Bosque de Arrayanes en la península de Quetrihué

El Bosque de Arrayanes que se ubica en el extremo de la península de Quetrihué, en el Parque Nacional los Arrayanes, es único en el mundo, porque no hay otro lugar que tenga tantos ejemplares concentrados en el mismo sitio. Si andan de viaje por Bariloche, Villa La Angostura o algún punto de la ruta de los Siete Lagos es casi imperdible darse una vuelta y visitar este particular bosque. Por eso, los invitamos a conocer parte de la historia, algunas características de los arrayanes, nuestra experiencia en el lugar e información práctica sobre tarifas y cómo llegar al Bosque de Arrayanes desde Bariloche y desde Villa La Angostura.


Nosotros quisimos visitar el Bosque de Arrayanes desde Bariloche, pero al final terminamos conociéndolo desde Villa La Angostura. Lo bueno de conocerlo desde esta última ciudad es que desde el puerto de Villa La Angostura se puede llegar al Bosque de Arrayanes tanto por tierra como por agua. Los que prefieren la navegación, pueden tomar alguna de las embarcaciones que salen desde Bahía Mansa o Bahía Brava y en una hora podrán desembarcar en el inicio del recorrido. Los que son más aventureros y prefieren caminar, pueden recorrer a pie o en bicicleta los 12 kilómetros desde el ingreso al Parque Nacional los Arrayanes (a muy pocos metros de Bahía Brava) hasta el Bosque de Arrayanes, en el extremo de la península. En el camino de esos 12 kilómetros se cruzarán con dos lagunas: la laguna Hua-Huan y la laguna Patagua, y con bosques de ñires, radales y cipreses. Los primeros 800 metros del recorrido tienen una pendiente muy pronunciada, pero después es mucho más sencillo.
Nosotros tuvimos toda la intención de hacerlo en bicicleta, pero en información turística nos advirtieron que no podían ingresar los menores de 12 años en ese medio de transporte. Y menos en una “sillita”. Creo que la causa son esos primeros 800 metros y el nivel III de complejidad que tiene el camino. Por eso, elegimos una excursión lacustre con el Catamarán Futaleufú, que partió desde Bahía Mansa.

Ingreso al sendero para recorrerlo a pie. Si no van a hacer los 12 km, igual les recomendamos entrar porque pueden ingresar a un sector de playas hacia la izquierda o recorrer parte del camino, hacia la derecha, donde hay carteles con información sobre el bosque. 

La primera vez que conocí este bosque el día estaba muy soleado y el color canela de los arrayanes era hermoso. Esta segunda vez lo visitamos en un día nublado, en el que muy pocas veces se asomó. La sombra del bosque hizo que el color de los arrayanes no sobresaltara tanto, pero su belleza se mantiene intacta. Estos árboles se caracterizan por la corteza de ese color canela con manchas blancas, por su tronco frío y unas pequeñas flores blancas. Además, miden entre 18 y 25 metros y sus ramas crecen de forma despareja.
Una vez que llegamos al puerto, iniciamos la caminata de 600 metros por unas pasarelas de madera en muy buen estado. Como el día estaba lluvioso, éramos pocos y las pasarelas estaban bastante vacías. Tahiel aprovechó para correr como siempre hace y cumplió con la tradición que dice que hay que abrazar y besar a un ejemplar de arrayán apenas se ingresa al Bosque de Arrayanes.

 


Al final del recorrido se llega nuevamente al punto de salida y en uno de los costados del camino nos va a llamar la atención la llamada “Cabaña de Disney”. Dicen que Walt Disney se inspiró en el Bosque de Arrayanes y en esta casa para su película Bambi. Muchos comparten esta historia y muchos otro, no tanto. Lo cierto es que la casa es muy pintoresca y, si se visita el bosque en invierno, es muy tentador tomar un buen chocolate caliente en su interior. Eso sí, los precios son altos.
Nosotros solo entramos para ver cómo era adentro y luego esperamos en el muelle a los demás. Tahiel estaba feliz y no paró de bailar y cantar mientras esperaba. El cielo justo se despejó un poco y a la vuelta nos regaló un hermoso arcoiris.

 

 

Información práctica

¿Cómo llegar al Bosque de Arrayanes desde Bariloche?

A través de alguna excursión lacustre, que salen desde Puerto Pañuelo (se llega a Puerto Pañuelo con el bus urbano número 20, que tiene una frecuencia aproximada de 20 minutos, en vehículo particular, a dedo o por las kombis que las mismas empresas que venden la excursión ofrecen para pasar a buscarlos por el lugar donde estén durmiendo). En general, estas excursiones también hacen una parada en Isla Victoria.
También, se puede llegar a Villa La Angostura desde Bariloche y tomar la excursión lacustre en el puerto de la villa o realizar el camino a pie. Para llegar a Villa La Angostura desde Bariloche puede ser en vehículo propio, a dedo o a través de algún bus de línea. Para consultar todas las empresas que llegan y sus horarios pueden mirar la web de Busplus.

Villa La Angostura está ubicada a 111 kilómetros de San Martín de los Andes, conectadas por las rutas nacionales 234 y 231.  
Villa La Angostura se ubica a 77 kilómetros de Bariloche a través de las rutas nacionales 231 y 237.

¿Cómo llegar al Bosque de Arrayanes desde Villa La Angostura?

Se puede llegar por excursión lacustre, desde Villa La Angostura (puertos Bahía La Mansa y La Brava) y a pie o bicicleta.
Villa La Angostura está ubicada a 111 kilómetros de San Martín de los Andes, conectadas por las rutas nacionales 234 y 231.  
Villa La Angostura se ubica a 77 kilómetros de Bariloche a través de las rutas nacionales 231 y 237.

¿Cuánto cuesta ingresar al Bosque de Arrayanes? (verano 2018)

  • Tarifa General $ 250,00
  • Tarifa con Bonificación Nacionales $ 120,00
  • Tarifa con Bonificación Niños de 6 a 12 años $ 60,00
  • Tarifa con Bonificación Provinciales $ 50,00
  • Tarifa con Bonificación Estudiantes (con acreditación de instituto educativo público o privado de Argentina) $ 50,00
  • Tarifa con Bonificación Residentes locales, jubilados y pensionados (registrados en el SIPA), niños de 0 a 5 años y discapacitados $ 00,00

Si van a pie o en bicicleta:

  • Se puede ingresar de 9 a 14 horas en verano y de 9 a 12 horas en invierno, debiendo regresar, respectivamente, a las 17 y 15 horas.

Esperamos que les haya sido útil esta información. Si van a viajar con niños a lo mejor les interesa leer Todo para Viajar en Familia.

Si aún no tenés alojamiento en Villa La Angostura, probá buscando en el siguiente banner. Si reservas algo por acá a vos te sale lo mismo y a nosotros nos das una mano para seguir.



Booking.com


 

Si viajas a la Patagonia argentina tal vez te interese leer:

Sendero a la Cascada Ñivinco, un buen plan familiar.

Lago Puelo y los senderos familiares.

Visitar Colonia Suiza, un día destinado a comer cosas ricas.

Actividades en el Cerro Otto, más allá de su confitería giratoria.

Felicidad en estado “camping”.

Aldea Duende, el lugar donde para ver hay que creer.

– Visita al Parque Nahuelito (o ¿dónde está el tiranosaurio rex?)

– Todos necesitamos un poco de Sur.

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi
Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.