Ámsterdam I

 

Bicicletas (miles de bicicletas), canales, puentes, bares (miles de bares), coffe shops, Anna Frank, Van Gogh, porros, locales con productos eróticos, restaurantes, etcétera. Todo esto es Ámsterdam. Una ciudad que nos conquistó desde el primer día que la pisamos. Tiene el orden y la prolijidad de otras ciudades holandesas, pero con una vida propia difícil de describir. Es una de las ciudades más turísticas de Holanda y vale la pena visitarla varios días.

El primer día que la visitamos sólo recorrimos los canales más cercanos a la estación central durante unas horas y nos entretuvimos un poco con las vidrieras de la ciudad, sobre todo las relacionadas con los recuerdos para el turista y con el consumo de marihuana. Van sólo dos fotos de muestra, prometemos más.

Desde el primer momento nos llamó la atención la cantidad de bicicletas. Cuando estuvimos en China creíamos que habíamos visto suficientes todas juntas, pero nos equivocamos. Las explanadas que ven en la foto están llenas de bicicletas.

La segunda vez fue una visita más intensa. Tomamos el tren desde la estación central de La Haya hasta la estación central de Ámsterdam. Existen otras estaciones en la ciudad, pero las demás quedan alejadas del centro. El tiempo de viaje es de aproximadamente 50 minutos en tren, pero también nos dijeron que se puede hacer “a dedo”, así que ese será nuestro próximo sistema de transporte para las sucesivas visitas que haremos a la ciudad.

En las dos visitas tuvimos bastante suerte con el tiempo, porque aunque estaba frío, de vez en cuando se asomaba el sol. Con el sol, el barrio Jordaan parece más lindo de lo que es. Las típicas casas de la ciudad acompañadas por bares y restaurantes, con sus mesas en la calle, en casi todas las esquinas, le dan un estilo diferencial al barrio.

Teníamos muchas ganas de ir al Museo Casa de Anna Frank. La entrada cuesta 8,50 euros, pero vale la pena pagar eso y más. Ya contaremos mejor esta experiencia en otro post, sólo les digo que es realmente movilizador estar en “la casa de atrás”, donde dos familias permanecieron ocultas de los nazis durante dos años, y ver el diario original de Anna.

Otro de los museos que visitamos fue el de Van Gogh. Nos pareció un museo demasiado grande para la colección del pintor, pero estuvo interesante. Uno de sus cuadros más famosos «El dormitorio», estaba en restauración.  Justo en ese momento había una exposición temporal de Gauguin, amigo de Van Gogh. En uno de los laterales del museo hay un parque ideal para descansar y pasar un rato tratando de sacar una foto “sin gente” a las letras que dicen
I amsterdam” (nosotros lo logramos!).

El recorrido continuó por el mercado flotante de flores, que de flotante no tenía nada, pero sí había flores (vendían muchos bulbos de tulipanes) y otras hierbas (como los mini kits para plantar marihuana).

Una de las tantas curiosidades que encontramos fueron dos tipos de “baños” para que los hombres (no se acordaron mucho de las mujeres) pudieran hacer pis cuando quisieran (y no lo hagan en cualquier lado). Les presentamos los dos modelos, uno cubierto y otro descubierto.

También descubrimos unas hermosas casas flotantes (hasta con terrazas amuebladas) que pensábamos que eran económicas, pero nos dijeron que eran tan caras como las otras.

Luego, buscamos la famosa zona roja. No es un lugar determinado en la ciudad, sino que es una zona amplia que no se puede señalar fácilmente en un mapa, porque deberíamos hacer un círculo bastante grande sobre el mismo.  Es todo como lo cuentan: en algunas calles de la “zona roja” hay casas que transformaron algunas de sus puertas y ventanas en pequeños cuartos decorados con cortinas rojas. Allí, en un espacio de 1,5 metros cuadrados, una chica en ropa interior mira desafiante a todos los que pasan por esa calle. Si alguno/a tiene interés en ella, se acerca, la ventana o puerta de vidrio se abre y se cierran las cortinas. No sabemos cuánto cobran, pero no vimos muchos clientes (por lo menos ese día!). En la zona también está el Museo erótico y muchos sex shop. Pero también hay cafés y cervecerías dónde los clientes ni se enteran que en la casa de al lado están las mujeres ofreciéndose. Cada uno en lo suyo, como debe ser.

En unos días, la segunda parte de Ámsterdam!

Estamos muy bien y disfrutando del  mini turismo en bicicleta por Holanda, que ya les contaremos con más detalles. Saludos a todos!

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino y a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades a su correo electrónico. Es muy fácil. Tienen que escribir su correo en el recuadro donde dice «suscribite», ir a la bandeja de entrada en su mail, buscar un mail de feedburner (puede caer en no deseados) y hacer click en el link que está en ese mail. Gracias!

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

Latest posts by Aldana Chiodi (see all)

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

14 thoughts on “Ámsterdam I

  1. Yo debería estar por allí. Entre coffee shops y -bellas?- mujeres me imagino. Y fumándome un porrito. Sí, uno solito. Besos. Es muy interesante el modo en el que van describiendo el viaje. Es más creo que esta es la sexta entrada que leo. Voy a seguir ahora. Bwesos
    J

  2. hola!

    bueno les tengo el dato..las chicas ( de todas partes del mundo ) cobran 50 euros …por 20 minutos.! yo lo verigue hace poco..! y la prostitucion no es legal literalmente …aca se le llama que es «permitida» para mi la misma cosa..pero no ! igual que la marihuana aunque es vista como «terapia «.!

    abrazo..espero verlos este finde !

  3. Fotos de hombres obsenas mostraron, pero de las chicas nada!!
    Esos dos que se ocultan detras de un biembo y se le ve los sugestivos zapatitos es una foto muy zarpda Aldana!! se nota que sos vos la que saca las fotos.
    Dino, toma las riendas de este asunto y sacá fotos de las chicas que miran desafiantes!
    Abrazo a los dos! Los leo cuando puedo, aunqe dije que los lunes empezaba con Uds.. y me encanta.. y los recomiendo… Aldana, una genia escribiendo! Saludos

  4. que buenoooooo…… quieroooo…
    Marian… «el tengo un amigo» ya no..!!!».. impliquese.. jajaja
    Ana Maria es mamá??? está a full!!!
    besooosss

  5. Se ven hermosas las fotos, y espectacular el relato de todo. Me encantó la casita flotante, llena de flores. En fin, todo re-lindo. Sigan disfrutando, y un saludo a Máxima, si la ven por ahí. Besos. Margarita

  6. No hay baños «públicos» para mujeres?? Hay que hacerle un petitorio a Máxima por la igualdad de género!!!
    Saludos!!!!

  7. Hola chicos!!!
    Sabia que Amsterdam era una ciudad linda, pero nunca tan hermosa como se ve en las fotos.
    En cuanto al Barrio Rojo,me imagino que habra pocos sitios en el mundo donde se practique la prostitucion de esa manera.(En Holanda es legal). La verdad impresiona.
    El canal que muestran en la foto es bellisimo.Me recuerda Venecia.
    Sigan disfrutando…
    Besos

  8. buueeeeeenisimo!!!!
    tengo muchos amigos que les interesaria mas detalles de como llegar ahi!ja.
    les mando besos chicos…
    buensimo todo!!

  9. Buenisimaa,esta muy interesante leer todo lo que estan viviendo.
    Me encanta!
    Sigan disfrutando que lo hacen muy bien jajaja!

    Quiero una casa flotante jaja.Beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.