Sabores del Uruguay

 

 

Como les conté en el primer post sobre el blogtrip en el Sheraton Colonia, el día no transcurrió solo jugando, sino que también disfrutamos de los sabores uruguayos, que ahora los compartimos con ustedes.

Medio y medio. Hasta hace cuatro días, estaba convencida de que Medio y Medio solo era el nombre de un restaurante en el barrio porteño de San Telmo, donde hace muchos años (muchos) probé por primera vez el chivito uruguayo en compañía de mis amigos Judith y Héctor. Habíamos ido a ver un espectáculo en la Trastienda del grupo Camorra, formado por un ex miembro de la popular murga uruguaya Falta y Resto, y nos dieron ganas de comer “algo uruguayo” para cerrar la noche. En ese espectáculo estaba Pablo, con quien muchos años después me reencontraría por ser el novio-marido de Gaby, una ex compañera de trabajo y amiga. Este fue mi primer contacto con la comida uruguaya. Pero ese restaurante ya no existe más y yo me enteré que Medio y Medio es una bebida que se toma mucho en Uruguay, formada mitad por vino blanco y mitad por champagne (un “champagne con poco gas”, según la versión de Dino).

El almuerzo. Como no podía ser de otra manera, almorzamos chivito uruguayo. Cuenta la leyenda…

 

… que este snack uruguayo se originó en la década de 1940, en el restaurante El Mejillón, de Punta del Este (¿seguirá existiendo?). Al parecer, un comensal estaba muy quejoso y apurado porque perdía su vuelo y le armaron en pocos minutos un sándwich con carne de chivo a la plancha, lechuga, tomate y mayonesa. El sándwich tuvo tanto éxito que se convirtió en el plato más vendido del restaurante. Con el tiempo, se le fueron agregando los ingredientes actuales: jamón o panceta, queso, huevo frito y papas fritas. El nombre del plato se debe a la receta original, ya que en la actualidad se prepara con lomo de res.

Hay quienes dicen que se debe comer al plato. ¿Ustedes cómo lo prefieren?

 

Un secreto: tostar bien el pan en la parte interior para que no se humedezca.

La merienda. Mate con torta frita y pastelitos.
El Chef Ejectuvo del Hotel, Proinsias O´Neill (Pancho, para los amigos), nos explicó la preparación del mate uruguayo en varios pasos. Sinceramente, no encontré grandes diferencias entre lo que él nos explicó y lo que yo aprendí desde chica en casa de mis abuelos. Pero algunas cosas me llamaron la atención. Vayamos por partes.

¿Cómo se prepara un mate uruguayo? ¿Y un mate argentino? ¿Hay diferencias en la preparación?

Primer paso. Curar el mate o la calabaza. Esta es una de las primeras cosas diferentes. Nunca había escuchado que la calabaza se curaba con yerba y wisky durante una semana. Para mí, siempre fue solo yerba.

 

Segundo paso. Sacudir el mate para que la yerba más fina (nunca tiene palo) se vaya para arriba y no tape la bombilla. En el mismo acto, acomodar la yerba para quede hacia un costado y en un ángulo de 45 grados donde colocaremos la bombilla.

En el mate sobre la mesa pueden ver el ángulo de la yerba.

 

Tercer paso. Antes de tomar el primer mate, hidratar la yerba con agua fría y, luego, con agua caliente.

 

 

Cuarto paso. Al cebar, respetar que no se derrumbe el sector de la yerba seca. Ir rotando la yerba, para utilizar la que está fresca y que el mate no se lave.

 

Quinto paso. ¡Tomar el mate! Y si es con pastelitos de dulce de leche y membrillo, mucho mejor.

 

De todo lo que nos contó Pancho hubo un dato que me llamó la atención. Al parecer, en Uruguay hierven el agua y, luego, le agregan agua fría. En cambio en la Argentina, si el agua hierve ya “no sirve” para el mate. Es más, existen pavas “materas” (tanto eléctricas como de las tradicionales) que te avisan cuando el agua está lista para el mate, es decir, cuando está en los 80-85 grados centígrados. Entonces, ¿tiene que hervir el agua para el mate?

En el paquete de la yerba que hay en casa en estos momentos dice lo siguiente:

 

¿Qué me dicen los materos uruguayos y argentinos?

La cena. Impecable. Todo acompañado por un Tannat Reserva de Bodegas Juanico. El Tannat es una cepa típica de Uruguay que nunca había probado y me encantó. El menú contó con lo siguiente:

Jamón serrano y queso brie nacional, acompañados por brusquetas de pan de ajo.

 

Ragout de cordero y setas acompañado por papas quebradas.

 

Degustación de postres regionales.

 

El show. Para finalizar una excelente jornada, Dino nos deslumbró a todos con un hermoso show de magia. Algunos todavía no pueden dormir pensando en los juegos.

 

 

Terminamos la jornada como empezamos este post: con un Medio y Medio y a la cama…

En el próximo post… Colonia, un lugar al que volvería mil veces.

Agradecimientos

A todos nuestros compañeros del blogtrip por la buena onda y los buenos momentos.
A todos los que forman parte del Sheraton Colonia, especialmente, a Virginia y a Laura.
A Claro Argentina por facilitarnos el roaming y permitirnos transimitir el blogtrip “en tiempo real” a través de twitter.

Mientras escribía este post, tomaba mate y escuchaba a Drexler cantando “Un país con el nombre de un río”. Creo que me estoy “uruguayando”.

(no sé por qué en algunos monitores las fotos se ven un poco cortadas…)

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino y a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Es muy fácil. Tienen que escribir su correo en el recuadro donde dice “suscribite”, ir a la bandeja de entrada en su mail, buscar un mail de feedburner (puede caer en no deseados) y hacer click en el link que está en ese mail. Gracias!

Share Button
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

Latest posts by Aldana Chiodi (see all)

13 thoughts on “Sabores del Uruguay

  1. Pingback: » Colonia Blogtrip: publicaciones en los blogs Red ViajAR

  2. Bueno, como oriunda del lado oriental podría aportar algún dato más sobre el mate.Ya que si bien no es exclusivo de los uruguayos, sí es notorio el sentido de ritual que de aquel lado del charco le damos al cebarlo. Porque según me contaba mi padre, precisamente el cebarlo incluye toda la preparación, no solo el hecho de echar el agua sobre la yerba.
    1. Los uruguayos “sufrimos” cuando vemos a los hermanos argentinos (no todos)revolver la yerba con la bombilla como si fuera una cuchara!!! porque el mate se lava enseguida y porque la bombilla se tapa. Ese es un dato (y aquí hago la salvedad de que solo estoy generalizando, tanto en uno y otro sentido, para no entrar en debates que no tienen mucho sentido).
    2. A los pasos para la preparación que ilustraron muy bien en el blog, podría agregar que hay quienes usamos agua tibia en vez de fría para remojarlo. El motivo de remojar la yerba previamente, es para que la yerba se “hinche” antes de ponerle la bombilla, y que al colocar esta, el polvillo típico de la yerba uruguaya que no tiene palos, no se cuele por los orificios de la bombilla y la tape. Otro secreto curioso, que no sabía pero comencé a adoptar a partir del dato que me pasó uno de mis sobrinos que vive en Soriano, es que al colocar la bombilla, hay que taparle la boquilla con el dedo pulgar. Según él eso ayuda a que no suceda lo antedicho. Lo de la temperatura del agua es relativo. Hay quienes la prefieren hervida y quienes la apagan un segundo antes de que hierva. Y también quienes luego de que hierve le agregamos agua fría. Esto me suena más a una solución práctica y ahorrativa (porque los uruguayos cuidamos el gas y el agua como oro, ya que nos cuesta casi eso) para no volver a iniciar el proceso si no estuvimos atentos y el agua hirvió, cosa que sucede a menudo! Otro detalle es que el orgullo de todo buen cebador, además de mantener la montañita del costado seca, hasta que haya que “ensillarlo”, es que el mate salga con espumita. Un secreto para esto es tirar el agua desde una cierta distancia, subiendo y bajando el termo… Bueno, qué más puedo decir: que el mate tiene más de un significado y que sería interesante para quienes sean curiosos que averiguaran su origen entre los charrúas, para quienes esta era una práctica realmente de ritual. Ya que no lo tomaban como lo hacemos actualmente de manera casi compulsiva, sufriendo las consecuencias muchas veces de antipáticas acideces y hasta insomnios! Con respecto al medio y medio… es cierto que pega más que el champagne!!! Lo tomás sentadito, tranqui… pero cuando te parás… jajaja Otro dato es que en Punta Ballena, camino a Punta del Este, hay un parador que se llama Medio y medio que supo inaugurar mi hermano con un amigo en el año ’84, y aún existe, donde obviamente lo preparan. Y que en el Mercado del Puerto de Montevideo, el medio y medio… es lo más! Ahí lo probé sentada en un banquito alto… se imaginan como aterricé cuando quise irme… Ahora se consigue en botella, con la mezcla ya preparada, pero antes solo se preparaba en el momento. Del chivito solo puedo agregar que me encanta en todas sus versiones y “subversiones” ja! Sin olvidar el revuelto Gramajo, un revuelto clásico de papas fritas bien finitas, huevo frito, panceta, morrón, cebolla y hasta arvejas a veces! Chau, los dejo porque me dio hambre y añoranza. Besos!!!

    • Gabyyyyy!!!!!!!!!
      Sos una genia!!!! GRACIAS por todos tus aportes!!!! Me encanta!!!
      Imagino cómo te gusta el Medio y Medio… jajajajjja
      te mando un beso grande!
      Aldana

  3. Magos!!! Post sabroso el suyo si los hay, y eso que no es su primero sobre comidas y bebidas locales (aún recuerdo con ganas el post de las cervezas. A ver cuando nos cruzamos para tomar algunas!)

    Que país interesante Uruguay! Dejado lamentablemente de lado en muchos viajes sudamericanos, pero que despierta los sentidos de cada uno que va!
    Me encanta la forma que tienen de exprimir cada lugar por más grande o chico que sea y compartirlo con todos nosotros!

    Desde aquí, con mi habitual ratoneada gastronómica en sandwichitos, los envidio sanamente y les dejo un gran abrazo a los dos!!!

    Saludos!!!

    • Ariel!!!!
      Muchas gracias!! Qué bueno sería juntarnos con una cerveza en algún lugar del mundo!! Nosotros tomamos cerveza y Dino una coca…
      Falta, pero pronto saldremos otra vez! Por ahora, viajes cortos.
      Estamos en contacto! y que siga esa hermosa odisea!!!
      besos

    • Hola Luis!
      Jjaja sí, es verdad! Creo que esa es una diferencia con el mate argentino (aunque conozco algunos argentinos que la cuidan de la misma manera!).
      Gracias!
      un beso grande
      Aldana

  4. Fui muchas veces a Medio y Medio!!!
    Sobre todo me encantaba cuando estaba ATILO, cantando temas de Sabina y de Serrat.
    Ya sabemos que del chivito paso….pero por lo que dicen es muy ricoooo

  5. Qué rico el chivito uruguayo!!! Yo tambien debute con la comida uruguaya en el Medio y Medio de San Telmo. Ahora que me entero que cerro no me quedara otra que viajar a Uruguay!!! Buenisimo el post, los pasos del mate y como siempre Dino sorprendiendo con sus trucos!!! les mando un beso grande!!!

  6. un “champagne con poco gas”, según la versión de Dino pero que pega mucho más que el champagne!!!!! Será por eso que las fotos las fotos se ven un poco cortadas???? Si todavía siguen allí, les sugiero que prueben todas las versiones del medio y medio: hay uno rosado y ahora se agregó uno tinto… Un beso
    Marcela Marianelli(borracha vieja)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>