10 cosas para hacer y ver en Camboya

Seguimos con Atahualpa… esta vez le toca el turno al Reino de Camboya! Recuerden que todo está basado en nuestra experiencia y algún que otro extra más… Que lo disfruten!

INGRESAR AL PAÍS POR EL RÍO.
A Camboya se puede ingresar por tierra desde Tailandia, Laos y Vietnam, pero si tienen paciencia no se pierdan la travesía en barco por el río Mekong desde el Delta del Mekong, en Vietnam, hasta la capital del país, Phnom Penh. En el camino, el paisaje del Mekong cambia. Después de cruzar la frontera (el barco para durante unos minutos en unas oficinas en la orilla para hacer los trámites correspondientes) el río se vuelve más ancho, la vegetación es menos densa y las casas son más humildes. Durante el trayecto se ven incontables familias que pescan, ríen y se bañan en las aguas del río. Con una sonrisa y la mano levantada saludan a todos los viajeros que, un poco incómodos, vamos camino a la capital del país. Ante estas situaciones siempre me pregunto lo mismo, ¿qué pensarán de nosotros?

CONOCER LA ARQUITECTURA KHMER.
Apenas cruzás la frontera, a ambas orillas del río empezás a ver templos diferentes a los que venís viendo en Vietnam o en otros países de Asia. Una de las diferencias más notorias es la forma de la cúpula. Y mirando esos templos no puede dejar de hacerme otra pregunta… mientras miraba esos templos grandes, nuevos y recién pintados me preguntaba… ¿por qué el dinero que se utiliza en esas construcciones no se destina a las viviendas? Es que era tan contrastante la imagen de los templos al lado de las humildes casas de madera, pajas y hojas en las orillas del río que la reflexión era inevitable…
Como les conté en el post sobre Los altares y las ofrendas en el sudeste asiático, en casi todas las casas y comercios es posible ver altares en miniatura con la misma arquitectura que tienen los palacios y los templos “grandes”. La mayor expresión de la arquitectura Khmer se encuentra en las ruinas de Angkor Watt.

PERDERTE EN LAS RUINAS DE ANGKOR WATT.
Sin dudas, las ruinas de Angkor son la mayor atracción turística de Camboya. Si bien hay una especie de circuitos preestablecidos nunca está de más perderse entre los templos y descubrirlos casi sin darte cuenta.
Existe la posibilidad de sacar un ticket para recorrer las ruinas en uno, tres o siete días. El lugar se puede recorrer en bicicleta, en tuc tuc, en taxi, auto privado o en alguna combi con una excursión. Nosotros optamos por la visita de tres días y en bicicleta. Creemos que es el tiempo suficiente y el mejor medio de transporte si disponés del tiempo y las ganas para hacerlo. Pero todos los consejos y la información sobre esta visita pueden encontrarlos en este link.

COMER RICO Y BARATO EN SEAN REAP.
Sean Reap es el paso obligado para visitar las ruinas de Angkor Watt. Casi todos los visitantes paran a dormir en Sean Reap, por eso es una ciudad con un centro muy “turístico” lleno de hoteles, hostel, guesthouse, restaurantes, cafés, bares y night markets (mercados nocturnos). A simple vista cualquiera pensaría que es una ciudad muy cara, pero nos sorprendimos al descubrir que entre algunos lugares caros hay muchos baratos. Por ejemplo, se puede cenar todas las noches en los puestos que se arman sobre la calle principal. Allí, por 1 dólar podés disfrutar de unos ricos platos a base de arroz, fideos y verduras. También hay platos con pescado por 1,5 o 2 dólares. La comida se puede acompañar con batidos frutales que cuestan 0.50 centavos de dólar y son exquisitos. Además, muchos bares alejados una cuadra de la calle principal ofrecen desayunos abundantes por 1,50 dólares. Una de las cosas más lindas es recorrer los mercados con artesanías y recuerdos de la región, hay algunos objetos muy lindos y originales. Eso sí, es necesario ir preparados para que los tuc tuc, lady? fishmassage, lady? no te aburran ni te cansen.

DESCUBRIR LA VIDA COTIDIANA EN BATTAMBANG.
Battambang es de esas ciudades que, con el tiempo, se van transformando en turísticas. Digo esto porque cuando nosotros fuimos sólo había algunos hoteles y tres o cuatro restaurantes, pero cada vez más las personas deciden parar unos días por la ciudad. No hay mucho para hacer en la ciudad, salvo visitar algunos templos en sus alrededores y observar la arquitectura del período colonial francés. Pero justamente el no tener muchas cosas para hacer es su mayor atracción, ya que te permite tomarte el tiempo para ver cómo es la vida cotidiana de los camboyanos. Una de las cosas que más prestamos atención en esta ciudad es la vida en los comercios. Al igual que algunos lugares de China y Vietnam, la mayoría de las familias que tienen un comercio tienen su vivienda en la parte de atrás del local, pero no es que uno cruza una puerta y empieza la casa, sino que la casa está armada en el mismo local, pero en la parte de atrás. Entonces, mientras comprás algo, podés ver las camas, el televisor, la mesa con los nenes comiendo, las mujeres cocinando, etcétera. A veces, sólo hay un biombo que separa una parte de la otra. Cuando llega la hora de cerrar es muy raro ver cómo se bajan las cortinas metálicas y todo el mundo queda del otro lado de la cortina, nadie sale para cerrar la puerta y tomarse un bus a su casa, todos se quedan adentro… es que viven ahí y toda la familia ayuda en el comercio familiar.
Creo que Battambang es el mejor lugar para percibir esta rutina camboyana.

SUBIERTE AL TREN DE BAMBÚ EN OU DAMBANG, CERCA DE BATTAMBANG.
Había que buscarle un atractivo turístico a Battambang y los pobladores lo encontraron: el tren de bambú. Es increíble la cantidad de usos que tiene la caña de bambú en los países asiáticos (se utiliza para construir desde andamios hasta recipientes para cocinar sopa), pero nunca se me hubiera ocurrido que podían hacer un “tren de bambú”. En realidad, el famoso tren de bambú no es ni más ni menos que un carrito hecho con bambú apoyado sobre dos piezas bastante precarias, formadas cada una por un eje con ruedas y rulemanes (cuando digo apoyado, es “apoyado”). Nos alquilamos unas bicicletas y, después de preguntar y preguntar con señas y gestos dónde estaba el bambú tren lo encontramos (no había ni un solo cartel!). Apenas llegamos, un señor nos explicó de qué se trataba (una vía muerta que los lugareños decidieron explotar) y nos presentó al conductor que nos tocaba en suerte. Una de las cosas más cómicas es que hay una sola vía para los carritos que van y los que vienen, así que si te cruzás con uno de frente, alguno de los dos deberá bajarse, desarmar el carrito, sacarlo de la vía, darle el paso al otro carrito, volver a poner el suyo en la vía, armarlo nuevamente y seguir viaje! Más detalles y fotos en este link.

VISITAR EL S21 Y LOS “KILLING FIELDS”.
Camboya vivió una más de las tantas masacres producto de la intolerancia que hubo y, lamentablemente, hay en el mundo en el que vivimos. Creemos que es importante visitar los “lugares de la memoria” sobre estos acontecimientos para conocer la historia de nuestra civilización y así no repetir o no permitir que se repitan las mismas atrocidades. Cuando llegamos al Museo de Tuol Sleng, conocido como el S21 (Prisión de Seguridad 21), donde funcionó durante el régimen totalitario de los Khmer Rojos el centro de detención, tortura y ejecución más importante del país, creíamos que ya lo habíamos visto y leído todo. Pero nos equivocamos.
El museo cuenta con muchas fotografías, ya que al parecer los Khmer rojos gustaban de fotografiar todo lo que hacían con sus víctimas. En algunos casos, los organizadores del museo decidieron reemplazar las fotos originales por pinturas, ya que las atrocidades que mostraban no eran aptas para cualquiera.
Además, se pueden visitar los Killing Fields, a 14km de la ciudad de Phnom Penh, donde se conserva un memorial en honor a las víctimas que fueron asesinadas allí.

CONSTATAR LAS CONTRADICCIONES DE PHNOM PENH
Phnom Penh es la ciudad más importante del país y, como tal, presenta las típicas contradicciones del mundo en el que vivimos. Así, en la ciudad encontramos el museo del S21, las casas humildes de los alrededores del centro, supermercados donde todos los precios están en dólares estadounidenses aunque el país tenga su propia moneda (el Riel), Palacios reales y pagodas de plata en las que se observa el pasado esplendor del Reino de Camboya, bares repletos de extranjeros y niños descalzos pidiendo dinero, entre otras contradicciones. Una ciudad para observar y reflexionar sobre el mundo y el tiempo en el que vivimos.

EXPLORAR LA PROVINCIA DE RATANAKIRI.
Nos vamos a tomar la licencia de recomendar los últimos dos puntos de los 10 sugeridos sin haberlo visitado. Era nuestra intención recorrer la provincia de Ratanakiri, en el noreste del país, pero por cuestiones organizativas lo pospusimos para la próxima visita. Muchos viajeros llegan a este lugar para seguir camino a Laos, mientras que otros se acercan para descubrir los lagos volcánicos, cascadas y vegetación selvática que esconde minorías étnicas. Desde la ciudad de Bang Lu se organizan trekking por la zona. Siempre aconsejamos que los trekking que se contraten no sean “invasivos” para los locales, ya que a nadie le gusta ser como un animalito en un zoológico. Así que ante todo, el respeto por el otro.

DESCANSAR EN SIHANOUKVILLE Y LAS ISLAS.
Otro lugar al que no fuimos pero tenemos muy buenas referencias. Las playas del sur del país son los lugares ideales para descansar después de la aventura en la selva y de los momentos de reflexión en el S21.

Una curiosidad…
No será el único país, pero sí para nosotros fue el primero en el que nos encontramos con carteles en los locales y guesthouse advirtiendo al viajero sobre la prostitución infantil y juvenil y sobre la venta de drogas. Por ejemplo, algunos carteles intimidan a los viajeros a no comprar drogas en la calle (el punto es dónde las comprás, no que nos las compres…) ya que suelen ser de muy mala calidad y provocar la muerte instantánea de quienes la consumen.

Este post forma parte de la categoría Recordar es vivir dos veces.

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También los esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Aldana Chiodi

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

11 thoughts on “10 cosas para hacer y ver en Camboya

  1. Hola! me gustaria que me ayudaras un poco con las llegadas a los aeropuertos, estoy pensando ir a Thailand, Indonesia, Cambodia y Vietnam, saliendo de Miami, cuales aeropuertos debo llegar y que es lo que me recomiendas de cada pais. Mil gracias y me encanta tu pagina 🙂

    • Hola!
      La verdad es que no sabemos esa respuesta porque cada uno llega a los aeropuertos que le conviene según el recorrido. Imagino que lo más directo es que llegues a Bangkok, pero eso deberías verlo vos.
      Con respecto a qué hacer en cada destino, no conocemos Indonesia, pero de los demás países podes mirar nuestras guías en el menú. Buen viaje!

    • Hola Paula
      Las playas más lindas del sudeste asiático no están en Camboya. En el sur del país hay algunas, como las que mencionamos en la guía (SIHANOUKVILLE), que nosotros no conocemos, pero que nos dijeron que no son feas. No sé si son esas playas paradisiacas que a lo mejor se imaginan, pero pueden tratar de contactar con alguien que haya ido. Otra opción es que esperen a estar allá y decidan una vez que esté allá por lo que hablen con las personas que se cruce.
      Buen viaje!!

  2. Buenos días, tengo pocos días en el sudeste asiático y quería saber cuanto consideran debería tomarme para ir a Camboya? Mi idea es recorrer Tailandia, Vietnam y Camboya, pero tengo solo 3 semanas. Quería ir también a Filipinas pero tengo que rescindir algo porque no llego con los días. Podrían ayudarme a decidir qué hacer?
    Gracias.

    • Hola Mariana!
      Todo depende de lo que tengas ganas de conocer. Tailandia y Vietnam tienen muchos lugares según los intereses. A lo mejor, si preferís conocer mejor esos dos, podes destinarle a Camboya solo cuatro días, dos en Angkor y uno en la capital, aunque sea para dar una vuelta, conocer algún complejo de templos y visitar el museo del S21. LO de filipinas lo dejaría para la próxima. Besos!

  3. Hola, estoy muy entusiasmado en hacer el viaje desde vietnam a cambodia por el rio. me podrias contar un poco mas acerca de eso porfavor. 😀
    saludos cordiales

    • Hola Esteban!
      Cómo estás? Qué lindo! No dejes de hacerlo!
      No sé bien qué info querés, pero te sugiero que leas los post que escribimos sobre ese recorrido. Recuerdo que cuando compramos la excursión nos resultó muy económica ya que eran tres días por el delta del Mekong y nos dejaban en la capital de Camboya. La compramos en la zona más turística de la ciudad de Ho Chi Min. Buen viaje!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *