Los chicos no están tan solos

 

“Todos tenemos sueños, ¿cuáles son sus sueños?, les preguntamos a los chicos en las presentaciones.
– Viajar a EEUU
– Ser militar
– Recorrer el mundo
– Ser cantante
– Ser bailarina
– Ser boxeador
– Ser camionero
Nos respondieron, entre otras cosas.
El promedio de sueños no es tan malo… ja. Ojalá algún día los puedan cumplir. Para eso, los adultos deberíamos propiciarles un contexto acorde y dejarles el mundo “en mejores condiciones de lo que lo recibimos”, pero al parecer, estamos bastante lejos de cumplir con eso, aunque por suerte siempre hay gente que lo intenta.

¡¡Qué carcajada!!

Las propuestas para presentarnos con nuestro Proyecto Sur en Lima, como en toda capital de país, no nos faltaron. Tuvimos que elegir y decidimos realizar tres en tres días seguidos. La primera en una escuela de chicos repetidores en El Callao. La segunda en el instituto Mundo Libre para chicos en tratamiento de recuperación de adicción a las drogas, y la tercera, en un colegio en el distrito más poblado de Lima y, por ende, del Perú, San Juan de Lurigancho. Allí llegamos de la mano de la ONG Tacif.

En El Callao

El Callao es uno de los puertos más importantes del Perú, pero también es el nombre del distrito donde se encuentra dicho puerto. Hasta allí llegamos acompañados por Roger. En cuanto Roger leyó sobre nuestras presentaciones, nos escribió y se puso en movimiento para que Magia en el Camino no deje de visitar el colegio “Nuestra señora del Monte Carmelo”. Esta institución es una de las tantas que recibe a muchos chicos que, por diferentes motivos, repiten o son expulsados de otros colegios. Roger trabajó varios años en esta escuela llevándoles a los alumnos actividades culturales a través de la ONG en la que él trabaja. Hacía ya un tiempo que Roger no visitaba a los chicos y en cuanto atravesó la puerta y puso un pié dentro, el alboroto y la alegría se hizo notar. Realmente lo extrañaban.

El “bullying”

Cuando llegamos, los alumnos estaban formados escuchando a una docente hablar sobre “bullying” o, en español, “acoso escolar”. En mi barrio le dicen “tomar de punto” pero en inglés parece que es “más fashion”. La cuestión es que los chicos se juntan, eligen a una víctima, y cada tanto lo agreden física o psicológicamente. Esto puede durar días, meses o años. En varios casos, la víctima se cambia de colegio, pero en otros sigue sufriendo las agresiones permanentemente. Al parecer, el problema se está agravando y la preocupación aumenta por el volumen de las agresiones y la cantidad de casos. El fenómeno no es patrimonio de este colegio, claramente. Los chicos muchas veces filman las agresiones y las suben a YouTube como trofeo. Nosotros vemos que la falta de modelos es cada vez más aguda y buscan figurar o pertenecer a como dé lugar, sin medir las consecuencias. En la mayoría de los casos, en la casa la comunicación con los padres linda con lo nulo o definitivamente no existe. Los medios de comunicación ocupan lugares vacíos y colaboran con la degradación de la escala de valores y, muchas veces, la calle completa el cóctel.
La presentación con estos chicos resultó un poco convulsionada, su nivel de dispersión era muy alto y casi llegamos a suspenderla. La directora decidió expulsar del salón a tres chicas y ahí la cosa se encarriló y pudimos continuar, porque los demás chicos realmente estaban muy interesados y querían preguntar y aprender más. Al final de la charla, las tres chicas entraron y nos vinieron a pedir disculpas. Por supuesto que se las aceptamos. Todos aprendimos algo.
El show de magia transcurrió como siempre entre gritos y risas. Cuando terminó, no nos daban las manos para agarrar las cosas por los tantos curiosos que se nos abalanzaron y querían tocar todo.

En Mundo Libre

La segunda presentación nos esperaba con un público completamente distinto. Chicos que viven en la institución “Mundo Libre” bajo un tratamiento para salir de la drogadicción. Muchos de estos chicos vivían en la calle y ejercían la delincuencia y la prostitución. Las edades de los que presenciaron la presentación eran desde los 9 a los 15. Hay más chiquitos aun pero no estuvieron presentes. El lema de la institución nos pareció brillante. “El futuro lo hacen ellos si el presente lo haces tú”. No hay futuro para estos chicos ni para muchísimos otros si no se toma hoy real conciencia de la problemática. La institución se solventa con la ayuda de particulares. Los gobiernos, como de costumbre, no tienen tiempo ni recursos. Aquí se les brinda alojamiento, alimentación, vestimenta, terapias de rehabilitación, escolaridad, tramitación de documentos, talleres, etc. Por suerte hay muchos lugares como este en el mundo tapando algunos de los muchos vacíos que los gobiernos dejan sin cubrir. Siempre decimos que está muy bien y es muy loable que la gente participe y colabore con obras sociales y comunitarias. Lo que no entendemos es por qué siempre, o en la mayoría de los casos, es lo único. La ayuda de la gente debería ser un agregado a la obra social de los gobiernos. Las cosas básicas deberían estar cubiertas, pero en muchos casos no lo están. Menos mal que siempre hay gente dispuesta a tapar agujeros ¿Cuándo cambiará?
La presentación de Proyecto Sur fue muy distinta a todas las demás. Antes de comenzar nos interiorizamos de la realidad del lugar y de los chicos. Nos dieron vía libre para tratar todos los temas y así lo hicimos. El ambiente fue demasiado tranquilo, y los tiempos de respuesta tanto durante la charla como durante los juegos de magia, un tanto desfasados de lo que ya por experiencia, consideramos “normales”. Se lo comentamos a uno de los asistentes sociales al final de la presentación y nos dijo que los chicos no estaban bajo el efecto de ningún tipo de calmante, ya que sólo se les aplican en caso de síndrome de abstinencia. Entonces nuestra conclusión, desde nuestra ignorancia al respecto, es que estos chicos tardan más que la media en comprender lo que acaba de suceder por el avanzado deterioro que las drogas produjeron en sus cerebros.

En San Juan de Lurigancho

La tercera de las presentaciones la hicimos en el distrito más poblado del Perú (2 millones de personas aprox.), en el gran Lima. La ONG Tacif trabaja en el distrito desde 1980 en la promoción del desarrollo social. Apoyan “el desarrollo de poblaciones en condiciones de pobreza, vulnerabilidad, inequidad y exclusión, a fin de que puedan construir estrategias para alcanzar niveles de vida dignas.” Meche nos acompañó al colegio “Carlos Noriega Giménez”. La atención y el interés de los chicos fue increíble y el show les encantó. En esta presentación tuvimos el honor de contar entre los espectadores con la visita de unos amigos argentinos: Matías, Daniela y Carlos, que están viajando por Latinoamérica. Nos cruzamos en Lima y por supuesto los invitamos a la presentación. Gracias por acompañarnos, fue un placer.

Gracias Matilde por participar!

¿Cómo llegamos a Lima?

Llegar a Lima fue un poco largo. Salimos de Chachapoyas, temprano a la mañana y llegamos por la noche a Chiclayo, previo transbordo de camión a camioneta en un retén donde esperamos una hora y media. A la mañana siguiente, tempranito, servicio directo con el camión de Alfredo, 16 horas Chiclayo – Lima (ver mapa en Itinerario si se quieren ubicar) llegando casi desmayados. El viaje fue tranquilo, pero largo. Atravesamos parte del desierto peruano, varios pueblos y muchas fábricas de harina de pescado que dejan en el ambiente un aroma especial… más que especial… asqueroso. Uno de estos pueblos se llama Chimbote y las lenguas callejeras dicen que si en Chimbote no hay mal olor entonces no hay dinero.

En Lima nos estaba esperando Gabriela, pero como si hizo muuuuy tarde, se fue a dormir y Humberto, el encargado, nos abrió la puerta. Nos mostró el camino a nuestra habitación y ya no recordamos más. Creemos que cuando nos acotamos ya estábamos dormidos.
Caímos en la casa de Gaby por esas casualidades de Internet. Alguien leyó algo sobre nosotros en el muro de alguien más, nos escribió que quería ayudarnos, y nos ayudó. Nos contacto con Gabriela, la mamá de una amiga. No tenemos más que palabras de agradecimiento para la familia Gaby y Hernán, ya que desde el primer momento nos adoptaron como sus hijos y así nos cuidaron.

Pasamos una semana en Lima pero no paseamos mucho por la ciudad. Nos dedicamos a las presentaciones de Magia en el Camino, a resolver algunas cuestiones técnicas como el arreglo del monitor y la reparación de anteojos. Así que, aunque usted no lo crea, no tenemos fotos para mostrarles. Algo muy raro en nosotros, pero se las prometemos para la próxima.
Pero viajar de un lado a otro por las presentaciones y por las cuestiones técnicas te da un pantallazo de la ciudad. ¿Qué podemos decir de Lima? Que nos gustó. Es una ciudad grande típica de Latinoamérica, con su centro histórico más viejo, su Plaza de Armas con su catedral y sus palomas, sus distritos más modernos y comerciales, como Miraflores y Barranco, sus edificios coloniales, sus distritos más pobres, como El Callao o San Juan de Lurigancho, sus grandes centros comerciales, sus universidades, sus puestos de ceviche, de anticuchos y de papa rellena, etcétera.
Pero además, Lima, tiene una costanera desde donde se puede apreciar el océano pacífico y donde la brisa de mar y la humedad se hacen sentir. Una noche salimos a pasear con Fiorella y Daniela por la costanera y terminamos comiendo ceviche y anticuchos (como brochettes) de corazón de vaca (no sólo en Argentina se come todo de la vaca…) frente al mar. Gracias chicas!!

Invitación del mago Aldo y su esposa, Ysabel, a comer hamburguesas. Gracias!

 

Este post forma parte de la categoría Proyecto educativo-proyecto sur. Pueden ver todos los post relacionados con esta categoría en este link.

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino y a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Es muy fácil. Tienen que escribir su correo en el recuadro donde dice «suscribite», ir a la bandeja de entrada en su mail, buscar un mail de feedburner (puede caer en no deseados) y hacer click en el link que está en ese mail. Gracias!

Seguime en:

Dino Feldman

Desde 2009, junto con Aldana, decidí cambiar mi estilo de vida: dejé la ingeniería en sistemas para dedicarme solo a la magia y a los viajes. Desde ese momento disfruto de conocer y compartir otras culturas, de escribir y de llevar magia por el mundo mientras arrancamos muchas sonrisas.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés contactarme en las redes sociales.
Dino Feldman
Seguime en:

About Dino Feldman

Desde 2009, junto con Aldana, decidí cambiar mi estilo de vida: dejé la ingeniería en sistemas para dedicarme solo a la magia y a los viajes. Desde ese momento disfruto de conocer y compartir otras culturas, de escribir y de llevar magia por el mundo mientras arrancamos muchas sonrisas. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés contactarme en las redes sociales.

6 thoughts on “Los chicos no están tan solos

  1. Quedo linda la nota, muchas gracias por la visita y sobre todo por ponerse al hombro una dificil misión, la de cambiar el mundo. Aguanteeeee Magia en el camino!!

  2. Ya voy a una sombrerera para comprarme uno bien y grande y poder sacarmelo frente a ustedes.
    Que experiencia…cuanta sensibilidad…..
    Los FELICITO en mayuscula por la experiencia, la forma de relacionarse con la gente, eso es viajar. Asi fue como el che descubrio la realidad de nuestra america.
    Abrazo

  3. Cuantas desigualdades existen, y que ideas de futuro tan distintas en las mentes de esos chicos, los gobiernos no se ocupan, deben ocuparse otros en su lugar, no sera que no quieren ocuparse ?
    Muy lindas las fotos y los lugares y mucho mas lindas las sonrisas y la felicidad que logra la magia y el ocuparse de los chicos
    besos

  4. Muchas gracias por el apoyo, por venir al Callao y poder hacer que los niños conozcan un poco más de la magia y sobre todo que no están solos, me hubiera encantado poder verlos, pero mis compañeros de la ONG me contaron su participación. Estamos muy agradecidos y espero puedan volver pronto. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.