Parque Nacional Quirimbas, donde el turquesa nos encandiló

 
Nunca supe bien por qué siempre que se piensa en playas de arena blanca y mar turquesa se habla de paraíso. Imgino que es porque la idea nuestra de paraíso se asemeja a un lugar muy bello, con paz, tranquilidad y donde los ojos no dejan de sorprenderse (para bien) ante lo que ven. Si esta es la definición de paraíso, el Parque Nacional Quirimbas, en el norte de Mozambique, lo es.

 

Llegamos desde Pemba en un camión 4×4 hasta la aldea de Tandanhange. Allí, en uno de sus extremos está el mar. Bueno, no siempre está, porque la diferencia de marea es tan grande que muchas veces es necesario esperar varias horas para poder acceder a los barcos. Ese día el mar estaba muy retirado, por lo que el barco que nos teníamos que tomar estaba muy lejos. Después de esperar unas horas decidimos imitar a los locales y caminar hasta allí. Fueron dos kilómetros de tierra mojada. En algunos tramos parecía “arena movediza”, de esa en la que la pierna se hunde casi hasta la rodilla y cuesta sacarla. Pero finalmente llegamos.

La chapa que llega a Tandanhange.

Esperando al barco.

Camino al barco…

 

Las nubes en el cielo nos acompañaron todo el viaje y si bien nos ayudaron a no sufrir tanto el calor, no nos perimitieron apreciar el color del mar. Pero esa era la sorpresa que nos tenía el parque cuando llegamos a las islas.

 

Las islas de Quipaco, Quisiva, Mefunvo, Qulialea, Sencar, Quirimba, Ibo, Matemo, das Rolas y Macaloe, junto con arrecifes, bancos de arena y manglares, conforman la parte del archipiélago de las Quirimbas que integra el Parque Nacional. Cuando la marea baja durante varias horas es posible caminar entre algunas de ellas, pero siempre es bueno averiguar antes con un local.

 

 

La isla más grande y poblada es la de Ibo, sobre la que hablaremos en el próximo post. Pero en Ibo no se puede disfrutar de las playas paradisíacas, en Ibo se disfruta y se conoce la historia de esta partecita del mundo. Para ver esas playas es necesario subirse a alguno de los barcos que están todos los días en el  muelle y dirigirse hacia Matemo, Quirimbas y Rolas o hacia algún banco de arena de los cientos que se forman por la zona. El recorrido se puede hacer en barco a motor o a vela. Estos últimos se conocen como dhows y son, obviamente, mucho más lentos. Como siempre decimos, la elección estará dada por el presupuesto y las ganas de aventura de cada viajero.

 

Elijas el barco que elijas, la expresión de asombro en la cara y la abertura de los ojos será la misma a medida que se vayan acercando a Matemo y a Rolas. Si uno cree que ya vio el color celeste en el agua, sube la mirada y la ve más celeste. Si uno cree que ya vio aguas transparentes, avanza un poco y las ve más transparentes. Fue una hermosa experiencia, muy recomendable si andan por estos lugares.

 

 

 

En la isla de Matemo, además de lodges de lujo para pasar la noche, se pueden encontrar alojamientos económicos en el lado opuesto de la isla. Esta es una buena noticia para los viajeros, ya que existen muchos lugares en el mundo donde las bellezas naturales quedan restringidas a quienes pueden pagar un alojamiento caro. Por suerte, gran parte de estas islas todavía las disfrutan las personas locales y los viajeros con variados presupuestos. Digo “gran parte” porque algunas de ellas, como Quisiva, ya fueron adquiridas por personalidades de la farándula internacional.

 

A 20 minutos de navegación desde Matemo se encuentra Rolas, una pequeña isla con un solo habitante permanente, su guardaparques. Mientras mirábamos entusiasmados el turquesa de las aguas que nos rodeaban, él nos contaba que las familias de pescadores permanecen como máximo una semana en la isla mientras el jefe de familia sale a pescar.

Conversando con el guardaparques.

 

Escuchando atento la conversación.

 

 

 

Sin electricidad ni agua potable, Rolas es dueña de muchas historias acerca de los cangrejos que la habitan. Entre ellas, se dice que hay cangrejos de un metro de ancho que se trepan a los árboles para comer cocos. Además, dicen que si no se les pide permiso para fotografiarlos, las fotos se queman… El guardaparques nos desmintió lo del tamaño pero no lo de las fotos… Lo que sí es cierto, es que los cangrejos grandes sólo salen de noche. De día están en sus cuevas, a la sombra, como cualquier habitante de las islas del archipiélago.

 

 

La importancia de la pesca

Si bien el turismo es una actividad reciente, aunque en crecimiento,  la pesca sigue siendo el principal sustento de las poblaciones que viven en las islas. El problema que se presenta es cuando se pesca con redes de manera no selectiva, ya que se captura todo tipo y tamaño de peces, incluyendo los más pequeños. Esos peces pequeños no se comen y no se devuelven al mar, sino que quedan en la tierra y mueren. De esta manera, se impide que lleguen a adultos y que se puedan reproducir. Por ahora, la pesca es abundante y alcanza para alimentar a todas las familias de las islas, pero si no se toma conciencia de este problema el recurso, inevitablemente, se va a terminar. Esta problemática no es exclusiva de Mozambique, sino que es muy común en muchísimas regiones del mundo donde la pesca sigue siendo una actividad de subsistencia familiar.

 

Estos son los típicos barcos de pescadores de la zona.

 

El Parque Nacional Quirimbas resultó ser para nosotros el pequeño paraíso de este hermoso viaje. Pasamos cinco días llenos de buenas experiencias y los terminamos conociendo a esos amigos del camino que te gustaría seguir viendo muchas veces más. En este caso hablamos de Llátzer, con quien cenamos la última noche, bajo las estrellas, frente al mar, a la luz de una vela y disfrutando de una rica cerveza. Al otro día, bien temprano como indicaba la marea, volvimos a la aldea de Tandanhange, pero esta vez, la marea estaba alta y llegamos a la orilla sin problema.

 

En el próximo post… Ibo, una isla en blanco y en negro.

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi
Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

16 thoughts on “Parque Nacional Quirimbas, donde el turquesa nos encandiló

  1. Espectacular!!! Quiero hacer ese viaje.
    EL problema siempre es el presupuesto. Cuando fuiste donde te quedaste? Pasaste la noche en varias islas?
    Comentas que en la isla de Matemo hay también alojamiento económico, podrías decirme como puedo buscarlo?

    Gracias!

    • Hola Patricia!
      Nosotros pasamos la noche en la isla del Ibo, que es donde hay más posibilidades económicas, tanto para dormir como para comer. Por ejemplo, cuando fuimos estaban por inaugurar un camping. Nosotros estuvimos en la casa de un cuidador del parque nacional.
      No hay información sobre los alojamientos económicos en Matemo, porque es cuestión de ir y buscarlo allá, ya que suelen ser lugares muy precarios que ofrece la gente local. Pero como es un destino que crece permanentemente, a lo mejor si vas ahora los encontrás. Te recomiendo que vayas primero a Ibo y, desde allí, hables con alguno de los pescadores para que te cruce a las islas, averigues y decidas dónde pasar las demás noches. Suerte y buen viaje!

  2. Y que sofrito con la lula! Que grandes 24h! Thanks for the boatride! Oye, tengo unas fotos donde salís que os gustarian, dropbox?

    • Hola!!!
      Qué lindo leerte! Esperamos que estés muy bien! Qué lindo la pasamos en Ibo!!
      Pasa las fotos por mail! Se puede?
      besos!

  3. lejos la mejor foto es la de la canoa en el agua,q belleza chicos,q envidia sana dios !!!,y opino lo q dice chetoba,q gente rica por favor,dejo todo y me voy a esa isla,seguro vivo 120 años !!!

  4. Aldana y Dino;

    Óptimo trabalho. Esperamos que voltem mais vezes detalhando as maravilhas do Parque Nacional das Quirimbas. Ainda existem mais maravilhas e belezas naturais na zona terrestre havendo possibilidade de observar montes ilhas.

    Sem comentários. Adorei visitar o blog de Magia en el Camino.

    Abraços e sucessos.

    Eusébio
    Moçambique – Pemba

  5. la pucha, seguramente en otra vida fui negro y viví por ahi, yo voy a un lugar de esos y no vuelvo más. El agua increible, quiero ir, aunque es así el agua en Yucatán Mexico esos barcos de madera me pueden, viviría pescando. Pensar que algunos consideran que ésa gente es pobre!! Pobre el imbécil que se cree con poder de comprar una isla por ser de la farándula internacional. CAMBIO TODO LO QUE TENGO por una canoa y un ranchito de paja en ésa playa. El canje incluye mi nuevo Samsung Galaxy que sirve para subir fotos a twitter o instagram al instante, QUE PELOTUDOOOOOOOOO

  6. Hermosoooooooo!! hay una foto que van en una canoa y se ve la sombra que se proyecta por debajo del agua, es tan cristalina el agua que es perfecta la sombra! impresionante!! Eso si, de noche me acuesto con un palo al lado no vaya a ser que me aparezca un cangrejo loco jajaa!!!!!!!
    Saludossssss!

  7. Espectacular! Que lugar! En 2010 estuve por ir como una escapada de sudafrica, no lo hice, y ahora que veo esto me quiero matarrrr! Jajaj bueno, tengo excusa para volver!
    Increibles las fotos y el relato como siempre. Saludos a ambos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.