La ciudad de Las Petronas

 

 

 

Podríamos haber dividido el contenido de esta entrada en varios post, pero decidimos ponerlo todo junto… esperamos que aunque sea un poco larga, la disfruten!!

Kuala Lumpur nos sorprendió. No tanto por los edificios modernos de algunas zonas de la ciudad o por los medios de transporte que pasan por arriba de nuestras cabezas, sino que nos sorprendió por la variedad cultural de su población y de su arquitectura.
Malasia es, oficialmente, un país musulmán, con el malayo como idioma oficial y el Islam como su religión. A pesar de esto, en Kuala Lumpur, la ciudad más grande del país, conviven grupos descendientes de los primeros malayos, de los chinos y de los indios. Esto la hace una ciudad muy interesante, ya que en una corta caminata podés ver mujeres indias vestidas con sus saris y sus salwar kameez (conjunto de camisa larga con pantalones haciendo juego) muy coloridos; mujeres árabes con sus cabezas cubiertas (algunas usan burka, aunque son las menos en esta ciudad); mujeres chinas preparando dumplings en la calle o prendiendo algún incienso en los templos; mujeres vestidas con ropas “occidentales”, adolescentes modernas y pocos chicos. Pero al descender de grupos con características físicas tan marcadas y diferentes entre ellas, es fácil reconocer esta variedad aunque no tengan sus atuendos típicos.
No nos olvidamos de los hombres, también están, y se los diferencia más por sus rasgos físicos que por su vestimenta. Sin embargo, varios de ellos visten, por ejemplo, ropas tradicionales indias o turbantes.

Esta diferencia cultural también se refleja en la religión y la arquitectura. En un simple paseo en metro (algunos de ellos “salen a la superficie” y te permiten tener buenas vistas panorámicas de la ciudad) podés observar mezquitas, templos hindúes, templos chinos, edificios modernos, edificios con la típica arquitectura islámica, etcétera.
Así es que se puede dar un paseo por el «chinatown» o la «little India» y descubrir de a poquito algunas características de sus culturas. Los chinos son principalmente budistas y también hablan el mandarín y el cantonés. Los indios son predominantemente hinduistas y de origen Tamil.

El predominio de la religión islámica en el país hace que, por ejemplo, ciertos productos en los supermercados haya que pagarlos en lugares apartados y no en las cajas principales. Por ejemplo, los vinos o los productos elaborados con cerdo se pagan en sectores especiales y te los dan cubiertos. De esta manera no los tenés que mostrar en la línea de caja y nadie se siente ofendido.

Mezcla de lo colonial y lo moderno en la ciudad.

Templo hinduista.

Templo característico de China.

Bueno, tenemos que ser sinceros, también nos sorprendieron otras cosas de la ciudad. Una de ellas es la cantidad de autopistas que tiene. Las hay de varios anchos y largos y unen casi todos los puntos de la ciudad. Nosotros estamos en el barrio de Bangsar, lejos de lo que podríamos llamar centro, y sería imposible llegar hasta acá sino existieran las autopistas. Tanto a esta parte de la ciudad como a otras no se puede acceder por transporte público, así que es casi obligatorio tener un auto o tomar un teksi (taxi en malayo). Por surte los taxis no son caros, salvo después de las 12 de la noche que te cobran un 50% más de lo que dice el reloj. La cantidad de autopistas dificulta, en algunos casos, la circulación de los peatones, ya que por ejemplo en varios sectores de la ciudad casi no hay veredas.

El símbolo de la ciudad son las torres Petronas. Se llaman así porque son sede de la compañía de petróleo y gas “Petronas”, aunque se imaginan que no sólo funcionan sus oficinas, sino las de varias empresas multinacionales. Las torres fueron diseñadas por el arquitecto argentino César Pelli (nos preguntaron si era famoso en nuestro país y le dijimos que nos parecía que no…), cuentan con 88 pisos y terminaron de construirse en 1998. En el documental que vimos hace unos años sobre la construcción de estos edificios se mostraba cómo decidieron darle la construcción de cada torre a un grupo constructor diferente: uno era coreano y el otro, japonés. De esta manera, se generó una gran competencia para ver quién lograba el mejor y más rápido trabajo.
En el diseño de las torres se pueden apreciar motivos del arte islámico.

En la base de las torres se encuentran el Kuala Lumpur Convention Center (KLCC) y el centro comercial Suria kentucky, con las marcas de ropa y accesorios más conocidas del mundo (e inaccesibles para nosotros en este momento).

Entre los pisos 41 y 42 se construyó un puente, conocido como skybridge, que es el punto más alto al que se puede acceder en la visita. La entrada era gratis (ya no…) pero está limitada la cantidad de gente que puede subir por día. Para obtener el ticket es necesario estar allí a eso de las 6 de la mañana (por lo menos en esta época del año que hay mucho turismo interno y externo) y esperar hasta las 8.30 que comience la entrega de tickets. Si a la necesidad de madrugar le sumamos que Denis y Masha, quienes nos están alojando, viven lejos del centro y con ellos nuestra rutina diaria cambió bastante (nos acostamos entre las 2 y 3 de la mañana todos los días, tomamos mucho vino acompañando alguna película o charla y, como consecuencia, nos levantamos tarde) decidimos no ir a buscar las entradas y en lugar de eso, subir a la torre de comunicaciones, más alta aún, para tener vistas panorámicas de la ciudad y ver también las torres.

La torre de comunicaciones Menara tiene 421 metros de altura.




Algunos otros lugares de la ciudad:

La plaza Merdeka es el lugar donde se declaró la independencia del país en 1957. En ella se localiza un mástil de 100 metros de alto donde flamea la bandera de Malasia. También es la plaza donde se celebran y realizan los principales acontecimientos. Enfrente de la plaza se encuentran algunos de los edificios más lindos con estilo árabe. En uno de ellos funciona, en la actualidad, el ministerio de información, comunicación y cultura.

Uno de los mercados de la ciudad: la calle Petaling.


Primer show del año!!

El 2 de enero a la noche hicimos nuestra primera presentación de Magia en el Camino versión 2011. Esta vez el público estuvo integrado por varios couchserfers de Malasia. Fue un meeting organizado por nuestro host, Denis. Estuvo realmente muy bueno y divertido, la gente lo disfrutó muchísimo.

Van algunas fotos!

Algunos carteles para que los interpreten:

Ya pueden ver las galerías de fotos de Laos y Tailandia, en la solapa «Fotos». Que las disfruten!

A partir de ahora vamos a tratar de cumplir con nuestra promesa de responder las preguntas que nos dejan en los comentarios. Si nos hacen una pregunta, revisen los comentarios unos días después (no se olviden de «refrescar» la página).
Nos vamos unos días a las playas de Malasia. Saludos a todos!

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama «Magia es Viajar» y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

9 thoughts on “La ciudad de Las Petronas

  1. Dinoooooo en el unico lugar que podes jugar a la pelota es en
    Tailandia!!!!! y encima con nenes cara dura!!!! la verdad los felicito por las fotos, hermosas!!!! Extrañamos tu magia de los sabados…saludos…por aca estamos todos bien…en nombre del grupo de serrano te mando un fuerte abrazo y otro para aldana…

    El chino

  2. Wow, qué fotos increíbles. Los templos parecen hechos por computadora de lo coloridos que son… muy impresionantes las fotos sacadas de la torre Menara, y ni hablar de las Petronas. Me encantó también la foto en la que muestran las casas viejas de la ciudad conviviendo con los edificios modernos. Eso es algo que me llamó la atención mucho en la película «El Hombre Bicentenario» (con Robin Williams), donde muestran una ciudad de principios del siglo XXII, con autos voladores y casas ultramodernas, pero donde también existen casas antiguas (que son las que estamos acostubrados a ver hoy en día).

    Saludos!

  3. Aca tendrían que inventar el cartel de «cuidado, zona de piquetes». Extraño las fotos de comida! (o es que estoy cerca del mediodía). Saludos

  4. Hola Dino Y Aldana soy mariodemartinez 1297 los felicito por el viaje que se estan haciemdo que mu permite conocer y viajar junto con ustedes . Un fuerte abrazo

  5. Hola chicos!!
    Me encantó la diversidad en la arquitectura de la ciudad. ¿Por qué ya no podemos ver el itinerario? Me siento perdida jajajaja!!!

    Muchas suerte!!
    Besos

    • Hola!!
      C’omo va?
      El mapa del itinerario funciona bien, lo que pasa es que a veces tarda en aparecer y, adem’as, nos olvidamos de sacar el aviso de «Mapa en reconstrucci’on» que lo vamos a sacar en dos minutos.
      Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.