a él. No confíen cuando les dicen que el hotel al que ustedes quieren ir está cerrado o lleno, ya que posiblemente la intención será llevarlos al lugar donde ellos cobran una comisión y a ustedes les saldrá más cara la noche. Esto es muy común en países de Asia como varios del Sudeste Asiático, India o Sri Lanka.

 

Adaptarse a las costumbres locales. Si viajamos por países muy diferentes al nuestro desde el punto de vista cultural, es aconsejable adaptarse al lugar que visitamos y no faltar el respeto a las costumbres ajenas. Si estamos en un templo y no se puede visitar con pantalones cortes o con los hombros descubiertos, no hacerlo. Si estamos paseando por una ciudad no muy turística de un país árabe, no hacerlo en minifalda. No nos cuesta nada y es una cuestión de respeto. Nadie nos obliga a estar allí, estamos porque queremos.

 

Decir donde estamos. Siempre es aconsejable que alguien sepa dónde estamos. Por ejemplo, avisar en el hotel si nos vamos de excursión o contarle a un amigo dónde vamos a estar si nos vamos a encontrar con alguien que no conocemos. No se pierde nada y puede ahorrarnos problemas.

 

Sin miedo, pero con pausa. Cuando uno sale de viaje, sobre todo a sitios donde el tema de la inseguridad es moneda corriente, no debe dejarse llevar por los rumores pero tampoco debe ignorarlos completamente. Siempre decimos que el miedo inmoviliza y, si nos dejáramos llevar por las cosas que dicen sobre ciertos lugares, nunca los visitaríamos. No debemos dejar de ir a esos sitios, pero siempre debemos hacerlo con el cuidado correspondiente. Siempre que nos dicen “tené cuidado”, nos preguntamos qué debemos hacer. Y la respuesta, creemos, es sencilla: debemos usar el sentido común. Si bien dicen que es el menos común de los sentidos, tratemos de ejercitarlo para que realmente funcione.
Un consejo que siempre damos es: escuchar a los locales. Las personas que viven en un lugar son las más apropiadas para decirnos qué es mejor que hagamos y qué no, o a dónde es mejor que vayamos y a dónde es aconsejable no ir. Es bueno escucharlas. Además, no sólo suelen tener buenos consejos en este sentido, sino que también pueden decirnos cuáles son los mejores y más baratos lugares para comer o comprar un recuerdo.


También pueden ver algunos tips sobre…

AUTOSTOP. Pueden encontrar nuestros consejos sobre autostop en este link.

VISAS. Pueden encontrar nuestros consejos sobre visas en este link.

VUELOS LOW COST. Pueden encontrar nuestros consejos en este link.

COUCHSURFING. Pueden encontrar nuestros consejos en este link.

VIAJAR EN PAREJA. En este link encontrarán algunos consejos e ideas para que el viaje en pareja sea muy positivo.

Algunos sitios web útiles para viajar acá: link

También te pueden interesar estas guías se viajes con bebés o niños pequeños:

 

Guía para viajar con bebés y niños pequeños I: DOCUMENTACIÓN y TRANSPORTE.

Guía para viajar con bebés y niños pequeños II: ALIMENTACIÓN y ALOJAMIENTO.

Guía para viajar con bebés y niños pequeños III: SALUD, HIGIENE, ENTRETENIMIENTO

Guía para viajar con bebés y niños  IV: EQUIPAJE.

 

¿Te fue de utilidad el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

¡A viajar!

Aldana Chiodi

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi