Senderismo con niños en el Refugio de Juanar, Málaga

Si estás buscando rutas de senderismo fáciles para hacer con niños cerca de Málaga, tenemos una muy buena opción: los miradores de la reserva natural Refugio de Juanar.

El Refugio de Juanar se ubica entre las localidades de Monda y Ojén, en la provincia de Málaga. En esta reserva hay muchas rutas de senderismo para hacer, pero estas dos que les menciono son súper fáciles para los peques. En el lugar también hay un hotel rural que se llama Refugio del Juanar, por eso, muchas veces lo van a confundir.

Pero vamos a lo que necesitan saber.

Cómo llegar al Refugio de Juanar

Para acceder al Refugio del Juanar, puedes hacerlo desde Marbella, vía Ojén dirección a Coín. O desde Málaga, pasando por Alhaurín el Grande y Monda. Si buscas en google maps, te va a decir exactamente cómo llegar, pero la desviación está en la ruta A-355 luego de la Venta Pula (si vienen desde el lado de Monda).

Una vez que se desvían donde indica el cartel (es un cartel grande que dice Refugio de Juanar en letras blancas sobre fondo marrón, el tipo de cartel que indica un lugar turístico), tienen que seguir la ruta hasta que llegan al ingreso del hotel (o, lo que es lo mismo, hasta que empiecen a ver una fila de autos estacionados). El camino es angosto y con curvas, con una gran belleza paisajística.

Intenten dejar el auto donde puedan, sin perturbar el paso.

Una vez que dejan el auto, tienen que seguir el camino a pie. Van a ver que suele haber autos estacionados bastantes metros sobre el camino, pero ustedes sigan hasta que vean una reja a partir de la cual solo se puede pasar a pie (es la de esta imagen que sigue).

Miradores en el Refugio de Juanar

Como les decía, hay varias rutas de senderismo para hacer en el Refugio de Juanar, pero el Mirador del Corso y el Mirador del Macho Montés son muy fáciles para los más peques.

Los caminos son muy sencillos, como ven en las primeras fotos, pero siempre los niños pueden optar por complicarlo un poco. Tahiel, nuestro peque, dice que quiere «más aventura», entonces se sube a las rocas, va por los caminos no tan lisos y se trepa a todos los montículos que ve.

Mirador del Corzo

Una vez que pasan esas rejas y caminan unos metros van a llegar a unos carteles que tienen una indicación para llegar al Mirador del Corzo. A partir de allí, son pocos metros y en un recorrido circular. El camino es ascenso, pero suave. Para la última parte, que es la más empinada, hay unos escalones. Por supuesto que los niños pueden ir por las rocas del costado.

Desde el mirador del Corzo se tienen unas muy bellas vistas del entorno natural de Ojén.

 

Mirador del Macho Montés

Cuando regresan al punto de inicio, siguen por el camino más ancho y, luego de pasar varios árboles de moras, castañas y olivares (que si es la época pueden recoger con los niños), llegan al mirador del Macho Montés.

Hacia la izquierda del camino principal, sale una subida hasta la escultura de la cabra montés. Pueden subir hasta allí también. Tanto desde arriba como desde de abajo se llega a ver el mar. Nosotros subimos y aprovechamos que no había nadie para comer unos bocadillos que habíamos llevado.

 

Cuando me preguntas cuánto tiempo demoran los senderos siempre respondo lo mismo: si haces senderimos con niños, los tiempos pueden ser muy distintos a los que estás acostumbrada sin ellos. En este caso, si bien los caminos son cortos, podemos tardar mucho si nos detenemos a jugar con las flores y plantas, si observamos los árboles, si recolectamos moras o castañas o si hacemos una parada para comer. Lo importante es que toda la familia pueda conectar con la naturaleza.

 

Mirador de la Cruz de Juanar 

Si bien nosotros todavía no fuimos, porque ese día llegamos tarde, ya nos reservamos para la próxima seguir el camino hasta el mirador de la Cruz de Juanar. Es una ruta más larga, y algo más complicada, que se desvía hacia la derecha en una bifurcación del camino que va hacia el mirador del Macho Montés.

Van a encontrar un cartel y un camino marcado con piedras blancas, que les indica por donde seguir.

 

Consejos generales para senderismo con niños en el Refugio del Juanar

  • Pueden llevar algunos bocadillos, fruta o algo de comida que suelan llevar en estos casos, para comer en el camino o pueden hacerlo en el área recreativa Llanos de Pula, que se ubica al costado de la Venta Pula. Es una zona boscosa, con mesas y bancos, ideal para las familias y grupos de amigos.
  • En el lugar se van a encontrar con árboles de moras, de castañas y de aceitunas, una buena idea es recolectar algunos de estos productos.
  • Si van temprano, tienen más posibilidades de dejar el auto en un buen lugar. Igual, nosotros fuimos al mediodía y ya muchos se estaban yendo.
  • Recuerden que suele no haber señal de celular. Lo cual es muy bueno para conectar con la naturaleza.

 

¿Te resultó útil esta información para hacer senderismo con niños en el Refugio de Juanar? Si tienes algo más para sumar, no dejes de agregarlo en los comentarios, así otros lectores pueden verlo. ¡Gracias!

 

¿Te gustó el post? Te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama «Magia es Viajar» y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa.
Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Aldana Chiodi
Seguime en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.