Un niño suelto en el Museo Guggenheim de Nueva York

Si la vienen leyendo a mi mamá, ya sabrán lo que piensa sobre que los museos también son para los niños (pueden ver la categoría Museos con y para niños) y habrán escuchado el consejo que siempre da: “antes de ir a un museo, miren la web oficial para ver si hay alguna actividad para la familia”. En Nueva York se tomó al pie de la letra su propio consejo y nos anotamos en una actividad familiar en el Museo Guggenheim de Nueva York.
Yo no sabía muy bien a dónde íbamos, pero ella me contó que es uno de los museos más importantes de la ciudad y que yo ya había estado en el Museo Guggenheim de Bilbao y lo había disfrutado mucho. Además, como para meterme en tema, me contó algunas curiosidades que leímos en la guía de Nueva York para pequeños viajeros, que forma parte de los libros de viaje para niños que tenemos en casa (y que nos trajimos al viaje). Entre ellas, me dijo que el edificio tardó 16 años en construirse y que muchos criticaron su forma y lo llamaron “sacacorchos”.
A mí la forma del edificio me encantó.
Y una de las primeras actividades que hicimos en el taller para chicos fue, justamente, observar las formas de la edificación y los materiales.

 

Primero tuvimos que mirar hacia el techo y, después, hacia el piso. Cada uno comentó las distintas formas que veía y los materiales con que, creíamos, estaba hecha la construcción. Cuando la guía nos dio vía libre para caminar por la planta baja para tocar y mirar, se me fue todo el sueño que tenía y me fui a hacer lo que me pidieron.
Cuando volví, nos fuimos a un rincón donde había lápices de colores, cintas, pegamento, alambres de colores y papeles. Con todo eso, teníamos que crear nuestra propia obra. Mi papá me ayudó un montón y creo que quedó algo muy lindo. Después, hicimos una puesta en común. Yo mucho no entendí, porque recién estoy aprendiendo algo de inglés, pero a veces no es necesario saber el idioma para comunicarse o entender lo que el otro nos está contando.


Cuando terminamos de mostrar nuestras producciones, nos fuimos a recorrer algunas de las muestras del museo. Primero fuimos a una sala donde jugamos con los sentidos, principalmente, con el oído. Pudimos escuchar distintos sonidos y relacionarlos con algunas obras. Después nos sentamos frente a una escultura y teníamos que decir a qué nos hacía recordar. Muchos nenes dijeron que se asemejaba a una foca o lobo marinos y estuvimos conversando sobre los animales. Por eso, en la actividad que nos propuso había distintos retazos de tela con formas de olas, de peces y de otros animales.
Nos pusimos a trabajar y quedaron trabajos muy lindos.

 

Yo quería ver un cuadro de Kandinsky que aparece en un libro que me regaló mi mamá y con el que me encanta jugar. Se llama Perdidos y Encontrados, de la editorial Arte a Babor. En una página tiene reproducciones de las obras de arte y, en la página enfrentada, actividades para hacer con esa obra, como encontrar objetos o identificar sus partes. Una de esas obras era de Kandinsky y, hace poco, estaba en este museo. No la encontramos, pero vimos otras que también me gustaron.

 

Si tienen la posibilidad de recorrer los museos en visitas para la familia, no dejen de hacerlo. Se los recomiendo yo, Tahiel.

Espero que les haya gustado mi experiencia y sigan mi columna. ¡Gracias por acompañarnos!

 

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama “Magia es Viajar” y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi
Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

Latest posts by Aldana Chiodi (see all)

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.