Aldea Duende (el lugar donde para ver hay que creer)

“Para ver hay que creer”, nos dice Melody con una linda sonrisa mientras nos invita a sumergirnos en un paseo por Aldea Duende, un parque temático de duendes en el medio del bosque.

Cuando viajamos en familia con niños pequeños, una de las tantas cosas que tenemos en cuenta es que se diviertan en las actividades que decidimos compartir, por eso, para saber si un lugar o una actividad está buena para ellos, la mejor evaluación es su sonrisa y motivación. Claro que no todos los niños son iguales y lo que a uno le puede gustar mucho, para otro puede ser muy aburrido, pero en general uno, como adulto, lo percibe.

Así que teniendo en cuenta lo bien que la pasó Tahiel en el recorrido por el bosque de Aldea Duende, si andan de viaje por Bariloche con niños, les recomendamos disfrutar del paseo en familia.

 

El paseo comienza con algunas explicaciones sobre los árboles y el tipo de bosque por el que transitamos. Una de las cosas que más les llamó la atención a los chicos fue tocar un arrayán y la explicación de la guía de por qué estaba frío.

 

Luego, viene la parte más divertida para ellos. Simón, un pequeño duende sobre un árbol les da la bienvenida y los invita a conocer un mundo mágico en el cual primero hay que creer y luego, ver. A medida que avanzamos en el recorrido, Melody nos explica qué representa cada tipo de duende o gnomo, les pregunta a los chicos qué aspecto tiene cada uno y qué energía les transmite. Esto hace que la interacción con los niños sea muy buena y que ellos se sientan parte del recorrido.
En cada parada del camino conocemos algunas de las viviendas de los duendes y de sus actividades y siempre hay un momento de risa.

 


 

Todos los que conocen a Tahiel saben que es muy curioso y extrovertido, por lo que en el recorrido no iba a dejar de serlo. Así que preguntó de todo, conversó con Melody, hizo “payasadas”, sacó cientos de fotos con su cámara, posó para todas las fotos que la guía le propuso y se sintió un poco en su mundo de fantasía.

 

Al final del recorrido se pasa por un local donde te muestran las fotos que la guía sacó y está la posibilidad de llevarse una, dos, tres o cuatro fotos, en un marco de cartón con el logo y gráfica de la aldea.

¡Muchas gracias por la experiencia!

Información práctica

El parque temático de Aldea Duende se ubica en Félix Goye S/N, Colonia Suiza (202,72 km).

En verano, está abierto todos los días. Hay visitas guiadas a las 12.30, 14.00, 15.30 y 16.30.

Para los precios de las entradas les recomendamos consultar en la página de Facebook de Aldea Duende.

 

 

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi
Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

Latest posts by Aldana Chiodi (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.