Esquiar por primera vez en Ushuaia

Si tenés ganas de esquiar por primera vez o pasar un muy buen momento familiar en la nieve y estás en Ushuaia, te recomendamos conocer la Escuela de Esquí Ushuaia, al pie del glaciar Martial. Tuvimos una de las mejores experiencias en nuestro último viaje a Ushuaia y por eso la compartimos en este artículo.

 

Llegamos a la Escuela de Esquí Ushuaia en un taxi desde la ciudad, después de recorrer 7 kilómetros por un camino algo zigzagueante, que nos encantó. Por eso, a la vuelta decidimos volver caminando por la ruta y apreciar la belleza del paisaje. Como fuimos en invierno, los caminos de senderismo en la montaña están cerrados, pero si van en verano, pueden bajar por esos caminos, que están señalizados.

Si querés alquilar auto en Ushuaia, no dejes de consultar los precios en el siguiente banner:

 

La Escuela de Esquí Ushuaia se ubica justo donde termina el camino. Ahí hay un lugar para estacionar los autos y para que los pasajeros desciendan. A la izquierda del camino van a ver la pista y la cabaña donde se alquilan los equipos y se contratan las clases. A la derecha del camino van a ver una casa de té. Nosotros no fuimos, pero se la veía tentadora.

Tahiel, nuestro peque, estaba entusiasmadísimo con su primera vez sobre el esquí. No veía la hora de ver de qué se trataba todo eso que veía en los dibujos animados o que leía en algunos libros de aventuras. Así que apenas nos bajamos del auto, ya estaba subiendo las escaleras hasta la cabaña. Cuando entramos nos recibieron con una sonrisa, fundamental si estás con niños y niñas, y nos indicaron cuáles eran los pasos a seguir. Les dijimos qué parte del equipo necesitábamos (alquilan todo, desde los esquíes, el casco y las botas, hasta los guantes y pantalones), y el tiempo de clase que íbamos a tomar. En general, es una hora de clase y después podes quedarte en la pista hasta las 17, que es la hora del cierre.
Nos dieron un papel con las indicaciones del equipo y pasamos al espacio donde nos recibieron unos chicos y unas chicas para ayudarnos con el traje.

Al ser la primera vez que íbamos a esquiar, no teníamos ni idea de cómo se colocaban las botas ni los esquíes. Con mucha paciencia, nos ayudaron y explicaron todo. En unos pocos minutos estábamos listos para una gran experiencia en familia. Somos de la idea de que existen muchos motivos para viajar en familia, pero uno de ellos es la posibilidad de vivir experiencias distintas, juntos.
Tahiel aprendió cómo transportar los esquíes y se fue para la pista. Ahí nos esperaba Priscila, una genia que con toda la paciencia y profesionalidad posible nos explicó cada uno de los pasos para no matarnos en esta aventura. Tahiel en seguida entendió lo que ella dijo y la primera vez que se largó llegó lo más bien abajo y hasta frenó sin problemas. A mí me costó un poco más. No es que sea difícil, sino que hay que usar bien, y con fuerza, las piernas y, creo, que no es mi fuerte.
La clase estuvo súper dinámica y entretenida. Priscila le repetía las indicaciones a Tahiel con tranquilidad, mientras  se suponía que Tahiel la escuchaba. Yo creo que a veces los chicos simulan que no escuchan, pero en realidad están más atentos que nosotros, porque hizo todo lo que ella le dijo.

 

 

Después de bajar hay que subir para volver a «tirarse». Para eso, hay un sistema de cable con unas manijas, que uno tiene que agarrar, agacharse con los esquíes paralelos y dejarse llevar. Esta fue la parte que más le costó a Tahiel porque se le resbalaban los esquíes. Pero siempre hubo alguien que lo ayudó a pararse y a seguir.

Después de estar un rato en la pista no queríamos dejar de hacer culipatín, así que devolvimos los equipos de esquí, nos quedamos con la ropa para la nieve y nos fuimos a hacer culipatín. Fue muy divertido. Lo que más cuesta es subir, pero después la bajada es tan divertida que vale la pena. «Ma, yo en vez de culipatín hago espaldapatín, porque siempre me caigo»; me decía Tahiel matándose de risa.

 


Después de subir y bajar varias veces, dejamos todo en la casa de madera y decidimos bajar a pie. Tahiel jugaba con la nieve del costado del camino y nosotros nos deleitábamos con los paisajes.

 

Creo que con nuestros hijos se produce un efecto de transferencia inevitable. Cuando ellos están felices, nosotros estamos felices. Por eso, verle la cara de alegría y de emoción a Tahiel nos llenó de alegría a nosotros. Fue una de esas experiencias que no vamos a olvidar y que les recomendamos. Si andan por Ushuaia y quieren esquiar por primera vez, no dejen de darse una vuelta por acá. Gracias a los chicos y chicas de Escuela de Esquí Ushuaia por hacernos sentir tan bien. ¡Esperamos volver pronto!

Información práctica

La dirección de la Escuela de Esquí Ushuaia es Luis Fernando Martial 3553.

El horario es de 10 a 17, pero las clases se da desde las 10.15 hasta las 16.30.

Hay clases individuales y grupales (hasta 8 personas). El precio baja si son más personas. Las tarifas para las clases pueden verlas en la web.

También hay clases de snowboard.

Para ponerse en contacto con la escuela, ver las tarifas actuales y los horarios no dejen de visitar la web de la escuela.

¿Querés contratar alguna excursión o paseo en Ushuaia? No dejes de clickear en «Ver cosas que hacer» y enterate de todo lo que podés disfrutar en tan bello lugar.

Dónde dormir en Ushuaia

¿Ya tenés alojamiento en Ushuaia? Nosotros nos alojamos en Via Rondine. El lugar es muy cálido y te ayudan mucho con todo lo que necesitás. Está a mitad de camino entre el centro y el aeropuerto. No tiene restaurante, pero podes comprar comida y llevarla al comedor. Pero si querés buscar otras opciones, podés hacerlo con el siguiente cuadro de búsqueda. Si reservás desde este cuadro, a vos te sale lo mismo y a nosotros nos ayudas con una pequeña comisión que nos dan. ¡Gracias!



Booking.com


¿Te gustó el post? ¿Te fue útil la información? Si así fue, te invitamos a compartirlo y a sumarte con un Me Gusta en la página de facebook de Magia en el Camino. También te esperamos en twitter acá y en Instagram acá. Gracias!

¿Ya conocés nuestro libro de viajes? Se llama «Magia es Viajar» y cuenta nuestras vivencias por Asia, África, América y Europa. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir con todo lo que implica Magia en el Camino. Para sumarte hacé click aquí.

Seguime en:

Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida.
Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá.
También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.
Aldana Chiodi
Seguime en:

About Aldana Chiodi

Los papeles dicen que soy geógrafa social (profesora), periodista y editora, pero me identifico más con ser viajera, escritora y aprendíz de fotógrafa de viajes. Me encanta viajar, escribir, fotografiar, conocer y compartir otras culturas, llevar magia y arrancar sonrisas por el mundo y la nueva vida que elegí junto con mi compañero y amor: La libertad es un viaje de ida. Si querés saber más sobre mi historia podés leer acá. También podés visitar mi blog personal o sumarte a las redes sociales.

2 thoughts on “Esquiar por primera vez en Ushuaia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.