Bustarviejo: un pueblo serrano a 60 km de Madrid

– ¿Les diste a probar el mil hojas? –le pregunta la mamá a Ana luego del almuerzo y señala una bandeja con un postre que se veía tentador.
– Todavía no. –le responde Ana y nos pregunta: ¿Conocen el mil hojas?
– Sí. – le digo, pero pienso en el mil hojas que comemos siempre en Argentina: muchas capas de hojaldre mechadas con muchas otras de dulce de leche.
– Bustarviejo se especializa en el postre mil hojas, como este. – y me señala el manjar en el plato.
Yo veo una capa de hojaldre, una capa ancha de crema pastelera, otra capa de hojaldre, otra capa ancha de crema chantillí y una última capa de hojaldre espolvoreada con azúcar impalpable y canela.
De solo mirarlo se me hace agua la boca.
Mientras Ana sirve el postre, la mamá nos cuenta que cada uno de los pequeños pueblos que se asientan en la sierra norte de Madrid tiene una panadería/confitería, que se especializa en un postre. Todas las semanas, se organizan para repartirse los postres y que cada una pueda ofrecer el postre de todas las demás.
Me encanta conocer este tipo de tradiciones. Nunca sabemos de dónde vienen o si se se cumplen al pie de la letra, pero que te la cuenten con ese lindo orgullo que sienten las personas al compartir sus tradiciones, me encanta.

IMG_0068-2

Llegamos a Bustarviejo el 1 de mayo, uno de los días “más feriados” del mundo. Así que a la poca población se le sumó la poca cantidad de visitantes, los negocios cerrados y las plazas vacías. Salvo alguna excepción como la poca gente que verán en las fotos.
Llegamos a Bustarviejo por invitación de Ana, la mamá de tres hijas adolescentes, que nos alojó en su casa de Madrid durante una semana a través de BeWelcame, una red similar a Couchsurfing. Sus papás tienen una casa de fin de semana en el pueblo y le pareció una muy buena idea llevarnos de visita.

IMG_0089-2

IMG_0104-2

IMG_0125-2

IMG_0121-2

IMG_0123-2

IMG_0069-2

IMG_0115-2

Después de un suculento almuerzo y un riquísimo postre, nos ofrecieron dar una vuelta por las sierras. Ana tenía una mochila/sillita de paseo en la casa de sus padres y nos la prestó para que Tahiel vaya más cómodo de lo que siempre viaja. No caminamos mucho porque el día estaba muy ventoso a esa hora, pero fue una muy linda experiencia. Esas mochilas son ideales para viajar con nenes menores de 2 años y en vehículo, ya que si tuviéramos que sumar ese bulto a nuestro equipaje no sé cómo haríamos. Si llegan a visitar este y los pueblos de alrededor, no dejen de dedicarle unas horas al senderismo. Si les gusta, claro está.

IMG_0040-2

IMG_0041-2

IMG_0050-2

IMG_0051-2

IMG_0052-2

Después de la caminata, volvimos a la casa, dejamos la mochila/silla, nos subimos al auto y nos fuimos en busca de un bar abierto para tomar un rico café reparador. Una vez que recuperamos el calor del cuerpo, salimos a caminar por las angostas calles del pueblo. Ana nos contó que una vecina del pueblo, cuyo nombre no se conoce, hace un tiempo que se dedica a dejar huellas de su arte en algunas de las paredes de Bustarviejo. Como ella sabía de mi gusto por el arte urbano, nos propusimos encontrar algunas de sus obras.

 

IMG_0067-2

IMG_0092-2

IMG_0090-2

 

IMG_0101-2

IMG_0103-2

IMG_0098-2

En estos pueblos lo mejor es dedicarse a caminar y a descansar. Probar un rico café con el postre estrella de cada lugar, observar los detalles, como la pintura callejera, y pasear. Muchas personas que viven en Madrid, encuentran en el turismo rural de los pueblos serranos cercanos un escape ideal para olvidarse de la ajetreada capital.

 

IMG_0086-2

IMG_0071-2

IMG_0093-2

 

IMG_0124-2

IMG_0108-2

IMG_0126-2

 

Información útil

¿Cómo llegar desde Madrid a Bustarviejo?

Para llegar en automóvil se demora un poco más de una hora a través de la carretera M-610 de Madrid a Miraflores, con desvío al municipio; M-629 por Canencia y por la M-631 con Navalafuente, Cabanillas de la Sierra y Venturada, siendo esta última el camino más rápido para ir o venir a Madrid, ya que enlaza en el kilómetro 50 con la Nacional-I.

También se puede viajar en el autobus 725 que pasa, además de por Bustarviejo, por los pueblos de La Cabrera, Valdemanco, Miraflores, Soto del Real y Colmenar. En Madrid, sale y llega a la Plaza de Castilla.

Para más información pueden consultar la web del municipio.
¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

4 thoughts on “Bustarviejo: un pueblo serrano a 60 km de Madrid

  1. Vaya y yo que vivo en Madrid y nunca he visitado ese pueblo, tiene gracia, nos empeñamos en viajar lo más lejos posible y nos olvidamos de esos lugares que nos quedan tan cercanos. Un saludo compañera viajera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.