Medellín, mucho más que Pablo Escobar

 

Así como en Venezuela todos aquellos con los que nos cruzábamos (hasta en el supermercado o en la ruta) sentían la necesidad de explicarnos por qué estaban a favor o en contra de Chávez, en Colombia tuvimos esta sensación pero con el tema del narcotráfico. Todos los colombianos que conocimos nos hablaron del tema o nos preguntaron qué idea se tiene de su país en el extranjero, “porque Colombia es mucho más que el narcotráfico o la guerrilla”, nos aclaraban.

Si los colombianos en general están con esa “preocupación”, los paisas (oriundos de Antioquia, cuya capital es Medellín) tienen asociación libre con Pablo Escobar, el jefe del cartel de Medellín desde la década de 1970 hasta 1993, año en que lo mataron.
No queremos hacer un análisis de lo que fue para Colombia y para Medellín Pablo Escobar, ya que nos falta mucha información para ello. Sólo diremos que como todos estos personajes que aparecen en la historia, están quienes lo aman y quienes lo odian (con algunos grises también…).

En la ciudad de Medellín, Pablo Escobar hizo muchas cosas por la gente más pobre, por ejemplo, construyó casas, ofreció comida y dio trabajo (aunque no de los más tradicionales). Y, cuando las personas están desesperadas porque no tienen qué darles de comer a sus hijos, no importa quién los ayude. Por lo tanto, quien sea que lo haga, le van a estar eternamente agradecidos. Esto es lo que ocurrió más o menos en Medellín y en tantos otros lugares del mundo, como Brasil o Alemania. Cuando surge un individuo o grupo que ocupa los vacíos de poder que deja el Estado, se transforma en líder. Es sencillo: la gente necesita alimentarse, vestirse y tener un lugar dónde vivir. ¿Quién le proporciona eso? No importa. Lo que importa para ellos es que alguien se lo brinde.
Obviamente que otro gran porcentaje de la población de la ciudad y del país no estaba de acuerdo con sus prácticas para obtener el dinero, sus matanzas o sus luchas armadas indiscriminadas.
En su ciudad, Pablo Escobar se escondió durante los años de persecución hasta que lo encontraron y mataron en el tejado de una casa. Para encontrarlo utilizaron un sistema de triangulación de llamadas que hasta el momento no se había utilizado en Colombia.

Gardel y Botero

Pero Medellín es mucho más que Pablo Escobar. Es tango, Botero y la cultura paisa a flor de piel (sobre la misma les dejamos este link y les contamos un poco más en la próxima entrada).
El tango ocupa un lugar destacado en la ciudad. Existen muchas academias y espacios culturales donde lo bailan y lo enseñan. Además, siempre hay exposiciones relacionadas con el baile y en junio se lleva a cabo el festival de tango de Medellín. La imagen de Gardel es moneda corriente y siempre se recuerda su muerte el 24 de junio de 1935, ocurrida en el aeropuerto de la ciudad de Medellín, cuando el avión en el que viajaba Gardel chocó con otro avión que estaba detenido esperando su turno para salir.

Fernando Botero tiene expuestas 23 de sus esculturas en la Plaza Botero o Parque de las Esculturas. Allí, podemos apreciar algunas de sus obras, como Adán, Eva, La mujer sin cabeza, Pensamiento, etcétera.
El edificio «a rayas» que ven en las fotografía era la casa de gobierno y, en la actualidad, funciona como un espacio cultural. En frente de la plaza también se encuentra el Museo de Antioquia.

Además, de este parque, la ciudad cuenta con otros parques y espacios modernos donde las personas pueden recrearse y pasar buenos momentos. Entre ellos, el Parque de los Deseos, el Parque de los Pies Descalzos y el Parque Explora. Precisamente a este último nos invitó Johanna, nuestra amiga del Couch, y pasamos una linda tarde recorriendo las salas para niños, jugando como niños y observando el acuario.
Teníamos pensado hacer la presentación de Magia en el Camino – Proyecto Sur allí, pero por una cuestión de tiempos fue imposible. Pero ya tenemos el contacto para ver si se puede hacer en Bogotá.

Johanna quería que conozcamos la reconocida Universidad de Antioquia, la universidad estatal más antigua de Colombia, ya que abrió sus puertas en 1803. Pero casi no podemos entrar porque eso de “estatal” parece que a muchos gobiernos no les gusta…
Después de varios intentos y llamados logramos entrar. Al parecer, las cosas no están muy bien en el ámbito universitario por una reforma que quieren implementar. Otra más en la educación latinoamericana…
Hasta el año pasado uno podía entrar libremente a la universidad. Ahora, hay policías y agentes de seguridad en todas las puertas, te revisan desde el auto hasta la computadora y no dejan ingresar a nadie que no tenga una credencial. En las afueras de la universidad hay un grupo comando preparado para ingresar y entrar en acción apenas se produzca cualquier intento de manifestación por parte de los estudiantes o docentes.
¿Por qué los gobiernos latinoamericanos se empeñan en arruinar la educación? ¿Por qué ese afán por privatizar las universidades públicas? Según lo que nos estuvieron contando unos amigos, en Buenos Aires puede llegar a pasar algo parecido…. pero disfrazado de otra cosa. Tratemos de impedir desde nuestro lugar que estas cosas pasen… la educación libre de los pueblos es lo único que nos puede salvar de las injusticias y la opresión.

Más allá de este contratiempo inicial pudimos ingresar a la universidad y realmente nos sorprendió. Se la ve limpia, ordenada, con sala de computación moderna, centro de conferencias, farmacia y salón de primeros auxilios, espacio para los deportes, etcétera. No debería sorprendernos que una universidad sea así, pero en las que estudiamos nosotros están lejos de tener estas instalaciones…

También tiene un museo interno donde siempre hay muy buenas exposiciones y una biblioteca pública. Hasta hace unos meses, cualquier integrante de la sociedad podía ingresar al museo y utilizar los materiales de la biblioteca pública, porque para eso es pública, pero ahora no. Lo más contradictorio es que en el ingreso a la universidad hay un enorme cartel que dice:

“Aquí conviven hombres y mujeres que, con espíritu académico y cultural, dignifican lo público con libertad y respeto humano, fundamentos de una universidad que pertenece a la sociedad y que a ella se debe.”

Para despedirnos de la ciudad fuimos a comer unos perros calientes (panchos) repletos de ingredientes, además de la salchicha. Una foto dedicada a los jabulanis 1!

Ya estamos en Manizales, en la casa de la familia de Kevin (un chico colombiano que conocimos en Estambul). La familia nos recibió muy bien y nos trata como a dos hijos más. Muchas gracias por todo!
En Manizales retomamos nuestras presentaciones de Magia en el Camino – Proyecto Sur, así que estamos felices!!! Todo en la próxima entrada! Saludos!

Los invitamos a sumarse con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino y a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Es muy fácil. Tienen que escribir su correo en el recuadro donde dice «suscribite» (a la derecha de la pantalla), ir a la bandeja de entrada en su mail, buscar un mail de feedburner (puede caer en no deseados) y hacer click en el link que está en ese mail (para corroborar su dirección de correo). También los esperamos en twitter acá. Gracias!

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

6 thoughts on “Medellín, mucho más que Pablo Escobar

  1. Hola..!! Les escribo para aclararles que leí un columna sobre los supuestos inconvenientes para entrar en la Universidad de Antioquia.. Eso es mentira..!! No he visto universidad más democrática en toda Colombia como ésta (Ojo: No soy de Medellín pero vivo allá).. !! Deberían informarse mejor antes de publicar estas tergiversaciones sobre el acontecer turístico y cultural en la ciudad mas innovadora de toda Latinoamérica, saludos, Rolando

    • Hola Rolando!
      Cómo estás? Gracias por tu mensaje. Te contamos que nosotros solo publicamos cosas que nos pasaron y que vivimos nosotros. Y, a nosotros, no nos dejaban ingresar a la universidad. Nos revisaron el auto en el que estábamos, con una profesora y ex alumna, y nos hicieron millones de preguntas. La chica que nos acompañó nos contó lo que publicamos y confiamos en ella porque es de Medellín y porque vivió esos cambios. Disculpas si algo te molestó, pero no solemos publicar cosas que no nos hayan pasado.
      La ciudad es muy linda y no tiene nada que ver eso con lo de la universidad.
      Saludos!!
      Aldana y Dino

    • Pero que rudo, calmate y entiende que ellos escriben basado en lo que vivieron en la ciudad, y deja de ser tan ridiculo de sacar a relucir lo de la ciudad mas INNOVADORA, eso no tiene nada que ver y ademas ya fue y no lo sigue siendo solo fue un premio que se le dio ese año.

  2. Justo el domingo un amigo colombiano nos contaba que a los ‘panchos’ les ponen hasta patatas fritas en trocitos!! Deben ser cualquier cosa menos light!! Oye, otro ilustre -y guapo y buena gente y buen musico- hijo de Medellin es Juanes.
    Dino, supongo que ya sabes las ‘bad news’, no soy futbolera pero me da la impresion de que debes estar triston. Pues animo que ya falta poco para llegar a Santiago de Chile! Besos

  3. genial chicos..hasta hoy tengo tiempo de tener internet de nuevo.. los llamo en el transcurso del dia..y me alegra ese tono que le dan a Medellin.. 🙂 que bueno que es la gente paisa… muy orgullosos de si mismos pero muy muy amables !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.