Chiang Mai, Chiang Rai y llegada a Laos

Además de la aventura con los elefantes y el trekking por la selva, estuvimos recorriendo la ciudad de Chiang Mai varios días. Es una ciudad que nos gustó mucho porque es tranquila, con casas bajas, templos coloridos, calles en zigzag, mucho verde, tuc tucs y sí… algunas motos…
Como casi todos los últimos lugares que estuvimos recorriendo tiene su night market, que no es ni más ni menos que una especie de feria donde te venden productos locales y algunos no tan locales para que te lleves de recuerdo o uses durante tu viaje. Pero además, tuvimos la suerte de estar un domingo, día en el que se arma el sunday marke”. No es un mercado orientado sólo al turismo, como lo es el night market, sino que está pensado más para los locales que para los visitantes. Se cierran las calles de la ciudad antigua (la que se encuentra rodeada por canales de agua y por vestigios de una antigua muralla) y las veredas aparecen cubiertas por miles de puestos con artesanía, ropa y comida!! Las artesanías ya las habíamos visto en otras ciudades, pero lo bueno de esta feria es que había muchos objetos de diseño (al estilo Palermo) con productos distintos a los que veníamos viendo (igual… no compramos nada, pero por lo menos vimos algo diferente).
Igualmente, lo que más nos gustó fue la sección de los puestos de comida. Por muy poca plata comimos mucho y muy rico! Desde pollo frito, brochetes de carne y padthai hasta sopas, cremas preparadas en hoja de plátano, tortas, shakes, helados cuadrados y muchas cosas riquísimas más!

Les dejamos un breve video y fotos de los puestos de comida.

 

Algunas fotos de la ciudad.


Corte de pelo en Tailandia, no tiene precio…


Cada dos o tres cuadras te ofrecen masajes en estos «cómodos» asientos.

Nunca habíamos visto un maniquí tan feliz…


Uno de los goleadores de la selección argentina: ¿Crispo?

 

El lunes después del gran mercado decidimos emprender nuestro camino a Laos, pero antes paramos dos días en la ciudad de Chiang Rai. Allí, sólo nos dedicamos a caminar, descansar y sacar fotos. También fuimos a comer al night market, ya que suele ser uno de los lugares más baratos para hacerlo. Les dejamos algunas fotos de la ciudad.

La torre del reloj.

Estos puestos de comida en la calle se armaban sólo para la salida del colegio. O sea que a eso de las 14 hs se llenaban de jóvenes dispuestos a comer por poca plata (en esa categoría estábamos también nosotros).


Estación de buses de Chiang Rai con Messi siempre presente.

Esperando la hora para subirnos al bus camino a Chiang Khon, en la frontera con Laos.


Llegada a Laos

Desde Chiang Rai nos tomamos un bus local hasta la ciudad fronteriza de Chiang Khon. Como siempre suele pasar en estos casos, de las dos horas que te dicen que tarda el trayecto, nos demoramos casi cuatro.
El bus te deja justito al lado de la parada de los tuc tuc, que con unos carteles enormes te avisan: Border Laos, 30 baht p/person. Una gentil manera de decirte que no regatees ni preguntes. Subite y callate. Y así hicimos. En unos 10 minutos estábamos en la frontera, a orillas del río Mekong.
El trámite para la salida de Tailandia es muy rápido y en menos de dos minutos tenés el sello en el pasaporte. Luego, tenés que cruzar el río para lo cual también te recibe un hermoso cartel que dice: Boat 40 baht p/person. El cartel tiene el mismo objetivo que el anterior: no preguntes, subite y callate. Es que no te queda otra porque es la única opción para cruzar el río a no ser que tengas ganas de nadar.

Vista de Laos desde Tailandia.



Barquitos para cruzar el río Mekong.


En 5 minutos de bote estábamos en Laos. Allí, apenas bajás del bote está la oficina de migraciones donde también el trámite es muy rápido.
Cuando salís de la oficina ya estás en la ciudad de Huay Xai. Esta localidad es muy pequeña y sólo tiene “movimiento” en la calle principal, ya que es donde se concentran las pocas guesthouse y lugares para comer que hay. La realidad es que casi te obligan a pasar la noche ahí, ya que todos los botes y buses para los diferentes destinos de Laos parten entre las 8 y las 9 de la mañana. Así que pasamos la tarde y noche allí sin hacer nada en especial y al otro día nos fuimos para nuestro próximo destino: la localidad de LuangNaTham. Pero esto, en la próxima entrada…

Ya está publicada la galería de fotos de Camboya, en la solapa “Fotos”, y ya funcionan las galerías en Internet Explorer.

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino y a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Es muy fácil. Tienen que escribir su correo en el recuadro donde dice «suscribite», ir a la bandeja de entrada en su mail, buscar un mail de feedburner (puede caer en no deseados) y hacer click en el link que está en ese mail. Gracias!

<object width=»425″ height=»344″><param name=»movie» value=»http://www.youtube.com/v/YID-dBFcIxo?hl=es&fs=1″></param><param name=»allowFullScreen» value=»true»></param><param name=»allowscriptaccess» value=»always»></param><embed src=»http://www.youtube.com/v/YID-dBFcIxo?hl=es&fs=1″ type=»application/x-shockwave-flash» allowscriptaccess=»always» allowfullscreen=»true» width=»425″ height=»344″></embed></object>
Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

2 thoughts on “Chiang Mai, Chiang Rai y llegada a Laos

  1. Hola, me place permanentemente ingresar al blog diariamente y descubrir sus andanzas y comentarios y disfrutar de los mismos, sabiendo además que se encuentran bien y gozando el viaje.-
    A pesar de todas las comidas atipicas para nuestro gusto, Dino no pierde la esencia y eligió el clásico helado de limón.-
    Otro detalle, era demasiado caro el corte de pelo, que no alcanzo para la barba.-
    Bueno, espero que sigan bien y en nochebuena al brindar estarán presentes para todos los de la casa, prometo sin lágrimas, felicidades

  2. Saludos desde vuestra ciudad! Estamos en BA, por cierto, Aldana, estuve hoy con Graciela, me pregunto por ti y me dijo que a tu vuelta tienes trabajo en Santillana o free-lance para ellos si quieres. Besiños,Rita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.