Qué hacer y ver en Chiloé (itinerarios y consejos)

¿Estás planificando un viaje por Chile? ¿Tenés ganas de conocer la isla de Chiloé? Después de leer esta guía sobre qué hacer y ver en Chiloé no vas a dudar incluirla en tu itinerario.
Nosotros queríamos conocer la isla de Chiloé hace varios años y nunca habíamos llegado (el último viaje por Chile fue hasta Puerto Varas), pero esta vez lo logramos. Y nos gustó tanto que queremos compartirles esta guía para viajar por la isla y saber todo lo que hay para hacer y ver en Chiloé.

Recomendación. Les sugerimos visitar la oficina de turismo de cada uno de los lugares que visiten, ya que allí les van a dar buenos mapas y van a tener información detallada de las cosas que hacer y ver en cada lugar de Chiloé. Muchas veces, cada localidad tiene pequeños lugares, como humedales o senderos, que no son tan conocidos.

ITINERARIOS PARA RECORRER LA ISLA DE CHILOÉ

La isla de Chiloé tiene tres ciudades grandes: Ancud en el norte, Castro en el centro y Quellón en el sur, unidas por una ruta principal que es la ruta 5. Es una ruta muy transitada por camiones y eso fue lo único que no nos gustó del viaje por Chiloé.

  • Una posibilidad para organizar el recorrido es alojarse en las tres ciudades y desde cada una de ellas recorrer los atractivos cercanos.
  • Otra opción es alojarse en Castro, que se ubica en el centro de la isla y es la ciudad más grande, y desde allí conocer el resto de la isla, ya que es desde donde salen buses hacia todos los destinos.
    La elección de cada opción también dependerá del tiempo que tengamos para recorrer la isla, de cuál sea el punto de ingreso a la isla (si llegamos en avión a Castro o si llegamos en Ferry desde Pargua al norte de la isla) y de cómo vayamos a recorrer la isla (en buses urbanos o auto particular).
    La manera más fácil y cómoda de recorrer la isla es en auto, ya sea propio o alquilado, porque permite una mayor flexibilidad en los horarios y la isla no es tan grande, lo que nos permite llegar a varios lugares en un mismo día. Si bien todos los puntos están unidos por buses urbanos, no todos los trayectos tienen buena frecuencia, sobre todo en temporada baja.

Si estás pensando en alquilar un auto para recorrer la isla de Chiloé, no dejes de buscar opciones en el siguiente enlace donde podes comparar distintas rentadoras de autos en Chiloé. Si reservás a través de este enlace, a vos te sale lo mismo y a nosotros nos dan una pequeña comisión que nos ayuda a seguir. ¡Gracias!

 

A continuación les menciono algunos recorridos que se pueden hacer desde cada una de las grandes ciudades y, más adelante, les cuento sobre nuestra experiencia en esos lugares. Son solo sugerencias de itinerarios. Ustedes los pueden combinar como mejor les resulte. Nosotros nos alojamos en Castro, recorrimos los alrededores y después nos fuimos a Ancur, donde también nos alojamos y recorrimos sus alrededores. En el trayecto entre una ciudad y la otra nos desviamos para visitar algunos pueblos.

  • Itinerario desde Ancud

    Desde la ciudad de Ancud, en el norte, se puede visitar la Península de Lacuy, donde hay algunos fuertes españoles y varios faros. También la zona de las pingüineras y los islotes de Piñiuil, hacia el oeste. Si, en cambio, toman la ruta hacia el este (como volviendo al transbordador), se puede recorrer el Parque Ecológico y Mitológico de Chiloé.
    Desde Ancud y ya en camino hacia Castro, se puede recorrer la costa este de la isla, donde hay lugares como Quemchi y la isla de Aucar.

  • Itinerario desde Castro

    Como dijimos antes, desde Castro se puede recorrer toda la isla, pero si dividimos el itinerario en tres sectores, desde esta ciudad se pueden conocer las islas y pueblos cercanos en los que están la mayoría de las iglesias patrimoniales de Chiloé. Entre ellos y ellas: Dalcahue, Chonchi, Achao, Lincay, Rilan, etcétera.
    Además, desde Castro, hacia el oeste, por la ruta 80, se llega a Huilinco y, desde allí, por la 850 a Cucao. Desde Cucao se pueden visitar dos lugares muy lindos: el Parque Nacional Chiloé y el Parque Tepuhueico donde se ubica el Muelle de las Almas.

  • Itinerario desde Quellón

    Quellón es la ciudad más importante del sur de la isla. Desde allí se puede conocer el hito cero de la ruta Panamericana y el Parque Tantauco.

Ahora sí…

QUÉ HACER Y VER EN CHILOÉ

 

RUTA DE LAS IGLESIAS PATRIMONIALES DE CHILOÉ

La ruta de las Iglesias de la isla de Chiloé incluye 16 iglesias que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2002. Estas iglesias chilotas se caracterizan por presentar una estructura similar en madera. Tienen un edificio rectangular con techo a dos aguas, un pórtico con arcos falsos (suelen ser entre 3 y 5 arcos, pero algunas llegan a tener 7 o 9) y una torre con campanario, que suele ser octogonal con dos o tres cuerpos. El material que predomina en la construcción es la madera de ciprés o coigüe y están revestidas con tejuelas de alerce, al igual que muchas de las casas en la isla de Chiloé.
Pueden ver el recorrido de las 16 iglesias patrimoniales de Chiloé, con algunas fotos e información práctico en este enlace.
Nosotros no recorrimos las 16, pero vimos varias. La que más nos gustó por sus colores fue la de Castro. En Ancud está el Museo de las Iglesias de Chiloé, donde se puede ver una maqueta exterior e interior de cada una de las iglesias. Se cobra una contribución voluntaria y es muy interesante verlo.

 

IDEA SI VIAJAN CON NIÑOS A CHILOÉ

Si viajan con niños a Chiloé, pueden buscar los dibujos de las iglesias en la web e imprimirlos. Cada vez que ven una pueden pintarla de los colores que esa iglesia tenga en la realidad. También pueden proponerle a los chicos que dibujen la que más les gustó. Tahiel eligió la de Castro por los colores.

CASTRO Y SUS PALAFITOS

El atractivo principal de la ciudad de Castro son sus palafitos: casas que se construyen en altura, sobre palos o pilares que se fijan en el suelo de cuerpos de agua calmos. Los primeros palafitos en Chiloé son del siglo XIX. En la isla de Chiloé los palafitos tienen la particularidad de contar con dos frentes: uno que da hacia el mar, donde solían “estacionar” las embarcaciones pequeñas, y otro que da hacia la calle.
En Castro hay dos lugares donde se pueden ver los palafitos: los de la zona norte de la ciudad, conocidos como los palafitos de Pedro Montt, y los de la zona sur, llamados popularmente, los palafitos de Gamboa.

Además de visitar los palafitos, hay dos mercados, la plaza principal con su iglesia, un paseo costero muy pintoresco, algunos museos y el embarcadero desde donde salen varias excursiones.

En este enlace pueden leer más sobre Qué hacer y ver en Castro. Ahí tienen detallado todos los lugares que les nombro.

 

NERCÓN

A muy pocos kilómetros de Castro (casi que si se animan pueden ir caminando, aunque ir por el costado de la ruta 5 no sé si es buena idea), se ubica la pequeña localidad de Nercón donde sobre sale su iglesia patrimonial y el colorido cementerio que se ubica al lado de la iglesia. Les recomendamos que entren para ver el interior de la iglesia y los detalles que cuelgan del techo.

 

MUELLE DE LAS ALMAS

El viaje que hicimos al Muelle de las Almas fue, para nosotros, de lo más lindo de la isla. Nos gustó todo. Desde el trayecto desde Castro hasta Curaco, por las rutas 80 y 850; la caminata de unos 50 minutos hasta llegar al muelle, y el muelle de las almas propiamente dicho. Creemos que es una excursión que vale la pena cien por ciento. Claro que cada uno tiene su propia experiencia y puede opinar diferente, pero realmente nos gustó mucho: el relieve verde y ondulado, los acantilados de la costa, la inmensidad del mar, las casas de colores salpicando el paisaje, los animales sueltos y la obra del arquitecto Orellana Rivera que quiso materializar en un objeto (el muelle) una de las leyendas más conocidas de los huiliches, un pueblo mapuche del sur de Chile.

No dejen de leer nuestra experiencia en el Muelle de las Almas, con información práctica y sugerencias.

 

CHONCHI

Cuando volvíamos de la aventura del Muelle de las Almas nos desviamos nuevamente de la ruta 5 para conocer Chonchi, visitar su iglesia, pasear por su costanera y merendar en algún café. Nos encantó encontrar un café (La ventana de Elisa) donde nos ofrecieron dibujos y lápices para pintar con Tahiel. Son pequeños detalles que a los papás y a las mamás nos cambian el rato.
Si bien estuvimos solo unas horas en Chonchi nos gustó mucho el ambiente tranquilo que percibimos y los colores de sus casas.

 

 

PARQUE NACIONAL CHILOÉ

Uno de los accesos al Parque Nacional Chiloé se ubica muy cerca de Curaco, lugar al que se llega para visitar el Muelle de las Almas. Muchos deciden visitar el muelle bien temprano y, luego, ir a recorrer algunos senderos del parque. Los que son más aventureros y les encanta el camping y el senderismo, prefieren pasar más tiempo en el parque y dejar el muelle para otra excursión.
El Parque Nacional Chiloé tiene más de 42.000 hectáreas y siete senderos para excursión. Los senderos son:

  • Río Chepu-Río Lar: 11 km, 5 horas;
  • El Tepual (sendero de interpretación): 0,75 km, 40 minutos;
  • Dunas de Cucao: 1,4 km, 1 hora;
  • Chanquín-Cole Cole: 16 km, 5 horas;
  • Río Cole Cole-Río Anay: 5 km, 1,5 horas;
  • Chanquín-Río Grande: 15,5 km, 8 horas;
  • Castro-Abtao: 18 km, 8 horas.

Pueden ver más información y un mapa sobre el Parque Nacional Chiloé en este enlace.

Se puede acampar en algunos sectores. El costo de la entrada al parque es de 2000 pesos chilenos para adultos nacionales y 4000 para adultos extranjeros.

ANCUD: PINGÜINERAS DE PUÑIHUIL, FUERTES Y FAROS

La mayoría de los viajeros llegan a Ancud con la intención de visitar las pingüineras y los islotes de Puñihuil y es una de las mejores excursiones que pueden hacer, porque los paisajes son realmente imponentes. Siempre, la mezcla de acantilados, islas, playas y mar, nos resultaron atractivos. Pero, además de recorrer esos lugares, pueden darse una vuelta por la península de Lacuy para conocer los fuertes y faros. Tengan en cuenta que muchos caminos son de ripio.

Pueden leer nuestra experiencia en Ancud y las pingüineras en este enlace.

Si les interesa, pueden darles una mirada a estas 2 excursiones para hacer dentro de la Isla de Chiloé:

 

¿Ya te convencimos?

¡Todavía quedan más cosas que hacer y ver en Chiloé! No dejes de leer hasta el final.

 

DALCAHUE y el cruce a la isla para conocer CURACO DE VELEZ Y ACHAO

Nosotros llegamos a Dalcahue desde Castro, pero también se la puede visitar si están «bajando» desde Ancud hasta Castro, ya que solo tienen que desviarse unos kilómetros de la ruta 5. Igualmente, si su intención es conocer todas las islas y las iglesias que están cerca de Dalcahue puede ser una buena idea pasar una o dos noches allí. Como siempre decimos, la cantidad de noches en cada lugar o la elección del lugar donde dormir depende de lo que ustedes quieran conocer.
Si miran el mapa van a ver que desde Dalcahue se puede llegar a varias islas.

La ciudad de Dalcahue tiene una muy linda costanera para pasear y observar los barcos que van y vienen. Además hay un museo, muchos restaurantes y cocinerías (puestos donde se vende comida típica), una feria artesanal con productos locales, un monumento a los pescadores y una pequeña plaza con juegos para los niños y niñas. A nosotros nos tocó un día nublado, pero nos encantó igual. No dejen de darse una vuelta por la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, que es una de las 16 iglesias patrimoniales, y por las calles interiores, porque pueden encontrar casas coloridas que llamen su atención, como nos pasó con la casa de la última foto.
Nosotros no comimos en las cocinerías que ven en las fotos, porque nos parecieron caras, pero la gente del lugar nos decía que estaban en precio. Igualmente, fuimos a comer a una que estaba al final del paseo marítimo. Como siempre decimos, si están cortos de presupuesto o son de los que no les gusta gastar mucho en comida, pregunten antes de entrar.

 

Después de pasear y de comer en Dalcahue tomamos el ferry que nos dejó en la isla donde están las localidades de Curaco de Velez, Achao y Quinchao, entre otras.
El costo del ferry es de 2500 pesos chilenos por vehículo y demora menos de media hora. Antes de llegar a nuestro primer destino, que era Curaco de Velez, vimos varios carteles que indicaban el camino a otras iglesias. Nos metimos solo en uno, que no recordamos el nombre (también está bueno improvisar un poco) y terminamos en la orilla de la isla, casi sobre la playa y en una iglesia rodeada de ovejas que parecía abandonada.

 

Curaco de Velez es un  pueblo muy pequeño y tranquilo, con su plaza principal y su iglesia y un paseo costero renovado que vale la pena darle una vuelta. También hay algunos restaurantes, pero nosotros solo estuvimos de paso.

Desde Curaco de Velez seguimos camino hasta Achao, que era a donde yo quería llegar para conocer la iglesia más antigua de Chiloé.
Antes de llegar hay un mirador desde donde se tiene esta vista de la ciudad de Achao y donde hay un cartel que indica todas las islas que se pueden recorrer desde allí. Por eso, si van a recorrer las islas a lo mejor les sea más práctico pasar una noche en Dalcahue o en Achao (al final del post tienen un buscador de alojamiento).
A Quinchao no llegamos porque la lluvia estaba cada vez más amenazante y decidimos regresar, pero ahí también van a poder encontrar su iglesia y muchos paisajes rurales.

 

QUEMCHI e ISLA AUCAR

¿Estás tomando apunte de todo lo que hay para hacer y ver en Chiloé? Seguimos con más ideas para que termines de organizar tu viaje. Un lugar al que le teníamos muchas ganas por la leyenda que habíamos escuchado era a la isla de Aucar, muy cerca de Quemchi. Así que el día que viajamos desde Castro hasta Ancur nos desviamos del camino para almorzar en Quemchhi y visitar la isla de Aucar. Esta isla se caracteriza por ser muy pequeña, por estar unida al continente por un puente de madera de 500 metros y por tener solo una iglesia, un cementerio y un jardín botánico. Se la llama también «La isla de las almas navegantes».
En Quemchi se puede almorzar por precios razonables, pasear por la costanera y visitar el museo de Francisco Coloane, el escritor que hizo famosa la isla.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hoy partimos para el norte de la isla de Chiloé, hacia Ancud. En el camino hicimos unas paradas para conocer la cascada de Tocoihue (les mostramos algo en las stories) y la pequeña Isla de Aucar, que ven en la foto. . . Esta isla también es conocida como “La isla de las almas navegantes”. Fue el escritor chileno Francisco Coloane quien le puso ese nombre porque allí hay muchos muertos enterrados que esperan zarpar algún día. . . En la isla hay una pequeña iglesia, un cementerio y un jardín botánico. . . Se ubica muy cerca de Quemchi (donde pueden visitar el museo del escritor chileno). . . Se llega a la isla por un puente de madera de 500 metros de largo y dos metros de ancho,que se construyó para que siempre sea accesible (tanto con baja o alta marea). 500 metros ideales para Tahiel y su necesidad de correr. . . . ¿Conocían este lugar? ¿Conocen Chiloé? ¿Cuál fue el lugar que más disfrutaron? . . Abandonamos Castro con un muy lindo recuerdo de la familia que nos recibió en @casachilhue, una residencia familiar muy recomendable. . . #castro #chiloe #chile #isladeaucar #almasnavegantes #iglesias #chiletravel #viajarconchicos #chilegram #viajarconniños #viajarenfamilia #viajarporchile #viajarporelmundo #magiaesviajar #magiaenelcamino #quemchi #travel #travelwithkids #travelfamily #travelblog #blogdeviajes

Una publicación compartida de Magia en el Camino (@magiaenelcamino) el

CASCADA/SALTOS DE TOCOHIUE

En ese mismo camino, de Castro a Ancud y cerca de Quemchi se encuentran los saltos de Tocohiue. Dicen que en temporada alta es como el Muelle de las Almas: hay tanta gente que no se puede ni tomar una fotografía. Por suerte el día que fuimos estaba bastante vacío y pudimos disfrutar el lugar.
Para llegar en auto tengan en cuenta que el último tramo es de ripio/tierra y no está en muy buen estado el camino. Si llegan en bus, ese tramo lo tienen que hacer a pie. También hay excursiones, claro, que los llevan en minibuses y los dejan en la puerta.
Como los saltos están en una propiedad privada hay que pagar una entrada de unos 1500 pesos chilenos por adulto. Desde la entrada, donde hay baños y un restaurante, hay que bajar por unos escalones (tienen redes para no resbalarse) hasta el río. También hay un mirador si suben las escaleras.

 

QUELLÓN Y EL SUR DE LA ISLA

Nosotros no pudimos llegar a Quellón, aunque en un momento era la idea, pero les compartimos algunas de las actividades que se pueden hacer ahí.

  • Senderismo. Una de las actividades que más desarrollo tiene en esta parte de la isla es la de senderismo por sus parques. Hay dos parques. El más importante y conocido es el Parque Tantauco, con 118 hectáreas y senderos para todos los gustos: desde senderos cortos de 30 minutos hasta paseos de varios días, ya que se habilitaron zonas de camping.
  • Punta de Lapas y el Hito de la ruta Panamericana. En la zona de Punta de Lapas, donde hay una playa de unos 5 km, también se encuentra el hito donde empieza o termina la ruta panamericana.
  • Pueblos cercanos. Alrededor de Quellón hay varios pueblos cercanos para visitar. Uno que nos habían recomendado es Quellón Viejo, con un cementerio, una iglesia y varios personajes para entablar interesantes conversaciones.

Además, si viajan a la Isla de Chiloé no dejen de probar algo de la gastronomía chilota. Van a encontrar curanto a la cacerola y al hoyo, muchos platos con algas comestibles, la cazuela chilota, variedad de papas y yoco.

DÓNDE DORMIR EN LA ISLA DE CHILOÉ

En Castro nos alojamos en Hostal Casa Chilhué, una residencia familiar muy acogedora, frente a uno de los miradores de los palafitos de Castro.

En Ancud nos alojamos en el Hostel 13 Lunas, donde nos sentimos muy a gusto y nos encantó el lugar, sobre todo la acogedora cocina y la sala de estar.

Si están buscando otro tipo de alojamiento, pueden mirar en este buscador. Si reservan desde acá, a ustedes les sale lo mismo y a nosotros nos dan una pequeña comisión que nos ayuda a seguir.



Booking.com

 

 

Si VIAJAN A CHILOÉ, a lo mejor les interesa CONTRATAR ALGUNA EXCURSIÓN por la isla.

Pueden contratar el tour de un día por la isla de Chiloé, desde Puerto Varas, en la que se recorre Chacao, Dalcahue y Castro. Si están en Chiloé, también pueden contratar la excursión a Puerto Montt y Puerto Varas.

 

¿TE SIRVIÓ LA GUÍA? ¿NOS AYUDÁS?
Si esta guía te fue útil, podes ayudarnos usando algunos de los links que te ofrecemos de hoteles, autos, excursiones o seguro de viaje (podes ver un cotizador en los recuadros de la derecha del blog). Si comprás a través de nuestros enlaces, a vos te sale lo mismo y a nosotros nos da una pequeña comisión. ¡Gracias!

 

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama «Magia es Viajar» y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.