Llegamos a Maracay, a dedo y bajo la lluvia

 

A las 6 de la mañana nos subimos a la camioneta Toyota Hilux de Raúl. Raúl es un argentino que abandonó Comodoro Rivadavia hace alrededor de 20 años (o más…) cuando la empresa petrolera en la que trabajaba se instaló también en Venezuela. Luego de unos años, él como muchos otros, abandonaron a sus patrones y decidió empezar su propio emprendimiento. Como a casi todos los argentinos en esa época, en Venezuela, le fue bien.
Apenas nos subimos a la camioneta, el cielo comenzó a ponerse negro y a unos pocos kilómetros de la salida de Anaco empezó a llover… y no paró en todo el día. A pesar del mal tiempo, cientos de mujeres y hombres se paran al costado del camino con un termo y vasos de plástico para vender café.

Las mochilas estaban en la parte trasera de la camioneta y, cuando ya estaban pasadas por agua, conseguimos unas bolsas de plástico para cubrirlas. Mejor tarde que nunca….

 

Luego de atravesar la desastrosa carretera central, que une la parte oriental del país con el centro, llegamos a una localidad llamada Dos Caminos. Allí, la ruta se divide hacia el norte y hacia el sur. Bajamos en una estación de servicio y a los 5 minutos nos subimos al Renault de José Gregorio, un venezolano muy simpático que no sólo nos dejó en Maracay, sino que nos llevó hasta la casa de Isolda, la señora que nos estaba esperando para recibirnos en su casa. Como siempre, cada día que pasa comprobamos que por suerte son muchos más los buenos que los malos, aunque como saben… los malos tienen más prensa.
El viaje fue de unas tres horas y media para hacer 100 km. A pesar del tiempo y el mal estado de la ruta el viaje fue placentero, porque José no paró de hablarnos de la historia venezolana y nos hizo una pequeña guía turística de los lugares por los que pasamos. Nosotros estábamos felices, porque como siempre decimos, la mejor manera de conocer un país es a través de su gente. Además, nos recomendó varios libros de los que, por supuesto, ya tomamos nota. Entre ellos Casas Muertas, Caudillo de dos colores y Los 4 reyes de la baraja.

Apenas llegamos a la casa de Isolda, en Maracay, nos recibió con comida. ¡En cinco horas nos preparó almuerzo, merienda y cena! Por ahora nos quedamos acá… mañana empezamos con el recorrido por las escuelas y los periódicos. Después les contamos!

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino y a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Es muy fácil. Tienen que escribir su correo en el recuadro donde dice «suscribite», ir a la bandeja de entrada en su mail, buscar un mail de feedburner (puede caer en no deseados) y hacer click en el link que está en ese mail. Gracias!

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

Latest posts by Aldana Chiodi (see all)

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

4 thoughts on “Llegamos a Maracay, a dedo y bajo la lluvia

  1. que lindo venezuelaaaaaa
    abrazos gigantes y todo mi amor para Uds.
    suerte en los periodicos y escuelass!!
    los quiero

  2. Hola chicos,que bueno, ya están en Maracay y por lo visto el viaje super rápido, Maracay tiene sitios muy bonitos, y si les gusta la playa no dejen de ir a bahía de cata o choroni, son sitos muy lindos sobre todo el viaje a travez de la montaña tropical, saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.